• Compártelo en Facebook
arriba
Me gusta
1487
64
0

El tobillo es una estructura formada por múltiples articulaciones, ya que tiene que dar una doble función; por un lado, debe aportar estabilidad y una buena base de apoyo para el cuerpo a pesar de ser una estructura pequeña, por otro lado también tiene que aportar movilidad para así poder adaptarse a las irregularidades del terreno. Por estas razones, es una estructura que cuenta con muchos ligamentos que son susceptibles de dañarse y de sufrir patologías.

ESGUINCE DE LIGAMENTO LATERAL EXTERNO 

Es el típico “esguince o torcedura de tobillo”. Casi siempre como consecuencia de una lesión en inversión con la planta del pie hacia adentro, el pie se apoya en el borde externo. La lesión o rotura del ligamento puede ser completa o incompleta.

Síntomas

El tobillo es doloroso, acentuándose más el dolor con la palpación. Hay tumefacción en la zona anteroinferior del maleolo (saliente óseo) externo. Si hay rotura del ligamento la tumefacción es mayor y la articulación es inestable

Diagnóstico

Se necesita radiología para diferenciar el esguince simple de una fractura no desplazada del peroné y, si la estabilidad del tobillo es dudosa, están indicadas las radiografías forzadas con anestesia para descartar la rotura completa del ligamento lateral externo.

Tratamiento

Los esguinces de ligamento lateral externa sólo requieren vendaje elástico para proporcionar sujeción externa durante 3 semanas. Se permite la carga inmediatamente.

Si hay rotura del ligamento hay que inmovilizar con una botina de yeso en el pie y tobillo en eversión y valgo durante 8 semanas. No existen pruebas de que la reparación quirúrgica ofrezca ventajas sobre el tratamiento conservador.

ESGUINCE DEL LIGAMENTO LATERAL INTERNO 

Son muy infrecuentes y se suelen producir por traumatismo indirecto. Si el paciente refiere dolor en esa zona deben realizarse las exploraciones físicas y radiológicas oportunas para descartar lesiones adicionales. Si hay rotura hay un desplazamiento lateral del astrágalo que se traduce en un ensanchamiento de más de cuatro milímetros del espacio claro medial en las radiografías y su tratamiento va a ser el mismo que en el caso del esguince de ligamento lateral interno.

ROTURA COMPLETA DEL TENDÓN DE AQUILES 

La flexión pasiva súbita del tobillo resistida por una contracción potente de los gemelos en un adulto provoca la rotura del Tendón de Aquiles. Suelen ser consecuencia de actividades deportivas intensas, pero también pueden ser espontáneas. Las infiltraciones intratendinosas previas de corticoides producen alteraciones degenerativas locales que predisponen la rotura.

Síntomas.

El paciente nota dolor intenso y no puede caminar de puntillas si la rotura es incompleta. En la exploración hay una depresión en el tendón de unos 5 cm cerca de su inserción. Al comprimir los gemelos no hay flexión plantar (signo de Thompson).

Tratamiento.

Anteriormente, se utilizaba un tratamiento conservador con inmovilización prolongada en equino (con la aplicación de un ligero tacón), pero los resultados quirúrgicos han dado resultados claramente superiores.

La cirugía consiste en aproximar los bordes. Hay que limpiar el foco de restos de tejidos estropeado para reconstruir la forma anatómica del tendón con tejidos que tengan posibilidades de pervivencia.

El tratamiento ortopédico consiste en una inmovilización fija sin apoyo durante tres semanas y una ortesis con apoyo del pie otras tres. Al principio se colocan unas taloneras para conservar un leve equino. Cuando llegue sin dificultad a los 90º de flexión dorsal del pie, se retiran las taloneras.

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar