Lesión de hombro: Tendinitis del supraespinoso. ¿Qué es? Causas, ejercicios y tratamiento

Publicidad
Lesión de hombro: Tendinitis del supraespinoso. ¿Qué es? Causas, ejercicios y tratamiento
Promedio: 3.3 (39 votos)
251766
689
97
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Este artículo no pretende ser otra cosa que una guía para toda aquella persona que padezca dolor en el hombro producido por una tendinitis o tendinopatía del tendón del supraespinoso.

Te recomendamos leer el siguiente artículo: Tratamiento de la tendinitis del supraespinoso con ejercicios, auto-masajes y estiramientos

Aunque el título de este artículo nombre al tendón del supraespinoso por ser la estructura que más se ve afectada en el hombro, es importante recalcar que el hombro es un complejo articular que desempeña muchos movimientos, por lo que es normal que haya una afectación global de la biomecánica articular, afectando a más estructuras adyacentes al tendón del supraespinoso (manguito de los rotadores), como sucede en el síndrome subacromial o impingement del hombro. Empezamos por el principio.

¿Qué es el músculo supraespinoso y cuáles son sus características?

El músculo supraespinoso forma parte del manguito de los rotadores. Se encuentra ubicado en la zona posterosuperior de la espalda.

  • Origen: Este músculo se origina en la fosa supraespinosa de la escápula (el hueso que conocemos como “paletilla").
  • Inserción: Se inserta en la tuberosidad mayor del húmero (también llamada troquiter).
  • Inervación: Se encuentra inervado por el nervio subaescapular
  • Vascularización: Está irrigado por la arteria subaescapular

La función de este músculo es ser estabilizador del hombro y comenzar el movimiento de abducción, trabaja en los primeros grados (0- 30°), después de estos grados otros músculos se encargan del movimiento.

El tendón del músculo supraespinoso tiene la característica de que pasa por debajo del acromion de la escápula. Esto lo hace sensible a un pinzamiento (te lo explicaremos más adelante)

supraespinoso-origen-inserción-dolor-tratamiento-tendinitis-pinzamiento

¿Qué es la tendinitis o tendinopatía del supraespinoso, síndrome subacromial o impingement?

El hombro es una de las articulaciones que más lesiones de carácter tendinoso(1) desarrolla, sobre todo porque requiere de movilidad en todas las direcciones, además de fuerza y estabilidad para poder llevar a cabo las actividades en las que se ve involucrado. Por eso, no es de extrañar que la patología del manguito de los rotadores y en particular la tendinopatía del tendón del supraespinoso sea uno de los síndromes dolorosos más frecuentes en el ser humano.

El término “tendinitis”, aunque muy extendido, está recientemente desechado por la comunidad médico-científicia, ya que se ha comprobado que el tendón en sí mismo no se inflama, sino que lo hacen las estructuras que lo rodean, por eso sería más correcto denominarlo tendinopatía.

¿Por qué se rompe el supraespinoso? Explicación fisiopatológica de la lesión del tendón del supraespinoso.

Dentro de las patologías tendinosas de hombro, la tendinopatía del supraespinoso(2) es la más frecuente con diferencia. Como sabemos, éste tendón es particularmente susceptible a desarrollar lesiones por su disposición anatómica, ya que se encuentra emparedado en un espacio conformado en su parte inferior por la cabeza humeral y en su parte superior por una bóveda formada por el suelo del acromión y el ligamento coraco-acromial que conforman en su conjunto un espacio llamado "espacio subacromial". Este tendón discurre por dicho espacio insertándose en polo superior de troquiter humeral.

Una alteración de la biomecánica articular normal del hombro por diversos factores como alteraciones posturales, factores traumáticos o de sobre-uso, calcificaciones o alteraciones del correcto equilibrio muscular del hombro puede provocar que se altere el espacio subacromial generando un cizallamiento y fricción con la consecuente alteración del tendinosa.

¿Qué es el síndrome subacromial?

Para comprender exactamente las causas y la fisiopatología de esta lesión, hay que entender qué es el espacio subacromial. Observe la siguiente imagen:

supraespinoso-dolor-rotura-tendón-tratamiento-hombro

Como veis, el tendón del supraespinoso está alojado entre la cabeza del húmero (se inserta en el tubérculo mayor del húmero) y la bóveda coraco-acromial compuesta por la tuberosidad acromial de la escápula y el ligamento acromio-clavicular. Dicho espacio, por diferentes motivos se ve reducido y, como consecuencia, aumenta la fricción y el desgaste que desencadenan las lesiones tendinosas del supraespinoso que posteriormente afectan a otras estructuras adyacentes como la bursa subacromial; generando un cuadro clínico doloroso que afecta ya no sólo al tendón del supraespinoso y que se denomina síndrome subacromial.

¿Qué es la tendinitis de hombro o supraespinoso y cuáles son sus síntomas y causas?

En el siguiente vídeo te explicamos un poco mejor cómo se configura el complejo del hombro y entender de manera gráfica acerca de las fases de afectación del síndrome subacromial:

¿Qué factores influyen en la aparición de los problemas tendinosos de hombro?

La etiología de esta lesión es muy variada y multifactorial. No hay una causa concreta que vaya a determinar la aparición de la misma, sino que serán una consecución y agrupación de factores los que acaben desencadenando la lesión.

Factores biomecánicos y posturales

Como hemos comentado la causa principal de esta dolencia, es la reducción significativa del espacio subacromial y por lo tanto, se genera el denominado impingement articular donde el supraespinoso se ve comprometido, generando los signos y síntomas antes descritos. Pero, ¿por qué se produce ese estrechamiento del espacio subacromial? Aquí es donde el fisioterapeuta debe explorar la postura y la biomecánica de la escápula así como las alteraciones en el ritmo escápulo-humeral para intentar restablecer la correcta función del complejo articular del hombro.

Edad, artrosis y degeneración articular previa

Como en la gran mayoría de alteraciones músculo-esqueléticas que tratamos, el envejecimiento, la deshidratación, la pérdida de flexibilidad de los tejidos tendinosos y articulares, así como los micro traumatismos acumulados en el tiempo, hacen que aumente la predisposición a padecer problemas tendinosos, sin ser en mi opinión el factor determinante, ya que como veremos, hay otras muchas causas sobre las que sí podemos actuar como veremos posteriormente.

Factores genéticos o hereditarios

En ocasiones la forma de la tuberosidad acromial puede ser excesivamente prominente y favorecer el roce con el tendón del músculo supraespinoso.

Factores metabólicos

Un mal riego sanguíneo de la zona y acumulo de tóxicos micro-cristalizados pueden favorecer la inflamación de los tejidos de esta articulación. Esto puede estar provocado por estrés y una incorrecta alimentación donde se abusa de carnes rojas y embutidos, lácteos, dulces...

Otras alteraciones fuera del foco lesional

Como sabemos el complejo articular del hombro está altamente influenciado por otras partes adyacentes del cuerpo que pueden ser un factor que precipite la patología en la articulación, las partes a las que debemos prestar especial atención son la columna vertebral cervical y dorsal.

Especialmente si observamos contracturas, dolor, rigidez previos a la patología de hombro, en ese caso el fisioterapeuta deberá, como veremos en el apartado de tratamiento focalizar parte del tratamiento en esas zonas corporales.

Fases de afectación del síndrome subacromial

El síndrome subacromial se da por fases.

Fase: Edema e inflamación del tendón supraespinoso

Se trata de una lesión reversible que cursa con dolor en la cara anterior y lateral del hombro, y aumenta por la noche. Se observa tendinopatía o tendinitis de uno o varios tendones del manguito rotador del hombro, siendo el tendón del músculo supraespinoso el más afectado desde un principio. Hay dolor a la palpación sobre el tendón del supraespinoso y sobre el acromion. Existe un arco doloroso entre los 60-120º de abducción, en estos casos no hay un engrosamiento ni se observan signos de rotura en las pruebas radiológicas.

Fase: Fibrosis y engrosamiento

En ésta fase podemos encontrar la bolsa serosa subacromial engrosada, que aumenta la compresión del manguito de los rotadores y disminuye su índice de fricción con el techo acromial (bóveda formada por el suelo de acromion y el ligamento coraco-acromial). Encontramos crepitación, limitación de la movilidad e indicios de microroturas del manguito fibroso. El dolor más intenso que se manifiesta es fundamentalmente por la noche, pero puede aparecer durante el día de manera esporádica y condicionada por movimientos de elevación y abducción del hombro.

Fase: Rotura parcial o total de uno varios músculos del manguito rotador

En esa fase se encuentran roturas parciales del manguito de los rotadores. Se observa a nivel radiológico un desgarro parcial o total de alguna de las partes que conforman el manguito rotador, siendo generalmente el más afectado el tendón del supraespinoso (el tendón más comúnmente afectado dentro de este complejo tendinoso). Se distinguen dos roturas: agudas y crónicas.

supraespinoso-dolor-rotura-tendón-tratamiento-hombro

Las roturas agudas se producen por un trauma (como una caída sobre el hombro) o levantar un peso concreto. Estas roturas son repentinas, vienen precedidas por un dolor agudo, intenso y persistente y no tienen por qué estar precedidas por una tendinopatía previa ni por las fases anteriores.

La roturas crónicas o de lenta evolución son micro roturas que se van generando con el paso del tiempo y que van desgarrando poco a poco; suele venir precedidas de dolor crónico que el paciente va tolerando con analgésicos y anti-inflamatorios. En ambos casos al palpar el troquíter existirá dolor y el paciente sentirá debilidad o impotencia al flexionar o abducir el hombro. Las roturas crónicas se producen por la degeneración y micro-traumatismos del manguito.

Síntomas más característicos de la tendinitis o tendinopatía del supraespinoso

El dolor de la tendinopatía del supraespinoso suele aparecer en la articulación del hombro como un dolor sordo y difuso en la cara anterior y lateral del hombro que se hace mucho más agudo cuando elevamos el hombro.

En muchas ocasiones suele haber dolor irradiado por la cara lateral del brazo hasta el codo. También es muy frecuente que haya dolor y molestias en la musculatura del cuello y la columna cervical del lado del hombro afectado. El debut del dolor en la tendinopatía del supraespinoso puede estar relacionado con un trabajo continuado con el brazo levantado y componentes de rotación, como el que se podría dar al atornillar un tornillo que está por encima de la cabeza.

¿Cómo se diagnostica la tendinitis o tendinopatía del supraespinoso?

Para el diagnóstico de la tendinopatía del supraespinoso se utilizan los siguientes métodos diagnósticos:

Examen de la postura y de la columna vertebral y pruebas de exploración de la movilidad

Sabemos que la región anatómica del hombro está influida por muchas articulaciones; la cintura escapular, así como la articulación glenohumeral forman parte de un complejo articular que funciona al unísono para dotar de movimiento a la extremidad superior.

Es fundamental examinar el correcto funcionamiento de las diferentes articulaciones que lo componen, ya que en la mayoría de casos de tendinopatías en esta región se ve alterado el denominado ritmo escapohumeral, bien por la influencia de una postura incorrecta o bien por alteraciones musculares que alteran la posición de la cabeza humeral en la cavidad glenoidea.

Exploración palpatoria

Es importante que el fisioterapeuta realice un examen palpatorio para determinar las diferentes estructuras que se pueden ver comprometidas. Lo primero que se realiza es la palpación de la inserción del tendón supraespinoso, para comprobar que efectivamente la zona inserción es dolorosa a la palpación. También será importante que se realice un examen de la musculatura para encontrar puntos gatillo asociados que deberemos tratar. La postura para evidenciar el tendón y palparlo adecuadamente es realizando una rotación interna del hombro, como si se fuera a realizar el gesto de desabrocharse el sujetador echando el brazo hacia atrás y situando los dedos justo en la parte inferior del hueso acromion del hombro.

Pruebas ortopédicas

Los fisioterapeutas disponemos de una amplia gama de maniobras exploratorias encaminadas a disminuir el espacio subacromial y a comprometer controladamente el tendón para encontrar y reproducir los síntomas dolorosos. Dichas posiciones suelen ir dirigidas hacia una elevación y flexión del brazo unidos a movimientos de rotación, por ejemplo llevarse la mano a la espalda, o llevar la mano al hombro contrario. Si aumenta el dolor durante la maniobra entonces estamos ante un signo positivo, que nos hace sospechar de patología del supraespinoso.

Diversas pruebas de imagen (fundamentalmente ecografía y resonancia magnética)

Una vez realizadas las pruebas ortopédicas y palpatorias es importante realizar pruebas de imagen para determinar con mayor exactitud el alcance de la lesión. Para ello, una radiografía simple y una ecografía se hacen indispensables. Con la radiografía podremos descartar las frecuentes calcificaciones en la zonas de inserción del tendón que suelen acompañar a esta lesión, mediante la ecografía se podrán valorar las estructura blandas del tendón del supraespinoso u otros tendones adyacentes así como de las bursas.

En caso de no verse claro con las pruebas mencionadas y necesitar un detalle diagnóstico mucho más avanzado, la resonancia magnética será la prueba más indicada.

Es importante indicar que como norma general, cuando hay lesiones de este tendón, también se ven afectadas otras estructuras adyacentes. Es frecuente que junto al supraespinoso aparezcan otros tendones del manguito de los rotadores afectados, así como la bursa subacromial que se encuentra interpuesta entre el acromion y el tendón del supraespinoso. Cuando esto ocurre, se suele hablar de un síndrome subacromial, que es un conjunto de signos y de síntomas que indican que las estructuras que se encuentran en el espacio subacromial están afectadas en un grado u en otro.

Debemos realizar un diagnóstico diferencial para comprobar que no se trata de una patología que no sea propia de la tendinopatía del supraespinoso, o que además de esta patología exista un problema propio del tendón de la cabeza larga del bíceps (tendinopatía del tendón del bíceps braquial) o un proceso inflamatorio de la propia cápsula articular que recubre la articulación glenohumeral llamado capsulitis retráctil u hombro congelado. También es importante señalar que existen dolores que, si bien se localizan en el brazo, tienen su causa en otras zonas que refleja su dolor en el hombro.

El caso más típico son las lesiones a nivel cervical que pueden dar dolor referido a esta zona (ver: Dolor de hombro de origen cervical).

Tratamiento de fisioterapia de la tendinopatía del supraespinoso

Existen 2 tratamientos para la tendinopatía del supraespinoso(3): el conservador y la terapia manual y física.

Tratamiento fisioterapéutico conservador de la tendinopatía del supraespinoso

Después de realizar un correcto diagnóstico de la tendinitis del supraespinoso debemos dar paso al tratamiento fisioterapéutico, que está basado principalmente en restablecer la correcta biomecánica articular para devolver la movilidad correcta a la articulación y tratar los tejidos tendinosos y periarticulares que se han visto dañados.

Terapia física y manual localizada en la zona

Disponemos de una gran batería de técnicas que nos permiten influir directamente sobre el tendón dañado para devolverle las características mecánicas tisulares previas, sobre los músculos que mueven la articulación del hombro, dentro de ellos podemos resaltar la punción seca, la fibrólisis diacutánea, terapia manual, ejercicios neurodinámicos, estiramientos musculares, kinesiotaping y otras alternativas terapéuticas, que combinadas de la manera correcta, son una poderosa herramienta terapéutica del fisioterapeuta.

De todas ellas quiero resaltar las diferentes técnicas de la terapia manual que puede aplicar el fisioterapeuta y que son la parte más característica de nuestra profesión. Diversas técnicas de terapia manual, como; masaje transverso profundo de tipo Cyriax, descontracturante, manipulación articular, movilización dirigida, irán encaminadas a tratar en su conjunto la musculatura del manguito de los rotadores así como aquellos músculos que desempeñan una función de estabilización de la cabeza humeral en la cavidad glenoidea (bíceps braquial) y sobre aquellas que influyen en la escápula (romboides mayor y menor, angular de la escápula y pectoral menor, redondo mayor, dorsal ancho, serrato anterior y trapecio).

¿Qué ejercicios puedo realizar para mejorar la movilidad articular de mi hombro?

Los ejercicios para este tipo de tendinitis que recomiendo deben ser realizados bajo supervisión de un fisioterapeuta, ya que si bien estos pueden significar una guía con la que orientaros es importante que un fisioterapeuta os indique personalmente cómo realizarlos y cuáles de ellos son los más indicados para vuestro caso concreto. Cada caso es distinto, tiene sus peculiaridades y por lo tanto debe ser abordado individualizadamente. Los podemos dividir en:

Ejercicios pendulares para el dolor y rehabilitación de hombro

En este vídeo os enseño a realizar un ejercicio de relajación llamado ejercicio pendular, para la tendinitis de hombro. Están indicados para intentar aumentar el espacio subacromial y poder así disminuir la compresión del tendón del supraespinoso:

Ejercicio de movilidad articular

En muchas ocasiones estos ejercicios vienen acompañados de la pérdida de movilidad y por eso, os dejo otro ilustrativo vídeo que he grabado donde podréis visualizar los ejercicios que recomiendo para mejorar la movilidad del hombro con una herramienta: un palo.

Ejercicio de reprogramación para manguito de los rotadores

Estos ejercicios os servirán para fortalecer en concreto los rotadores externos que son los que se ven más perjudicados por los efectos de la atrofia muscular, además ayudarán a posicionar más correctamente a la cabeza humeral dentro de la cavidad glenoidea:

Estiramientos para la articulación del hombro

Los estiramientos se utilizan para mantener los rangos articulares normales. En el hombro, sobre todo en la parte anterior, los músculos se retraen y pierden su movilidad articular, generando problemas en la articulación como el síndrome subacromial. Los siguientess ejercicios son imprescindibles para estirar y mantener los rangos de movimiento articular del supraespinoso y de otros músculos hombro:

Ejercicio neurodinámico para el dolor de hombro.

Es muy importante realizar estos dos ejercicios que os describo a continuación y que servirán para flexibilizar la musculatura de la parte anterior del antebrazo, flexibilizar las estructuras neurales, con el objetivo de mejorar el equilibrio articular y favorecer la curación de la tendinitis del supraespinoso:

¿Cómo fortalecer el músculo supraespinoso?

Para lograr una satisfactoria recuperación de esta lesión debemos fortalecer al músculo supraespinoso.

Debemos recordar que el cuerpo siempre trabaja en grupo y que no hay un músculo que actué completamente solo. Por eso, los ejercicios que te presentaremos ahora trabajan toda la musculatura del miembro superior y no únicamente al músculo supraespinoso.

En este caso te traemos ejercicios con TheraBand (bandas elásticas con diferentes resistencias), pero no significa que esta sea la mejor o la única forma de ejercitar esta musculatura.

Aprende a tonificar y potenciar tus brazos y hombros con TheraBand


supraespinoso-dolor-rotura-tendón-tratamiento-hombro

Auto-masajes para el hombro para el tratamiento de la tendinitis de supraespinoso

Los auto-masajes son muy buenas herramientas para mejorar esta dolencia y os servirán para mejorar la circulación en la zona.

Tendinitis del supraespinoso y manguito rotador. Auto-Masaje para su tratamiento

Los automasajes sirven de mucha ayuda, no sólo para la disminución del dolor en cualquier patología, sino además para relajar los músculos y disminuir el aumento del tono que puede desequilibrar la articulación y general el síndrome subacromial o impigement de hombro. En éste video te explicamos cómo realizar el auto-masaje en el manguito de los rotadores para liberar su tensión:

Pectoral menor. Auto-masaje para soltar y relajar este músculo

El aumento del tono muscular del pectoral menor hace que la articulación del hombro se proyecte hacia la parte anterior, generando un desequilibrio articular. El desequilibrio articular a su vez provoca un trastorno conocido como síndrome subacromial, en donde el tendón del manguito de los rotadores roza constantemente con el techo del acromion y lo lesiona. Es imprescindible relajar y soltar el músculo pectoral menor ya que tiene mucha relación con los problemas tendinosos y articulares de la articulación del hombro:

Masaje general para el hombro. Tratamiento de tendinitis y otros problemas

Te explicamos cómo realizar el auto-masaje para la musculatura del hombro, trapecios, pectorales y dorsal ancho, muy útiles para mejorar los problemas de tendinitis:

Otros tratamientos para la tendinopatía del supraespinoso

Hay tratamientos más agresivos e invasivos, indicados cuando la terapia convencional no funciona.

Infiltraciones para la tendinitis en el hombro

Las infiltraciones con corticoides es una técnica terapéutica usada con demasiada frecuencia, sin realizar un correcto diagnóstico y sin realizar un tratamiento menos invasivo previo a ésta técnica:

Tendinitis de hombro o supraespinoso infiltraciones

¿Tu médico te ha prescrito infiltraciones de cortisona para tu patología del hombro? ¿Tienes idea de qué son éstas infiltraciones de cortisona y para qué sirven? ¿Sabes que las infiltraciones de cortisona en el hombro pueden fallar y por qué? Te explicamos en este vídeo en qué consisten las infiltraciones con cortisona, cuáles son sus efectos y por qué a veces no tienen muy buenos resultados:

 

Una tendinopatía del supraespinoso solo se opera cuando el tratamiento conservador no ha funcionado luego de varios meses de terapias y diferentes planes de tratamiento.

Si nada ha funcionado se procede a una artroscopia articular. Esta intervención quirúrgica es una herramienta terapéutica con más riesgos, pero más poderosa para casos rebeldes o muy avanzados y estructurados. La operación consiste en la eliminación del tejido inflamado o la bursitis, además de limar el gancho del acromion. Limando esta estructura el espacio de deslizamiento para el tendón del supraespinoso será mayor y se pueden evitar futuras lesiones.

Luego de la operación es vital recibir un tratamiento rehabilitador (fisioterapia) para una correcta recuperación

Fisioterapia invasiva: una alternativa para una lesión tan rebelde

La fisioterapia invasiva incluye un conjunto de técnicas en donde se requiere de una “invasión” al cuerpo. Es decir, necesitamos penetrar en los tejidos para poder llegar a la lesión y así aplicar un tratamiento. La fisioterapia en un principio no disponía de estas técnicas, sin embargo se ha demostrado que en determinadas patologías podemos incidir directamente en el tejido para generar efectos beneficiosos sobre los mismos él.

Una de estas técnicas de la fisioterapia invasiva es la EPI, siglas para Electrólisis Percutánea Intratisular. La Electrólisis Percutánea Intratisular fue inventada en los años 1960, por un doctor en fisioterapia español llamado José Manuel Sánchez. En un principio se utilizaba únicamente para las tendinopatías con una efectividad muy buena, e inclusive mejor que otros tratamientos de este tipo, aunque poco a poco se ha encontrado que puede actuar sobre otros tejidos (tejido muscular y ligamentoso por ejemplo).

Bases y fundamentos de la técnica EPI (Electrólisis Percutánea Intratisular)

Observa en el siguiente vídeo al Dr. José Manuel Sanchez, creador de la EPI, hablar sobre las bases fisiológicas (en otras palabras, cómo actúa) la EPI.

Esta técnica requiere de unas agujas especiales, las cuales se introducen en el tejido y se les aplica una corriente que rompe con el proceso de cicatrización para generar una buena reparación de los tejidos. La aguja no se coloca en cualquier parte del tejido, sino exactamente en la lesión gracias a la ecolocación (se utiliza un ecógrafo para ubicar exactamente la aguja en el tejido lesionado).

La EPI es un tratamiento excelente para la tendinitis del hombro. No sólo es segura para el paciente y para el terapeuta, sino que ha dado muy buenos resultados en todo tipo de pacientes: deportistas y no deportistas, adultos y adultos mayores, etc. Te recomendamos que consultes con un fisioterapeuta especialista en esta técnica.

¿Y si la tendinitis del supraespinoso se complica con una calcificación?

Las calcificaciones son depósitos de hidroxiapatita que precipitan en el tendón de tal manera que este se endurece e irritan los tejidos que rodean al tendón generando un dolor incapacitante y persistente.

La prueba de imagen más recomendable para el diagnóstico de una calcificación de hombro es, en primera instancia, una radiografía para determinar eventuales calcificaciones que se pueden dar en los tendones del manguito de los rotadores. Determinar la presencia de calcificaciones en la zona es importante ya que condicionará en gran medida la actuación del fisioterapeuta. Para estos casos una muy buena alternativa no invasiva son las ondas de choque.

Las ondas de choque están siendo ampliamente utilizadas para tratar tendinopatías con calcificaciones añadidas, es un gran aliado para combinarlas junto a la fisioterapia en estos casos.

Calcificación de hombro en manguito rotador. Signos radiológicos

Para terminar con el apartado de calcificaciones os dejo este vídeo en el que os explican cómo se diagnostica una calcificación en una radiografía:

Otras medidas complementarias que te pueden ayudar a prevenir y curar la tendinitis del supraespinoso

Para prevenir la tendinitis de hombro, además de evitar los movimientos repetitivos y excesivos en los que la articulación está en una posición de elevación (ejemplo: atornillar un tirafondo a una altura superior a nuestra cabeza en la que tenemos que mantener el brazo elevado y además debemos moverlo para realizar el movimiento de rotación del brazo al atornillar) y con componentes de rotación debemos evitar las actividades que soliciten excesivamente el trabajo con los hombros en elevación por delante del cuerpo, y especialmente si trabajamos por encima del hombro, de esta manera solicitamos el músculo supraespinoso y además también se sobrecarga el pectoral, lo que va a favorecer la alteración de las fuerzas del hombro.

Por último, como os he comentado anteriormente, hay otros factores que puede predisponer a padecer problemas tendinosos como son el estrés continuado, la mala alimentación, hábitos tóxicos… como norma general todas aquellas cosas que alteren el buen funcionamiento metabólico son susceptibles de influir en los problemas músculo-esqueléticos y por lo tanto, podemos desde el control y el conocimiento poner medidas para reducir estas influencias negativas y ayudar a nuestro organismo a enfrentares en mejores condiciones a un problema tendinoso. Personalmente doy especial relevancia a estas medidas dietético-nutricionales.

Tratamiento para la tendintis del supraespinoso del hombro derecho

Te explicamos en qué consiste el tratamiento para la tendinitis del supraespinoso del hombro derecho desde la medicina natural:

Tratamiento de la tendinitis del supraespinoso del hombro izquierdo

Te explicamos en qué consiste el tratamiento para la tendinitis del supraespinoso del hombro izquierdo desde la medicina natural:

Consejos para solucionar la lesión labrum de hombro

La lesión del labrum del hombro genera dolor intenso en el hombro (sin luxación). Aparece sobretodo en deportistas (lanzadores, escaladores) y trabajadores que requieran usar mucha fuerza. Una lesión del labrum del hombro se diagnostica a través de una resonancia nuclear magnética o una artro-RNM. Su tratamiento es por lo general fisioterapéutico, pero también existe el tratamiento quirúrgico si el tratamiento conservador no funciona. Toda esta información será ampliada en el vídeo a continuación.

Resumen acerca de la tendinopatía del supraespinoso

  • De las tendinopatías del hombro, sin duda la más frecuente es la tendinopatía del supraespinoso.
  • La tendinopatía del músculo supraespinoso hace referencia a la inflamación de las estructuras que lo rodean debido a su disposición anatómica.
  • El síntoma característico de la tendinopatía del supraespinoso es el dolor, acompañado de molestias de los músculos del cuello y columna cervical.
  • Para el tratamiento de la tendinopatía del músculo supraespinoso, es necesario que acudas a un fisioterapeuta que establezca un protocolo de tratamiento en donde se restaure la biomecánica correcta del hombro y a partir de allí se aborden los demás aspectos a tratar.
  • Para prevenir la tendinopatía del supraespinoso es importante evitar los movimientos repetitivos y excesivos de la articulación del hombro.

Referencias Bibliográficas

(1)ScienceDirect: Calcifying Tendinitis of Shoulder: A Concise Review

(2)ScienceDirect: Ultrasound guided Needling vs Radial Shockwave Therapy in calcific tendinitis of the shoulder: A prospective randomized trial

(3)Cochrane Library: Physiotherapy interventions for shoulder pain

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
Promedio: 3.3 (39 votos)

comentarios (97)

Comentario

Imagen de Pilar Mur
Pilar Mur

Hola, llevo más de un mes desde que comencé con dolor en el brazo izquierdo y hombro y tras repetidas visitas y esperas a la seguridad social, tres consultas a una fisio al comenzar con el dolor (entonces el médico no me indicó ecografía ni nada) al ir en aumento lo dejé, la semana pasada tras insistir en que por favor me realizaran una prueba diagnóstica detallada de la zona (pues la doctora de cabecera solamente me diagnosticó tendinitis palpando la zona, haciéndome mover el brazo), conseguí que me realizaran una ecografía en la que se indica, ECOGRAFÍA:

- Ligera hipertrofia sinovial acromion clavicular

- No se observan signos de rotura tendinosa aguda.

- Se observan signos de tendinitis del supraespinoso con presencia de edema.

- Signos de tendinitis del bicipital, con liquido laminar en la corredera en cotexto de tenosinovitis.

La doctora de cabecera su tratamiento fue hacerme infiltraciones que ayer mismo me puso, y me indica que regrese en un mes a repetirlas. Al referirle que por favor me derive a un especialista traumatólogo para tratar especificamente este diagnóstico, me indica que el traumatólogo me hará lo mismo que ella, que es ponerme infiltraciones y solamente me dice que regrese dentro de un mes a poner más infiltraciones.

Según el resultado de la ecografía que les describo, y la respuesta médica hasta ahora ¿creen que esto es lo adecuado?

Muchas gracias

Comentario

Imagen de sccm220268@hotmail.com
sccm220268@hotmail.com

Buenas Tardes,

 

Antes quisiera agradecerles por las recomendaciones y tiempo que dedican para ayudar a esclarecer e informar a quienes por una u otra causa presentamos algún tipo de lección.

Les expondré mi caso:

    La primera vez que mi médico de familia me comunicó que el dolor en el hombro derecho se trataba de una Tendinitis (año 2007), en esa ocasión la indicación fue Ibuprofeno 600 mg cada12 horas, los dolores continuaban y el diagnóstico era el mismo. A finales de año 2012, el dolor se había irradiado hacia el codo a tal punto que no era capaz de sostener una bolsa de supermercado con la mano derecha. En el 2013, nos trasladamos a otro país, en esta oportunidad el médico de familia solicita una ecografía, RX, en ellos reflejaban los problemas del manguito rotador, biceps, triceps, bursitis. Posteriormente, me remiten al ortopeda que en su primera evaluación mencionaba que había perdido en un 70% la movilidad del tren superior, soy remitida a fisoterapía, no recuerdo el número que asistí pero fueron más de 30, cuando regresaba de la fisioterapia, los dolores eran aun mayor, tal fue la situación que antes de ir tenía que tomar antiflamatorio via oral y local. No aprecie una mejora significativa, el médico opto por infiltrame en dos ocasiones, las molestías desaparecieron por 5 meses, para reaparecer con más fuerza, de noche se incrementaban, no conseguía en que posición colocar el brazo para que no sentir dolor. Tuve una segunda evaluación con otro Ortopeda, diagnostico : -Síndrome del manguito rotador derecho, - Tenosinovitis de cabeza larga del biceps, inicio tratamiento con Lirica, Ciclobenzaprida. En esta ocasión el tratamiento consistió: Biocirugía con ondas de choque, a los 3 meses y medio me hicieron una nueva RM con contraste,  el resultado: tenosinovitis crónica con degeneracion intralamelar de las fibras del tendon del musculo supraespinoso en su porcion intra articular. En la actualidad, los dolores continuan hacer recurrentes, el médico de familia con mi historial sólo me ha indicado fármacos, mi calidad de vida se a visto mermada muchos movimientos cotidianos como el levantar el brazo, circulares ( cuando limpio los cristales), laterales ( cuando plancho alguna camisa) cualquiera de ellos son causal de dolor, estos no se presentan solo en condición de reposo. Mi médico dice que tengo que aprender a vivir con ello por tratarse de una lesión crónica. Mi consulta es: Qué puedo hacer?

Gracias por el tiempo que me ha dedicado. Agradezco la orientación que pueda brindarme.

Reciba un cordial saludo.

 

 

 

   

Comentario

Avatar

Me gustaria conocer ejercicios cuando se presenta problemas del supraespinoso y pinzamiento del biceps del brazo izquierdo

Comentario

Avatar

Gracias un saludo

Comentario

Imagen de Mikel Junquera
Mikel Junquera

Hola,

Gracias a ti por seguir nuestra página.

Saludos.

Comentario

Avatar

Este es el informe,
Se practica estudio mediante ecografía de la estructura musculo-tendenosa del manguito rotador donde se observa una conservación estructural y morfológica del componente tendinoso del supra-infraespinoso y subescapular.
se aprecia una pequeña banda de liquido adyacente al tendón largo del bíceps a la altura de la corredera bicipital en relación a una tenosinovitis bicipital aguda.Esto es grave para una niña de 13 años?

Comentario

Imagen de Mikel Junquera
Mikel Junquera

Hola,

No es de preocuparse, pero la niña debe recibir fisioterapia para aliviar los síntomas de la tenosinovitis.

Saludos.

Comentario

Avatar

El traumatólogo le diagnostico tendinitis cual seria el mejor remedio a seguir gracias

Comentario

Imagen de Mikel Junquera
Mikel Junquera

Hola,

En ese caso sigue los consejos que te indicamos en el vídeo que te dejaré en este comentario. De igual forma mi recomendación es que vaya con un fisioterapeuta para que guie su recuperación.

Saludos.

Comentario

Avatar

Tengo una hija de 13 años que juega a tenis al sacar sintió un dolor en el hombro pero solo le duele al sacar en el momento del impacto de la raqueta con la pelota en ningún otro movimiento le duele a que puede ser debido.Gracias

Comentario

Imagen de Mikel Junquera
Mikel Junquera

Hola,

Te recomiendo que la lleves con un fisioterapeuta si vuelve a ocurrir. Lo mejor es que le hagan una evaluación para determinar la razón.

Saludos.

Comentario

Avatar

Excelente la información. En este momento tengo una tendinitis del hombro producto del exceso de trabajo y estrés. Me hizo mucho bien ver los vídeos, muchas gracias.
Desde Argentina un abrazo grande!!!

Comentario

Imagen de Mikel Junquera
Mikel Junquera

Hola,

¡Muchas gracias a ti por tu comentario! Siempre nos llena de alegría recibir comentarios como el tuyo. Esperamos que te recuperes pronto.

Saludos.

Comentario

Imagen de Alberto Sanchez
Alberto Sanchez

Buenas tardes tengo una tendinitis en el supraespinoso. Me hice una resonancia magnética. 

En la exploración practicada objetivamos articulación acromioclavicular normal. Reducción del espacio subacromial (5 mm) con el paciente en decúbito supino. Aumento de señal en T2 en la vertiente craneal del tendón del supraespinoso con presencia de fina lámina de líquido en bursa subacromiosubdeltoidea traduciendo la presencia de cambios inflamatorios. Tendones del infraespinoso y subescapular normales. Tendón de la porción larga del biceps normal. Cavidad glenoidea y labrum normales. Vientres musculares de volumen e intensidad de señal normal. Debo preocuparme...? Soy nadador habitual 

 

 

Comentario

Imagen de Mikel Junquera
Mikel Junquera

Hola,

No, tranquilo no es de preocuparse. Pero te recomiendo que vayas con fisioterapeuta para que te evalúe y cree un tratamiento acorde con tu caso.

Saludos.

Comentario

Imagen de Alejandro Frowein del Pino
Alejandro Frowein del Pino

Hola!! Primero deciros que me parece un articulo muy completo y que espero que con la ayuda de estos videos pueda mejorar mi dolor en el supraespinoso del hombro izquierdo. Mi lesión vino después de quizás forzar demasiado haciendo dominadas en barra. Ahora estoy practicando escalada en rocódromo y siento algo de molestias de nuevo. Si podéis aconsejarme os lo agradecería. 

Muchas gracias

Comentario

Imagen de Mikel Junquera
Mikel Junquera

Hola,

Gracias por tu comentario. Te recomiendo que vayas con fisioterapeuta para que te evalué y diseñe un plan de tratamiento acorde con tu caso.

Saludos.

Comentario

Avatar

Sencillamente.... EXCELENTE PUBLICACION....

Comentario

Imagen de Mikel Junquera
Mikel Junquera

Hola,

¡Muchas gracias por tu comentario! En Fisioterapiaonline trabajamos para brindarles siempre un contenido de calidad.

Saludos.

Hola,

¡Muchas gracias por tu comentario! En Fisioterapiaonline trabajamos para brindarles siempre un contenido de calidad.

Saludos.

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments