Mesoterapia Homeopática en el Aparato Locomotor

Publicidad
Mesoterapia Homeopática en el Aparato Locomotor
No hay votos
7382
146
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Hasta ahora la mayoría de la gente conocía la Mesoterapia como un tratamiento estético para ayudar a eliminar la “piel de naranja”, grasa localizada, etc.

En este arículo vamos a ayudar a dar otro enfoque de la Mesoterapia, el cual está dirigido hacia el tratamiento del dolor.

¿Qué es la Mesoterapia?

La Mesoterapia consiste en inyectar de forma subcutánea uno o varios medicamentos homeopáticos para conseguir un equilibrio biológico en nuestro cuerpo y ayudarle en el proceso de autocuración. Éste equilibrio es necesario para poder mejorar diferentes procesos del aparato locomotor.

¿Qué es la Homeopatía?

Según la RAE, la Homeopatía es un “Sistema curativo que aplica a las enfermedades, en dosis mínimas, las mismas sustancias que, en mayores cantidades, producirían al hombre sano síntomas iguales o parecidos a los que se trata de combatir”.

¿Qué tipo de sustancias se inyectan y qué son?

Se inyectan exclusivamente medicamentos homeopáticos.

Los medicamentos homeopáticos tienen su origen en el reino vegetal, mineral (sales minerales, metales) y animal (venenos, hormonas, tinta de sepia, etc.).

Estos medicamentos homeopáticos se pueden administrar, bien utilizando sólo uno o combinando varios de ellos para aumentar su acción. Por ejemplo para un esguince de tobillo se podría utilizar un medicamento antiinflamatorio y analgésico general y otro más específico para las articulaciones. Pero será el profesional el que decida qué tipo de tratamiento es el más adecuado utilizar en cada caso.

¿Qué beneficios tiene esta terapia?

Como se ha mencionado antes, la Homeopatía es una terapia natural, utiliza componentes minerales, vegetales y animales en unas concentraciones y disoluciones específicas para tratar de ayudar al cuerpo a autorregularse y equilibrarse.

No tiene toxicidad para nuestro organismo y no produce ningún tipo de efecto secundario como pudieran tener otro tipo de medicamentos químicos.

Reacciones secundarias a la terapia

Como reacciones secundarias podemos mencionar reacciones tales como enrojecimiento de la zona, ligero abultamiento de la piel (debido al líquido inyectado, que desaparece en un corto periodo de tiempo) y hematoma tras el pinchazo. Así mismo puede haber infecciones si no se tiene el cuidado necesario en el proceso de desinfección y tras el tratamiento.

Ejemplos de algunas patologías que se pueden tratar:

  • Distensiones y Roturas musculares
  • Fracturas (para ayudar en su consolidación)
  • Condromalacia rotuliana, rotura parcial/total menisco, gonartrosis.
  • Patologías de Columna: Hernias discales, contracturas
  • Epicondilitis/Epitrocleítis. Rizartrosis
  • Tendinitis y esguinces.
  • Neuralgias

¿Qué debo tener en cuenta al realizar está terapia?

Lo primordial es que sea un profesional titulado quien la realice, bien médico, enfermero o fisioterapeuta y que posea los conocimientos necesarios para realizar dicha terapia. También hay que tener en cuenta que el centro donde se realice tenga licencia sanitaria.

El profesional deberá llevar a cabo unas medidas higiénicas como son: uso de guantes, utilización de material estéril (jeringa y agujas), desinfección de la zona a tratar, desecho correcto del material biosanitario utilizado, asepsia de la zona posterior al tratamiento.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments