Tratamiento para el dolor sacro iliaco o sacro-ileítis

Tratamiento para el dolor sacro iliaco o sacro-ileítis
Promedio: 3.4 (163 votos)
238173
764
148

Si tu médico o fisioterapeuta te han dicho que tu dolor de espalda se debe a una sacroileitis, debes de saber que el dolor en tu espalda proviene de una inflamación en la articulación sacroilíaca. Pero tu médico o tu fisioterapeuta, ¿especificaron en cuál de ellas? Porque en nuestro cuerpo tenemos 2 articulaciones sacroilíacas. Una derecha y una izquierda. Continúa leyendo para que sepas más acerca de esta afectación del hueso sacro, denominada la sacroileitis, sus causas y sus tratamientos.

Articulaciones sacroilícas: conócelas un poco mejor

Observa la siguiente imagen:

Como puedes ver, la articulación sacroilíaca se encuentra en la cadera, y está conformada por un hueso triangular con base superior al que conocemos mejor como hueso sacro, y un hueso amplio y en forma de abanico llamado ilion (uno de los 3 huesos que conforman la pelvis, el ilion es el hueso más grande de los 3). También podemos mencionar al hueso coxis, hueso pequeño que está adherido a la punta del sacro.

Tenemos 2 articulaciones distintas, una del lado derecho y otra del lado izquierdo. Estas articulaciones son vitales, sobre todo para la locomoción: cuando caminamos, realizan movimientos sincrónicos y de la misma amplitud para que la marcha sea efectiva y genere el mínimo gasto de energía.

Síntomas de la sacroileítis

Estas articulaciones del hueso sacro pueden inflamarse, y al inflamarse causar mucho dolor en la espalda baja y en los glúteos. El dolor se manifiesta o empeora considerablemente durante la realización de actividades sencillas como subir las escaleras, caminar con pasos muy largos e incluso con estar simplemente de pie durante mucho rato.

¿Por qué aparece la sacroileítis?

La sacroileítis puede venir dada por distintas razones:

  • Los golpes o traumas directos a la articulación, como cualquier otro golpe en el cuerpo, generan una inflamación de los tejidos, provocando además de los síntomas mencionados rubor de la zona de la articulación, tumor, aumento de la temperatura y pérdida de la función.
  • Existen distintas enfermedades degenerativas (es decir, que han progresado con los años) que afectan al hueso sacro y desgastan la articulación. Tal es el caso de las artritis, la espondilitis anquilosante, etc.
  • Durante el embarazo la pelvis de la mamá debe de modificarse para el parto, además el peso extra del bebé sobre la cadera y un patrón de marcha no saludable para la madre causa dolor a nivel del hueso sacro ya que la articulación sacroilíaca cede y se inflama.
  • Existe una visión de la medicina alternativa que establece que las sacroileítis son producto de las alteraciones viscerales o de nuestros órganos. Todo en nuestro cuerpo está conectado, por lo que ésta teoría no es descabellada e incluso se ha visto cómo en muchos casos es la fuente de la lesión. Observa el siguiente vídeo para que estés más al tanto sobre éste tema:

¿Qué es una disfunción visceral?

Aprende con el siguiente vídeo la relación entre los dolores músculo-esqueléticos y tus órganos:

¿Cómo saber si tengo sacroileítis derecha o izquierda?

En primera instancia lo primero que se debe hacer es descartar con radiografías y analítica (examen físico), que sea el inicio de una enfermedad reumática o degenerativa. Pero en cualquier caso es necesario que no te alarmes: las enfermedades degenerativas no son la causa más frecuente, esta es una posibilidad que no se da con mucha frecuencia, por lo que tu problema puede ser reversible.

La mayor parte de las causas por las que aparecen las sacroileítis son la manifestación de una descompensación en la musculatura de la pelvis y la espalda, asociada también a otras descompensaciones y bloqueos de las vértebras sobre todo de la zona lumbar que a su vez son causados por las disfunciones viscerales de las que te hablamos arriba.

¿Cómo trata la medicina convencional el dolor de una sacroileítis o inflamación sacroilíaca?

Lamentablemente en estos casos, la medicina convencional trata esta dolencia únicamente con el propósito de “esconder” o “tapar” los síntomas: a través de la administración de medicamentos como antiinflamatorios y relajantes musculares pretende que desaparezca la lesión. Incluso, hay médicos que deciden irse al extremo en los casos de sacroileítis muy rebeldes y que se han prolongado por mucho tiempo, y optan por utilizar las infiltraciones de cortisona directamente en la articulación sacroilíaca.

Estos tratamientos no son del todo descabellados pero sólo funcionan y tienen buenos resultados si la dolencia es el resultado de un sobre esfuerzo puntual o incluso después de un traumatismo o golpe debido a un accidente o a la práctica de algún deporte. En este caso la persona manifestaría inmediatamente la causa, diciendo “me he golpeado jugando ‘x’ deporte” o “tuve un accidente hace poco”.

Asimismo la fisioterapia trata de curar esta dolencia a base de estiramientos, masajes relajantes de la musculatura, ultrasonidos… y muchas más otras técnicas y métodos que utilizamos por lo general en una consulta. El problema es que el fisioterapeuta trata la lesión, sin preguntarse por la auténtica causa del problema. Éste tratamiento de fisioterapia es adecuado, sin efectos secundarios, pero frecuentemente no obtiene un resultado completo o que satisfaga la necesidad del paciente, prolongando sus visitas a las consultas.

Pero entonces, si no hay traumatismo previo ¿cuál es la causa de esta inflamación de la articulación sacro-ilíaca?

Tomemos en cuenta un análisis mucho más amplio, que no concierne únicamente al sistema músculo-esquelético. Tenemos que pensar que lo que nos viene a enseñar esta sacroileítis es la consecuencia del mal funcionamiento de una víscera u órgano. Si la sacroileítis se manifiesta en el lado derecho, suele estar relacionada con una irritación del intestino delgado y en ocasiones por una alteración benigna de la próstata o del útero. En el caso de la manifestación de la sacroileítis del lado izquierdo puede deberse en ocasiones a la presencia del colon irritable (tan frecuente en nuestra sociedad), pero estadísticamente vemos con más frecuencia que la sacroileitis izquierda se debe a una disfunción o alteración del riñón, provocado por el agotamiento secundario al estrés y por una alimentación que sobrecarga la función renal.

¿Cuál es el tratamiento que recomiendo en una sacroileítis o dolor sacro-ilíaco?

Te dejo dos vídeos muy completos sobre el tratamiento de la sacroileítis izquierda y derecha.

Tratamiento de la sacroileítis o dolor sacroilíaco derecho

¿Qué nos recomienda la medicina alternativa para la sacroileítis cuando se manifiesta sólo del lado derecho? Averígualo en el siguiente vídeo:

Tratamiento de la sacroileítis o dolor sacroilíaco izquierdo

¿Qué nos recomienda la medicina alternativa para la sacroileítis cuando se manifiesta sólo del lado derecho? Averígualo en el siguiente video:

Conclusión

Con esto no queremos despreciar la labor de los médicos ni de otros colegas fisioterapeutas. Simplemente queremos demostrar que existen otras causas por las que aparecen las lesiones y otras alternativas de tratamiento que son posibles de acoplar o incorporar a los tratamientos convencionales de fisioterapia: la fitoterapia, el control de la alimentación y el manejo de las emociones, sobre todo del estrés que es la principal causa de alteración de muchos de nuestros órganos. Además, es una manera de regresar a nuestras raíces, de volver a lo natural que no sólo es más económico sino igual de efectivo que un fármaco.

Puntos claves acerca de la sacroileítis

  • La articulación sacroilíaca se encuentra en la cadera, está conformada por los huesos sacro e ilion. Tenemos una del lado derecho y otra del lado izquierdo.

  • Acción: cuando caminamos realizan movimientos sincrónicos y de la misma amplitud para que la marcha sea efectiva y genere el mínimo gasto de energía.

  • Síntomas: al inflamarse causan mucho dolor en la espalda baja y en los glúteos.

Las disfunciones viscerales son muchas más, y no sólo afectan a la articulación de un hueso como el sacro especificamente la sacroilíaca, sino a todo el sistema músculo-esquelético y en especial a la espalda. En éste portal tenemos muchos más contenidos acerca de las demás lesiones relacionadas con los órganos y sus tratamientos. No dejes de leernos para estar al tanto.

Referencias Bibliográficas

Referencias Bibliográficas

Cohen SP, Chen Y, Neufeld NJ. Sacroiliac joint pain: a comprehensive review of epidemiology, diagnosis and treatment. Expert Rev Neurother. 2013;13(1):99-116. PMID: 23253394 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23253394.

Isaac Z, Brassil ME. Sacroiliac joint dysfunction. In: Frontera WR, Silver JK, Rizzo TD, eds. Essentials of Physical Medicine and Rehabilitation. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 51.

Placide R, Mazanec DJ. Masqueraders of spinal pathology. In: Steinmetz MP, Benzel EC, eds. Benzel's Spine Surgery. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 26.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
Promedio: 3.4 (163 votos)

comentarios (148)

Comentario

Imagen de manrunner
manrunner

Gracias Roberto por la respuesta y por tu tiempo. Tengo una duda, con tratamiento químico te refieres a lo que me mande el urólogo?
Por otra parte, me veo reflejado en el síndrome de "tus tractoristas" de torsión sacroiliaca, aunque los osteópatas por los que paso no dan con el clavo. Voy a ver si voy solucionando los problemas viscerales y en todo caso pensaré si hacer un viajecito a Logroño ;)
Enhorabuena por tu trabajo

Comentario

Imagen de Roberto Junquera
Roberto Junquera

no, perdona, debió ser el corrector, me referia al tratamiento de pantas medicinales para la próstata que indico en el video.

Comentario

Imagen de manrunner
manrunner

Ok. Gracias Roberto, lo llevaré a cabo.
Un saludo

Comentario

Imagen de manrunner
manrunner

Hola Roberto, te comento mi caso. Llevo desde diciembre peregrinando por traumatólogos, quiroprácticos, fisios y osteópatas sin ver solución.

Practicaba mucho deporte, correr, nadar, y ahora la verdad que hago poco.
Anteriormente en el gimnasio, unos años antes, noté un tirón en la zona lumbar que no me impidió continuar corriendo y entrenando. Al correr, se me iba cargando la zona lumbar derecha cada vez más pero no le daba mayor importancia.

Más tarde bajé los ritmos de entrenamiento porque me quedé en el paro y me dediqué más a estudiar (con posturas bastante malas para la espalda durante varios meses) y cuando retomé los entrenamientos empecé a tener un problema en la rodilla tipo rigidez al levantarme que fue pasando mediante glucosamina y condroitín sulfato, en una época bastante estresante.

Empecé de nuevo a tener cargada la zona lumbar derecha a lo que fue añadiéndose una especie de calambre con movimientos de abducción de la pierna al terminar de correr y estirar. Estos "calambres", supongo del nervio ciático, se repetían a menudo incluso al darme la vuelta en la cama.
Últimamente tengo inflamadas las articulaciones sacroiliacas y noto ardor (no es tanto dolor si no ardor) y como si tuviera líquido. En una gammagrafía ósea ha salido la articulación sacroiliaca inflamada (“aumento difuso de actividad osteogénica en columna dorso lumbar y ambas articulaciones sacroiliacas que podría corresponder con patología osteo-articular inflamatoria”) por lo que el traumatólogo me ha derivado al reumatólogo.
La semana pasada notaba ardor (sin dolor) por muchas zonas del cuerpo (rodillas, empeines, hombros) que ya no sé si pueden deberse a mi estado de ansiedad o ser síntoma de enfermedad y otro síntoma que noto es escozor al eyacular y que la orina es demasiado amarilla y con mal olor.
Por otra parte, he tenido una infección bucal recientemente por la que me han tenido que extraer una muela debido a la infección (producida parece ser por estar partida) que, por lo que me han dicho, era sólo localizada en ese punto.

Sé que son muchas cosas, pero te agradecería que me comentaras tu opinión, teniendo en cuenta que es dificil valorar de esta manera.

Gracias y un saludo

Comentario

Imagen de Roberto Junquera
Roberto Junquera

Sin duda probaría en primer lugar el tratamiento químico para el lado derecho, ando esta provocado por una alteración de la próstata , mantén el tratamiento ocho semanas Y a continuación una vez que hayas terminado el tratamiento lo ideal sería combinarlo con tratamiento osteopático para la zona lumbar , busca un fisioterapeuta especialista.

Comentario

Avatar

Hola roberto,tengo un dolor quemazon en el lado izquierdo de la nalga parte interior cercana al ano ,hace dos años ,a salido a raiz de correr no se si por acumulacion de entrenos,note q me costaba abrir la zancada y despues un piqueño pinchazo en ddicha sona desde entonces nada de correr despues de muchobtempo he vuelto a probar y me vuelve el mismo dolor ,rx y resonancias no dicen nada ya no se q hacer,y ya no me puedo permitir mas fisios ,si me pudieras orientar gracias

Comentario

Imagen de Roberto Junquera
Roberto Junquera

Seguramente se trata de un bloqueo en la zona lumbar baja, Que también puede afectar a la articulación sacroilíaca izquierda que suele estar provocado por cansancio o sobre-entrenamiento, te aconsejo seguir el tratamiento te indicó en el video que aparece este artículo,  tratamiento del dolor sacro-iliaco en el lado izquierdo

Comentario

Avatar

Buenas Noches quería hacerle una consulta !!! Hace aproximadamente 2 años me di cuenta , de que entre las nalgas arriba del ano , al tocarme tengo como un hueso sobresalido. Y hace cuestión de 1 mes me ha , empezado a molestar , cuando estoy sentada o acostada boca arriba ... Disculpe en la manera que me expreso para explicarle lo que me esta pasando, le agradezco su respuesta muchas gracias....

Comentario

Imagen de Roberto Junquera
Roberto Junquera

 No te alarmes, ese hueso es el coxis y hay gente que lo tiene más prominente y ese no es el problema. El problema por el cual te duele ahora seguramente estará  relacionado con estrés y ansiedad que pueden repercutir en la zona cervical y lumbar pero a veces se refleja de forma exclusiva en esa tirantez y dolor en el coxis. Te vendría bien una valoración   Por parte de un fisioterapeuta experto en osteopatía y. Un saludo 

Comentario

Avatar

Buenos días, Roberto:

Después de pasar por varios urólogos, me han diagnosticado, "Sindrome del Dolor Pelviano Crónico" que me están tratando con Ondas de Choque.
Hace 1 año, aproximadamente, haciendo equitación, que surgió un dolo lumbar, pero lo justificaron como causa del dolor pelviano.
En una resonancia, me han detectado Dehidratación del disco L5-S1, sin protusiones o hernias asociadas; y Sincrodiosis sacroiliacas simétricas, con leves hiperseñales en las secuencias de supresion grasa, sugestivas de leve sacroileitis bilateral simétrica.
He pasado por un Traumatólogo, que en la ultima radiografía me detecta también pinzamiento de L5-S1.
Me está haciendo pruebas, y ha recomendado ozono-terapia.
Sería bueno un tratamiento fisioterapeutico? Podrias hacerme un revisión en tu consulta, o recomendarme algún compañero especializado?

Gracias, Un saludo.

Comentario

Imagen de Roberto Junquera
Roberto Junquera

No sé a quién aconsejarte más aún sin saber dónde vives, yo paso consulta cerca de la ciudad de Logroño. Un saludo

Comentario

Imagen de Reyes
Reyes

Ok, gracias. Probaremos a ver que tal.

Comentario

Imagen de Roberto Junquera
Roberto Junquera

En este caso es perfectamente prescindible. Saludos

Comentario

Imagen de Reyes
Reyes

Buenas, la primera infusión que comenta, ¿se podría prescindir de alguna compuesto? Es que tengo glaucoma y según he podido leer una de las contraindicaciones del extracto de fumaría es esta.
Muchas gracias.
Saludos.

Comentario

Imagen de lahelen
lahelen

Hola. Hace un mes que sufro estas molestias y no mejoran ni con estiramientos ni visitas al osteópata. Además tu explicación sobre que las dolencias sean la consecuencia del mal funcionamiento del colon cuadran conmigo, así que iba a comprar las hierbas esta tarde, pero antes queria preguntar si podian ser perjudiciales para mi ya que estoy embarazada.
Muchas gracias por tu atención y hasta pronto.

Comentario

Imagen de Roberto Junquera
Roberto Junquera

Por precaución suelo evitar las plantas medicinales durante el embarazo, Es de las pocas contraindicaciones de los tratamientos con algunas plantas , por lo tanto sería mejor empezar con el tratamiento cuando Termine el embarazo.

 

Comentario

Imagen de lahelen
lahelen

Muchas gracias por tu atención y tu pronta respuesta

Comentario

Imagen de Belfaiker2
Belfaiker2

Hola Roberto llevo seis años con dolores en la zona lumbar baja y sacro. Todo comenzó con un accidente de coche y empezó un dolor horrible la zona sacra. Es en ambos lados pero parece que más en izquierda. He ido un montón de físicos en estos seis años y ninguno me dice lo que tengo y Ninguno me da una solución. Muchos me dicen que tengo el sacro bloqueado en el lado izquierdo y no se porque se produce. Uno de los Fisios me manipuló tantas veces el sacro y las iliacas que me produjo una hiperlaxitud en la pelvis y se me salía la pelvis sólo con levantarme de la silla. Estoy totalmente desesperada y no se ni que tengo que hacer ,que ejercicios me van bien y cuales no. He intentado muchos sin éxito. El problema que me genera esto es que además me duele toda la espalda y a veces llega la tensión hasta los brazos de las contracturas musculares que tengo y siempre duele hasta las piernas. Soy joven y tiene que haber alguna solución no creo que pueda vivir así toda la vida, es una tortura. Se te ocurre algo o alguna pista para saber por dónde tirar, algo que me oriente. 1000 gracias tus videos me ayuda mucho

Comentario

Imagen de Administrador Fisioterapia
Administrador Fisioterapia

  Es difícil hacer una una valoración sin una exploración previa, pero sin duda tu problema debe tratarse de la consecuencia de alguna disfunción visceral, es probable que sea una mezcla de una alteración del riñón y del sistema ginecológico.

Comentario

Imagen de AlejandroQuispe
AlejandroQuispe

Estimado Roberto:
Muy interezante los vídeos que publicaste sobre la sacroileitis, son de mucha ayuda para las personas que padecemos de este inconveniente, comentarte que tengo 26 años y hace un mes y medio desde que tengo sacroelitis por esfuerzo (esto según un medico porque le comente que me sucedió después de levantar por mucho tiempo un gran peso), ya me mando como tres veces a inyectar con un relajante muscular pero la molestia persistía, gracias a tu vídeo pude hacer los ejercicios que recomiendas y la molestia disminuyo sin embargo aun sigo con la misma,quisiera consultarte cuanto tiempo tarda esta articulación en curarse o en que tiempo se pierden estas molestias, también preguntarte si esta lesión pueda persistir a causa de que tengo gastritis, de antemano muchas gracias y felicitaciones por tu sitio web.

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar