Tratamiento para el dolor sacro iliaco o sacro-ileítis

Tratamiento para el dolor sacro iliaco o sacro-ileítis
Promedio: 3.4 (163 votos)
238175
764
148

Si tu médico o fisioterapeuta te han dicho que tu dolor de espalda se debe a una sacroileitis, debes de saber que el dolor en tu espalda proviene de una inflamación en la articulación sacroilíaca. Pero tu médico o tu fisioterapeuta, ¿especificaron en cuál de ellas? Porque en nuestro cuerpo tenemos 2 articulaciones sacroilíacas. Una derecha y una izquierda. Continúa leyendo para que sepas más acerca de esta afectación del hueso sacro, denominada la sacroileitis, sus causas y sus tratamientos.

Articulaciones sacroilícas: conócelas un poco mejor

Observa la siguiente imagen:

Como puedes ver, la articulación sacroilíaca se encuentra en la cadera, y está conformada por un hueso triangular con base superior al que conocemos mejor como hueso sacro, y un hueso amplio y en forma de abanico llamado ilion (uno de los 3 huesos que conforman la pelvis, el ilion es el hueso más grande de los 3). También podemos mencionar al hueso coxis, hueso pequeño que está adherido a la punta del sacro.

Tenemos 2 articulaciones distintas, una del lado derecho y otra del lado izquierdo. Estas articulaciones son vitales, sobre todo para la locomoción: cuando caminamos, realizan movimientos sincrónicos y de la misma amplitud para que la marcha sea efectiva y genere el mínimo gasto de energía.

Síntomas de la sacroileítis

Estas articulaciones del hueso sacro pueden inflamarse, y al inflamarse causar mucho dolor en la espalda baja y en los glúteos. El dolor se manifiesta o empeora considerablemente durante la realización de actividades sencillas como subir las escaleras, caminar con pasos muy largos e incluso con estar simplemente de pie durante mucho rato.

¿Por qué aparece la sacroileítis?

La sacroileítis puede venir dada por distintas razones:

  • Los golpes o traumas directos a la articulación, como cualquier otro golpe en el cuerpo, generan una inflamación de los tejidos, provocando además de los síntomas mencionados rubor de la zona de la articulación, tumor, aumento de la temperatura y pérdida de la función.
  • Existen distintas enfermedades degenerativas (es decir, que han progresado con los años) que afectan al hueso sacro y desgastan la articulación. Tal es el caso de las artritis, la espondilitis anquilosante, etc.
  • Durante el embarazo la pelvis de la mamá debe de modificarse para el parto, además el peso extra del bebé sobre la cadera y un patrón de marcha no saludable para la madre causa dolor a nivel del hueso sacro ya que la articulación sacroilíaca cede y se inflama.
  • Existe una visión de la medicina alternativa que establece que las sacroileítis son producto de las alteraciones viscerales o de nuestros órganos. Todo en nuestro cuerpo está conectado, por lo que ésta teoría no es descabellada e incluso se ha visto cómo en muchos casos es la fuente de la lesión. Observa el siguiente vídeo para que estés más al tanto sobre éste tema:

¿Qué es una disfunción visceral?

Aprende con el siguiente vídeo la relación entre los dolores músculo-esqueléticos y tus órganos:

¿Cómo saber si tengo sacroileítis derecha o izquierda?

En primera instancia lo primero que se debe hacer es descartar con radiografías y analítica (examen físico), que sea el inicio de una enfermedad reumática o degenerativa. Pero en cualquier caso es necesario que no te alarmes: las enfermedades degenerativas no son la causa más frecuente, esta es una posibilidad que no se da con mucha frecuencia, por lo que tu problema puede ser reversible.

La mayor parte de las causas por las que aparecen las sacroileítis son la manifestación de una descompensación en la musculatura de la pelvis y la espalda, asociada también a otras descompensaciones y bloqueos de las vértebras sobre todo de la zona lumbar que a su vez son causados por las disfunciones viscerales de las que te hablamos arriba.

¿Cómo trata la medicina convencional el dolor de una sacroileítis o inflamación sacroilíaca?

Lamentablemente en estos casos, la medicina convencional trata esta dolencia únicamente con el propósito de “esconder” o “tapar” los síntomas: a través de la administración de medicamentos como antiinflamatorios y relajantes musculares pretende que desaparezca la lesión. Incluso, hay médicos que deciden irse al extremo en los casos de sacroileítis muy rebeldes y que se han prolongado por mucho tiempo, y optan por utilizar las infiltraciones de cortisona directamente en la articulación sacroilíaca.

Estos tratamientos no son del todo descabellados pero sólo funcionan y tienen buenos resultados si la dolencia es el resultado de un sobre esfuerzo puntual o incluso después de un traumatismo o golpe debido a un accidente o a la práctica de algún deporte. En este caso la persona manifestaría inmediatamente la causa, diciendo “me he golpeado jugando ‘x’ deporte” o “tuve un accidente hace poco”.

Asimismo la fisioterapia trata de curar esta dolencia a base de estiramientos, masajes relajantes de la musculatura, ultrasonidos… y muchas más otras técnicas y métodos que utilizamos por lo general en una consulta. El problema es que el fisioterapeuta trata la lesión, sin preguntarse por la auténtica causa del problema. Éste tratamiento de fisioterapia es adecuado, sin efectos secundarios, pero frecuentemente no obtiene un resultado completo o que satisfaga la necesidad del paciente, prolongando sus visitas a las consultas.

Pero entonces, si no hay traumatismo previo ¿cuál es la causa de esta inflamación de la articulación sacro-ilíaca?

Tomemos en cuenta un análisis mucho más amplio, que no concierne únicamente al sistema músculo-esquelético. Tenemos que pensar que lo que nos viene a enseñar esta sacroileítis es la consecuencia del mal funcionamiento de una víscera u órgano. Si la sacroileítis se manifiesta en el lado derecho, suele estar relacionada con una irritación del intestino delgado y en ocasiones por una alteración benigna de la próstata o del útero. En el caso de la manifestación de la sacroileítis del lado izquierdo puede deberse en ocasiones a la presencia del colon irritable (tan frecuente en nuestra sociedad), pero estadísticamente vemos con más frecuencia que la sacroileitis izquierda se debe a una disfunción o alteración del riñón, provocado por el agotamiento secundario al estrés y por una alimentación que sobrecarga la función renal.

¿Cuál es el tratamiento que recomiendo en una sacroileítis o dolor sacro-ilíaco?

Te dejo dos vídeos muy completos sobre el tratamiento de la sacroileítis izquierda y derecha.

Tratamiento de la sacroileítis o dolor sacroilíaco derecho

¿Qué nos recomienda la medicina alternativa para la sacroileítis cuando se manifiesta sólo del lado derecho? Averígualo en el siguiente vídeo:

Tratamiento de la sacroileítis o dolor sacroilíaco izquierdo

¿Qué nos recomienda la medicina alternativa para la sacroileítis cuando se manifiesta sólo del lado derecho? Averígualo en el siguiente video:

Conclusión

Con esto no queremos despreciar la labor de los médicos ni de otros colegas fisioterapeutas. Simplemente queremos demostrar que existen otras causas por las que aparecen las lesiones y otras alternativas de tratamiento que son posibles de acoplar o incorporar a los tratamientos convencionales de fisioterapia: la fitoterapia, el control de la alimentación y el manejo de las emociones, sobre todo del estrés que es la principal causa de alteración de muchos de nuestros órganos. Además, es una manera de regresar a nuestras raíces, de volver a lo natural que no sólo es más económico sino igual de efectivo que un fármaco.

Puntos claves acerca de la sacroileítis

  • La articulación sacroilíaca se encuentra en la cadera, está conformada por los huesos sacro e ilion. Tenemos una del lado derecho y otra del lado izquierdo.

  • Acción: cuando caminamos realizan movimientos sincrónicos y de la misma amplitud para que la marcha sea efectiva y genere el mínimo gasto de energía.

  • Síntomas: al inflamarse causan mucho dolor en la espalda baja y en los glúteos.

Las disfunciones viscerales son muchas más, y no sólo afectan a la articulación de un hueso como el sacro especificamente la sacroilíaca, sino a todo el sistema músculo-esquelético y en especial a la espalda. En éste portal tenemos muchos más contenidos acerca de las demás lesiones relacionadas con los órganos y sus tratamientos. No dejes de leernos para estar al tanto.

Referencias Bibliográficas

Referencias Bibliográficas

Cohen SP, Chen Y, Neufeld NJ. Sacroiliac joint pain: a comprehensive review of epidemiology, diagnosis and treatment. Expert Rev Neurother. 2013;13(1):99-116. PMID: 23253394 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23253394.

Isaac Z, Brassil ME. Sacroiliac joint dysfunction. In: Frontera WR, Silver JK, Rizzo TD, eds. Essentials of Physical Medicine and Rehabilitation. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 51.

Placide R, Mazanec DJ. Masqueraders of spinal pathology. In: Steinmetz MP, Benzel EC, eds. Benzel's Spine Surgery. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 26.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
Promedio: 3.4 (163 votos)

comentarios (148)

Comentario

Avatar

gracias por este valioso aporte. tengo personas varias con esta patologia. pondre en practica los productos recomendados. gracias.

Comentario

Imagen de Kiraxana
Kiraxana

Buenos días, llevo padeciendo exactamente el tipo de dolor que describes en el lado izquierdo, también decirte que padezco de los riñones ya que tengo litiasis bilaterales en los tres grupos caliciales de ambos riñones llevo tres años padeciendo ese dolor en el lado izquierdo y tengo alguna mejoría con algún físio pero vuelvo a recaer. Voy a hacer los estiramientos y las infusiones que comentas en el video. Mi pregunta es si la dieta y las infusiones las tomo solamente durante un mes o más y si me recomiendas cualquier otro consejo. Muchas gracias.

Comentario

Imagen de Roberto Junquera
Roberto Junquera

Un mes sería el tiempo mínimo, después valora los resultados pero suele ser conveniente prolongarlo hasta tres meses.

Comentario

Avatar

Hola,tengo Fuertes dolores en el lumbosacro me duele mis gluteos mas el izquierdo punzantes que irradia en la parte detras tb por los gemelos hasta la punta del dedo gordo pero no tengo hernia sin envidencia de estenosis discales pero tengo denervacion cronica leve de musculos inervados por raices L5-S1 lado izquierdo los dolores son intensos ya van 3 meses y no se va que puedo hacer

Comentario

Avatar

estimado Roberto
tus vídeos son totalmente explicativos y aplicables. además de ser instructora de pilates reformer y realizar terpaia física en aguas climatizadas, también realizo terapias de medicina oriental ( medicina China y shiatsu) y me encanta ver aplicado dicho conocimientos de una manera tan sencilla y real, pues como así lo dices lo es.
concuerdo con tu postura y los resultados son maravillosos, no sólo en lo referente al estado físico sino al holístico ( bio-psico-social, emocional y espiritual). muchísimas gracias por brindar estos conocimientos en los que se ve tu entrega total y además de pasión por el tema. Bendiciones a tu luz. Stella Maris Fraydearena, Argentina.

Comentario

Imagen de Roberto Junquera
Roberto Junquera

Muy agradecido por tu comentario, ayuda a seguir adelante.

Comentario

Avatar

Roberto . Tu video es súper interesante , he tenido ese tipo problemas con algunao
Pacientes pero los tips que das acerca de la sacroilitis me obliga a ponerlos en práctica
Con mis pacientes que no se logran recuperar del todo . Un abrazo

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar