Torax Respiración

Neuralgia intercostal

El dolor costal en la neuralgia intercostal puede ser tratado eficazmente con fisioterapia. Conoce más acerca de esta afección y evita los factores que la promueven, además aprende como tratarla con nuestros consejos.
neuralgia intercostal
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

El dolor costal y de pecho puede resultar atemorizante para muchas personas, debido a los órganos vitales que se encuentran en la zona. Sin embargo, un diagnóstico probable relacionado a estas molestias es la neuralgia intercostal, esta dolencia puede afectar a cualquier persona por igual y puede presentarse incluso en el embarazo. Pero, ¿qué es eso en realidad? ¿Y qué opciones de tratamiento hay? Obtén las respuestas a estas preguntas y más a continuación:

Datos anatómicos relevantes…

Antes de hablar sobre esta alteración que ocasiona dolor costal, es necesario hablar un poco acerca de las estructuras anatómicas involucradas. Las costillas se originan en los cuerpos vertebrales de la columna torácica y culminan en el cartílago de la costilla en el esternón. Estas estructuras junto a la columna torácica son el armazón óseo que constituye al tórax, el cual es una especie de escudo protector óseo que protege contra daños a los órganos vitales: pulmones, corazón y su arteria principal (aorta).

Nervios intercostales

Durante la respiración cada costilla puede movilizarse fácilmente gracias principalmente a las articulaciones costovertebrales, estas articulaciones se encuentran directamente en las adyacencias de la salida de nervios importantes que provienen de la médula espinal (nervios torácicos).

nervios intercostalesLas ramas de estos nervios discurren como nervios intercostales dentro del tórax a lo largo de la pared torácica.

A cada lado de la caja torácica, doce nervios intercostales se distribuyen como un cinturón hacia la mitad anterior del cuerpo.

Los nervios intercostales son nervios periféricos que discurren en la superficie inferior de cada costilla.

Como ya hemos destacado los nervios intercostales se derivan de las ramas ventrales de los nervios torácicos (primero a duodécimo).

Los nervios intercostales se dividen en varias ramas a medida que viaja anteriormente en la zona media costal (intercostal):

  • Rama posterior y anterior.
  • Rama cutánea lateral.
  • Pequeña rama colateral.
  • Rama lateral.
  • Rama medial.
  • Rama cutánea anterior.

¿Qué es la Neuralgia intercostal?

El término "neuralgia" se compone por dos palabras de origen griego, la palabra “νεῦρον=neuron” que hace referencia al sistema nervioso y la palabra “ἄλγος-algos” que indica dolor. Por lo cual, esto significa dolor que aparece en el área de inervación de cierto nervio. Entonces, la neuralgia intercostal es una forma específica de dolor que afecta la distribución de los nervios torácicos, que cómo su nombre indica “intercostal” afecta los nervios entre cada costilla. El dolor de esta afección es típicamente agudo, punzante o ardiente y se irradia alrededor del tórax o la pared abdominal superior, generalmente ocurre repentinamente y dura mucho tiempo. En algunos casos, los síntomas pueden llegar a ser tan graves que los enfermos pueden incluso presumir que se trata de un ataque cardíaco.
La neuralgia intercostal es un trastorno doloroso de los nervios que se extienden entre las costillas y es causado por el daño a uno de esos nervios y / o la pérdida de la función de ese nervio. 

Incidencia y prevalencia de la Neuralgia intercostal

Un 3-22% de los pacientes referidos a clínicas de dolor presenta dolor torácico, por lo que se considera una dolencia relativamente rara. La prevalencia de esta dolencia torácica en la población general es de aproximadamente el 15%. En casos de postoracotomía y postoracoscopia el dolor crónico de tórax tiene una prevalencia del 40%, siendo la neuralgia intercostal el tipo de dolencia más frecuente.

Síntomas y signos de la Neuralgia intercostal. ¿Cómo saber si la padezco?

Esta dolencia se caracteriza por un dolor intenso, que se origina entre las costillas. Las personas afectadas describen la dolencia como pinchazos o corrientazos intensos de larga duración que aparece a un lado de la región costal. En algunos casos, las molestias pueden ser tan graves que se producen dificultades respiratorias e incluso sentimiento de que su vida está en riesgo. Además de estas molestias, otros síntomas la acompañan:

  • Disnea (dificultad para respirar).
  • Malestar intenso a la palpación de la región torácica y costal.
  • Inflamación y calambres (la inflamación es secundaria al hematoma subcutáneo o inflamación muscular).
  • Dolor o tensión del pecho.
  • Ciertas acciones como: presionar, toser, estornudar o rotar la parte superior del cuerpo, aumentan el dolor. 
  • Trastornos sensoriales (por ejemplo, hormigueo en la región torácica).
  • Sudores y mareos desencadenados por el miedo a que un ataque cardíaco pueda ser el culpable de los síntomas.
  • Sensibilidad sobre la piel del área de la costilla afectada.
  • La tensión muscular, los trastornos emocionales, el hormigueo y otras sensaciones pueden ocurrir como síntomas acompañantes. 

La duración y la intensidad de los síntomas depende principalmente de la causa subyacente, por lo tanto, puede variar mucho en cada caso.

¿Qué causa la Neuralgia intercostal?

Dado que se le considera un síntoma y no una enfermedad en sí, las causas se ven asociadas a factores que irriten o dañen los nervios intercostales de alguna forma, de modo que reaccionen con los síntomas típicos mencionados anteriormente. A continuación, les nombraremos los factores causales más destacables:

  • Patologías de la columna: los procesos patológicos relacionados con el desgaste y ciertas enfermedades de la columna pueden irritar los nervios intercostales. Las enfermedades como las hernias discales dorsales, la osteocondritis, la espondilitis son algunas de las más comunes. Tenga en cuenta que como se ha explicado anteriormente, los nervios afectados parten de la médula espinal, por lo que estas enfermedades pueden comprometer lar articulaciones intervertebrales y costovertebrales conduciendo al estrechamiento de la salida del nervio provocando ahorcamiento y pellizcamiento del mismo, lo que desencadena finalmente los molestos síntomas costales.
  • Alteraciones musculares: los músculos y la fascia en la región torácica que están demasiado contraídos, pueden ocasionar compresión nerviosa y afectar la funcionalidad de los nervios intercostales.
  • Herpes zoster (culebrilla): puede ocurrir con una infección por herpes zoster y persistir después de que se haya curado la infección.
  • Posterior a una cirugía: después de una operación en el tórax (toracotomía), pueden surgir síntomas que corresponden al cuadro clínico típico de esta dolencia, esto se ve asociado a un daño nervioso durante la cirugía.
  • Fracturas: una fractura de costilla mal curada o una fractura que hay lesionado los haces nerviosos puede conllevar a estos molestos síntomas.

Otras causas asociadas 

  • Pleuresía (inflamación de la pleura).
  • Periostitis (inflamación de los huesos).
  • Neumonía o tuberculosis.
  • Problemas posturales.
  • Enfermedades cardíacas.
  • Problemas gástricos.
  • Disfunciones del hígado y la vesícula biliar.
  • Mastodinia.
  • Embarazo (Síndrome de Lacomme).
  • Tumores.

Prevención de la Neuralgia intercostal

En realidad, no hay una medida preventiva especifica que se pueda tomar para evitar que se desarrolle la clínica de esta afección. Sin embargo, realizar acciones enfocadas en la salud de la región costal y específicamente de los nervios en la zona, tales como: estiramiento de los músculos intercostales, ejercicios respiratorios diafragmáticos, gimnasia postural y un estilo de vida saludable.

Diagnóstico diferencial

El diagnóstico diferencial es de mucha ayuda para establecer la enfermedad subyacente que esté ocasionando la clínica de esta afección, además también sirve para diferenciar otras enfermedades que ocasionen las mismas molestias, por ello es importante realizar un diagnóstico diferencial. Los diagnósticos más destacables son los siguientes:

¿Cómo se diagnostica la Neuralgia intercostal?

Inicialmente se recaba la información necesaria para determinar la presencia de esta afección y su posible factor causal, por lo que en la anamnesis se le pregunta al paciente sobre su historial clínico, los antecedentes médicos, si ha sufrido lesiones previas, descripción del dolor (localización, duración e intensidad) y los síntomas. Toda la información puede ayudar al médico o fisioterapeuta a establecer si el paciente presenta esta afección, ya que el dolor neuropático presenta unas características que lo diferencia de otros, el paciente frecuentemente lo describe como una sensación punzante, ardiente, que se asemeja a un corrientazo profundo. 

Además, de la anamnesis el examen físico tiene un papel importante en la valoración del síntoma, mediante la palpación, aplicación de pruebas de provocación como la prueba de Schepelmann (la aparición de malestar en el lado convexo al inclinar lateralmente la columna es indicativo de un diagnostico positivo), pruebas de la amplitud articular y funcionalidad de la región torácica. Si estas acciones desencadenan dolencias en el paciente en ciertas áreas donde discurren los nervios intercostales, se puede diagnosticar una afección nerviosa intercostal.

El siguiente paso es determinar la causa del síntoma, la cual puede ser determinado con los pasos anteriormente mencionados y confirmada con estudios adicionales que permiten detectar enfermedades adyacentes que la ocasiones, tales como la mielografía, (radiografía con contraste en el canal espinal), radiografías de tórax, tomografía computarizada (TC), resonancia magnética (RM) y ultrasonido/ecografía (poco usada).

Tratamiento médico de la Neuralgia intercostal

El tratamiento médico dependerá de cada caso, ya que son variadas las causas que podrían desarrollar este síntoma. Por ejemplo, si la costilla que refiere dolor está fracturada o presenta una fractura sin una buena consolidación, el hueso roto debe tratarse (por inmovilización o cirugía). Si el desencadenante es una fuerte tensión de los músculos de la espalda, del pecho, de los intercostales o diafragma, el médico frecuentemente indica antiinflamatorios y relajantes musculares, y si estos no suelen surtir efecto inyectan anestésicos locales a la región afectada como la lidocaína. 

A veces, los pacientes experimentan un dolor muy intenso, en el cual los analgésicos convencionales no tienen ningún efecto. En estos casos, el médico tratante administrará analgésicos fuertes que afectan el sistema nervioso central, o sea, opioides en forma de morfina. También en estos casos, algunos médicos recomiendan la anestesia local o bloqueo intercostal mediante inyecciones, la cual garantiza la ausencia de malestares durante un período limitado. Para muchos médicos, el bloqueo neural es preferible a los opioides porque estos últimos ocasionan importantes efectos secundarios en el cuerpo. 

La última opción médica terapéutica es la invasiva, esta se trata de la llamada ablación con radiofrecuencia. Su objetivo es destruir el tejido nervioso afectado, mediante el calor resultante de una corriente de alta frecuencia debajo de su piel, la cual descompone la estructura nerviosa con la intención de interrumpir la transmisión de impulsos dolorosos.

Tratamiento de Fisioterapia para la Neuralgia intercostal

Esta afección nerviosa puede darse por variedad de causas y tiene una fuerte relación con lesiones del sistema musculoesquelético, si es el caso, la fisioterapia puede ser un tratamiento muy eficaz. Los músculos de la región torácica (intercostales, diafragma, abdominales, paravertebrales) son los principalmente relacionados a la compresión nerviosa intercostal, por lo que uno de los objetivos a obtener desde la fisioterapia es la normalización del tono y las funciones de esos tejidos. 

Para ello, se valorará las características del paciente y se diseñará un plan de tratamiento constituido por diversas técnicas y herramientas terapéuticas enfocadas en la obtención de la analgesia del dolor y la recuperación de las funciones alteradas por la compresión nerviosa. El atrapamiento nervioso puede ser resuelto mediante las siguientes estrategias fisioterapéuticas:

  • Educación para el dolor.
  • Electroanalgesia o TENS.
  • Uso de termoterapia (compresas calientes) o crioterapia (hielo) para aliviar el dolor.
  • Kinesiotaping.
  • Ejercicios respiratorios para ganar más movilidad costal y flexibilidad del diafragma.
  • Movilización de la costilla afectada.
  • Manipulaciones de las articulaciones intervertebrales torácicas y costovertebrales involucradas.
  • Liberación miofascial de las áreas comprometidas.
  • Ejercicios de extensión y flexión torácica.
  • Gimnasia postural y reeducación postural global (RPG).

Tratamiento propuesto en Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa para la Neuralgia intercostal

El tratamiento Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa se encuentra basado en las investigaciones realizadas desde la Medicina Tradicional China (Medicina Oriental), este tipo de medicina establece que el desarrollo de una alteración de algún órgano o víscera en es producto de una emoción en concreto, la presencia de esta alteración podrá repercutir negativamente en el tono muscular y en la biomecánica de algunos segmentos intervertebrales, debido a la relación establecida por el sistema simpático y parasimpático. Además, otros factores causales muy importantes, pero poco tomados en cuenta como la nutrición y el mal manejo del estrés también contribuyen a la instauración de una disfunción visceral que finalmente genere alteraciones en el sistema musculoesquelético. 

Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa

Toda esta relación en la que se encuentra basada esta alternativa terapéutica la podrás ver ejemplificada en el siguiente diagrama:
Infografía de Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa
Teniendo en cuenta los anteriormente expuesto, podemos afirmar que la neuralgia intercostal no sólo se origina por factores físicos o mecánicos (las malas posturas, trabajos repetitivos, exceso de ejercicio, traumatismos o lesiones) nombrados en este artículo, sino que también pueden ocasionarlo la presencia de una disfunción visceral relacionada al estrés, alteraciones nutricionales y emocionales.

Esta afección desde nuestra visión Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa, tiene una relación muy fuerte con la disfunción visceral, se origina como consecuencia de una disfunción visceral del estómago e hígado, estos órganos pueden ocasionar cambios en la biomecánica de la región dorsal e intercostal.

Ahora bien, la aparición de dolor costal que predomina en el lado derecho es promovida específicamente por disfunciones hepatobiliares, mientras que cuando el malestar se orienta hacia el lado izquierdo son asociadas a disfunciones en el estómago. Ambas disfunciones conducen a la instauración de un conflicto musculoesquelético que acaba comprimiendo los nervios intercostales, este conflicto se origina por bloqueos vertebrales a nivel dorsal que producen dolor y rigidez, además estos órganos pueden tensar la musculatura de la región dorsal, promoviendo la compresión de las articulaciones costovertebrales. Estas disfunciones pueden originarse por variados factores que a continuación te explicaré:

Causas de la disfunción del hígado, estómago y la vesícula biliar que originan la Neuralgia intercostal

  • Alteraciones nutricionales: una inadecuada alimentación acompañada por consumo de alimentos que irriten o estresen la vesícula biliar, el estómago o el hígado afectan su funcionamiento. Siendo los alimentos nocivos para estos órganos los siguientes: azúcares, fritos, café, gaseosas, carnes rojas, naranja, chocolates, embutidos o alimentos muy procesados, así como aquellos que generan ardor y acidez en el estómago.
  • Alteraciones emocionales: si afecta el lado derecho está vinculada a una disfunción hepatobiliar, ciertas emociones alteran a este órgano, el enfado, la crispación y la cólera presente en una persona de carácter extrovertido pueden conducir a esta afección, también estas emociones pueden alterar el funcionamiento de la vesícula biliar en una persona con carácter introvertido. Adicionalmente la neuralgia intercostal izquierda puede ser ocasionada por una disfunción del estómago relacionada al exceso de responsabilidad y a la incapacidad de desconectar del trabajo en una persona con carácter responsable y ordenado.
  • Estrés: ciertas situaciones que generan estrés desencadenan en el cuerpo un estado de alerta patológico, el cual puede desequilibrar diferentes órganos, esto a causa de la conexión existente entre el sistema nervioso simpático y parasimpático, siendo los afectados en esta afección el hígado, el estómago y la vesícula biliar.

Estos tres factores cada uno por su lado o en conjunto ocasiona alteraciones en el sistema musculoesquelético, originando rigidez en la región dorsal y bloqueos en las articulaciones dorsales, así como también desequilibrio en los músculos intervertebrales que por ende ocasiona la instauración de una compresión nerviosa costal.

Tratamientos desde Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa para la Neuralgia intercostal

  1. Manipulación vertebral: esta intervención está enfocada en tratar las repercusiones viscerales en la zona cervicodorsal que afecta indirectamente en la articulación del hombro, es importante intervenir manualmente las vértebras irritadas T4 (vesícula biliar), T5 (hígado), T6-T7 (estómago) y las vértebras cervicales (C5-C7). Pero también estas manipulaciones están enfocadas en restaurar la movilidad normal de la columna vertebral afectada normalizando así la biomecánica alterada en el hombro e induciendo un efecto regulador en el sistema nervioso de estos órganos, lo que disminuye los efectos reflejo negativos provenientes del estómago, hígado y vesícula.
  2. Osteopatía visceral: consisten en técnicas manuales aplicadas en la ubicación topográfica de los órganos afectados en este caso el hígado, la vesícula biliar y el estómago, esto con la finalidad de fomentar la movilidad y la motilidad de estos órganos, lo que contribuye a la mejoría de sus funciones.
  3. Asesoramiento nutricional: enfocado en eliminar de la dieta todos los alimentos excitantes y nocivos anteriormente mencionados, los cuales generan irritación o estrés en el hígado, el estómago y la vesícula biliar. Una correcta alimentación contribuye a la normalización de las funciones viscerales, en este caso del hígado, vesícula biliar o estómago, y que estos no den reflejo y aumento de tensión muscular en la zona cervicodorsal y del hombro.
  4. Biodescodificación: hacer que el paciente se haga consciente de que una situación emocional le está provocando un problema físico, o sea la neuralgia intercostal. El estar consciente de esta relación abre la puerta a que este tipo de emociones no afecten al cuerpo y por ende no contribuyan al desarrollo de la compresión nerviosa.
  5. Plantas medicinales: dosificación individual de un plan de tratamiento individualizado que constituido por plantas medicinales o complementos de plantas (jarabes, cápsulas, gotas, infusiones) que fomenten el correcto funcionamiento hepatobiliar y contribuya al correcto funcionamiento en el hígado, estómago y la vesícula biliar.
  6. Gestión del estrés: trata de la programación del horario del sueño y la implementación de técnicas que permitan la desconexión del trabajo y la integración de ejercicios físicos aeróbicos que fomenta la relajación y la recuperación que necesita el cuerpo.

Ejercicios, automasajes y otros autocuidados para la Neuralgia intercostal

Son variados los vídeos que podrás encontrar en nuestro portal de YouTube FisioOnline, todos ellos realizados por profesionales en fisioterapia y rehabilitación que te brindarán su conocimiento en distintas lesiones musculoesqueléticas, de la manera más breve y didáctica posible.

Ejercicio para liberar y estirar tu zona torácica o tórax

Primeramente, te mostramos en el siguiente vídeo, ejercicios fáciles y prácticos de hacer para recuperar la movilidad de la parrilla costal y las articulaciones entre las costillas y las vértebras, que estén promoviendo la compresión nerviosa: 

Ejercicios para relajar, estirar y desbloquear el diafragma.

Un diafragma tensionado está implicado en la alteración biomecánica presente en las costillas que promueve esta afección, es por ello que te dejamos en el siguiente vídeo, ejercicios respiratorios de relajación enfocados en estirar y relajar las fibras musculares del diafragma: 

Automasaje y relajación de rebordes costales y del diafragma

Además de las técnicas de control respiratorio, te recomendamos realizar automasajes sobre la musculatura involucrada. Aprende a cómo realizarlos correctamente con la información que te brindamos en el vídeo a continuación:

Tratamiento del dolor de costilla o de la parrilla costal.

Finalmente, pero no menos importante, te dejaremos a continuación nuestro tratamiento natural para el malestar que ocasiona esta afección. Teniendo en cuenta la relación de las disfunciones viscerales del estómago, la vesícula biliar y el hígado con la compresión nerviosa de esta afección, te enseñamos como tratar estas disfunciones viscerales en el vídeo a continuación:

Pronóstico de la Neuralgia intercostal. ¿Se cura?

El pronóstico de esta afección está relacionado con la enfermedad subyacente que lo provoca. Dado que las molestias se desarrollan debido a una alteración de salud, la neuralgia intercostal no es considerada muchas veces como una patología independiente, si no cómo un síntoma. La incomodidad y las molestias desaparecen inmediatamente con la recuperación del factor causal. En casos graves no tratados, se producen dolencias crónicas consecuentes y estas pueden ser tanto físicas como psicológicas por el dolor crónico.

Si es posible tratar el daño nervioso existente rápidamente y sin complicaciones adicionales, la perspectiva de una recuperación completa es favorable en casos crónicos. En el caso de que la causa sea una fractura mal curada de costillas, la curación se evidencia en la mayoría de los pacientes después de completar el proceso de cicatrización del daño óseo. Las fracturas simples generalmente sanan y causan solo unas pocas molestias a largo plazo, las cuales pueden ser resueltas con fisioterapia.

Si el paciente sufre de una enfermedad tumoral y es posible extirpar completamente el tumor, el alivio de la incomodidad costal es concebible. El cáncer puede tener un curso fatal sin la terapia adecuada o si se encuentra en una etapa avanzada. En el caso de que el causante sean enfermedades virales o infecciosas, el pronóstico es favorable tan pronto como los patógenos mueran por los medicamentos de la terapia farmacológica.

No se puede descartar que esta afección vuelva a ocurrir una vez curada.