Ligamentos

Ligamentos

Los Ligamentos son bandas fibrosas de tejido conjuntivo que permiten la unión entre los huesos y las articulaciones, además proporcionan estabilidad a las estructuras articulares y están formados por colágeno y elastina.
Ligamentos

Los ligamentos son estructuras fibrosas de tejido conjuntivo que conectan lo huesos
de las articulaciones, generando estabilidad y soporte, además de permitir la movilidad articular. Debido a sus funciones son elementos fundamentales en la propiocepción y funcionalidad de las articulaciones.

Más información sobre Ligamentos

¿Qué son los ligamentos?

Los ligamentos son estructuras de tejido conjuntivo que unen los huesos de las articulaciones, permitiendo los movimientos fisiológicos de las mismas y limitando aquellos que puedan ocasionar alguna lesión fuera de los rangos articulares normales. 

“Los ligamentos son estructuras de tejido conjuntivo que unen los huesos de  las articulaciones”

¿Cómo están compuestos los ligamentos?

Están compuestos principalmente de colágeno tipo I en un 70% y fibras de elastina, son rígidos y parecidos a los tendones. La correlación entre estos compuestos, glucoproteínas y el agua, otorga al tejido sus especiales características viscoelásticas, lo que permite mantener la tensión y resistencia apropiada para cada ocasión.

¿Cuál es la función de los ligamentos?

Estos se encargan de unir las articulaciones, y además tienen otras funciones principales:

  • Permitir la Unión y estabilización de las estructuras articulares.
  • Enviar información propioceptiva.
  • Facilitar los movimientos articulares fisiológicos y restringir aquellos que resulten nocivos o lesionantes.
  • Generan protección a las articulaciones al absorber los impactos. 

“Los ligamentos son elementos fundamentales para la unión, estabilidad, la propiocepción y el funcionalismo de las articulaciones.”

¿Cuáles son los tipos de ligamentos?

Existen dos tipos:

Ligamentos intraarticulares:

Son ligamentos ubicados dentro de la articulación. Hay pocos de este tipo en el organismo, cuentan con poca irrigación,debido a que internamente en las articulaciones no circula sangre. Un ejemplo de este tipo de ligamentos son los cruzados (anterior y posterior) ubicados en la rodilla.

Ligamentos extraarticulares:

Son ligamentos que se encuentran fuera de la articulación. Abundan en el organismo,y tienen mucho tejido alrededor en conexión con ellos (tejido conjuntivo, celular adiposo). Reciben mayor irrigación sanguínea que los ligamentos intraarticulares, pero no a través de una arteria propia, sino a través de los tejidos adyacentes. Los ligamentos colaterales de la rodilla (interno y externo) es un ejemplo de ellos.. 

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes de los ligamentos?

Las principales lesiones que sufre el ligamento son debidas a traumatismos, en ocasiones las más frecuentes se ubican en la zona de la rodilla; estas son:

  • Rotura de ligamento: es cuando se rompen de manera parcial o total los ligamentos.
  • Esguince de ligamento: se produce cuando uno o más ligamentos se elongan o desgarran. Dependiendo de la magnitud de la lesión se clasifican en tres grados: 
  • Grado I: se produce el estiramiento o el desgarro de unas pocas fibras del ligamento.
  • Grado II: existe una ruptura parcial de los ligamentos.
  • Grado III: cuando la rotura del ligamento es completa.
  • Luxaciones y Subluxaciones: la luxación es la separación de ambas partes de una articulación, y se produce al aplicar una fuerza máxima sobre el ligamento, generando la separación de los extremos de los huesos conectados. La subluxación es la separación parcial o incompleta de los dos extremos de la articulación.

Vídeo sobre las lesiones ligamentosas y su proceso de curación

En este vídeo, Iñigo Junquera nos muestra qué sucede cuando nos lesionamos un ligamento y cuáles son los procesos y las fases de su recuperación o reconstrucción.