Encuentra tu clínica más cercana

Mapa de provincias de España A CORUÑA PONTEVEDRA OURENSE LUGO ASTURIAS LEÓN ZAMORA SALAMANCA CÁCERES BADAJOZ HUELVA SEVILLA CADIZ CANTABRIA PALENCIA VALLADOLID ÁVILA TOLEDO CIUDAD REAL CÓRDOBA MÁLAGA BURGOS SEGOVIA SORIA VIZCAYA GUIPUZCOA ÁLAVA LA RIOJA MADRID NAVARRA GUADALAJARA CUENCA ALBACETE JAÉN GRANADA ALMERÍA MURCIA HUESCA ZARAGOZA TERUEL CASTELLÓN VALENCIA ALICANTE LLEIDA TARRAGONA BARCELONA GIRONA SANTA CRUZ DE TENERIFE LAS PALMAS BALEARES CEUTA MELILLA
 Lesiones del pie y sus cuidados

Fascitis plantar

La fascitis plantar es ese dolor que se genera en toda la planta del pie, debido a la inflamación de la fascia plantar. Esta fascia se ve afectada por una variedad de causas y su aparición es relativamente común, por lo que es mejor conocer cuál es su tratamiento de antemano.
Fascitis plantar

¿Tienes dolor en la planta del pie? ¿Incrementa al despertar? ¿Disminuye a medida que caminas durante el día? Estos signos son indicativos de la presencia de una fascitis plantar. Aunque suele ser relacionada con el espolón calcáneo, pero, ambas enfermedades pueden estar presentes por separado. Conoce más acerca de las causas, síntomas y tratamientos disponibles para la Fascitis plantar en la información del presente artículo:

¿Qué es la Fascitis plantar?

Para entender mejor esta patología es necesario hablar un poco acerca del tejido afectado. La aponeurosis o fascia plantar es una placa de tejido tendinoso bastante firme ubicada en la planta del pie. Por su parte posterior, se une al hueso del talón (calcáneo) y por su parte delantera está conectada a los dedos de los pies. Cuando se camina, la fascia plantar se pone bajo tensión asegurando la transmisión de carga y fuerza desde el antepié al retropié. La función de este tejido es la de absorber las cargas axiales del cuerpo, estabilizar y levantar el arco plantar, brindándole al pie el soporte y la estabilidad que se necesita para conseguir una marcha funcional y equilibrada.

Por el término fascitis (itis=inflamación) podríamos suponerque se trata de la inflación de la fascia, sin embargo, esta patología se caracteriza notablemente por la ausencia de células inflamatorias. Una vez aclarado esto, podemos decir que la fascitis plantar es una lesión por sobreuso que ocurre como resultado de una irritación degenerativa en el origen de la fascia plantar en la tuberosidad del calcáneo, así como de las estructuras perifasciales adyacentes. Los factores que conllevan a tal irritación y degeneración varían en cada caso, pero frecuentemente esto suele ocurrir durante la realización de actividades deportivas de alto impacto, especialmente aquellas que implican correr o saltar.

Zonas de dolor de la fascitis plantar

Dada la ubicación de este tejido es comprensible que sea una de las afecciones más frecuentemente diagnósticas en caso de dolor en la planta del pie y en el talón. El dolor en la fascia puede ser insercional o no insercional, de igual forma la degeneración y el consecuente dolor puede involucrar la banda central más grande, pero también puede presentarse solamente en la banda medial o lateral de la fascia plantar.

Fascitis plantar

Incidencia y prevalencia de la Fascitis plantar

Se considera la causa más común de dolor de talón que se presenta en el ámbito ambulatorio. Aunque se desconoce la incidencia y la prevalencia exacta de la fascitis plantar por edad, en los EEUU se estima que aproximadamente un millón de visitas de pacientes por año se deben a la fascitis plantar. Es una afección frecuente en corredores o runners, representado el 10% de todas las lesiones que estos deportistas padecen. Se cree que también ocurre en aproximadamente el 10% de la población general, y que el 83% de estos pacientes son adultos activos entre 25 y 65 años. Un tercio de los casos diagnosticas presentar esta afección en ambos pies. De las personas diagnosticadas con esta lesión destacamos al basquetbolista estadounidense Domantas Sabonis quién presentó este diagnóstico a mediados del 2020.

Síntomas y signos de la Fascitis plantar. ¿Cómo saber si la padezco?

La mayoría de los pacientes con fascitis plantar señalan que las molestias dependen de la carga y que los dolores comienzan lentamente. En la mañana después de levantarse, muchos pacientes reportan sufrir de dolor en el área del talón (a esto le llamamos dolor inicial). Sin embargo, después de una corta caminata el dolor suele aminorarse o desaparecer. Muchos pacientes inicialmente no presentan síntomas, incluso cuando hacen deporte o realizan actividades estresantes de la vida cotidiana.

Sin embargo, hacia el final del entrenamiento o cuando la jornada laboral casi termina, el dolor regresa con un poco más de intensidad. El dolor generalmente comienza en la zona del talón, pero a medida que la degeneración baja progresando, puede irradiarse a la totalidad de la planta del pie e incluso llegar a la pantorrilla. Si no se hace nada con respecto a la fascitis plantar, en casos extremos la inflamación puede volverse crónica, por lo que la persona afectada ya no puede caminar sin dolor. Y a largo plazo esto puede conllevar al desarrollo de otras afecciones. en resumen, los signos y síntomas indicativos de la presencia de esta afección son:

  • El dolor de talón y en la planta aparece de manera inesperada y empeora con el tiempo.
  • El dolor en el talón se presenta inicialmente después de levantarse, pero en las primeras etapas de degeneración desaparece nuevamente con el movimiento.
  • Seguidamente, el dolor solo ocurre bajo estrés, durante un entrenamiento deportivo o al caminar.
  • Dolor que se encuentra en el talón y se extiende a la planta del pie o al talón.
  • Las cargas extremas sobre el pie como los saltos o estar mucho tiempo de pie aumentan el dolor.
  • Palpación del talón y el medio de la planta del pie resulta dolorosa.
  • La flexión dorsal o el despegue de la punta del pie con el talón sobre el suele puede desencadenar dolor en esta afección.

¿Cuáles son las causas de la Fascitis plantar?

La irritación, degeneración e inflamación de la fascia o aponeurosis plantar generalmente se produce como consecuencia de un estrés constante irregular o unilateral en los pies. Estar de pie o caminar durante largos períodos de tiempo, así como correr sobre suelos irregulares, puede provocar dicha sobrecarga. Los atletas de salto y los corredores de larga distancia son particularmente propensos a desarrollar esta afección. Además, la obesidad y el sedentarismo se encuentran entre los factores de riesgo más frecuentes, pero existen otros más.

Factores causales desencadenantes

  • Deformidades en los pies (pie plano, pie cavo).
  • Alteraciones en la pisada (pronación o supinación excesiva).
  • Diferencia en la longitud de las piernas.
  • Desbalances musculares (tendón de Aquiles acortado, acortamiento o debilidad de músculos como: gastrocnemio, sóleo y / u otros músculos posteriores de la pierna).
  • Uso de calzado inadecuado.
  • Sobrepeso u obesidad.
  • Envejecimiento.
  • Actividades laborales que requieren estar de pie durante mucho tiempo y soportar peso.
  • Los casos bilaterales están asociados a la presencia de determinadas enfermedades reumáticas o crónicas como artritis reumática, gota, psoriasis, enfermedades de la tiroides, espondilitis anquilosante o artrosis. Sin embargo, estas son causas poco frecuentes.

Prevención de la Fascitis plantar

Tratándose de una enfermedad que se desarrolla de manera progresiva por factores modificables, existen varias simples acciones que pueden reducir efectivamente el riesgo de padecerla. Estas incluyen:

  • Si presenta sobrepeso u obesidad sería beneficioso bajar de peso, ya que el aumento de peso puede ejercer más presión en la planta de los pies y conllevar a esta afección.
  • Elija zapatos con buen soporte plantar y diseñado con las características propias de su pie. Además, si es deportista se le recomienda que reemplace sus zapatos deportivos con frecuencia.
  • El uso de plantillas ortopédicas resulta útil en caso de presentar deformidades que alteren la biomecánica del pie.
  • Evite las actividades de alto impacto. Estas incluyen correr y saltar, lo que ejerce mucha presión sobre los pies y puede hacer que los músculos de la pantorrilla se tensen si no los estira. 
  • En caso de realizar actividades deportivas con frecuencia, es importante integrar ejercicios de calentamiento/acondicionamiento previo al entrenamiento y ejercicios de estiramiento enfocados en la musculatura de la parte posterior de la pierna.

Cool Roller: Automasaje de fascia plantar

Además, de los estiramientos enfocados en la musculatura de la pantorrilla, otra medida preventiva es la técnica de automasaje enfocada en la aponeurosis o fascia plantar. En el siguiente vídeo te mostraremos como realizarlo de manera efectiva: 

Diagnóstico diferencial

Teniendo en cuenta que el tejido afectado guarda relación con varias zonas del pie, es necesario aclarar que es la fascia la afectada y no otra estructura. Algunos de los diagnósticos diferenciales más destacables son:

¿Cómo se diagnostica la Fascitis plantar?

El diagnóstico generalmente se puede hacer sobre la base de la anamnesis y los hallazgos clínicos típicos. En la mayoría de los casos, no son necesarios exámenes adicionales más que el examen físico, en donde frecuentemente el especialista inspecciona el área dolorida y realiza pruebas provocativas como el Test de Jack (dolor de talón provocado por la dorsiflexión pasiva de los dedos), que permite una valoración integral de la fascia plantar. El diagnóstico se puede confirmar mediante una ecografía o resonancia magnética del pie. Rara vez se requiere una radiografía, pero puede usarse para descartar otras lesiones o enfermedades, en particular una fractura por fatiga del calcáneo. En algunos casos, en la valoración con pruebas de imagen se puede encontrar un espolón en el hueso calcáneo. Se encuentra a menudo en pacientes con fascitis plantar crónica, pero no tiene por qué estar presente. La presencia de un espolón en el talón no está necesariamente asociada con la fascitis plantar.

En casos crónicos,  es frecuente encontrar en la valoración con pruebas de imagen un espolón en el hueso calcáneo..."

Tratamiento médico para la Fascitis plantar

Aunque existen muchas opciones de tratamiento médico conservador y quirúrgico, la fascitis plantar puede volverse crónica fácilmente y conllevar a la aparición de afecciones como el espolón calcáneo.

Tratamiento conservador

El tratamiento inicialmente consiste en aliviar el estrés o reducir la actividad física estresante (reposo deportivo) para reducir la inflamación y el dolor de la fascitis plantar, algunas de los tratamientos más frecuentemente indicados por los médicos: 

  • Analgésicos e infiltraciones de toxina botulínica/ plasma rico en plaquetas (PRP)/ esteroideos o cortisona: estos fármacos simplemente suprimen la señal de alarma de su cuerpo, pero realmente no soluciona el problema causal. Además, a largo plazo, la cortisona hace que los tendones se vuelvan quebradizos y propensos a agrietarse por lo que, a pesar de sus notables efectos a corto plazo, no puede ser usada por largos periodos de tiempo.
  • Órtesis, plantillas ortopédicas y férulas nocturnas: brindan alivio y apoyan el arco longitudinal.
  • Uso de hielo sobre la zona dolorida.
  • Fisioterapia para mejorar y normalizar la biomecánica alterada, la fuerza muscular y la estabilidad del arco longitudinal.

¿Cómo es la cirugía en caso de la Fascitis plantar?

La cirugía es el último recurso terapéutico del médico y frecuentemente se trata una fasciotomía (liberación de la fascia) mediante una cirugía abierta o endoscópica. Sin embargo, la liberación quirúrgica de este tejido tendinoso no garantiza un resultado exitoso. Las complicaciones de la cirugía incluyen lesión nerviosa, rotura de la fascia plantar y aplanamiento del arco longitudinal.

Tratamiento de Fisioterapia para la Fascitis plantar

El estiramiento, el fortalecimiento y el movimiento guiado desde la fisioterapia tienen un buen efecto en esta afección de salud. No existe un protocolo terapéutico específico, ya que los factores causales varían en cada persona. Generalmente, los ejercicios de estiramiento enfocados en la musculatura de la pantorrilla son la medida terapéutica más usada en la mayoría de los casos, ya que esta musculatura suele estar contraída aumentando así la tensión sobre la fascia plantar. Otras intervenciones realizadas por el fisioterapeuta son:

  • Educación postural y sobre la selección de calzado.
  • Agentes físicos como la crioterapia o uso de hielo en etapas agudas y la termoterapia o uso de calor en etapas crónicas.
  • Movilizaciones y manipulaciones articulares: articulaciones del tobillo, subastragalina y del mediopié.
  • Vendaje neuromuscular o Kinesiotaping.
  • Relajación miofascial de los músculos de la pantorrilla.
  • Ultrasonido terapéutico.
  • Terapia con ondas de choque.
  • Hidroterapia.
  • Estiramiento de los dedos de los pies.
  • Estiramiento del tendón de Aquiles.
  • Estiramiento de la pantorrilla.
  • Ejercicios de fortalecimiento de la musculatura extrínseca e intrínseca del pie.

INDIBA Activ - trata tu dolor de fascitis plantar de manera profunda con INDIBA fascia

Un procedimiento nuevo altamente eficaz en el tratamiento de afecciones de este tipo es el dispositivo INDIBA, observa en el siguiente vídeo cuales efectos y beneficios que puedes obtener si recibe una terapia mediante el dispositivo INDIBA en caso de fascitis: 

Tratamiento propuesto en Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa para la Fascitis plantar

Antes de hablar sobre el tratamiento propuesto de esta visión es necesario esclarecer un poco de qué trata. Siendo así, la Fisioterapia Integrativa – Fiit Concept está basada en la filosofía de la Medicina Tradicional China (Medicina Oriental, este tipo de medicina establece que cada emoción concreta contribuye al desarrollo de una alteración de algún órgano o víscera en concreto, la presencia de esta alteración podrá repercutir negativamente en el tono muscular y sobre la biomecánica intervertebral, debido a la relación establecida por el sistema simpático y parasimpático. Adicionalmente otros factores causales muy importantes, pero poco tomados en cuenta como la nutrición y el mal manejo del estrés también contribuyen a la instauración de una disfunción visceral que finalmente genere alteraciones en el sistema musculoesquelético.

Fisioterapia Integrativa – Fiit Concept

Toda esta relación la podrás ver ejemplificada en el siguiente diagrama:

Infografía de Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa

Teniendo esto en claro, podemos afirmar que no sólo los factores causales provenientes del ámbito físico o mecánico (trabajos repetitivos, exceso de ejercicio, calzado inadecuado) nombrados en este artículo, conlleva a la aparición de fascitis plantar, sino que también la presencia de estrés, alteraciones nutricionales y emocionales pueden favorecer su aparición.

El órgano implicado en el origen de esta enfermedad según nuestra visión Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa, es el riñón. .."

Esta disfunción ocasiona la aparición de rigidez de la zona lumbar alta la cual provoca bloqueo articular en la región lumbar baja (L5-S1), este bloqueo conducirá a la irritación de las raíces nerviosas del nervio ciático, lo cual provocará una afectación del segmento medular correspondiente, originado seguidamente un aumento constante del tono muscular de los gemelos y la bóveda plantar, por ende, tensión constante que finalmente provocará la degeneración de la fascia plantar. Esta disfunción puede originarse por variados factores que a continuación te explicaré:

Causas de la disfunción renal asociada a la Fascitis plantar

  • Alteraciones nutricionales: una dieta acidificante puede ocasionar cansancio a nivel general afectando la función renal, además ciertos alimentos pueden intoxicar y resultar nocivos para el riñón hasta el punto de desmejorar su funcionamiento, tales alimentos son lácteos, café, gaseosas, cacao, carnes rojas y procesadas, alimentos que ocasiones intolerancia  como los lácteos, así como los alimentos manufacturados que contienen mucho ácido úrico y altos niveles de sal como los embutidos y los encurtidos, además de los alimentos que generan ácido oxálico como el tomate, espinaca y el espárrago..
  • Estrés: la presencia de un estado de alerta patológico asociado a situaciones estrés, ocasiona un estado de cansancio general en el cuerpo que desmejora potencialmente la vitalidad del organismo y el funcionamiento de los órganos con el elemento agua como el riñón según los preceptos de la medicina oriental.
  •  Alteraciones emocionales: ese cansancio que ocasiona el estrés, puede ser incrementado por sentimientos de inseguridad relacionados por alguna circunstancia específica (familiar o económica), ya que este tipo de emociones afectan al organismo lo que conlleva a la alteración del funcionamiento renal.

Todos estos factores influyen negativamente en el sistema musculoesquelético y combinados desmejoran la mecánica de la zona lumbar, que favorecen la fascitis plantar debido a la conexión establecida por el sistema nervioso simpático y parasimpático.

Tratamientos desde Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa para la Fascitis plantar

  1. Manipulación vertebral: la zona lumbar baja es la más afectada por la disfunción renal, por lo cual es importante realizar manipulaciones que fomenten la movilidad en esta región, al manipular las vértebras irritadas especialmente del segmento L5-S1, con la finalidad de incentivar una adecuada movilidad y de inducir un efecto regulador en el sistema nervioso y la médula espinal, lo que disminuye los efectos reflejo negativos en los gemelos provenientes de la disfunción visceral. Para que este tratamiento sea efectivo es necesario integrar otros abordajes terapéuticos como: estiramientos de toda la parte posterior de la pierna, ejercicios de Neurodinamia, los cuales disminuyen la irritación nerviosa presente que este alterando el tono de los gemelos y ondas de choque, ya que estas ayudan a reactivar los procesos de curación, favoreciendo la desinflamación y la eliminación de las calcificaciones en la fascia plantar y su inserción en el calcáneo.
  2. Biodescodificación: debido a que ciertas emociones desmejoran el funcionamiento del riñón, es importante tratar que el paciente sea consciente de que ciertas situaciones de conflicto que guarda con otra persona o consigo mismo, pueden promover la aparición de esta lesión. Al ser consciente de la relación de la inseguridad y el estrés sobre el origen de la disfunción visceral, se logra que estas emociones afecten menos al riñón, conduciendo a que las mismas no repercutan en los gemelos y en los músculos de la fosa plantar.
  3. Asesoramiento nutricional: una dieta depurativa de 20-21 días de duración compuesta de frutos secos, legumbres y vegetales, acompañada de la eliminación de los alimentos excitantes que generen irritación o estrés al riñón, tales como los mencionados anteriormente, pueden influir positivamente en su funcionamiento visceral, contribuyendo también en la disminución de la tensión refleja sobre los gemelos y la fascia plantar.
  4. Osteopatía visceral: consiste en la aplicación de manipulaciones suaves y específicas enfocadas en fomentar la movilidad y la motilidad del órgano o víscera alterada o con disfunción visceral.
  5. Plantas medicinales: consiste en la elaboración de un plan de tratamiento individualizado mediante la indicación de plantas medicinales o complementos de plantas (jarabes, cápsulas, gotas, infusiones) que fomenten el correcto funcionamiento renal que ocasiona los cambios en las fibras musculares del grupo gemelar.
  6. Gestión del estrés: programación del horario del sueño e implementación de técnicas que permitan la desconexión del trabajo y de las situaciones que generan cansancio y fatiga al organismo conduciendo a largo plazo a la fascitis plantar. De esta manera se fomenta la relajación y se le permite al cuerpo gestionar esas situaciones estresantes, para que no afecten al organismo y no originen el cansancio que afecta la salud visceral.

Ejercicios, automasajes, estiramientos y otros autocuidados para la Fascitis plantar

Nuestro canal en YouTube FisioOnline está diseñado para brindarte las herramientas y técnicas terapéuticas adecuadas para fomentar tu proceso de rehabilitación. Es importante destacar que las recomendaciones e indicaciones proporcionadas en los diferentes vídeos no sustituyen el abordaje médico y fisioterapéutico personalizado, por lo que te recomendamos que antes de llevar a cabo algunas de las siguientes recomendaciones, acudir a tu profesional de salud de confianza. Una vez aclarado esto te invitamos a que les des un vistazo a los siguientes vídeos:

Automasaje de la fascia plantar para el tratamiento de la fascitis plantar

La técnica de auto masaje es muy efectiva para obtener analgesia del dolor frente a afecciones musculoesqueléticas como esta, es por ello que te recomendamos realizar la siguiente técnica de automasaje que te enseñaremos a continuación:

¿Qué es la fascia plantar y la fascitis plantar? Tips para remediarla

En el siguiente vídeo te hablaremos un poco acerca de la biomecánica alterada en esta afección, cuales factores pueden desencadenarla y, además, te brindaremos variedad de tips y consejos que te ayudarán a resolver esta lesión tan frecuente:

Ejercicios, estiramientos y masajes

En el siguiente vídeo te brindaremos importante información y un protocolo terapéutico que te ayudará a recuperarte eficazmente de esta afección de salud. Dicho protocolo está constituido por ejercicios, estiramientos y masajes:

Ejercicios, masajes y consejos para su tratamiento

En el siguiente vídeo hay variedad de ejercicios que te permitirán entrenar eficazmente la musculatura de tus pies mejorando así la biomecánica alterada y aliviando los síntomas presentes, además, te mostramos otros consejos y masajes para la fascitis plantar:

Pronóstico de la Fascitis plantar. ¿Cuánto tarda en curarse?

El cuerpo puede recuperarse de esta lesión por sí sólo, siempre y cuando se sigan con las medidas terapéuticas indicadas. La duración total de los síntomas varía de persona a persona. En la mayoría de los casos habrá una mejora completa dentro de un año. En algunos casos, sin embargo, pueden provocar molestias crónicas que son mucho más difíciles de tratar. En raros casos, el grado de degeneración presente es tal, que la placa de tejido tendinoso puede romperse. 

La mayoría de los pacientes con fascitis plantar presentan mejoría en cuanto a los síntomas en unos 6 meses y se curan completamente con tratamientos conservadores en 12 meses. Los casos que necesitan cirugía, por lo general no brinda resultados exitosos, por lo que incluso con tratamiento, la resolución de los síntomas en estos casos puede tardar semanas o meses.

Fascitis plantar