Encuentra tu clínica más cercana

Mapa de provincias de España A CORUÑA PONTEVEDRA OURENSE LUGO ASTURIAS LEÓN ZAMORA SALAMANCA CÁCERES BADAJOZ HUELVA SEVILLA CADIZ CANTABRIA PALENCIA VALLADOLID ÁVILA TOLEDO CIUDAD REAL CÓRDOBA MÁLAGA BURGOS SEGOVIA SORIA VIZCAYA GUIPUZCOA ÁLAVA LA RIOJA MADRID NAVARRA GUADALAJARA CUENCA ALBACETE JAÉN GRANADA ALMERÍA MURCIA HUESCA ZARAGOZA TERUEL CASTELLÓN VALENCIA ALICANTE LLEIDA TARRAGONA BARCELONA GIRONA SANTA CRUZ DE TENERIFE LAS PALMAS BALEARES CEUTA MELILLA
Lesiones de hombro y sus cuidados

Tendinitis del Manguito Rotador

Conocer los factores causales que originan la tendinitis del manguito rotador, te ayudará no sólo con su tratamiento, sino también en la prevención y mejoría del pronóstico de esta frecuente tendinopatía en el hombro.

Indice de Contenidos[mostrar]

Cuando hablamos de tendinitis lo relacionamos a un solo tendón, sin embargo, cuando hablamos de tendinitis del manguito rotador hacemos referencia a un grupo de tendones que convergen en el húmero, en este caso pueden verse lesionado en menor o mayor medida uno o más tendones, siendo el más afectado el tendón supraespinoso. Conoce a continuación sus causas, síntomas, diagnóstico, ejercicios y cuales el curso de esta lesión en el hombro:

¿Qué es el manguito rotador?

Es una zona bilateral ubicada en la parte superior del brazo, conformada por un total de cuatro músculos, que enlazan las estructuras óseas como el omóplato/escápula y la cabeza del húmero formando una compleja unidad funcional que brinda estabilidad y movimiento al hombro. Antes de hablar a profundidad sobre esta enfermedad es necesario describir los componentes anatómicos afectados, o sea, a los músculos y tendones de manguito rotador. 

Músculos del manguito rotador

En la siguiente infografía podrás observa la musculatura que conforma esta zona y que encierra la articulación del hombro casi por completo está conformado, siendo componentes musculares los siguientes:

  • músculos que componen el manguito rotadorSubescapular: hace que el miembro superior gire internamente. Cuando se levanta el brazo, esta estructura es responsable de la aducción. Adicionalmente mantiene la tensión en la cápsula de la articulación del hombro.
  • Redondo menor: se hace cargo de la retroversión, aducción y rotación externa del brazo superior 
  • Infraespinoso: permite que el miembro superior se gire hacia afuera realizando una rotación externa. Cuando se baja el miembro superior esta estructura contribuye al movimiento de abducción. 
  • Supraespinoso: es responsable de la rotación externa y la aducción del hombro. Si la parte superior del miembro superior se coloca en un cierto ángulo en el costado del cuerpo, el músculo supraespinoso actúa como un agonista. Adicionalmente mantiene estable a la cápsula de la articulación del hombro.

Cada músculo se une a la cabeza humeral a través de un tejido fibroso muy resistente denominado tendón, los cuales son los afectados en la tendinitis del manguito rotador. El tendón del supraespinoso, que se extiende por encima de la articulación del hombro, es el que más frecuentemente presenta tendinitis. Los tendones de los otros músculos, como el subescapular en el frente o el infraespinoso atrás, se ven afectados con menos frecuencia, siendo la más inusual afectado el tendón del redondo menor. Aunque el tendón del bíceps braquial no es parte los músculos rotadores, en la mayoría de los casos una tendinitis del mismo se ve asociada a una disfunción en estos últimos.

¿Qué es la Tendinitis del manguito rotador?

La primera referencia médica asociada a una lesión en esta estructura fue realizada en 1834 por JG Smith, quien describió por primera vez las roturas del manguito de los rotadores en la Gaceta Médica de Londres. Posteriormente, los procesos degenerativos del manguito rotador fueron mejor desarrollados por Simon-Emmanuel Duplay (1872), Von Meyer (1924), Ernest Codman (1934) y Charles Neer (1972). Meyer en 1931 y 1937 sostuvo la teoría que tanto las lesiones en el manguito rotador, así como las de la porción larga del bíceps, eran ocasionadas por sobreuso. Mientras Neer consideraba que esta enfermedad era progresiva, iniciando con tendinitis, progresando a tendinosis acompañada de degeneración y desgarros parciales en el tendón y finalmente resultaba en roturas tendinosas.
Cuando se habla de tendinitis del manguito rotador, se entiende cómo inflamación de los tendones del manguito rotador,pero aunque en esta patología el término “tendinitis” es utilizado para describir un proceso inflamatorio en los tendones de los músculos rotadores, recientes investigaciones han evidenciado que hay un número mínimo de células inflamatorias presentes en los tendones del manguito rotador en esta enfermedad. Es por ello que en la actualidad se hace uso del término “tendinopatía”, ya que este engloba los procesos patológicos que ocurren en esta enfermedad.

Incidencia y prevalencia de la Tendinitis del manguito rotador

Este tipo de lesión en el hombro es causante del 30-70% de los casos de dolor de hombro, siendo más frecuente en personas que realicen actividades que involucren movimientos repetitivos del hombro como los beisbolistas, pintores o carpinteros. 
La incidencia de la tendinitis del manguito rotador aumenta conforme a la edad, siendo más frecuente en la población mayor a 50 años de edad. Además, es una de las principales causas de incapacidad y jubilación con una tasa de 40-50% de los casos.

La incidencia de la tendinitis del manguito rotador aumenta conforme a la edad.

De las personas afectadas por esta lesión destacamos a la cantante, modelo y actriz argentina Luciana Salazar, quién comunicó a través de su cuenta en twitter que padecía esta condición: “Tendinitis del manguito rotador es lo q tengo en mi brazo derecho”

Síntomas y signos de la Tendinitis del manguito rotador. ¿Cómo saber si lo padezco?

Generalmente los que padecen de tendinitis del manguito rotador experimentan un fuerte dolor agudo del hombro que puede irradiarse desde la articulación glenohumeral hasta el cuello o hacia la parte media del húmero, adicionalmente también pueden padecer limitación en el rango normal del movimiento del hombro. Además, otras molestias pueden presentarse en aquellos que padecen esta enfermedad, tales como:

  • Contractura muscular del trapecio y en la musculatura periescapular.
  • Incapacidad de separar y elevar el brazo lateralmente en un ángulo superior a 90°.
  • Flexión o elevación anterior del hombro por más de 90° puede resultar dolorosa.
  • Movimientos cotidianos como abrocharse el sujetador o rascarse la espalda pueden resultar limitados por la presencia de dolor.
  • Pérdida progresiva de fuerza en los músculos del hombro. 
  • El dolor se va incrementando hasta el punto que la persona afectada presentará dolor no sólo durante el movimiento, sino también dolor nocturno del hombro.
  • En caso de irritación del tendón del bíceps, el dolor se intensifica cuando el antebrazo se flexiona y se gira.

En los casos en que la degeneración del tendón sea muy grave, se puede presentar una rotura en el manguito rotador, en este caso la persona que presenta un desgarro del manguito rotador refiere un dolor repentino y violento en el hombro, que se aparece justamente al levantar una carga o hacer un movimiento de elevación del miembro superior, seguidamente se presenta una notable restricción del movimiento, por lo que se le dificulta levantar el brazo.

¿Cuáles son las causas de la Tendinitis del manguito rotador?

Las causas más comunes asociadas a este proceso patológico en los tendones del hombro son la incorrecta carga o sobrecarga muscular del manguito rotador. Estas sobrecargas resultan producto del levantamiento de cargas pesadas con rotadores poco entrenados o débiles. Esto puede conducir a cambios inflamatorios en el tendón de uno o más músculos del complejo rotador.

Las causas más comunes asociadas a este proceso patológico en los tendones del hombro son la incorrecta carga o sobrecarga muscular del manguito rotador.

Esta enfermedad es progresiva y deteriora el funcionamiento del hombro provocando dolor de hombro al levantar el miembro superior, así como otra sintomatología que desmejoran la realización de las actividades de la vida diaria de quien lo padece. Puede originarse también debido al estrés y el desgaste producto de movimientos excesivos o incorrectos del hombro. Si ciertos movimientos, por ejemplo, la rotación del brazo o los movimientos de elevación no se llevan a cabo correctamente, puede haber una mayor fricción en el área del tendón que si el movimiento se hubiera llevado a cabo de manera uniforme en la articulación. Esto da como resultado un mayor riesgo de formación de una tendinopatía.

Puede originarse también debido al estrés y el desgaste producto de movimientos excesivos o incorrectos del hombro.

Adicionalmente todas estas causas pueden ser promovidos por una alteración biomecánica del complejo escapulohumeral o por otros factores como:

  • Envejecimiento de las estructuras tendinosas.
  • Factores genéticos (posición desfavorable de huesos y músculos).
  • Antecedentes de enfermedades como diabetes o reumatismo.
  • Factores ocupacionales, trabajo que requieran movimientos constantes por encima de la cabeza (estilistas, pintores, mecánicos).
  • Atletas y deportistas que realicen movimientos intensos del hombro (crossfit, boxeo, tenis, pádel, béisbol entre otros).
  • Problemas de vascularización y riego sanguíneo a los tendones.
  • Por otro lado, desde la visión Fiit Concept queremos destacar que la Tendinitis del manguito rotador también puede ser ocasionada por otros factores importantes que no suelen ser tomados en cuenta durante la valoración. Estos factores son:
  • Calcificaciones: el acúmulo de cal en el hombro puede ser promovido por la disfunción del hígado, este órgano es encargado de la regulación y depuración de toxinas y desechos generados por el metabolismo, cuando estas funciones no son realizadas, el tejido conjuntivo del sistema musculoesquelético, especialmente del área del hombro derecho puede verse afectado por la presencia de cristales de calcio.
  • Tensión muscular refleja: la musculatura interescapular derecha es altamente sensible a la disfunción del hígado, es por ello que puede presentar un aumento de tono que altere la biomecánica escapulohumeral, promoviendo la aparición de inflamación de los tendones en el hombro derecho.
  • Por último, un mal funcionamiento de la vesícula biliar y el estómago producto de emociones estresantes y gastritis, se manifiesta en una serie de síntomas o molestias que promueven la aparición de una tendinopatía aguda en el hombro izquierdo.

Prevención de la Tendinitis del manguito rotador

En la mayoría de los casos prevenir lesiones como la tendinitis del manguito rotador puede ser posible, si se mantiene un entrenamiento que permita construir de manera consciente y uniforme la musculatura rotadora del hombro, que incluya también estiramientos que flexibilicen las zonas musculares en estado de tensión presentes. Siendo así, te dejamos unas recomendaciones que te ayudarán a prevenir la aparición de una tendinitis en los tendones rotadores del hombro:

  • Mantener una buena postura, dado que una mala postura puede poner demasiado estrés en los músculos y tendones del hombro, es importante mantener una postura neutral durante las actividades de la vida diaria. Por ejemplo, si duerme de una manera que le duele el hombro, cambie la posición para dormir y use una almohada que se adapte a usted. En el trabajo o en casa, tome descansos frecuentes si se mantiene sentado mucho tiempo frente a una computadora o una silla. Levántese, camine y haga estiramientos suaves de brazos, hombros, pectorales y cuello.
  • Prevenir o tratar la diabetes también puede reducir su riesgo; un control glucémico deficiente puede contribuir a la inflamación, lo que puede debilitar los tendones.
  • Evite levantar, sostener objetos pesados o levantar los brazos repetidamente por encima de la cabeza. Levantar objetos pesados sobre su cabeza o atraparlos puede estresar los tendones y promover la aparición de esta lesión.
  • Si practica algún deporte o realiza trabajos que requieran que estire constantemente el miembro superior por encima de su cabeza durante períodos prolongados (por ejemplo, si pinta casas, es beisbolista o trabaja en la construcción) tome descansos frecuentes. Igualmente intente minimizar la frecuencia con la cual practica estas actividades.
  • Antes de cada entrenamiento involucra en sus actividades acondicionamiento, enfriamiento y estiramiento. Estas partes del entrenamiento mantienen y mejoran el rango de movimiento, lo cual es crucial para una articulación como el hombro, especialmente si participa en un deporte de lanzamiento (béisbol, tenis, pádel).

Prevención de la tendinitis de hombro, supraespinoso o del manguito rotador

Para completar estas recomendaciones les dejamos el siguiente vídeo en donde el fisioterapeuta Roberto Junquera les explica otras alternativas preventivas que eviten la aparición de tendinitis de hombro, supraespinoso o del manguito rotador:

 

Diagnóstico diferencial

Son muchas las enfermedades y disfunciones que pueden desencadenar la misma sintomatología que esta tendinitis, es por ello que para un tratamiento adecuado es esencial establecer el diagnóstico correcto. Alguno de los diagnósticos diferenciales de la tendinitis del manguito rotador son:

  • Síndrome de los escalenos.
  • Artritis Reumatoide.
  • Tendinopatía Bicipital.
  • Capsulitis Adhesiva (Hombro Congelado).
  • Rotura de bíceps braquial.
  • Espondilosis cervical
  • Hernia discal cervical.
  • Tendinitis calcificante.

La diferenciación entre estas patologías puede ser lograda mediante la valoración clínica y el estudio de resonancias magnéticas, tomografías computarizada entre otros estudios de imagenología, con los cuales se observan el estado de los tejidos blandos y rígidos del hombro.

¿Cómo se diagnostica la Tendinitis del manguito rotador?

El diagnóstico médico y fisioterapéutico se puede hacer sobre la base del historial médico o la descripción del curso de la sintomatología y las molestias que este presentando el paciente. Este historial incluye cualquier historial de lesiones o traumatismos en el hombro, así como las actividades ocupacionales y deportivas realizadas por el paciente ya que estas características son importantes para el diagnóstico de esta enfermedad.
Adicionalmente es necesario una valoración física por parte del médico o fisioterapeuta, la cual incluye:

  • Valoración de la postura de cuello y cintura escapular.
  • Una vez valorada la postura se procede a un examen físico en donde se deben buscar las estructuras sensibles en el hombro. Generalmente, la tendinitis de los rotadores se correlaciona con la presencia de sensibilidad anterolateral a la palpación.
  • Evaluación de las amplitudes articulares activas y pasivas de los movimientos de la articulación glenohumeral. En casos de tendinitis, los pacientes pueden mostrar AMA comprometida por presentar dolor, pero muestran una amplitud articular pasiva completa. Una amplitud de movimiento pasivo limitado se considera un indicativo para el diagnóstico de una capsulitis adhesiva e implica un tratamiento diferente.

Sumado a estos procesos se procede a valorar la fuerza muscular del manguito rotador, con la finalidad de determinar la presencia de desbalances en los rotadores, esto es realizado mediante la valoración de cada músculo por separado:

  • Supraespinoso: este puede ser valorado mediante la prueba de Jobe, la cual indica un proceso inflamatorio en el tendón de este músculo. Adicionalmente se hace uso del test de caída de brazo, el cual indica incapacidad del paciente para mantener la posición abducida del miembro superior por tendinitis del supraespinoso.
  • Infraespinoso: este puede ser valorado mediante una prueba de fuerza muscular en la cual se pide una rotación externa resistida. Este movimiento desencadena dolor en caso de estar afectado el tendón.
  • Redondo menor: este puede ser valorado mediante una prueba de fuerza muscular en donde se resiste la rotación externa con el hombro posicionado en 90° de abducción. En este caso si se presenta el signo del soplador de cuerno (Hornblower sign) es indicativo de que el tendón del redondo menor está afectado, este signo se caracteriza por la incapacidad de mantener el miembro superior en rotación externa o de realizar rotación externa activa contra resistencia.
  • Subescapular: este puede ser valorado mediante una prueba de fuerza muscular donde se resiste la rotación interna con el hombro posicionado en 90° de abducción, si presenta dolor sin pérdida de la fuerza, se sospecha lesión inflamatoria en el tendón del subescapular. En este caso si se presenta el signo de retraso en la rotación interna (Internal Rotation Lag Sign) es indicativo de que el tendón subescapular es el afectado, este signo se caracteriza por la incapacidad del paciente de mantener el brazo detrás del tronco con el codo flexionado a 90 grados, sin la mano no es sostenida por el examinador, el dorso de la mano se desplaza hacia la espalda.

Estas pruebas realizadas por el médico o fisioterapeuta pueden verse complementadas con estudios de imagenología como resonancia magnética y tomografía computarizada, ya que a través de ellas es posible valorar más detalladamente cada tendón del complejo rotador y además puede poner en evidencia otra patología intraarticular . 

Tratamiento médico para la Tendinitis del manguito rotador

La tendinitis debe tratarse inmediatamente después del diagnóstico para evitar que la inflamación se propague aún más. Las primeras medidas de tratamiento médicas son la restricción de los movimientos del hombro, por lo que se suele indicar un inmovilizador de hombro. Este debe ser usado con mucho cuidado puesto que de ser usado por tiempo prolongado puede beneficiar la atrofia muscular presente en la tendinitis del manguito rotador.

Adicionalmente, el médico puede indicar fármacos antiinflamatorios tales como ibuprofeno o diclofenac tanto en grageas como en ungüentos, para reducir las molestias y la sintomatología presente.

Si los mismos no logran ser reducidos, el médico puede indicar otras medidas más invasivas como las inyecciones o infiltraciones de anestésicos locales (lidocaína), medicamentos como la cortisona o plasma rico en plaquetas (PRP), estas son realizadas en el tejido adyacente del tendón con la finalidad de obtener analgesia frente a la inflamación y el dolor. Este tipo de tratamiento es infructuoso en la mayoría de los casos, ya que el efecto analgésico suele durar poco si las causas no son resueltas del todo.

Se puede indicar procedimientos quirúrgicos después del fracaso de los enfoques terapéuticos conservadores anteriormente mencionados.

Los procedimientos más utilizados en este tipo de lesión son la descompresión subacromial y la acromioplastia, estos procedimientos en la actualidad no están del todo justificadas, ya que en muchos casos la inflamación tendinosa no es ocasionada por una disminución del espacio subacromial. 

Tratamiento de Fisioterapia para la Tendinitis del manguito rotador

Por sus notables resultado el tratamiento médico por excelencia en esta lesión es la fisioterapia, el objetivo principal es el alivio del dolor y la restauración de la función de la articulación glenohumeral. Inicialmente el arsenal de técnicas terapéuticas disponibles será enfocado en el alivio del dolor y posteriormente será enfocado en las causas.

El tratamiento fisioterpéutico será enfocado primeramente en el alivio del dolor y posteriormente será enfocado en las causas.

La resolución de las causas es sumamente importante, desde nuestra visión Fisioterapia Integrativa o Fiit Concept tenemos en cuenta la solución de las causas tanto extrínsecas como intrínsecas tales como la mala nutrición, el inadecuado manejo de emociones y las disfunciones viscerales. Siendo así, las intervenciones fisioterapéuticas enfocadas en el tratamiento de esta tendinitis son:

  • Crioterapia para reducir el dolor y la hinchazón de los tendones.
  • Relajación miofascial de la musculatura en estado de tensión.
  • Los ejercicios pendulares con la finalidad de reducir la presión sobre los tendones y para ampliar el espacio por el que pasan los tendones.
  • El ejercicio terapéutico guiado por el fisioterapeuta para mejorar la funcionalidad y la fuerza de la musculatura del hombro.
  • Los ejercicios de estiramiento promueven la flexibilidad reducida en este tipo de lesiones.
  • EPI (Electrólisis Percutánea Intratisular) mejora la función y reduce los síntomas. 
  • Punción seca normaliza el tono de la musculatura en tensión.
  • Kinesiotaping favorece la armonía de la musculatura de la región escapulohumeral.
  • Gimnasia postural para corregir el ritmo escapulohumeral alterado por la postura.
  • Ondas de choque aumentan la formación de vasos sanguíneos en el tendón y ayudan a restablecer los procesos reparativos del tendón.
  • Ejercicios de Neurodinamia que reducen el dolor.
  • Fitoterapia y plantas medicinales en caso de disfunción del hígado, estómago y la vesícula biliar.
  • Asesoría nutricional antiinflamatoria.

Estas intervenciones combinadas según las características actuales de cada paciente, contribuyen a restablecer el correcto funcionamiento de los tendones del complejo rotatorio de la articulación glenohumeral en este tipo de lesiones.

Tratamiento propuesto en Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa para la Tendinitis del manguito rotador

Para comenzar, es necesario explicar de qué trata el Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa, la misma trata de una nueva visión terapéutica con bases teóricas en la Medicina Tradicional China (Medicina Oriental), este tipo de medicina ha investigado durante mucho tiempo, la relación que tiene algunas emociones con concretos órganos y vísceras, estableciendo que ciertas alteraciones emocionales pueden contribuir al desarrollo de una disfunción visceral. Una vez instaurada una disfunción visceral, la misma puede repercutir en el sistema musculoesquelético, alterando el tono muscular y la biomecánica intervertebral de ciertas regiones, debido a la conexión existente formada por el sistema nervioso simpático y parasimpático. Pero no sólo las emociones pueden provocar la alteración de un órgano o víscera, las alteraciones nutricionales y el mal manejo del estrés también contribuyen a la instauración de una disfunción visceral que finalmente genere alteraciones en el sistema musculoesquelético.

Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa

Toda esta relación de las bases de nuestra visión la podrás ver ejemplificada en el siguiente diagrama:
Infografía de Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa 
Teniendo en cuenta todo lo anteriormente expuesto, podemos afirmar que la tendinitis del manguito rotador no sólo se origina por factores físicos o mecánicos (las posturas, trabajos repetitivos, exceso de ejercicio de deportistas lanzadores) nombrados en este artículo, sino que también pueden ocasionar la presencia de un carácter predominante, estrés, alteraciones nutricionales y emocionales.
La tendinitis del manguito rotador desde nuestra visión Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa, se origina como consecuencia de una disfunción visceral del estómago y la vesícula biliar el hombro izquierdo es el afectado, si además del dolor de hombro se presenta dolor de cuello o nuca en el lado izquierdo, se puede confirmar una tendinitis de origen cervical asociada a la disfunción de la vesícula biliar, si no se presenta otro síntoma adicional se ve asociado a una disfunción del estómago. En caso de que sea el hombro derecho el afectado por la tendinitis, este es originado por la disfunción del hígado.
Estas disfunciones viscerales pueden ocasionar por un lado rigidez articular y contractura muscular en la región dorsal, que alteran la biomecánica cervical provocando que la región cervical se vuelva hipermóvil e inestable, hasta el punto de provocar bloqueos cervicales, lo que repercute indirectamente en la musculatura del hombro. Por otro lado, las disfunciones en estos órganos también pueden ocasionar un aumento del tono en los músculos interescapulares, antepulsores y rotadores internos (pectorales mayor y menor, redondos, subescapular), el aumento de la tensión de estos músculos altera la biomecánica escapulohumeral en el hombro ocasionando un mayor roce de los tendones del manguito rotador y una disminución del riego sanguíneo de los mismos, lo que consecuentemente promueve su degeneración. Estas disfunciones pueden originarse por variados factores que a continuación te explicaré:

Causas de la disfunción del hígado, estómago y la vesícula biliar que originan la Tendinitis del manguito rotador

  1. Estrés: ciertas situaciones que generan estrés desencadenan en el cuerpo un estado de alerta patológico, el cual puede desequilibrar el hígado, el estómago y la vesícula biliar, esto a causa de la conexión existente entre el sistema nervioso simpático y parasimpático.
  2. Alteraciones nutricionales: algunos alimentos comunes en la dieta de muchos, que ocasiona irrita y estresa la vesícula biliar, el estómago o el hígado. Siendo los alimentos nocivos para estos órganos los siguientes: fritos, café, gaseosas, naranja, embutido o quesos, así como aquellos que generan ardor y acidez.
  3. Alteraciones emocionales: estas disfunciones viscerales son promovidas también por emociones, ya que estos órganos son altamente sensibles a las emociones. En caso de la disfunción del hígado, esta se debe a la presencia de enfado, crispación y cólera en una persona de carácter extrovertido, además estas emociones pueden generar una disfunción en la vesícula biliar en una persona con carácter introvertido, siendo reflejado en el hombro izquierdo. Adicionalmente la tendinitis en el hombro izquierdo puede ser provocada por una disfunción del estómago relacionada al exceso de responsabilidad y a la incapacidad de desconexión del trabajo en una persona con carácter responsable y ordenado.

Estos tres factores cada uno por su lado o en conjunto ocasiona alteraciones en el sistema musculoesquelético, originando rigidez en la región cervicodorsal y bloqueos en las articulaciones cervicales, así como también desequilibrio en los músculos del hombro que por ende ocasiona la instauración de una tendinopatía en los tendones rotadores.

Tratamientos desde Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa para la Tendinitis del manguito rotador

  1. Manipulación vertebral: teniendo en cuenta que estas disfunciones viscerales repercuten en la zona cervicodorsal que afecta indirectamente en la articulación del hombro, es importante intervenir manualmente las vértebras irritadas T4 (vesícula biliar), T5 (hígado), T6-T7 (estómago) y las vértebras cervicales (C5-C7). Esto se realiza por un lado con el objetivo de restaurar la movilidad normal de estas áreas normalizando la biomecánica alterada en el hombro y por otro lado con el objetivo de inducir un efecto regulador en el sistema nervioso de estos órganos, lo que disminuye los efectos reflejo negativos provenientes del estómago, hígado y vesícula.
  2. Osteopatía visceral: técnicas manuales aplicadas en la ubicación topográfica de los órganos afectados en este caso el hígado, la vesícula biliar y el estómago, esto con la finalidad de fomentar la movilidad y la motilidad de estos órganos, lo que contribuye a la mejoría de sus funciones.
  3. Gestión del estrés: consiste en la programación del horario del sueño y la implementación de técnicas que permitan la desconexión del trabajo y la integración de ejercicios físicos aeróbicos que fomenta la relajación.
  4. Biodescodificación: incentivar a que el paciente se haga consciente de que una situación emocional le está provocando un problema físico, o sea la tendinitis. El estar consciente de esta relación abre la puerta a que este tipo de emociones no afecten al cuerpo y por ende que este tipo de emociones no contribuyan al desarrollo de esta afección de hombro.
  5. Asesoramiento nutricional: eliminar de la dieta todos los alimentos excitantes anteriormente mencionados, los cuales generan irritación o estrés en el hígado, el estómago y la vesícula biliar. Una correcta alimentación contribuye a la normalización de las funciones viscerales, en este caso hígado, vesícula biliar o estómago, y que estos no den reflejo y aumento de tensión muscular en la zona cervical.
  6. Plantas medicinales: trata de la elaboración de un plan de tratamiento individualizado mediante la indicación de plantas medicinales o complementos de plantas (jarabes, cápsulas, gotas, infusiones) que fomenten el correcto funcionamiento hepatobiliar y contribuya al correcto funcionamiento en el hígado, estómago y la vesícula biliar.

Ejercicios, automasajes, estiramientos y otros autocuidados para la Tendinitis del manguito rotador 

Hay algunas intervenciones terapéuticas que puede realizar usted mismo en casa, dichas intervenciones la podrás encontrar en nuestro portal de YouTube FisioOnline, allí encontrarás diversos vídeos realizados por profesionales fisioterapeutas que te explicarán de manera breve y detallada que debes hacer para reducir tus molestias y síntomas.

Tendinitis del supraespinoso y manguito rotador - Automasaje para su tratamiento

Si te has preguntado ¿Qué es bueno para el dolor del manguito rotador? Inicialmente el automasaje contribuye a reducir el dolor en esta área, si quieres saber cómo realizarlo te dejamos el siguiente vídeo: 

Ejercicios pendulares para el dolor y rehabilitación de hombro

Entendemos que en un primer momento el dolor en este tipo de lesiones puede resultar intolerable y por ello no quieras realizar ningún tipo de movimiento, sin embargo, ten en cuenta que sólo el movimiento y los ejercicios adecuados podrán quitar ese molesto dolor y la inflamación en el hombro. Es por ello que te dejamos el siguiente vídeo en donde te explicaremos como realizar ejercicios pendulares de hombro, que te ayudarán no sólo a aliviar el dolor sino también a mejorar la amplitud y el movimiento de la articulación glenohumeral:

 

Tendinitis del supraespinoso - Tratamiento con ejercicios, automasajes y estiramientos

Siendo el tendón supraespinoso el más frecuentemente afectado te dejamos además el siguiente vídeo en donde aprenderás diversos ejercicios, automasajes y estiramientos enfocados en este músculo y la recuperación de la funcionalidad y movilidad del hombro:

Tratamiento para la tendinitis del hombro derecho

Teniendo en cuenta que las disfunciones de órganos y vísceras (hígado, estómago y vesícula biliar), son un factor causal poco conocido en tendinopatías agudas en el hombro, es necesario tener en cuenta un tratamiento enfocado en estas áreas. Es por ello que te dejamos un tratamiento de medicina natural para estas disfunciones en los siguientes vídeos,:

Tratamiento de la tendinitis del hombro izquierdo

Debido a que el tratamiento natural varía según el lado afectado por esta lesión de hombro, te dejamos a continuación el tratamiento enfocado en el honbro izquierdo:

 

Ejercicio de potenciación o fortalecimiento para el manguito rotador del hombro

Y finalmente, una vez reducida la sintomatología y las molestias es necesario potenciar todo el componente muscular de esta importante articulación, para ello te dejamos en el siguiente vídeo ejercicio de potenciación o fortalecimiento para el manguito rotador del hombro:

 

Pronóstico de la Tendinitis del manguito rotador. ¿Cuánto tarda en curarse?

Es una patología que puede resultar difícil de curar sin el tratamiento adecuado pudiendo durar años, en los casos agudos se puede esperar un tiempo de curación con el tratamiento indicado de unos pocos días hasta un máximo de una semana.

El pronóstico de una tendinitis del manguito rotador en estado crónico puede tardar hasta 3-4 semanas en dejar de referir dolor y molestias con el tratamiento adecuado. 

En cuanto a la recuperación de las personas fumadoras afectadas por esta tendinopatía, el pronóstico suele ser desfavorables en comparación a los no fumadores, ya que el consumo de nicotina contribuye a una disminución en las concentraciones de colágeno, propiedades mecánicas, deposición y reparación de los tejidos tendinosos.

Durante la terapia y una vez culminado el proceso de curación, es importante no mantener el hombro en reposo por mucho tiempo, sino por el contrario mantenerlo en movimiento.

Sin embargo, debe evitar los movimientos que causaron dolor en un principio tanto como sea posible para evitar que la lesión sea renovada.

Tendinitis del Manguito Rotador