Lesiones de lumbares y sus cuidados

Dolor lumbar

Las causas de lumbalgia o dolor lumbar pueden estar relacionadas a factores emocionales, viscerales y musculoesqueléticos. Conocer cuál es la causa es importante para prevenir y tratar este tipo de dolor de espalda.
Dolor lumbar
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Indice de Contenidos[mostrar]

En la actualidad, la mayoría de las personas mantienen un estilo de vida predominantemente sedentario y con mala postura. Por lo que todos en algún momento, han sufrido a causa del dolor lumbar (lumbalgia, lumbago), tanto jóvenes como adultos, siendo estos últimos los más afectados. Te contamos en el artículo a continuación, cuáles son los factores causales más destacables asociados a esta dolencia: 

¿Qué puede ser si tengo dolor lumbar?

Cuando hablamos de dolor lumbar, no nos referimos a un cuadro clínico uniforme, ya que detrás de él pueden ocultarse una amplia variedad de causas diferentes . Son varios los posibles desencadenantes físicos de la lumbalgia (contracturas, radiculopatías, herniaciones, fracturas, enfermedades reumáticas entre otras), a menudo no hay una causa física o estructural para este tipo de dolor (factores psicológicos y sociales). La raíz del dolor de espalda no siempre se puede encontrar, ya que existen numerosos posibles factores causales, que alteren el funcionamiento de algún tejido del raquis lumbar: músculos, fascia, ligamentos, vértebras, disco intervertebral, así como también los órganos vitales contenidos en la caja abdominal. A continuación, te mostraremos una descripción general de los posibles desencadenantes del dolor de espalda baja:

Contracturas musculares de espalda

Muy a menudo, las contracturas musculares y la tensión muscular es la causa del dolor lumbar. Estas pueden ocasionarse producto de una postura incorrecta, cargas unilaterales y falta de movimiento; estas situaciones hacen que los músculos se tensen de manera desigual, dando como resultado, acortamiento de algunos músculos y la hipotonía de otros, lo que puede provocar tensión, compresión nerviosa y finalmente dolor.

Síntomas y signos

  • Dolor local en la parte inferior de la espalda.
  • Dolor lumbar acompañado de sensaciones anómalas como ardor y picazón.
  • Dolor que se incrementa con el movimiento de la región de la espalda baja.
  • Dolor que aparece después de estar sentado durante mucho tiempo.

Contractura muscular - Qué es, cómo sucede y cuál es su tratamiento

Conoce a continuación los procesos fisiológicos que se dan en una contractura muscular y los factores causales que pueden conducir a la formación de contracturas musculares. Además, en el siguiente vídeo podrás conocer el tratamiento adecuado para las contracturas musculares.

 

Compresión o inflamación nerviosa (estenosis raquídea, espondilólisis, protrusión o hernia discal lumbar)

A diferencia de otras zonas del cuerpo, las articulaciones vertebrales tienen una muy cercana conexión con las estructuras que transmiten dolor, hablamos de los nervios raquídeos. Cuando alguno de los tejidos circundantes se lesiona (discos intervertebrales, segmentos de la vértebra) ocasiona la compresión o inflamación de estos importantes nervios (plexo lumbar), lo que puede conducir no solo a dolor y trastornos sensitivos locales, sino que además estos síntomas se irradian a otras zonas lejanas como la región glútea, los muslos, las piernas e incluso pueden llegar al pie. Variadas son las lesiones y enfermedades que pueden ocasionar compresión o inflamación nerviosa lumbar, de las cuales destacamos las siguientes:

  • Espondilólisis y espondilolistesis: en ambos casos se ven afectadas tanto la estructura ósea (vértebra) cómo el tejido blando (discos intervertebrales y ligamentos). Mientras que la espondilólisis se evidente una fractura o fisura en la pars interarticularis, en la espondilolistesis, además de la lesión anterior también se puede presentar un desplazamiento del cuerpo vertebral. Si una vértebra desplazada presiona una raíz nerviosa, es posible que ocurran fallas neurológicas como trastornos sensitivos o parálisis.
  • Estenosis del canal espinal lumbar: esta patología se trata del estrechamiento del canal espinal, dicho canal tiene la importante tarea de proteger la médula espinal que dirige las señales del cerebro al cuerpo y viceversa, por lo que el estrechamiento del mismo ocasiona dolor.
  • Protrusión o hernia discal lumbar: los discos intervertebrales son pequeños cojines que se posicionan entre cada dos vértebras, están constituidos por en un núcleo blando encerrado por un anillo hecho de fibrillas de cartílago. Si el anillo se rasga o lesiona el núcleo puede perder su posición y comprimir las raíces nerviosas adyacentes, conduciendo al dolor lumbar y a otros síntomas.

Síntomas o signos

  • Dolor local en los lumbares.
  • Dolor punzante que se irradia desde los lumbares hacia la pierna o el pie.
  • Trastornos y alteraciones de la sensibilidad: adormecimiento, hormigueo, paresia, reflejos alterados entre otros.
  • Claudicación intermitente: marcha con cojera que dificulta caminar al afectado.
  • Dolor lumbar con radiación repentina en las piernas que aparece durante el movimiento.

Lesiones más frecuentes del disco intervertebral

Siendo el disco intervertebral el más frecuentemente lesionado en la región lumbar, te mostramos en la siguiente imagen que otras patologías además de la hernia y la protrusión se pueden presentar en la zona interarticular vertebral:

lesiones del disco intervertebral

Deformidades espinales (escoliosis, rectificación o hiperlordosis lumbar)

La pérdida de la curvatura fisiológica en la región lumbar (lordosis) puede darse por diversas deformidades espinales. Con la llamada escoliosis las vértebras adquieren una posición orientada hacia los lados, con la rectificación, la lordosis fisiológica se ve reducida mientras que con la hiperlordosis se ve incrementada. Estas alteraciones en la posición de las vértebras lumbares pueden provocar contracturas, tensión muscular y dolor de espalda, entre otras molestias.

Síntomas y signos

  • Dolor local en la espalda baja. 
  • Dificultad para llevar a cabo ciertos movimientos (correr, cargar objetos pesados desde el piso).
  • Alteración de la marcha.
  • Notable cambio postural en la región inferior de la espalda.
  • Sensación de bloqueo e inestabilidad durante el movimiento.

Escoliosis o desviación lateral de columna - Qué es, causas, tipos...

Si deseas conocer más acerca de una de las deformidades que afectan la parte baja de la espalda, te dejamos el siguiente vídeo en donde podrás obtener importante información sobre la desviación lateral de la columna, que te ayudará a entender sus factores causales y características:

Espondiloartrosis

Con el aumento de la edad, las articulaciones de la columna lumbar se desgastan. Cuando el desgaste del cartílago articular va más allá del nivel normal, se le denomina espondiloartrosis. Tal proceso patológico puede causar dolor lumbar. 

Síntomas y signos

  • Rigidez matutina en la parte baja de la espalda.
  • Dolor lumbar que se incrementa con el inicio del movimiento en la mañana.
  • Dolor que remite con el movimiento a lo largo del día.
  • Sensación de crujido en la articulación durante el movimiento.

¿Qué es la espondiloartrosis y cuál es su tratamiento?

Te recomendamos ver el vídeo a continuación, ya que en el podrás encontrar importante información sobre esta enfermedad degenerativa, que te ayudarán sleccionar un tratamiento adecuado para aliviar sus síntomas: 

 

Fracturas por compresión (aplastamiento-acuñamiento vertebral)

Las enfermedades degenerativas, las malformaciones o los trastornos posturales de la columna vertebrales encuentran entre las alteraciones de salud más comunes que ocasionan dolor lumbar. Sin embargo, las lesiones óseas no son infrecuentes, especialmente las fracturas por compresión, bien sean tipo aplastamiento en donde la vértebra pierde la altura de todo el cuerpo vertebral o por acuñamiento, donde la vértebra solo pierde altura en su parte frontal.

Síntomas y signos

  • Dolor lumbar localizado.
  • Presión local en la zona lesionada.
  • Posiblemente se presentan algunas molestias relacionadas con la compresión de la médula espinal o de las raíces nerviosas espinales, tales como: hormigueos, adormecimientos y pinchazos hacia la pierna o pie. 

Fractura por acuñamiento vertebral - Qué es, causas, síntomas y tratamientos

Si deseas conocer más acerca de esta lesión ósea, te recomendamos ver el siguiente vídeo en donde un experto fisioterapeuta te hablara más detalladamente sobre los factores que la ocasionan y cuáles son los tratamientos adecuados para conseguir su curación:

Dolor referido

Teniendo en cuenta la variedad de órganos y vísceras que se encuentran relacionada con la región más baja de la espalda, es común que algunos casos, el dolor no se origina en la región lumbar, sino que aparezca en esa zona como consecuencia de una disfunción o alteración de la salud de un órgano lejano a la zona. El dolor referido también puede ser producto de enfermedades o disfunciones de varios órganos (por ejemplo, riñón, vejiga, próstata, ovario o útero). En caso de dolor lumbar izquierdo, se ve relacionados a disfunciones en riñón, vejiga y colon, mientras que el derecho se ve relacionado con disfunciones en el intestino delgado, el útero-ovarios o próstata. 

El dolor referido también puede ser producto de enfermedades o disfunciones de varios órganos (por ejemplo, riñón, vejiga, próstata, ovario o útero).

Diferentes tensiones psicológicas, emocionales y sociales, como los trastornos del sueño y la ansiedad, la presión laboral y la depresión, provocan estrés y pueden alterar la percepción  y el procesamiento del dolor, así como también puede llegar a tener un efecto tensor en los músculos lumbares de la espalda e influir negativamente en los órganos y vísceras anteriormente mencionados. Una de las causas menos frecuentes y potencialmente graves de dolor lumbar referido es el aneurisma aórtico y el cáncer.

Dolores lumbares asociados a la menstruación y ejercicios para eliminarlos

Una de las causas más frecuentes de dolor referido, es el que padece las mujeres durante el ciclo menstrual. Para ayudar a las mujeres que padecen de dismenorrea y lumbalgia, te dejamos en el siguiente vídeo algunos ejercicios que te ayudarán aliviar las molestias presentes durante la menstruación:

 

Causas por las que el deportista puede sufrir dolor lumbar

Si bien esta dolencia prevalece en personas sedentarias, aunque por muy increíble que parezca otras de las poblaciones más afectadas por este malestar de espalda son los deportistas, pero ¿cuáles son los factores causales que originan el dolor lumbar en el caso de los deportistas?, conócelos en el vídeo a continuación:

Incidencia y prevalencia del dolor lumbar

Se estima que el 85% de la población en general, sufrirá al menos de un episodio de dolor lumbar en algún momento de su vida. Algunos estudios han demostrado que hasta el 23% de los adultos del mundo sufren de dolor lumbar crónico. Esta población también ha mostrado una tasa de recurrencia en un año del 24% al 80%. Se le considera un problema de salud pública ya que es la principal causa de baja laboral en menores de 50 años, estando el 11-12% de la población discapacitada por esta dolencia. Si bien en el diagnóstico es posible detectar el factor causante de dolor, esto no siempre es así, ya que un 70-80%% de los casos se consideran de causa inespecífica.

Prevención del dolor lumbar

Aunque es una dolencia no del todo prevenible, es posible reducir el riesgo de padecerla, mediante medidas enfocadas en mantener la salud de la espalda. A continuación, te dejaremos algunas recomendaciones para que evites que aparezca este tipo de dolencia:

  • Trate de mantener una buena cantidad de actividad física en su día a día.
  • Integre un tipo de ejercicio para la espalda y la zona abdominal que disfrute y que considere que sea fácil de hacer, por ejemplo, natación, senderismo o ciclismo. Así es como fortalece los músculos de la espalda y mejora la fuerza, resistencia y flexibilidad de los lumbares.
  • Cambie su posición con más frecuencia cuando esté de pie o cuando esté sentado durante períodos largos de tiempo. Si tiene que sentarse mucho en el trabajo, le recomendamos levantarse, estirarse y caminar unos pocos pasos con regularidad (de ser posible cada dos horas).
  • Si tiene sobrepeso, aliviará su columna vertebral lumbar manteniendo un peso saludable.
  • Al levantar peso desde el piso, trate de hacerlo con la ayuda de sus rodillas y no flexionando la espalda.
  • Evite el consumo de tabaco, ya que se ha comprobado una prevalencia mayor de esta molestia en fumadores.
  • Trate de dormir en un colchón ortopédico.
  • Evite las situaciones estresantes y aprenda a relajarse ante ellas.

Movimiento global para fortalecer el glúteo medio y prevenir el dolor lumbar

El movimiento y el ejercicio físico es la medida preventiva más eficaz si se quiere evitar padecer esta molesta dolencia. Es por ello que te recomendamos que veas el siguiente vídeo, en donde aprenderás de la mano de una experta fisioterapeuta como llevar a cabo un ejercicio global para fortalecer la musculatura glútea y estabilizar la zona lumbar y pélvica, lo que permitirá disminuir la carga y el estrés de la región más baja de la espalda:

¿Cómo se diagnostica el dolor lumbar? 

En la actualidad, la valoración diagnóstica inicialmente no está enfocada en determinar la causa exacta del dolor de espalda baja, ya que, debido a la variedad de factores causales, es más importante para el especialista aclarar primero si hay una lesión grave o una situación potencialmente peligrosa para el paciente. Algunos de los ejemplos de banderas rojas son:

  • Fracturas vertebrales.
  • Procesos infecciosos.
  • Síndrome de cauda equina.
  • Estenosis de la columna lumbar.
  • Cáncer.

Tales patologías generalmente pueden identificarse mediante un examen físico (inspección visual, palpación, pruebas musculares, funcionales y sensitivas) y confirmarse mediante estudios imagenológicos (radiografías, tomografía computarizada o resonancia magnética), en caso de duda también se puede hacer uso de exámenes especiales como la electromiografía (EMG). 

Teniendo en cuenta que la psique está involucrada en esta dolencia, ya sea como amplificador, como desencadenante o incluso cómo atenuante. Es importante durante la evaluación diagnóstica valorar no sólo los factores físicos (daños estructurales), sino también los psicológicos y emocionales (depresión, kinesiofobia y miedo) y sociales (relaciones laborales o interpersonales).

Para que los estudios imagenológicos puedan ser tomados en consideración en cuanto al tratamiento, los hallazgos encontrados deben coincidir estrechamente con la clínica del paciente. Si bien en este tipo de estudios se pueden detectar cambios patológicos, los mismos pueden no estar relacionados con el origen del dolor, por lo una vez descartadas las lesionen potenciales, se toma en cuenta la valoración bio-psico-social y la anamnesis para diseñar el plan de tratamiento deacuerdo a la clínica y necesidades del paciente.

Tratamiento médico para el dolor lumbar

Si en la valoración previa el médico ha detectado la fuente del dolor, procede a solucionar dicha causa según sea el caso y a aliviar lo mejor posible los síntomas presentes. Inicialmente mediante la terapia farmacológica, constituida por el uso de medicamentos para aliviar el dolor o relajar los músculos (antiinflamatorios, analgésicos, relajantes musculares); el médico frecuentemente indica el uso de fármacos combinado con la fisioterapia. Esto debido a que se ha demostrado que el ejercicio terapéutico es el tratamiento más efectivo para la lumbalgia.

Se ha demostrado que el ejercicio terapéutico es el tratamiento más efectivo para la lumbalgia.

Si el dolor de espalda es de origen visceral, algunos médicos recetan fármacos para normalizar el funcionamiento del órgano o víscera alterada. Si bien, la dolencia es originada por un daño estructural evidenciable (fracturas, deformidades, lesiones musculares) es posible que algunos médicos indiquen un abordaje quirúrgico cómo método terapéutico. En los casos que el médico haya comprobado una relación del estado emocional y psíquico con la presencia de esta dolencia, suele prescribir el uso de antidepresivos y psicoterapia para superar esta dolencia. 

¿Cuál es la cirugía en caso de dolor lumbar?

Si ninguno de los enfoques terapéuticos anteriormente mencionados puede curar o siquiera aliviar el dolor presente, la cirugía se convierte en una opción. Los métodos quirúrgicos más usados son los siguientes:

  • Artrodesis vertebral: el procedimiento se usa cuando el dolor está relacionado con lesiones vertebrales como: hernias o protrusiones discales, escoliosis, rectificación, espondilolistesis. Dado que los segmentos articulares ya no se mueven uno contra el otro después de esta cirugía, las estructuras adyacentes están expuestos a una mayor tensión; por lo tanto, a menudo se lesionan prematuramente, causando nuevamente dolor.
  • Vertebroplastía y cifoplastía: estas técnicas se usan para tratar fracturas vertebrales por compresión (acuñamiento-aplastamiento vertebral); pero también se usan para el dolor intenso causado por metástasis espinales. En la vertebroplastia, el cirujano inyecta cemento óseo en la vértebra, tratando de estabilizar la sustancia ósea y evitar una mayor deformación de la lesión. Y la cifoplastia implica los mismos pasos quirúrgicos que la anterior, pero en esta el cirujano restaura la vértebra para su altura original con ayuda de un globo, antes de inyectar el cemento óseo.
  • Denervación por radiofrecuencia: el cirujano utiliza impulsos eléctricos específicos, para desconectar las fibras nerviosas que transmiten estímulos dolorosos desde las regiones afectadas. El procedimiento puede o no eliminar el dolor, ya que es difícil identificar correctamente cuales son las regiones afectadas y mucho menos la causa.

Aunque estos métodos quirúrgicos están enfocados en eliminar los estímulos dolorosos, ninguno ha demostrado ser del todo efectivo con respecto a la analgesia de la lumbalgia.

Tratamiento de Fisioterapia para el dolor lumbar

Muchas de las alteraciones que conducen al dolor lumbar están relacionadas con la presencia de desbalances musculares en la región lumbar de la espalda. Por lo cual es importante, llevar a cabo intervenciones que normalicen las sobre-tensiones presentes en estas estructuras. Para ello, el fisioterapeuta realizará primeramente una valoración exhaustiva, con la finalidad de detectar no sólo cuales los músculos en desbalance, que esten promoviendo la aparición de dolor, sino también los factores psicosociales y emocionales que frecuentemente están relacionados con esta dolencia, así como también se buscara detectar las deficiencias y molestias percibidas por el paciente. 

En base a esta información, el fisioterapeuta puede desarrollar un plan terapéutico enfocado en solucionar el factor causante y no sólo en aliviar los síntomas. Son varias las herramientas y técnicas fisioterapéuticas disponibles para conseguir un efectivo alivia al dolor de espalda, de los cuales destacamos los siguientes:

  • Educación para el dolor.
  • Electroanalgesia o uso de TENS.
  • Ejercicios diafragmáticos.
  • Manipulaciones vertebrales.
  • Relajación miofascial.
  • Ejercicios respiratorios para la relajación.
  • Ejercicios de flexibilización dorsolumbar y lumbosacra.
  • Ejercicios de fortalecimiento de los músculos lumbares.
  • Ejercicios de estabilización del CORE.
  • Agentes físicos como: crioterapia, termoterapia, ultrasonido y láser.
  • Masaje relajante,
  • Ejercicios de Neurodinamia.
  • Gimnasia postural y reeducación postural global (RPG).
  • Técnica de Tracción.
  • Relajación Progresiva de Jacobson.
  • Técnicas de manejo del estrés.

Ejercicios, automasajes, estiramientos y otros autocuidados para el dolor lumbar

Tratamos siempre de ofrecerte la mejor información científica de la manera más didáctica y sencilla posible, para ello expertos fisioterapeutas desarrollan vídeos informativos, que encontrarás publicados diariamente en nuestro canal de YouTube FisioOnline. Además de importante información sobre diversas enfermedades y disfunciones, te mostramos variedad de técnicas terapéuticas como: ejercicios, estiramientos, automasajes y muchas más que puedes realizar para aliviar tu dolencia. 

Dolor lumbar - Desmontando mitos, leyendas y otras prohibiciones

Durante mucho tiempo se han divulgado variedad de mitos y leyendas sobre la lumbalgia, por lo que muchas personas tienen un concepto errado de esta patología. Es po ello que e invitamos a visualizar el siguiente vídeo en donde un experto fisioterapeuta te explicará de que trata realmente esta dolencia tan común:

Estiramiento para el dolor lumbar o lumbalgias - Músculo psoas ilíaco

Consigue la analgesia a la lumbalgia mediante la realización ejercicios de estiramiento, ya que la sobretensión de los músculos. Te mostramos como realizarlos correctamente en el vídeo a continuación:

 

4 ejercicios de Pilates para dolor lumbar bajo

El método Pilates ofrece variedad de ejercicios para mantener la salud de la columna vertebral. En el siguiente vídeo te mostramos cuatro de ellos, los cuales están enfocados en brindar analgesia y alivio en caso de dolencia y molestias en la región lumbar. Puedes realizarlos en casa de forma segura mientras sigas los consejos y recomendaciones que te ira dando nuestro profesional fisioterapeuta a lo largo del vídeo.

 

Higiene postural para el dolor lumbar

La adopción de una adecuada postura corporal es sinónimo de salud y bienestar, es por ello que te mostraremos en el siguiente vídeo algunos consejos terapéuticos para la higiene postural, que beneficiará la salud de las estructuras de la espalda: 

Pronóstico del dolor lumbar. ¿Cuánto tarda en curarse?

El pronóstico de este malestar es variable y está directamente relacionado con la causa que origina el dolor, como hemos detallado en este artículo, son varias los factores que pueden conducir a la aparición de dolor lumbar. Siendo así, en caso de alteraciones musculares, viscerales y emocionales, el pronóstico suele ser favorable y se puede estimar que la dolencia disminuya en una semana, sólo si se toman las medidas terapéuticas y los cambios posturales necesarios.

Por otro lado, si el origen de la lumbalgia radica en alteraciones posturales de la columna vertebral (rectificación, hiperlordosis y escoliosis) su pronóstico suele ser favorable a largo plazo y la reducción de los síntomas y las molestias asociadas puede lograrse en 4 a 6 semanas, este tiempo puede reducirse en casos leves y moderados, ya que las medidas terapéuticas tanto quirúrgicas como conservadores requieren tiempo para conseguir las correcciones deseadas

Si el origen radica en un daño tisular más grave como las fracturas por aplastamiento o acuñamiento vertebral o la espondiloartrosis, un proceso de curación óptimo sólo puede ser obtenido a largo plazo y este va a variar dependiendo de la gravedad de la alteración patológica. En esto casos es posible que la restricción del movimiento y las alteraciones nerviosas se prolonguen en el tiempo.

Es importante destacar que el reposo y la inmovilidad es el aliado de la lumbalgia, por lo que es importante evitarlas, para conseguir la analgesia de esta dolencia. y una mejoría de la salud a largo plazo; para ello recomendamos involucrar en su día a día, ejercicios enfocados en el mejoramiento de la postura, la flexibilidad y la fuerza muscular de la espalda.