Lesiones de cabeza y cara y sus cuidados

Neuralgia de Arnold

La neuralgia de Arnold es muchas veces confundida con una cefalea común dada la similitud de sus síntomas, pero nada más lejos de la realidad en cuanto a sus causas y tratamiento.
neuralgia de Arnold
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Indice de Contenidos[mostrar]

Seguramente has escuchado de la neuralgia de Arnold, pero ¿sabes de qué se trata?, es una patología que no debe tomarse a la ligera, ni confundirse con una cefalea, ya que esta neuralgia occipital, además de provocar dolor en la base del cráneo puede incapacitar gravemente a la persona que la padece. Conoce de qué trata esta patología nerviosa y controla el dolor de nuca con nuestras recomendaciones…

¿Qué es la Neuralgia de Arnold?

El nombre de esta afección se debe al anatomopatólogo de origen alemán Julius Arnold (1835-1915), famoso por contribuir en la descripción de la malformación de Arnold-Chiari. Sin embargo, en la actualidad se han descubierto estudios anteriores al nacimiento de Arnold, en donde se describen no sólo las características de esta patología, sino también la anatomía de las estructuras lesionadas. Los responsables de esta investigación fueron los españoles José Benito Lentijo y Mateo Martínez Ramos quienes en 1821 valoraron a un soldado de 23 años desde un punto de vista anatomopatológico, concluyendo que el soldado no estaba siendo afectado por una cefalea sino por una neuralgia a la que ellos llamaron “neuralgia cervico-suboccipital”.

Si bien el nombre de esta neuralgia hace referencia a Julius Arnold, éste no fue el primero en describirla.

Para explicar de que trata esta afección es importante saber el concepto etimológico del término neuralgia, el cuál está compuesto, por dos palabras, la primera “neuron”, de origen griego que significa nervio y la segunda “algia” proveniente del latín, que significa dolor. Por consiguiente, se definiría la neuralgia como dolor en los nervios, en este caso los ubicados en la región occipital de la cabeza

¿Cuál es la distribución del nervio afectado en la Neuralgia de Arnold?

La neuralgia de Arnold es una afección de salud caracterizada por la presencia de dolor en el recorrido del nervio occipital. Este nervio se divide en tres ramas (nervio occipital mayor, occipital menor y el tercer occipital) que parten desde el cuello sobre la parte posterior de la cabeza, específicamente desde las ramas dorsales de la C2 y C3, así como de las ventrales de la C2.

nervios involucrados en la Neuralgia de Arnold

Para entender la ubicación, la sintomatología y el desarrollo de la neuralgia es necesario conocer la distribución anatómica de los nervios afectados, siendo estos los siguientes:

  • N. occipital mayor o de Arnold: se origina en la rama dorsal C2, pasa del borde medial al borde inferior del músculo oblicuo mayor de la cabeza, cruzando el triángulo suboccipital. Luego, discurre a lo largo del músculo recto posterior mayor de la cabeza inervando y perforando el músculo semispinalis capitis, atravesando el tendón del músculo trapecio; pasando por la línea nucal superior del hueso occipital, dirigiéndose hacia el ápice del cuero cabelludo (cerca de la arteria occipital) y hasta la sutura coronal.
  • N. occipital menor: se origina en la rama ventral C2 inferior al nervio accesorio espinal, asciende a lo largo del borde posterior del músculo esternocleidomastoideo, perforando la fascia nucal profunda y atravesando el borde posterior de la inserción del esternocleidomastoideo, entrando en la fascia superficial del cuero cabelludo, donde se divide en 3 ramas: auricular, mastoidea y occipital.
  • Tercer nervio occipital: se origina en la rama dorsal de C3 y se divide en ramas laterales y mediales, la rama medial da lugar a ramas superficiales y profundas, luego se curva alrededor de las superficies dorsolaterales de C2-C3, viajando a lo largo del músculo semispinalis capitis, en donde gira dorsalmente en el proceso espinoso C2, perforando dicho músculo, así como también el esplenio capitis y el trapecio, saliendo de los músculos e inervando pequeñas áreas cutáneas justo debajo de la línea nucal. Debido a que este nervio tiene ramificaciones hacia el n. occipital mayor y menor, puede dificultar la diferenciación de los síntomas entre este nervio y los otros.

¿Por qué se produce la neuralgia occipital?

La neuralgia occipital es el resultado de la fisiopatología del n. occipital mayor en el 90% de los casos, resultando que el 10 % los causa el n. occipital menor, siendo rara vez el tercer nervio occipital involucrado. Como hemos señalado, estos nervios se encuentran debajo de varias capas musculares profundas, por lo que la tensión de los músculos suboccipitales, pueden irritar uno o más nervios. Disminuye el riego sanguíneo que provee nutrición y oxigenación a estos nervios occipitales, provocando de esta manera dolores de cabeza en el recorrido del nervio afectado, que a menudo puede presentarse acompañado de restricciones en la movilidad de la cabeza y cuello. Existen varias opciones de tratamiento para controlar los síntomas, de las cuales les hablaremos más adelante.

Incidencia y prevalencia de la Neuralgia de Arnold

En Holanda se realizó una investigación sobre la incidencia del dolor facial en su población, resultando que la neuralgia occipital comprendió el 8,3% de los casos. Siendo la incidencia total de la neuralgia occipital de 3.2 por 100.000 personas, los afectados contaban con una edad promedio de 54,1 años (desviación estándar de 16.2 años).

Dentro de las personas famosas que padecen esta afección destacamos a la corredora top 4 mundial Evelyn Ortiz, noticia reflejada en la cuenta de Twitter del Diario Las Últimas Noticias:

Síntomas y signos de la Neuralgia de Arnold. ¿Cómo saber si la padezco?

Al presentarse se desencadenan ciertas sintomatologías en la base del cráneo, en la parte posterior de la cabeza y en las zonas de inervación de los nervios afectados, siendo el síntoma más común el dolor en estas regiones, que puede duran unos minutos o hasta días.

Ahora bien, las características de los síntomas y signos más destacables de esta afección son:

  • Dolor en la parte posterior de la cabeza que inicia en la base del cráneo. A menudo suele ser unilateral.
  • Molestias que pueden irradiarse desde la parte posterior de la cabeza hasta los ojos.
  • Sensibilidad a la luz y sonidos. (fotofobia y fonofobia)
  • La sensación dolorosa puede ser descrita como punzante, electrizante, aguda y de tipo paroxístico.
  • El dolor empeora al mover o rotar la cabeza.

Además de los síntomas anteriormente mencionados, también es posible que se presente sensibilidad a la presión en las áreas inervadas y en el cuero cabelludo.

¿Cómo surge la Neuralgia de Arnold?

Inicialmente las personas afectadas van a presentar notable sensibilidad al tacto del cuero cabelludo, la cual es acompañada de un dolor punzante en la nuca que dura unos segundos o minutos pero que se presenta repetidas veces durante el día. Un dolor continuo y agudo probablemente indica un diagnóstico diferente, la molestia puede ser unilateral o bilateral, pero casi siempre al inicio de la enfermedad comienza unilateralmente y luego a medida que va avanzando se va cronificando, extendiéndose a una distribución bilateral. La alta sensibilidad, la percepción anormal del dolor y de los estímulos en la región posterior del cráneo son los criterios para determinar que está surgiendo una Neuralgia occipital.

¿Qué causa la Neuralgia de Arnold?

Más de una son las causas asociadas a esta afección de la salud, si no hay presencia de un evento traumático o quirúrgico, a menudo la causa está relacionada firmemente con la compresión y la inflamación nerviosa por contracturas musculares o presencia de fibrosis. Teniendo en cuenta esto, las causas multifactoriales que desencadenan la neuralgia occipital son:

  • Contracturas musculares: una contractura del músculo oblicuo inferior de la cabeza, puede causar compresión e irritación en el nervio de Arnold. Además, en su camino hacia el cráneo, el mismo perfora el tendón del músculo trapecio superior. Por lo tanto, una contracción sostenida de este último también puede causar la neuralgia occipital. Las malas posturas sostenidas durante el trabajo pueden favorecer la aparición en este caso.
  • Artrosis: la artrosis en las vértebras cervicales superiores también es un factor causal, de hecho, cualquier patología que provoque la degeneración articular ocasiona una disminución del movimiento en el cuello, lo que promueve la inflamación entre las vértebras y los músculos subyacentes. Sumado a esto, los movimientos entre las vértebras que sufren de artrosis se reducen considerablemente, haciendo que los músculos tengan que trabajar más, causando un estrangulamiento nervioso y vascular en la base del cráneo.
  • Traumas: también el trauma local puede causar irritación o incluso daño al nervio de Arnold. Entre las lesiones más frecuentes destacamos: el síndrome de latigazo durante un accidente automovilístico, un impacto a gran velocidad en un deportista (por ejemplo, en jugadores de hockey o en futbolistas), una caída con impacto en la cabeza, un golpe directo en la base del cráneo entre otros.
  • Siringomielia: su aparición es poco frecuente y la misma se trata de un quiste que se forma en la médula espinal.

Son variadas las causas asociadas a la neuralgia, siendo la más destacable las contracturas musculares en la columna cervical superior.

Por otro lado, desde la visión Fiit Concept queremos destacar que la neuralgia occipital también puede ser ocasionada por otros factores relacionados con las disfunciones hepáticas biliares, mal manejo de las emociones y la mala alimentación:

  • Estrés y ansiedad: el estrés puede generar tensión muscular en el cuello, lo que contribuye a la irritación del nervio occipital
  • Bloqueos articulares cervicales: estos bloqueos vertebrales además de estar ocasionados por trastornos biomecánicos pueden estar asociados también por disfunciones viscerales del hígado y vesícula biliar, ya que estos son sensibles al estrés, inadecuada alimentación, así como a ciertos estados emocionales como el enfado, la crispación, la amargura y los disgustos, haciendo que estos órganos desencadenan contracturas musculares que favorezcan la aparición de este tipo de neuralgia.

Prevención de la Neuralgia de Arnold

Para mantener la salud de la zona cervical, que es la principalmente afectada en esta afección occipital, se requieren de ciertos cambios en el estilo de vida. A continuación, les dejamos algunas recomendaciones que le ayudarán a prevenir esta afección:

  • Duerma bajo condiciones saludables para su cuello, con una almohada con la altura adecuada para mantener una alineación neutral de la columna vertebral superior y un colchón ortopédico que mantenga una posición neutra de descanso para toda la columna vertebral.
  • En caso de realizar trabajos en un ordenador mantenga una adecuada postura, posicionando la pantalla de la computadora frente a los ojos para evitar la inclinación sostenida del cuello.
  • Mejore sus hábitos alimenticios evitando alimentos como café y chocolate, aumentando la ingesta de agua.
  • Al utilizar el móvil o celular, mantenga una postura recta de la cabeza y evite la inclinación del cuello.
  • Agregue a su rutina diaria ejercicios de fortalecimiento y estiramientos del cuello y evite el sedentarismo.

¿Cómo se diagnostica la Neuralgia de Arnold?

Las descripciones del recorrido y los patrones del dolor, proporcionan al especialista en salud información importante con la que puede realizar el diagnóstico, reducir la causa de la enfermedad, así como establecer el tratamiento adecuado para la neuralgia occipital. El diagnóstico médico se realiza recabando información clave para determinar o descartar la presencia de esta afección, los datos a considerar son los siguientes:

  • Descripción de las características del dolor, por ejemplo, si es: opresivo, palpitante, pulsante, punzante, desgarrante, electrizante, entre otros.
  • Duración de los episodios de dolor (segundos, minutos, horas, días)
  • Ubicación de la molestia (por ejemplo: cabeza entera, medio lado, detrás del ojo, mandíbula superior, entre otros.)
  • Intensidad del dolor entre "0" (sin dolor) y "10" (dolor insoportable)
  • Factores desencadenantes (por ejemplo: cambio de posición de la cervical, consumo de medicamentos o alimentos, momentos del día, ciclo femenino, entre otros).

Después de completar estos datos clínicos en la anamnesis, la patología puede ser confirmada mediante un bloqueo anestésico local a la estructura nerviosa sospechosa. Siendo este un paso obligatorio para el diagnóstico médico de la Neuralgia de Arnold, con ello el paciente afectado recibe alivio del dolor a través de anestesia local inyectada, confirmando así el trastorno patológico y el nervio afectado. Además, se realizan estudios de imagenología (resonancia magnética, tomografía computarizada) para determinar la causa exacta de la neuralgia.

La prueba más usada para confirmar una neuralgia de Arnold es el bloqueo anestésico local.

El diagnóstico fisioterapéutico cuenta con los siguientes pasos para determinar la causa y el tratamiento, ya que el diagnóstico en el caso de esta afección es meramente médico, a continuación, se describen dichos pasos:

  • Anamnesis.
  • Ubicación y descripción del dolor por parte del paciente.
  • Examen palpatorio de los músculos cervicales y búsqueda de los puntos gatillo presentes.
  • Valoración del recorrido nervioso occipital de la contracción muscular occipital y cervical.
  • Evaluación sensitiva de las áreas inervadas por el nervio de Arnold.
  • Análisis de los estudios de imagenología (resonancia magnética y tomografía computarizada).

Diagnóstico diferencial

Dado que esta neuropatía se presenta con dolores de cabeza y rigidez en el cuello como síntomas, uno podría estar inclinado a confundirla con otras patologías.

¿Cómo diferenciamos la Neuralgia de Arnold de otras enfermedades?

El diagnóstico diferencial incluye cualquier trastorno que se presente de manera similar con dolor de cabeza o dolor facial. Esto se debe a las conexiones entre los nervios occipitales y los nervios craneales VIII, IX y X, lo que hace que los pacientes a veces puedan presentar síntomas confusos que no son característicos de la neuralgia occipital, como discapacidad visual, mareos o congestión nasal. Las condiciones patológicas que se confunden más fácilmente, pero que presentan diferencias importantes con esta neuralgia son:

Dolores de cabeza como la cefalea tensional

  • El dolor es opresivo.
  • Se presentan contracturas en el músculo trapecio.
  • Es posible que una persona afectada por la neuralgia occipital tenga al mismo tiempo una cefalea tensional. Presentando dolores opresivos en el cuello y tipo corrientazos que van desde la base del cráneo hasta los ojos.

Trastornos de dolor facial (neuralgia del trigémino)

  • La palpación de un lado de la cara resulta dolorosa.

Migraña

  • Las crisis de migraña tienen poca duración.
  • El dolor es descrito como latidos y no como corrientazos o ardor como en el caso de la neuralgia.
  • Puede ocasionar síntomas como náuseas y vómitos.

Sin embargo, la característica que distingue la neuralgia occipital de la cefalea y la migraña, es el dolor nucal que puede describirse como una migraña significativa que se siente en una línea desde las vértebras cervicales superiores que va hacia la nuca, atraviesa la sien hasta llegar detrás del ojo acompañada con hipersensibilidad del cuero cabelludo.

Tratamiento médico de la Neuralgia de Arnold

Es común que inicialmente el tratamiento médico en caso de esta neuralgia sea la prescripción de analgésicos y medicamentos antiinflamatorios para aliviar el dolor generado, pero debe tenerse en cuenta que los efectos de esta acción farmacológica se reducen sólo al alivio y no resuelven en sí la causa de la enfermedad. Posteriormente, se procede a una infiltración anestésica del nervio en donde se aplican inyecciones de esteroides y analgésicos a la ramificación afectada para aliviar los síntomas, también están las inyecciones de toxina botulínica la cual es aplicada en los músculos contracturados alrededor del nervio, para disminuir la presión ejercida por ellos.

La prescripción de analgésicos, antiinflamatorios y otros fármacos sólo brinda alivio a los síntomas por cierto período de tiempo, pero no resuelven en sí la causa de la enfermedad.

Ahora bien, si la sintomatología no cede, el próximo paso medico a llevar a cabo es más invasivo. Los procedimientos quirúrgicos disponibles para brindar alivio frente a este malestar son los siguientes:

  • Ablación por radiofrecuencia pulsada o térmica: dirigida a destruir la arquitectura nerviosa puede generar analgesia a largo plazo, pero también conlleva a riesgos potenciales como hiperestesia, disestesia, hipoestesia dolorosa y formación de neuroma doloroso.
  • Neuromodulación del nervio occipital: implica la colocación de un dispositivo neuroestimulador en una orientación horizontal u oblicua en la base del cráneo a través de donde emerge el nervio occipital mayor, éste administra impulsos nerviosos que bloquean los mensajes de dolor enviados al cerebro.
  • Crioablación percutánea del nervio: procedimiento mínimamente invasivo que realiza un daño al nervio afectado para evitar que genere dolor, pero no es un daño permanente.
  • Descompresión quirúrgica: se considera el último recurso, puede incluir una resección de una parte del músculo oblicuo menor de la cabeza, así como también puede tratarse de un ajuste a los vasos sanguíneos que están comprimiendo los nervios occipitales. En este procedimiento se trata de eliminar quirúrgicamente las estructuras que desencadenan la sintomatología.
  • Gangliectomía de la raíz C2: resección del nervio afectado, es poco usado ya que con este procedimiento existe un riesgo teórico de desarrollar un trastorno de interrupción nerviosa (deaferenciación).

Neuralgia de Arnold - Operación quirúrgica o cirugía

Son varias las opciones terapéuticas para evitar este tipo de intervención quirúrgica, pero para ello es necesario saber más acerca de las causas que lo originan. Obtén información clara y precisa sobre la operación o cirugía de la Neuralgia de Arnold en el siguiente vídeo:

Tratamiento de Fisioterapia de la Neuralgia de Arnold

Los dolores generados por esta enfermedad limitan las actividades cotidianas y disminuyen la calidad de vida de los afectados, en consecuencia, además de las limitaciones físicas también se presentan problemas psicológicos o emocionales y si estos son el origen de la afección, la misma se ve incrementada. Por todos estos factores es necesario una intervención integral que ataque la causa desde cualquier punto de origen, bien sea: visceral, musculoesquelético o somatoemocional.

Para obtener notables resultados se debe llevar a acabo una intervención integral que ataque la causa, bien sea de origen: visceral, musculoesquelético o somatoemocional.

Para ello combinamos varios conocimientos, herramientas y técnicas ancladas en la Fisioterapia, cuyo abordaje denominamos Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa, las actuaciones terapéuticas para el tratamiento de la causa de la neuralgia de Arnold son:

  • Asesoramiento nutricional: en donde se recomienda evitar el consumo de ciertos alimentos que perjudican el funcionamiento del hígado y vesícula biliar, así como también se recomienda eliminar ciertos alimentos que son pro-inflamatorios.
  • Masaje descontracturante: con él se normaliza el tono de la musculatura suboccipital contraída.
  • Osteopatía y terapia manual: manipulaciones dirigidas a las vértebras cervicales y dorsales, lo que ayuda a devolver la movilidad a toda la región cervical y suboccipital.
  • Valoración del estrés y alteraciones emocionales: a través de técnicas respiratorias y de relajación, se disminuye la influencia negativa que tienen ciertas situaciones estresantes en la zona cervical.
  • Tratamiento con plantas medicinales: enfocado en mejorar la armonía funcional del hígado y la vesícula biliar, deteniendo la tensión refleja en la zona de la nuca.
  • Gimnasia postural y reeducación postural global (RPG): alivia el dolor generado por las tensiones musculares.
  • Agentes físicos: la termoterapia contribuye a la relajación muscular mientras que la crioterapia disminuye la inflamación de los nervios afectados.
  • Fibrólisis diacutánea: a través de esta técnica de ganchos se eliminan las adherencias que están estrangulando la región del nervio occipital.

Tratamiento de fisioterapia con ganchos para la neuralgia de Arnold o neuralgia occipital

La también llamada fibrólisis diacutánea, es una de las técnicas más eficaces en el tratamiento de esta afección, ya que con ella es posible tratar directamente las pequeñas estructuras involucradas. Conoce más de esta técnica manual instrumental en el siguiente vídeo:

Tratamiento propuesto en Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa para la Neuralgia de Arnold 

Primeramente, es importante aclarar de qué trata el Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa, es una visión terapéutica basada en la Medicina Tradicional China (Medicina Oriental), la cual establece que cada emoción puede desarrollar la disfunción de algún órgano o víscera en concreto, y esta alteración en su funcionamiento podrá repercutir negativamente en el tono muscular y sobre la biomecánica intervertebral, debido a la conexión que tienen estas estructuras por el sistema simpático y parasimpático. Adicionalmente otros factores causales muy importantes, pero poco tomados en cuenta como: la nutrición y el mal manejo del estrés pueden contribuir a la instauración de una disfunción visceral que finalmente genere alteraciones en el sistema musculoesquelético.

Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa

Toda esta relación la podrás ver ejemplificada en el siguiente diagrama:
Infografía de Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa 
Basándonos en esto podemos afirmar que no sólo los factores causales provenientes del ámbito físico o mecánico (malas posturas, trabajos repetitivos para la columna cervical, desalineación de la columna, falta de actividad física o sobre entrenamiento) nombrados en este artículo, conlleva a la aparición de una Neuralgia de Arnold, sino que también la presencia de estrés, alteraciones nutricionales y emocionales pueden ser los causantes.
La Neuralgia de Arnold desde nuestra visión Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa se origina como consecuencia de una disfunción visceral del hígado y la vesícula biliar. Estos órganos cuando están en disfunción pueden ocasionar trastornos en la contracción de determinados músculos del cuello en especial el esplenio, ocasionando un aumento de la tensión del tono muscular de los músculos del cuello, la alteración de la simetría muscular cervical y craneal, ocasiona la pérdida de la biomecánica corporal y la aparición de un callo fibroso que comprime los nervios suboccipitales (nervio de Arnold). 
Ahora bien, la aparición de una de neuralgia de Arnold en el lado derecho es promovida específicamente por disfunciones en el hígado. Mientras que si se orientan hacia el lado izquierdo son asociadas a disfunciones en la vesícula biliar, ya que estos órganos pueden tensar la musculatura de la región cervical superior, promoviendo la compresión de los canales nerviosos suboccipitales. El hígado y la vesícula biliar puede entrar en disfunción por el estrés, la inadecuada alimentación, así como ciertos estados emocionales que a continuación te explicaré:

Causas de la disfunción del hígado y la vesícula biliar que originan la Neuralgia de Arnold

  • Carácter: no es el factor causal principal pero supone un caldo de cultivo que unido a los otros factores como estrés , mala nutrición  etc, favorece  el inicio de una disfunción visceral que luego repercutirá en una zona muscular concreta, la aparición de esta disfunción visceral hepatobiliar suele ser promovida por un carácter intolerante, agresivo que presenta constantes enfados que repercuten en el hígado  si la persona es de tipo extrovertido, así como un carácter introvertido que acumules esos sentimientos de rabia y enfado suele afectar la vesícula biliar. 
  • Estrés: si las situaciones que generen estrés son constantes, supone para el cuerpo un estado de alerta patológico el cual puede desequilibrar potencialmente todos los órganos mediante la conexión existente entre el sistema simpático y parasimpático. En este caso afectará principalmente al hígado y a la vesícula biliar.
  • Factores nutricionales: si bien la dieta no es un factor predominante, en este caso el consumo de alimentos como fritos, carnes rojas, café, gaseosas, naranja, embutido o quesos resultan nocivos para la vesícula biliar, por lo que contribuye a su disfunción.
  • Emociones: estos órganos son altamente sensibles ante las emociones como el enfado, la crispación, la amargura o los disgustos, así como la rabia guardada o acumulada por situaciones estresantes.

Un compendio de los cuatro factores ocasiona la aparición de esta neuralgia, ya que cada uno puede incrementar las alteraciones generadas por cualquiera de ellos, haciendo más evidente su sintomatología como respuesta refleja ante estas disfunciones.

Tratamientos desde Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa para la Neuralgia de Arnold

  1. Osteopatía visceral: consiste en la aplicación de maniobras manuales específicas enfocadas en fomentar la movilidad y la motilidad de la zona hepatobiliar.
  2. Manipulación vertebral: debido a que cada órgano repercute en una zona muscular e intervertebral de la columna, es importante intervenir estas áreas. En este caso, la región dorsal y cervical, al manipular las vértebras irritadas se induce un efecto regulador en el sistema nervioso hepatobiliar, lo que contribuye positivamente en la disfunción visceral presente. Es decir  la disfunción visceral influye bloqueando las vértebras , pero el tratamiento de estas vértebras también influye positivamente sobre la disfunción visceral.
  3. Plantas medicinales: consiste en la elaboración de un plan de tratamiento individualizado mediante la indicación de plantas medicinales o complementos de plantas (jarabes, cápsulas, gotas, infusiones) que fomenten el correcto funcionamiento hepatobiliar y contribuya al correcto funcionamiento en el hígado y la vesícula biliar. 
  4. Asesoramiento nutricional: eliminar de la dieta todos los alimentos excitantes que generen irritación o estrés en la vesícula biliar tales como los mencionado anteriormente. Una correcta alimentación junto con un tratamiento de plantas medicinales anteriormente propuesto contribuye a la normalización de las funciones viscerales y que estos no den reflejo y aumento de tensión muscular en la zona cervical.
  5. Gestión del estrés: es necesario brindar al cuerpo las herramientas para que pueda manejar las situaciones de estrés con la finalidad de que estas no repercutan en la salud, por lo que es importante integrar ejercicios físicos que fomenta la relajación y programar los horarios de descanso necesario para que el cuerpo de recuperare a cabalidad. 
  6. Biodescodificación: ser consciente que detrás de la rabia y el enfado producto de situaciones como el divorcio o un entorno laboral difícil, se encuentra el origen de este malestar, contribuye efectivamente a normalizar disfunciones que provocan neuralgia de Arnold.

Automasajes, nutrición, alimentación y otros autocuidados para la Neuralgia de Arnold

Desde FisioOnline queremos brindarte las herramientas terapéuticas que te ayudarán a aliviar el dolor generado por la neuralgia, teniendo en cuenta que con frecuencia este se origina producto del atrapamiento nervioso generado por la musculatura occipital contracturada.

Automasaje para el cuello, nuca y musculatura suboccipital

En el siguiente vídeo te presentamos masajes orientados a la relajación muscular de la nuca y las cervicales altas, lo que te ayudará a obtener la analgesia que tanto buscas:

Alimentación, nutrición y limpieza para disfunción de hígado y vesícula biliar

Teniendo en cuenta la fuerte relación que tiene el hígado y la vesícula biliar con esta enfermedad, te recomendamos ver el siguiente video en donde te brindaremos la información necesaria sobre alimentación, nutrición y limpieza para la disfunción del hígado y la vesícula biliar:

Pronóstico de la Neuralgia de Arnold. ¿Cuánto tarda en curarse?

En la mayoría de los casos las intervenciones primarias ocasionan analgesia a corto plazo, en raras ocasiones las inyecciones de esteroides y anestésicos pueden producir varios meses de analgesia del dolor de la neuralgia. Los tratamientos avanzados enfocados en la causa, los cuales fueron mencionados en el pasado artículo pueden generar mejoras que van desde semanas hasta años.

Neuralgia de Arnold