Descanso y sueño

Descanso y sueño

Una tercera parte de nuestra vida la dedicamos a dormir, esto nos permite descansar durante la noche para estar activos durante el día. Dormir es importante, para el bienestar y la salud de cualquier persona.
Descanso y sueño

Dormir es una necesidad fisiológica que debemos realizar diariamente para poder proporcionarle a nuestro cuerpo un descanso oportuno que permita relajarnos pero al mismo tiempo llenar a nuestro organismo de energía para continuar con todas las actividades diarias. Por eso cuando se presentan alteraciones del sueño, como lo es el insomnio, progresivamente van disminuyendo las capacidades que tenemos para afrontar las situaciones cotidianas. Es debido a la importancia que tiene el descanso para el ser humano, que se ha diseñado una sección destinada solamente al descanso y al sueño. 

Descanso y sueño

Descanso y sueño

dormir descansar y sueño

El ser humano está compuesto de múltiples sistemas que se complementan para lograr funciones vitales para la vida, es por eso que debemos cuidar de nuestro cuerpo mediante actividades sencillas pero importantes para nuestro bienestar mental y físico. Y una de esas es el descanso, el sueño y el dormir.

Dormir es un verbo que según su etimología se refiere y relaciona con el término adormecer que a su vez se comunica con la palabra sueño. Es decir, que dormir, sueño y adormecer tienen connotaciones similares y se utilizan en los mismos contextos.

Por otro lado, la palabra descanso de acuerdo a su origen es una combinación que une dos vocablos y al hacerlo compone un significado opuesto. Es decir, descanso se refiere a eliminar el cansancio, el cual se logra gracias al dormir y a todas aquellas actividades que nos ayudan a relajarnos.

"El descanso y el dormir son dos actividades necesarias para la salud y para la vida en general"

Finalmente, al analizar el vocablo sueño según su origen etimológico esta puede ser utilizada con diferentes connotaciones, sin embargo en este tema se relaciona directamente con el hecho de necesitar un descanso, es decir implica dormir y descansar.

Entonces, cuando nos referimos al sueño y el descanso nos enfocamos en ese momento de los días en los cuales les proporcionamos a nuestro cuerpo el tiempo para regenerarse mediante un tiempo de tranquilidad y confort. Por eso es que dormir debe ser una actividad repetida día a día que cumplan con ciertas características que le permitan al organismo trabajar pero de una manera más tranquila.

¿Cómo podemos lograr dormir y tener un descanso de calidad?

Cada día está compuesto de 24 horas, pero en realidad es necesario dormir por un tiempo aproximado de 8 horas, para poder brindarle a nuestro cuerpo un descanso oportuno y de calidad. Pero para lograrlo son importantes varios factores, los cuales deben ser tomados en cuenta por todas las personas.

Esos factores que se deben tomar en cuenta para tener un descanso de calidad son los siguientes:

  • Tipo de colchón. Duro o blando.
  • Tamaño de la almohada.
  • Postura más adecuada para dormir.
  • Cambios de posición del colchón.
  • Actividades como el ejercicio físico, para lograr un descanso adecuado.

¿Qué factores pueden alterar el sueño durante la noche?

Como ya sabemos el descanso es algo necesario para las personas, por eso cuando aparecen alteraciones del sueño, es común encontrar que el individuo se mantiene cansado y con poca energía. Siendo el trastorno del sueño más común el insomnio.

"La falta de sueño puede afectar severamente nuestra salud y la manera como nos desempeñamos"

El insomnio es una alteración común en las personas, que sin darnos cuenta puede afectar de manera severa nuestra salud ya que la falta de sueño, produce otros síntomas en el individuo. Este trastorno puede ser causado por diferentes problemas, entre los cuales destacan el estrés, la ansiedad, la depresión, problemas económicos y familiares, ciertas enfermedades e incluso el dolor puede ser uno de esos causantes.

¿Cómo repercute en la salud la falta de sueño?

El cuerpo humano está diseñado para combatir y luchar contra agentes externos y para realizar ciertas actividades. Pero lo anterior solo es posible cuando se tiene un sueño reparador y cuando el organismo se prepara para un día más.

Entonces, cuando encontramos que no hay descanso durante la noche, la salud se ve afectada directamente porque los distintos sistemas corporales no saben exactamente como luchar contra el cansancio y la poca energía. Ocasionando que trabajen de forma forzada y disminuyendo las propiedades de defensa que tiene el cuerpo.

Esto directamente afecta al humor de la persona, puede producir dolor de cabeza, poca disposición para realizar trabajos, malestar y otros problemas asociados.

¿Cómo puedo combatir la falta de sueño?

Lo primero que se debe hacer es evaluar la cama, la almohada y el lugar donde se duerme, posterior se debe analizar si existen factores que estén generando que no se pueda dormir, y si finalmente no encontramos una solución, es recomendable asistir con un profesional que pueda determinar cuales son los causantes, y así establecer los objetivos del tratamiento que ayudan al cuerpo a descansar.