Tipos de almohada. ¿Cuál es mejor?

Publicidad
Promedio: 5 (3 votos)
485
0
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

La almohada: un elemento imprescindible para la calidad de tu sueño

En general, dormir lo suficiente es un factor importante para vivir una vida saludable. Dormir lo suficiente requiere que las personas tengan buenas condiciones para dormir. Uno de los factores clave para obtener todos los beneficios de su tiempo en la cama es tener una almohada que satisfaga sus necesidades. 

Las almohadas juegan un papel importante en su sueño y, por lo tanto, tendrán un impacto considerable en su calidad de descanso y su bienestar general.

El papel de la almohada durante el sueño

Tener las almohadas de cama adecuadas no solo es reconfortante, sino que también juegan un papel importante en el soporte de las estructuras intrínsecas de la cabeza, el cuello, los hombros, las caderas y la columna vertebral. Cuando se usan bien, las almohadas ayudan a aliviar o prevenir muchas formas comunes de dolor de espalda y cuello, así como el dolor de hombros, caderas, entre otros.

La almohada tiene que sentirse cómoda. Usted debe sentirse bien descansado. Y tiene que ser ajustable, lo que significa que debe ajustarse a varias posiciones de sueño. La mayoría de las personas no permanecen en una posición durante toda la noche y, por lo tanto, si cambia de posición, la almohada tiene que poder acoplarse a esos cambios. 

Además, las almohadas no solo son importantes para el papel que desempeñan durante nuestro sueño, sino que también es importante tener una almohada que se adapte a sus necesidades individuales. Para obtener una almohada que le brinde la mayor cantidad de beneficios, haga del apoyo el factor decisivo clave al momento de comprar una. Una buena almohada no solo mejorará la calidad general de su sueño, sino como ya mencionamos también puede ayudarlo a evitar problemas en el cuello y la espalda.

Entonces… ¿cuál es la mejor almohada para usar?

Esta es una pregunta que hacen las personas a menudo a los especialistas de salud, y la verdad es que no hay una respuesta que funcione para todos, no hay una almohada que le vaya bien a todas las personas por igual. Es por eso que en este vídeo hablaremos sobre algunas de las diferentes almohadas y las ventajas y desventajas de esas almohadas. 

Lo que si debemos tener claro es que el principal beneficio de una almohada es realmente la comodidad y el apoyo. Usted debe poder apoyar el cuello, la columna vertebral, pero también sentirse descansado cuando se despierta por la mañana, por lo que la almohada que elijamos debe ser cómoda. Por lo tanto, para un soporte óptimo, es mejor seleccionar una almohada diseñada para mantener la columna en alineación neutral, es decir, en línea recta básicamente. 

Entonces, cualquier almohada que sea demasiado alta causará una mala alineación de la columna cervical. Lo mismo ocurrirá con cualquier almohada que sea demasiado plana o baja. Al final, todo esto se traduce en posibles dolores cervicales y de espalda al despertar.

Funciones básicas de una almohada

Las almohadas sirven para mantener la parte superior del cuerpo alineada durante el sueño, aliviando la presión y contrarrestando los puntos del cuerpo. La almohada debe ajustarse para adaptarse a la forma, las curvas y la posición para dormir de cada persona y de esta manera aliviar los puntos de presión.

Descansar la cabeza sobre una almohada cuando duermes cumple dos funciones básicas. 

  1. Proporcionar soporte para el cuello y la parte superior de la espalda. Es el papel más importante que la almohada debe cumplir cuando está dormido. Necesitamos este apoyo cuando estamos durmiendo porque la columna vertebral humana está naturalmente curvada. Tener soporte para la cabeza y el cuello ayuda a mantener la alineación adecuada de estas áreas de la columna vertebral. Dormir sin el apoyo adecuado no solo tendrá un impacto negativo en su sueño, sino que también puede provocar rigidez en el cuello y la espalda.
  2. Generar comodidad. En este punto hay que destacar que lo que es cómodo para una persona podría no ser tan cómodo para otra. Factores como el tamaño del cuerpo, las posiciones en las que duerme y ciertas condiciones de salud probablemente desempeñarán un papel en la determinación de qué tipo de almohada es más cómoda para usted. 

¿Cómo saber que tipo de almohada es la adecuada para usted?

Seleccionar la almohada adecuada para usted dependerá en gran medida de la posición en la que duerma más. Esta posición, por lo general suele ser sobre uno de sus lados, boca arriba o boca abajo. Veamos unas consideraciones acerca de este punto: 

  • Las personas que duermen boca abajo necesitan una almohada que no eleve demasiado la cabeza. Si está demasiado elevado, ejercerá presión sobre el cuello. Por lo tanto, una almohada más delgada es la mejor. Además, una almohada debajo del estómago puede ayudar a prevenir el dolor de espalda de las personas que duermen boca abajo.
  • Las personas que duermen de lado necesitan una almohada de grosor medio, que permita que su cabeza se eleve lo suficiente como para mantenerla alineada con la columna vertebral. Una almohada contorneada también funcionará bien, así como una almohada colocada entre los muslos.
  • Las personas que duermen boca arriba deben buscar almohadas de cuña o almohadas de grosor mediano.

Para aquellas personas que no tienen una posición en la que pasan la mayor parte de su tiempo o duermen en combinación, una almohada con una mezcla de diferentes tipos de rellenos probablemente les permitirá ajustar la almohada a sus diferentes necesidades.

Otro aspecto, es el relleno de la almohada, en el cual tampoco hay una elección correcta. 

Simplemente depende de lo que necesita y quiere. Entre los rellenos podemos encontrar:

  • Poliéster o sintético.
  • Espuma viscoelástica.
  • Lana.
  • Algodón.
  • Látex.
  • Plumas, entre otros.

Es esencial que encuentre la almohada adecuada para usted y sus seres queridos. Una buena noche de sueño es muy útil, y una almohada es la mejor ruta hacia allí.

La selección adecuada de almohadas es más un arte que una ciencia. Es un proceso de prueba y error. Entonces, puede intentar algo, puede funcionar, puede que no. Pero el punto es que ninguna almohada funcionará para todas las personas. Así que prueba cosas diferentes. Vea que funciona para usted y si se siente bien, probablemente sea la almohada adecuada para usted.

 

¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
Promedio: 5 (3 votos)

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments