Trabajo de CORE

Trabajo de CORE

El trabajo de CORE centra su atención en esa zona del cuerpo del mismo nombre (CORE-NUCLEO) como centro y lugar desde el que desarrollamos los movimientos y dirigimos las fuerzas.
Trabajo de CORE

Trabajo de CORE

El concepto core o concepto de estabilización lumbopélvica, hace referencia al trabajo que se realiza de manera específica sobre el centro o núcleo de nuestro cuerpo, desde donde se dirigen las fuerzas, con la finalidad de prevenir lesiones a nivel lumbo-pélvico, mejorar o trabajar el condicionamiento físico y optimizar el rendimiento deportivo. Debido a la importancia y relevancia de este concepto y método de trabajo, su presencia se ha difundido más allá del campo de la rehabilitación y tratamiento, sino que también es empleado también para la prevención y tomado muy en cuenta, en el mundo deportivo. 

¿Qué es el Core y cómo se compone?

Como se mencionó anteriormente el core se refiere al centro o núcleo del cuerpo humano, el cual se encuentra conformado por una serie de músculos, que cumplen con la finalidad de brindarle estabilidad al cuerpo, dirigir o transferir las fuerzas e iniciar los movimientos. 

El core se compone de 3 subsistemas, que deben encontrarse en armonía para que pueda considerarse que trabaja de manera eficaz. 

Sistema pasivo

El mismo se conforma de los huesos, articulaciones (y sus componentes) y ligamentos, estructuras que cumplen con la finalidad de soportar ciertas cargas muy pequeñas y limitadas.

Sistema activo

Este es el sistema que conforman los denominados “músculos del Core” estructuras encargadas de soportar las mayores cargas. Básicamente los músculos que conforman el core, se dividen de la siguiente manera:

  • En su parte superior: el músculo diafragma. 
  • En su parte inferior: los músculos que componen el suelo pélvico. 
  • En su parte posterior se compone de: músculos paravertebrales, musculatura glútea, musculatura profunda del tronco.
  • En su parte anterior: los músculos recto anterior, músculo transverso del abdomen y músculos oblicuos. 

Sistema neuromuscular

Este sistema se ocupa de ajustar la información que está siendo recibida de distintas partes del cuerpo y de los sistemas anteriormente mencionados. 

¿Para qué se realizan los ejercicios del core o de estabilización lumbopélvica?

Los ejercicios del concepto core o de estabilización lumbopélvica son una herramienta ideal e infalible para la prevención de lesiones musculoesqueléticas, ya que en los diferentes ámbitos de nuestra vida, es decir, en deportes como en nuestro día a día, realizamos movimientos repetitivos que necesitan de la estabilidad y equilibrio de los músculos del tronco, que suelen ser los mismos que tan frecuentemente refieren dolores, molestias, lesiones en la columna vertebral, etc.  

Por lo tanto, el trabajo de Core o estabilización lumbopélvica, estará indicado para casi cualquier persona, ya que todos en general, necesitamos mantener los músculos que componen el core, debidamente fortalecidos y equilibrados, con la finalidad de prevenir las tan comunes lesiones del tronco y las extremidades. Además de esto, mantener un Core estable y fortalecido, nos permite realizar los movimientos de manera más eficaz y biomecanicamente correctos. 

Ahora bien, respondiendo a la pregunta de ¿cómo se realiza el trabajo del Core? Es importante tomar en cuenta las siguientes consideraciones:

  • El trabajo del core se realiza siempre teniendo como primicia: mantener la función estabilizadora de los componentes.
  • El entrenamiento o trabajo del core, debe realizarse de manera funcional, es decir, ejercicios o patrones de movimientos adaptados a las diferentes actividades que desempeñe el paciente en su vida cotidiana. 
  • La realización del trabajo del core cumple 3 reglas básicas en la realización de los diferentes ejercicios que pueden realizarse.

Reglas para trabajar el core de la manera adecuada:

  1. Anti-extensión: esta regla se trata básicamente de realizar ejercicios con movimientos que delimiten el movimiento de la extensión de tronco.
  2. Anti-flexión lateral: la activación de los músculos del core (laterales) son los encargados de que nuestro cuerpo pueda mantenerse en equilibrio tras la carga del peso de un lado del cuerpo, estabilizándonos e impidiendo que nos caigamos hacia ese lado. Por lo que los movimientos o ejercicios estarán enfocados en mantener esta función del Core.
  3. Anti- rotación: esta última regla, busca la realización de ejercicios o movimientos que favorezcan la estabilidad del tronco al realizar giros con el cuerpo.

Durante la realización del trabajo del Core o estabilización lumbo-pélvica, es importante que no dejemos a un lado el hecho de realizar un buen trabajo de respiración mientras se llevan a cabo los ejercicios, ya que la función respiratoria también cumple un papel fundamental en la eficacia del entrenamiento del core.

Además es importante tener en cuenta, que este como todos los entrenamientos, deben realizarse de manera progresiva y respetando las limitaciones que cada individuo, de manera que se favorezcan o beneficien los aspectos que se desean mejorar con el trabajo del core y no que por el contrario, procuremos una lesión por exceder los límites de cada persona. 

En fisioterapia-online.com trabajamos diariamente para llevarte la mayor y mejor información acerca de salud y fisioterapia, de la mano de profesionales especializados en los temas de cada área que te compartimos. Un ejemplo de esto, es la infografía que os dejamos a continuación para que conozcas un poco más acerca del trabajo de core.

Trabajo de CORE 14 elementos