Deportes y sus lesiones

Deportes y sus lesiones

La asociación entre fisioterapia y deporte es muy habitual, y tiene un porque muy claro. Aquí encontrarás las lesiones, características e idiosincrasia propia de cada deporte.
Deportes y sus lesiones

Los deportes son realizados de manera constante por muchos individuos, que dedican la mayor parte de su día al entrenamiento y a tener un rendimiento deportivo óptimo. Pero debido a la frecuencia con la que se realizan los ejercicios, las articulaciones y los diferentes tejidos que componen al sistema musculoesquelético pueden resultar afectados, ocasionando así múltiples patologías, que en su mayoría son dolorosas, limitan los movimientos y la realización de la práctica deportiva.

Deportes y sus lesiones

Deportes y sus lesiones

La realización constante de ejercicio físico aunque aporta múltiples beneficios para la salud del individuo que lo ejecuta, también cuando no se ha realizado de la mejor manera y sin descansos puede desencadenar la aparición de lesiones en su mayoría musculares, tendinosas y de ligamentos. Y es muchas veces lo que ocurre con los movimientos repetitivos y de alta intensidad que se realizan en los distintos deportes. 

Todos los deportes son diferentes, pero lo que si tienen en común es que exigen cada vez más a la persona que los realiza, siendo causantes de lesiones y daños tisulares en las regiones del cuerpo que más se utilizan en el gesto deportivo, y generando así mismo alteraciones en el rendimiento deportivo

"Los deportistas están más propensos a sufrir de lesiones que otros individuos"

Lesiones específicas de los deportes

Aunque hay prácticas deportivas que son similares, cada una de ellas se identifican por el tipo de movimiento que se realiza y por la lesión que es capaz de producir en los deportistas. Por eso en esta categoría se ofrece información relativa y concreta relacionada con cada deporte.

Entre esas lesiones comunes de los deportistas se incluyen las mencionadas a continuación:

  1. Codo de tenista o epicondilitis. Se produce en el tenis y afecta a los músculos extensores de muñeca. Genera dolor, inflamación y limitación para mover la región. 
  2. Codo de golfista o epitrocleitis. Se produce por el golf y en este caso se afectan son los músculos flexores de la muñeca. Producen los mismos síntomas que el anterior, pero el dolor se manifiesta en el epicóndilo medial
  3. Esguince de rodilla. Es más común en la práctica de fútbol, pero puede presentarse por movimientos bruscos que incluyen torsión de la rodilla.
  4. Esguince de tobillo. Esta lesión se puede producir en muchos deportes, con especial relevancia en aquellos que se utilizan más los miembros inferiores para producir los gestos deportivos. Por ejemplo, es un traumatismo frecuente en el pádel.
  5. Rodilla de ciclista. Es una lesión que consisten en el daño tisular de varios tejidos de la articulación de la rodilla, por lo que requiere de un tratamiento terapéutico.
  6. Pubalgia. Es definido como un dolor que se manifiesta en el área del pubis, debido a inflamación de los tendones que se insertan en esta zona de la pelvis.
  7. Hombro del nadador. Tal como su nombre lo indica es una patología que afecta a los nadadores y que afectan a los músculos y ligamentos que rodean la articulación del hombro.

¿Cómo se tratan las lesiones de los deportistas?

El tratamiento médico y de fisioterapia va a depender de la lesión, los tejidos afectados y de la sintomatología que presente el paciente. Pero en general se va a tener como objetivo que el deportista pueda volver a realizar su deporte sin ningún tipo de dolor o limitación, y además reentrenando para evitar otras lesiones articulares.

Por eso entre las intervenciones terapéuticas se incluyen la termoterapia, crioterapia, terapia manual, movilizaciones pasivas y activas, ejercicios de fortalecimiento, propiocepción, electroterapia, entre muchas otras técnicas.