La pubalgia el castigo del futbolista

La pubalgia el castigo del futbolista
Promedio: 3.1 (27 votos)
13824
147
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

La pubalgia u osteopatía de pubis es una lesión muy frecuente y rebelde en los futbolistas pero también en otros deportes.

¿Qué es la osteopatía de pubis o pubalgia?

En nuestro portal tenemos éste excelente video acerca de la pubalgia:

Pubalgia u Osteopatia de pubis. Qué es, causas, síntomas y tratamiento.

Te explico en este video que es la pubalgia u osteopatía de pubis que afecta a muchos deportistas, especialmente futbolistas.

En resumen, empecemos por explicar los huesos de la pelvis. La pelvis está compuesta por la fusión de 3 huesos:

  •  El ílion, hueso ancho y en forma de abanico
  • El isquion, hueso más pequeño que el ílion que se ubica por la parte posterior del cuerpo
  • El pubis, el hueso más pequeño de los 3, que se ubica en la parte anterior del cuerpo.

Estos 3 huesos deben trabajar en armonía, pero hablemos más acerca del pubis. Al igual que todos los demás huesos del cuerpo se pueden observar ciertos relieves, que son las zonas de origen o inserción de los siguientes músculos:

  • El recto del abdomen
  • Los oblicuos abdominales
  • El grácil
  • El pectíneo
  • El aductor largo
  • El aductor corto
  • El aductor mayor

La pubalgia entonces es un término con el que se describen todas las alteraciones, trastornos y desórdenes que causan dolor en la región del pubis.

¿Cuáles son las causas de la pubalgia?

La identificación de la causa de la pubalgia es imprescindible para su tratamiento. Las causas pueden ser:

  • Desequilibrios musculares o mecánicos. Cuando caminamos, los huesos de la pelvis deben realizar movimientos simétricos: si ocurre un movimiento de un lado, debe ocurrir el mismo movimiento y en la misma magnitud del otro lado. Pero cuando esto no sucede y una de las caderas se mueve más que la otra se destruye la armonía necesaria para el movimiento de los miembros inferiores, haciendo que unos músculos trabajen más que otros y produciendo una lesión.
  • Alteraciones vertebrales y viscerales. La exteriorización de disfunciones viscerales en el sistema músculo esquelético es bastante común: la alteración del funcionamiento de un órgano puede repercutir y reflejarse en los diferentes músculos y articulaciones. La alteración de la función de un órgano es producto de una mala alimentación y por emociones que guardan cada una de las vísceras.
  • Factores posturales. Las pelvis en retroversión favorecida por la genética y el tipo de actividad de la persona produce pubalgia.
  • Actividades deportivas agresivas y repetitivas. El deporte es el 1er agente lesivo que existe, debido a las actividades fuertes y repetitivas se produce el dolor en el pubis (y es extremadamente común en el fútbol).

¿Cuál es el tratamiento para la pubalgia?

El tratamiento de la pubalgia es sencillo. Consiste en:

  • Reequilibrar mecánicamente las estructuras. Es necesario reconocer las alteraciones de la pelvis para conseguir un punto medio entre todas las fuerzas que actúa sobre las estructuras de la pelvis, de manera que todo trabaje uniformemente y en armonía. Esto incluye:
    • Estiramiento de los músculos isquiotibiales (debido a que favorecen la retroversión pélvica)
    • Estiramiento de psoas ilíaco (que igualmente favorece la retroversión pélvica)
    • Estiramiento de recto del abdomen (éste es otro músculo que favorece la retroversión pélvica)
    • Tonificación de los aductores (que están generalmente elongados y su fortalecimiento contribuye a la anteversión pélvica)
  • Masaje de inserciones y músculos aductores (los masajes ayudan a la oxigenación de los tejidos mediante el aumento de la circulación, depuración de sustancias tóxicas y drenaje y eliminación de las mismas).
  • Fitoterapia y dietoterapia (para corregir las posibles disfunciones viscerales que pueden estar generando la pubalgia).

No más pubalgias… ¡A jugar fútbol!

¿Te ha gustado la infografía? ¡Valórala!
Promedio: 3.1 (27 votos)

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar