Encuentra tu clínica más cercana

Mapa de provincias de España A CORUÑA PONTEVEDRA OURENSE LUGO ASTURIAS LEÓN ZAMORA SALAMANCA CÁCERES BADAJOZ HUELVA SEVILLA CADIZ CANTABRIA PALENCIA VALLADOLID ÁVILA TOLEDO CIUDAD REAL CÓRDOBA MÁLAGA BURGOS SEGOVIA SORIA VIZCAYA GUIPUZCOA ÁLAVA LA RIOJA MADRID NAVARRA GUADALAJARA CUENCA ALBACETE JAÉN GRANADA ALMERÍA MURCIA HUESCA ZARAGOZA TERUEL CASTELLÓN VALENCIA ALICANTE LLEIDA TARRAGONA BARCELONA GIRONA SANTA CRUZ DE TENERIFE LAS PALMAS BALEARES CEUTA MELILLA
Lesiones de la rodilla y sus cuidados

Tendinitis rotuliana

La tendinitis rotuliana es la inflamación del tendón rotuliano. Es una lesión muy común en atletas, sobre todo en deportes que generen carga en la zona. Su tratamiento de tipo conservador a través de la fisioterapia.
Tendinitis rotuliana

Indice de Contenidos[mostrar]

¿Ha tenido dolor debajo del hueso de rodilla? ¿En su día a día está expuesto a cambios rápidos de dirección y saltos? ¿Eres un corredor desde hace un tiempo? Si tus respuestas resultan ser positivas, es probable que padezcas tendinitis rotuliana. La tendinitis del tendón rotuliano resulta ser una afección frecuentemente encontrada en basquetbolistas, futbolistas y tenistas. Obtén más información sobre la tendinopatía del tendón rotuliano a continuación: 

¿Qué es la Tendinitis rotuliana?

La tendinitis rotuliana también conocida como rodilla de saltador en una patología degenerativa que ocasiona dolor de rodilla anterior y que compromete el tendón rotuliano (frecuentemente su porción distal). El tendón rotuliano discurre desde el borde inferior de la patela o rótula hasta la tuberosidad anterior de la tibia y es encargado de ayudar en el movimiento de extensión de rodilla junto con el músculo cuádriceps. El término rodilla de saltador fue usado por primera vez en 1973 por Blazina y colaboradores, quienes usaron el término para describir una tendinopatía insercional por sobreuso observada en deportistas adultos.

Tendón rotuliano

Se trata de una estructura tendinosa indispensable para mantenernos de pie, ya que proporciona información propioceptiva sobre la posición de la rodilla, lo que nos permite realizar acciones como correr, saltar y caminar sin problemas. Cómo ya hemos mencionado éste tendón se encuentra ubicado entre la patela/rótula y la tibia (tuberosidad anterior), sus fibras son el enlace que une el músculo cuádriceps con la tibia. Debido a su estructura, puede transmitir la fuerza generada por este músculo, permitiendo el movimiento de extensión de rodilla, además sirve de freno y estabilización durante el movimiento de flexión de rodilla.

anatomia del tendón rotuliano

Incidencia y prevalencia de la Tendinitis rotuliana

Teniendo en cuenta que los deportistas no suelen notificar los síntomas o molestias relacionados a esta patología, su prevalencia e incidencia mundial y regional es difícil de estimar. Sin embargo, se ha evidenciado que es se trata de un diagnóstico frecuente en determinas disciplinas deportivas que involucren saltos largos y repetitivos, tales como: voleibol, baloncesto y atletismo. Esta afección tiene predominio masculino, especialmente atletas adolescentes entre 15 – 30 años. De las personas famosas afectadas por esta tendinitis, destacamos al futbolista portugués Cristiano Ronaldo, quién padeció esta lesión en su pierna izquierda en 2014.

Síntomas y signos de la Tendinitis rotuliana. ¿Cómo saber si la padezco?

Al principio esta tendinopatía ocasiona dolor en la cara anterior de la rodilla sólo con el movimiento, por ejemplo: después de un simple salto, al empujar contra el piso o al aterrizar, o posterior a un entrenamiento intensivo. El dolor se desarrolla de manera gradual, lo que significa que aumenta progresivamente. Generalmente el dolor se focaliza en el área de inserción inferior del tendón, ósea, en el polo inferior rotuliano. Los síntomas y signos de la tendinitis rotuliana son los siguientes:

  • Dolor de rodilla en la parte delantera de la rótula (patela).
  • Doblar y estirar la rodilla, subir y bajar escaleras, conducir un automóvil, sentarse durante largos períodos de tiempo entre otras acciones pueden ocasionar severas molestias en la parte anterior de la rodilla.
  • Sensibilidad debajo de la rótula o patela.
  • Hinchazón e inflamación del tendón rotuliano.
  • Movilidad y amplitud articular de la rodilla reducida.
  • Inestabilidad y sensación de pérdida de fuerza de la rodilla.
  • Aumento del dolor en reposo (es un claro signo de irritación avanzada del tendón rotuliano).

A medida que la tendinopatía va avanzado el dolor se intensifica y se extiende gradualmente a otras partes del tendón. 

Clasificación de la tendinitis rotuliana

Los síntomas van a variar dependiendo de la etapa de la enfermedad, podemos clasificar esta afección en cuatro etapas:

  • Etapa 1: el dolor en la parte inferior de la rótula solo ocurre después de la actividad física. No existen restricciones funcionales en la rodilla.
  • Etapa 2: el dolor anterior en la rodilla ocurre durante y después del esfuerzo físico. El rendimiento deportivo sigue siendo satisfactorio.
  • Etapa 3: dolor persistente durante y después de la actividad física. El tendón está severamente inflamado y gradualmente comienza a agrietarse. El rendimiento deportivo se deteriora cada vez más.
  • Etapa 4: el tendón está roto y necesita ser reparado quirúrgicamente.

¿Cuáles son las causas de la Tendinitis rotuliana?

Aunque el origen de esta tendinopatía no está del todo esclarecido, existen varias teorías razonables. Una teoría establece que las tensiones repetidas y frecuentes, que el tendón no pueda soportar, pueden causar irritación del tendón rotuliano y desgarro de sus fibras centrales. Una de las acciones que genera mayor tensión en el tendón rotuliano resulta ser los saltos y aterrizajes con la rodilla flexionada, ya que en esta acción casi toda la carga del cuerpo recae en el tendón.

Otra teoría supone que los microdesgarros causan irritación local y una reacción inflamatoria reparativa, que origina tejido cicatricial menos elástico que el tendón original, por lo que las fibras tendinosas no pueden soportar la carga conduciendo a esta tendinopatía. Y una última teoría afirma que la salud del tendón rotuliano se ve desmejorada por una tracción constante producto de un aumento de la fuerza del cuádriceps o producto de una carga excéntrica que el cuádriceps no puede manejar, por lo que el tendón recibe toda la carga. 

Factores de riesgo

Los deportes que impliquen saltos y cambios rápidos de dirección pueden provocar esta tendinopatía, tales como: voleibol, baloncesto, atletismo de salto de longitud o el salto de altura, es por ello que se conoce esta afección con el nombre de la rodilla de saltador. Existen otros factores que pueden promover la aparición de una tendinopatía del tendón rotuliano, tales como:

Factores extrínsecos o externos

  • Calzado inadecuado para el tipo de pisada y actividad deportiva.
  • Técnica incorrecta o gesto deportivo incorrecto.
  • Entrenamiento sobre superficie es demasiado dura, por ejemplo, asfalto o terreno inestable.
  • Sesiones intensivas de entrenamiento.
  • Estrés inusual y repentino, por ejemplo, iniciar un nuevo deporte sin el acondicionamiento y descanso adecuado o cuando el entrenamiento comienza demasiado fuerte y las rodillas no han descansado lo suficiente.

Factores intrínsecos o físicos

  • Sobrepeso.
  • Envejecimiento: la elasticidad de los tendones disminuye con el aumento de la edad.
  • Deformidades de rodilla.
  • Pies desalineados (pie plano o cavo).
  • Desbalances musculares (isquiotibiales, cuádriceps).
  • Defectos anatómicos y biomecánicos, por ejemplo, piernas arqueadas, pisada pronadora, piernas en X o un trastorno en la longitud de las piernas (dismetría).
  • Debilidad congénita en los tendones (laxitud).
  • Enfermedad previa cómo la enfermedad de Osgood-Schlatter o crecederas de rodilla.

Prevención de la Tendinitis rotuliana

Al momento de tomar acciones profilácticas es necesario tener en cuenta los factores de riesgo anteriormente mencionados, ya que, al actuar sobre ellos de manera temprana, se disminuye el riesgo de desarrollar esta tendinopatía. Siendo así, te dejamos algunas recomendaciones a continuación:

  • Mantener un peso saludable.
  • Estirar y calentar o acondicionar los músculos del muslo antes de cualquier actividad deportiva.
  • No realizar cambios repentinos en la intensidad del entrenamiento, realizar cambios en el entrenamiento de manera progresiva.
  • Mantener un período de descanso adecuado después del entrenamiento.
  • Usar el calzado adecuado para el tipo de pisada.
  • Si presenta deformidades o alteraciones morfológicas relevantes (dismetrías de piernas, pie plano, pie cavo) puede que sea necesario el uso de plantillas ortopédicas, para ello recomendamos buscar ayuda profesional para su confección.

Automasajes y estiramientos para las contracturas y sobrecargas del cuádriceps

En algunos casos la sobretensión del cuádriceps está muy relacionada con el origen de esta afección, por lo cual te mostramos en el siguiente vídeo cómo mantener las fibras de éste músculo flexibles y relajadas para una contracción optima, mediante ejercicios de estiramiento y automasajes:

Diagnóstico diferencial

El dolor en la parte inferior de la patela asociado a esta tendinopatía puede ser provocados por otras entidades patológicas desarrolladas en la rodilla, algunos de los diagnósticos diferenciales de esta afección son:

¿Cómo se diagnostica la Tendinitis rotuliana?

El diagnóstico está basado inicialmente en la anamnesis, la clínica que refiere el paciente y el examen clínico por parte del especialista. En la anamnesis de los casos positivos, es común encontrar que el paciente realiza deportes de salto o que trota frecuentemente sobre superficies duras o inestables.

Examen físico

Durante el examen físico, generalmente se evidencia dolor a la presión de la punta inferior de la rótula (Signo de Bassett). También es típico que resulte doloroso el movimiento de extensión de la pierna contra resistencia. El enrojecimiento o hinchazón visible es menos común, sin embargo, puede indicar la presencia de esta afección. Además, durante el examen físico el médico o fisioterapeuta valora exhaustivamente toda la extremidad inferior para identificar déficits relevantes en la región de la cadera, la rodilla, el tobillo y pie, ya que a menudo una mala alineación biomecánica en estos niveles puede generar un estrés excesivo en los tendones extensores de la rodilla y conducir a esta tendinopatía. 

Pruebas adicionales

El examen físico aporta importante información con respecto al estado del paciente que puede permitir la presunción del diagnóstico, sin embargo, la confirmación del diagnóstico sólo es posible con estudios adicionales de imagen, tales como:

  • Ecografía o ultrasonido: es un método disponible y adecuado para diagnosticar la rodilla del saltador. Ya que permite evaluar correctamente cualquier cambio patológico tal como: el engrosamiento del tendón, tejido cicatricial y estructura tendinosa no uniforme.
  • Resonancia magnética (RM): generalmente no está indicada, pero permite una exploración detallada en las etapas iniciales de la enfermedad.
  • Radiografía: aunque no permite el diagnóstico temprano de esta afección, pero puede evidencia calcificaciones si la enfermedad está muy avanzada, además resulta útil en el diagnóstico diferencial que permite descartar otras enfermedades.

Tratamiento médico para la Tendinitis rotuliana

Históricamente el tratamiento médico ha sido orientado a frenar la reacción inflamatoria mediante el uso de antinflamatorios, pero en la actualidad numerosos estudios han comprobado que no se trata de una enfermedad inflamatoria, por lo que algunos médicos no indican por mucho tiempo los típicos AINEs (antiinflamatorios no esteroideos), ya que los mismos no proporcionan un beneficio significativo a largo plazo en esta tendinopatía. Actualmente el abordaje médico incluye medidas como reposo deportivo, uso de hielo (crioterapia); fisioterapia para proveer la adaptación de la actividad física, ejercicios de fortalecimiento excéntrico, ejercicios de estiramiento y entrenamiento propioceptivo: además el médico suele indicar la estabilización de la rodilla mediante kinesiotaping, rodillera o banda infrarrotuliana. Si las medidas terapéuticas mencionadas no muestran el efecto deseado, la cirugía puede ser necesaria.

La cirugía solo se convierte en una opción después de un período de tratamiento conservador de seis meses como mínimo.

¿Cómo es la cirugía en caso de tendinitis rotuliana?

En algunos casos, a pesar del descanso y de una terapia conservadora correcta, no se produce un resultado satisfactorio. En estos casos, la terapia quirúrgica es la única forma de restaurar la funcionalidad y de eliminar las molestias de la rodilla. Hay varias técnicas quirúrgicas, que variaran según el caso. En primer lugar, el tejido peritendinoso se puede retirar para eliminar los molestos síntomas. La estructura tendinosa suprapatelar también se puede estirar, para reducir la tensión del tendón rotuliano y mejorar los síntomas. En algunos casos, la estructura tendinosa puede cortarse longitudinalmente total o parcialmente. El procedimiento que se use depende de la extensión y los cambios patológicos producto de la tendinopatía. Después de la operación, el médico indica fisioterapia en el posoperatorio para la rehabilitación de las funciones afectadas.

Dependiendo de la cirugía el médico suele indicar muletas los primeros 3 – 5 días después de la cirugía.

Tratamiento de Fisioterapia para la Tendinitis rotuliana

La tendinitis del tendón rotuliano generalmente se trata de forma conservadora, es decir, sin cirugía; por lo que la fisioterapia resulta ser la alternativa terapéutica más efectiva en esta afección. La intervención médica en muchos casos solo es necesaria si hay una rotura del tendón rotuliano. Los siguientes métodos alivian el dolor y pueden detener la progresión de esta tendinopatía:

  • Reposo deportivo.
  • Educación para el manejo del dolor.
  • Kinesiotaping o vendaje neuromuscular.
  • Crioterapia: alivia el dolor.
  • Termoterapia: promueven el flujo de sangre a la inserción del tendón.
  • Masaje terapéutico: brinda analgesia, relajan los músculos en estado de tensión y aumentan la circulación sanguínea la zona afectada, lo que promueve la reparación del tendón.
  • Terapia de ondas de choque: promueve los procesos de reparación tisular en el tejido tendinoso lesionado.
  • Electroterapia (TENS): brinda analgesia.
  • Técnica de Cyriax o masaje transversal del tendón: promueve la reorganización del tejido tendinoso cicatricial.

Una vez aliviados los síntomas se procede al entrenamiento terapéutico, cuya dosificación va a variar dependiendo de la etapa en la que se encuentre el paciente. Sin embargo, generalmente se inicia con el fortalecimiento isométrico, ya que se ha su efecto analgésico en esta patología, seguido del entrenamiento excéntrico y concéntrico que puede comenzar con sentadillas realizadas con el peso corporal, y progresar a una carga significativa cómo las qué provee las máquinas de gimnasia, como la prensa de piernas o la máquina de extensión de rodilla. Acompañando a este entrenamiento se indican ejercicios de estiramiento, propiocepción y equilibrio para terminar de rehabilitar las habilidades funcionales comprometidas.

Tratamiento propuesto en Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa para la Tendinitis rotuliana

El siguiente abordaje terapéutico parte de nuestra visión Fisioterapia Integrativa – Fiit Concept la cual está basada en la filosofía de la Medicina Tradicional China (Medicina Oriental, que establece que cada emoción concreta contribuye al desarrollo de una alteración de algún órgano o víscera en concreto, la presencia de esta alteración podrá repercutir negativamente en el tono muscular y sobre la biomecánica intervertebral, debido a la relación establecida por el sistema simpático y parasimpático. Adicionalmente otros factores causales muy importantes, pero poco tomados en cuenta como la nutrición y el mal manejo del estrés también contribuyen a la instauración de una disfunción visceral que finalmente genere alteraciones en el sistema musculoesquelético.

Fisioterapia Integrativa – Fiit Concept

Toda esta relación la podrás ver ejemplificada en el siguiente diagrama:
Infografía de Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa
Teniendo esto en claro, podemos afirmar que no sólo los factores causales provenientes del ámbito físico o mecánico (las posturas, trabajos repetitivos, exceso de ejercicio, exceso de sedentarismo) nombrados anteriormente, conlleva a la aparición de Tendinitis o tendinopatía rotuliana, sino que también la presencia de estrés, alteraciones nutricionales y emocionales pueden ser los causantes.

La Tendinitis o tendinopatía rotuliana desde nuestra visión Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa, se origina como consecuencia de una disfunción visceral del intestino delgado que conlleva a una tendinopatía de la rodilla derecha, y del riñón que ocasiona tendinopatía de la rodilla izquierda, sobre todo en aquellas tendinitis que no han logrado resolverse a largo plazo con los métodos fisioterapéuticos convencionales.

La disfunción visceral de alguno de los órganos anteriormente mencionados puede repercutir de manera refleja en la región lumbar.

El órgano que más rápidamente se ve afectado en situaciones de estrés es el intestino delgado, este al estar en disfunción, ocasiona un desbalance de la región lumbar que consecuentemente altera también la pelvis, lo que conduce a la tendinopatía en la rodilla derecha. Ahora bien, la disfunción del riñón ocasiona rigidez y bloqueos vertebrales de la columna lumbar alta, lo que conduce a inestabilidad de la zona lumbar baja, especialmente en los segmentos L4-L5 y L5-S1, provocando consecuentemente rigidez en la pelvis que altera la biomecánica de la rodilla izquierda, ocasionando la tendinopatía de ese lado. Ambas disfunciones pueden originarse por variados factores que a continuación te explicaré:

Causas de las disfunciones del intestino delgado y el riñón que originan la Tendinitis rotuliana

  • Estrés: un estado de alerta patológico que induce un desequilibrio del sistema nervioso simpático y parasimpático es ocasionado por situaciones de estrés, lo que conlleva al agotamiento de los sistemas afectando principalmente al hígado y la vesícula biliar, que debido a su conexión directa con el intestino delgado y si se cronifica termina por afectar al riñón.
  • Alteraciones emocionales: la emoción que directamente altera el funcionamiento del riñón es la crispación relacionada a situaciones de enfrentamiento y de rabias guardadas, las cuales si son mantenidas en el tiempo acabarán afectando a la vitalidad del individuo lo cual según la medicina oriental afecta al riñón. Por otro lado, la tendinopatía rotuliana derecha puede deberse a emociones como la ansiedad y la preocupación (relacionadas a estados de crispación y de enfados), ya que estas alteran el funcionamiento del intestino delgado.
  • Alteraciones nutricionales: la tendinopatía derecha puede ocurrir debido al consumo de alimentos como alimentos acidificantes, grasas saturadas, carnes rojas, café, gaseosas o cacao, ya que estos resultan nocivos para el hígado y la vesícula los cuales afectan rápidamente al intestino delgado, sin embargo, otros alimentos alteran directamente el funcionamiento del intestino delgado, tales como los azúcares refinados y las harinas. Adicionalmente existe ciertos alimentos, que en particular afectar al riñón con las carnes rojas y procesadas, así como los alimentos manufacturados que contenga mucho ácido úrico y altos niveles de sal como los embutidos y los encurtidos. 

Al fin y al cabo, todos estos factores influyen negativamente en el sistema musculoesquelético a nivel lumbar, originando rigidez en la zona lumbar alta y repercutiendo en la biomecánica de la columna lumbar alta y la pelvis, lo que por ende ocasiona la instauración de una tendinopatía o tendinitis derecha o izquierda como respuesta refleja ante estas disfunciones viscerales.

Tratamientos desde Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa para la Tendinitis rotuliana

  1. Manipulación vertebral: debido a que cada órgano repercute en una zona muscular e intervertebral de la columna, es importante intervenir las áreas que estén produciendo la tendinopatía. En este caso, se ven afectadas la región lumbar alta, así como la pelvis, al manipular las vértebras irritadas especialmente los segmentos L4-L5 y L5-S1, se incentiva la movilidad adecuada de estos segmentos y se induce un efecto regulador en el sistema nervioso y la médula espinal, lo que disminuye los efectos reflejo negativos provenientes de las disfunciones viscerales correspondientes.
  2. Gestión del estrés: programación del horario del sueño y técnicas que permitan la desconexión del trabajo y la integración de ejercicios físicos aeróbicos que fomenta la relajación y le permita gestionar esas situaciones estresantes, para que no afecten al organismo.
  3. Osteopatía visceral: consiste en la aplicación de maniobras manuales específicas enfocadas en fomentar la movilidad y la motilidad del hígado, la vesícula biliar y el intestino delgado, favoreciendo también al riñón.
  4. Plantas medicinales: consiste en la elaboración de un plan terapéutico individualizado mediante la indicación de plantas medicinales o complementos de plantas (jarabes, cápsulas, gotas, infusiones) que fomenten el correcto funcionamiento renal y contribuya al correcto funcionamiento del intestino delgado.
  5. Asesoramiento nutricional: la tendinopatía en el tendón rotuliano puede ser tratada mediante la alimentación, para ello es necesario eliminar de la dieta todos los alimentos excitantes que generen irritación o estrés refleja en estos órganos, alimentos como los mencionado anteriormente. Una correcta alimentación junto con un tratamiento de plantas medicinales anteriormente propuesto contribuye a la normalización de las funciones viscerales y que esta no refleje su disfunción en la región lumbar y por ende en las rodillas.
  6. Biodescodificación: trata de que el paciente sea consciente de que ciertas situaciones estresantes y de conflicto con otras personas le está generando una tendinopatía muy rebelde, con ser consciente de esta relación hace que le afecte menos estas emociones y que las mismas no puedan alterar la biomecánica lumbar y pélvica.

Ejercicios, automasajes, estiramientos y otros autocuidados para la Tendinitis rotuliana

Si quieres progresar más rápidamente y promover tu proceso de recuperación, te dejamos a continuación variedad de vídeos de nuestro canal de YouTube FisioOnline, que te ayudarán a continuar con el tratamiento médico y fisioterapéutico desde tu casa. Cada uno de estos videos son realizados por profesionales fisioterapeutas, que de manera amena y didáctica te explicarán paso a paso como realizar ejercicios, estiramiento y automasajes para el tratamiento de esta afección.

Uso de la banda infrarrotuliana para mejorar el dolor de rodilla

Como hemos comentado, una medida terapéutica frecuentemente indicada es el uso de la banda infrarrotuliana. Esta órtesis le reducirá tensión a la estructura tendinosa afectada, lo que te ayudará a aliviar las molestias que genera. Si no sabes cómo usar o colocarte la banda infrarrotuliana te recomendamos ver el vídeo a continuación:

Kinesiostaping en la tendinopatía rotuliana.

Otra medida terapéutica es el vendaje neuromuscular o Kinesiotaping, aprende cual es la técnica más adecuada para la rodilla del saltador en el vídeo a continuación: 

Tratamiento de fisioterapia, médico y quirúrgico

Aprende sobre el proceso de diagnóstico de la tendinitis de rodilla, así como también su tratamiento conservador y quirúrgico en el siguiente vídeo:

Tratamiento con ejercicios, automasajes y estiramientos

El tratamiento conservador sigue siendo en la actualidad el más recomendando para lograr resolver esta afección. En el siguiente vídeo te mostraremos algunas las técnicas terapéuticas más efectivas para el tratamiento de la tendinitis del tendón rotuliano, tales como estiramiento, automasaje y ejercicios terapéuticos:

¿Cómo se tratan las lesiones del tendón rotuliano?

En ocasiones la lesión de esta estructura tendinosa puede llegar al punto de la rotura, en este caso el abordaje conservador puede resultar infructuoso. En el siguiente vídeo un médico traumatólogo con experiencia en este tipo de lesiones, explicará de manera detallada los abordajes terapéuticos en caso de estas lesiones tendinosas, haciendo énfasis en el tratamiento quirúrgico de la rotura del tendón rotuliano: 

Pronóstico de la Tendinitis rotuliana. ¿Cuánto tarda en curarse?

No se puede estimar un período exacto de curación de la tendinitis rotuliana. Debido a que depende de la extensión de los daños tendinosos y la implementación consistente de una terapia adecuada con los ejercicios correctos. Sin embargo, se ha estimado que los casos de etapa 1 pueden requerir 20 días para el retorno a la actividad deportiva, mientras que los casos más graves (2,3) pueden requerir más de 90 días. Con respecto a los casos tratados quirúrgicamente, pueden requerir entre 6 a 24 semanas para recuperarse. 

Los casos quirúrgicos resultan ser muy atípicos, ya que el abordaje conservador resulta ser el más efectivo en esta lesión tendinosa. La terapia conservadora constituida principalmente por ejercicios excéntricos, resulta ser muy efectiva en estos casos. Aunque la tasa de éxito después de la terapia quirúrgica es alta, a menudo, el retorno al deporte tiene lugar con un nivel deportivo y de rendimiento más bajo.

Tendinitis rotuliana