Lesiones de cabeza y cara y sus cuidados

Bruxismo

Aprende como tratar el bruxismo de la mano de expertos fisioterapeutas, que te explicarán sus síntomas, las causas que lo originan y las alternativas terapéuticas que detienen los efectos del rechinamiento de dientes.
bruxismo

¿Te duele el área de la mandíbula, las sienes, el cuello y la cara al despertar? ¿Presentas sensibilidad al masticar? Si tus respuestas son afirmativas es posible que estés presentando Bruxismo. En el siguiente artículo podrá obtener mayor información sobre las causas, las consecuencias, la prevención, el tratamiento médico y fisioterapéutico de este trastorno de salud dental.

¿Qué es el Bruxismo?

El bruxismo tiene referencias históricas que datan desde el inicio de los tiempos, la primera es encontrada en los pasajes del Antiguo Testamento en donde se describe la acción de crujir los dientes como consecuencia de castigos externos. En el ámbito médico se encuentra la primera referencia histórica en 1902, cuando uno de los pioneros en la investigación en esta área M. Karolyi, hablaba de la presencia de fuerzas masticatorias anormales en la mayoría de las personas. Sin embargo, en 1907 se introdujo el término francés "Bruxomanie" (Bruxomanía en español) por Marie y Pietkiewicz. Para 1931, el doctor Bertrand Frohman, creó el término bruxismo, que proviene de la expresión griega "brychien" que significa rechinar los dientes.

Aunque  Marie y Pietkiewicz  denominaron a este trastorno como "Bruxomanie" (Bruxomanía en español), fue el doctor Bertrand Frohman,  quien creó el término que se usa actualmente "Bruxismo"

Siendo así, el Bruxismo es un trastorno de salud dental de origen multifactorial, caracterizada por el rechinamiento de dientes involuntario en donde se presionan los dientes uno contra el otro sin tener un propósito funcional como masticar. Este trastorno ocasiona una presión extremadamente fuerte sobre las estructuras dentales y las articulaciones temporomandibulares (ATM), mayor a la ejercida durante la masticación normal.

Es un trastorno de salud dental de origen multifactorial, caracterizada por el rechinamiento de dientes involuntario en donde se presionan los dientes uno contra el otro sin tener un propósito funcional como masticar..."

Estas enormes fuerzas no solo afectan a los dientes y las ATM, sino también a la musculatura masticatoria y la del cuello. Provocando además problemas de salud como el dolor mandibular, craneal, así como también tensión y dolor en la zona de la espalda. El Rechinar los dientes ocurre normalmente durante el sueño, por lo que los afectados no suelen notar su presencia en el inicio de la enfermedad, su origen es multifactorial pero principalmente se ve asociado al estrés y la ansiedad, por lo que actualmente los métodos de tratamiento disponibles son variados.

¿Cuáles son los tipos de Bruxismo?

Este trastorno se puede clasificar en varios tipos, dependiendo de diferentes factores, siendo tres los destacables:

Según el tipo de presión ejercida por los dientes:

  • Bruxismo céntrico: se debe al apretamiento o a la presión extremadamente fuerte ejercida por las articulaciones temporomandibulares, caracterizada por el hundimiento de las cúspides de los dientes, acompañado de un desgaste de la unión corona- raíz. Este tipo se ve asociado al origen de la cefalea tensional.
  • Bruxismo excéntrico: se debe al frotamiento excesivo entre las estructuras dentales y se caracteriza por un aplanamiento notable en la forma de los dientes.

Según el horario en el que aparece se puede clasificar en:

  • Bruxismo diurno: en el día es menos común que los afectados rechinen los dientes, en la mayoría de los casos solo las mandíbulas están fuertemente presionadas entre sí.
  • Bruxismo nocturno: es muy frecuente y puede presentarse tanto el rechinamiento y la presión constante entre las mandíbulas.

Según las causas asociadas, puede clasificarse en:

  • Bruxismo primario: no hay causa médica comprobable para rechinar los dientes.
  • Bruxismo secundario: está relacionado con un desencadenante conocido, como por ejemplo los trastornos neurológicos, emocionales, psiquiátricos o trastornos del sueño.

Incidencia y prevalencia del Bruxismo

Dentro de los trastornos de salud orofaciales es considerado como el más prevalente a nivel mundial, del 10 al 20 % de la población mundial presenta bruxismo y el 100 % puede bruxar en algún momento de su vida. En el caso de los Estados Unidos, este trastorno afecta al 10% de la población, presentándose tanto bruxismo en niños como en adultos.

Trasladándonos a países europeos, Francia muestra una prevalencia entre 8% y 38% de una muestra tanto de niños como de adultos, estos datos son reflejados por la Universidad de París. Con respecto a España el bruxismo es una patología que sufre aproximadamente un 70% de los españoles.

En relación al género, las más afectadas por este problema son las féminas pudiendo ser resultado de factores sociales, trastornos hormonales que ocasionan minusvalía fisiológica (períodos menstruales y la menopausia), así como la fatiga física y psíquica.

Síntomas y consecuencias del Bruxismo. ¿Cómo saber si la padezco?

Los síntomas de bruxismo pueden ser extremadamente incómodos, aquellos que padecen bruxismo nocturno generalmente notan dolor mandibular, de cuello y de cabeza después de despertarse. Estas molestias suelen permanecer durante el día lo que afecta el desenvolvimiento y la ejecución de las actividades de la vida diaria de quién padece bruxismo. 

Fisioterapia y Bruxismo

En esta infografía destacamos algunos de los síntomas que aparecen como consecuencia del bruxismo:

bruxismo y fisioterapia

  • Dolor de mandíbula.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor de cuello y dolor de espalda, debido a la tensión en el área del hombro y cuello.
  • Músculos faciales endurecidos y tensos a la palpación.
  • Dificultad o presencia de cansancio al masticar alimentos duros.
  • Desgaste dentario.
  • Presencia de ruidos de craqueo o crepitación en la articulación temporomandibular (ATM).
  • Problemas de oclusión.
  • Dolor de oídos.
  • Articulación temporomandibular dolorosa a la palpación y al movimiento.
  • Trastornos del sueño.

Consecuencias del Bruxismo

Además de estos síntomas, el bruxismo trae consecuencias notables para el sistema masticatorio, las cuales son:

  • Limitación en el movimiento de la ATM: solo puede abrir la boca en un grado limitado o no puede; la mandíbula se siente rígida y cansada, a veces se produce un bloqueo de la ATM.
  • Trastornos auditivos: algunas personas sienten presión en el oído y dolor al apretar los dientes debido a la tensión de los músculos de la mandíbula. Así como también se puede presentar tinnitus (zumbidos en los oídos).
  • Dolor de muelas debido a la inflamación del diente: si el diente está muy dañado, puede irritar los nervios de este.
  • Dientes sensibles, flojos, acortados o quebradizos;
  • Superficies dentales desgastadas, suavemente pulidas y raspadas
  • Grietas o astillas en el esmalte del diente.
  • Fracturas dentales.
  • La presión inconsciente de la lengua contra el paladar o los dientes frontales puede causar varios problemas, por lo que no es raro que la posición de los dientes delanteros avance o se aflojen a largo plazo.

¿Qué causa el Bruxismo?

En la información médica actualmente disponible no se ha encontrado una causa clara sobre el origen exacto de este trastorno de salud dental. Hay varios factores involucrados, siendo el estrés y la ansiedad los mayormente asociados. Estudios recientes indican que la causa radica en el cerebro, ya que el mismo trata de deshacerse del exceso de energía negativa recabada durante situaciones estresantes. El mal procesamiento de estas, conlleva al cerebro a tratar de eliminar el estrés insuficientemente procesado. Además de lo antes señalado, otros trastornos de salud que se asocian con el bruxismo son:

  • Enfermedades de la estructura dental.
  • Trastornos del sueño.
  • Dentaduras postizas mal ajustadas (como puentes, coronas, prótesis)
  • Empastes dentales mal realizados.
  • Trastornos funcionales de la articulación temporomandibular (ATM).
  • Trastornos de oclusión: no se ha demostrado suficientemente bien que una interacción defectuosa entre el maxilar superior e inferior sea el desencadenante del bruxismo, sin embargo, este factor causal no se deja a un lado.
  • En casos raros, los problemas neurológicos pueden contribuir al bruxismo (por ejemplo, esclerosis múltiple).

Desde nuestra visión Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa destacamos los factores causales nutricionales asociados al consumo de ciertos alimentos, ingerir bebidas con cafeína (como café, té negro, gaseosas o bebidas energéticas) puede ayudar al rechinamiento dental, debido a que estas sustancias tienen un fuerte impacto en el cerebro y, por lo tanto, en la regulación de las fases del sueño.

Prevención del Bruxismo

El mayor factor de riesgo para sufrir de bruxismo es el estrés, entonces no es de extrañarse que la principal recomendación para su prevención, es brindar relajación a su cuerpo. Para conseguirlo es necesario tomar en consideración las recomendaciones descritas a continuación:

  • Realizar algún deporte: la actividad física relaja, te cansa asegurando un mayor equilibrio y un mejor sueño. Los deportes de resistencia como la natación, el senderismo o el ciclismo son una excelente opción. El entrenamiento con pesas también es una buena manera de aliviar la presión y tensión contenida.
  • ¡No mastiques chicle! Esto tensa los músculos masticatorios aún más. El masticar chicle también se considera un factor de riesgo para la aparición de este trastorno.
  • Evite el consumo de alcohol, nicotina y cafeína (antes de acostarse): los estimulantes aumentan el riesgo de bruxismo. La cafeína además de ser un estimulante ocasiona que sea difícil conciliar el sueño.
  • Beba tés relajantes, como la manzanilla, la pasiflora o la menta.
  • Masaje de la mandíbula: esto relaja los músculos tensos y la articulación temporomandibular.
  • Los ejercicios de estiramiento durante el día y por la noche aflojan y relajan la musculatura del hombro y el cuello relacionada con este trastorno.
  • Las meditaciones guiadas como el yoga a menudo hacen maravillas y se pueden realizar fácilmente en cualquier lugar.
  • Relájese por la noche y disfrute de las cosas que le gustan y le relajan para conciliar el sueño: tome un baño caliente, escuche música o lea un libro de su agrado.

¿Cómo se diagnostica el Bruxismo?

Detectar el bruxismo desde el inicio es un poco complicado, debido a que los pacientes desconocen la sintomatología y los efectos de este problema, por lo tanto, no acuden a un médico o especialista en el área. Sin embargo, con ayuda profesional y cierta información, se puede concluir rápidamente de que se trata este trastorno. En un primer momento se inspecciona los signos reveladores del rechinamiento de dientes, los cuales son:

  • Músculos masticatorios sensibles a la palpación.
  • Impresiones dentales en la lengua y las mejillas.
  • Superficies de los dientes lisas y pulidas.
  • Grietas o imperfecciones en el esmalte dental.
  • Sensibilidad dental.

Si hay tales cambios, el bruxismo generalmente ya está avanzado. La obtención de un temprano diagnóstico puede darse cuando personas cercanas al afectado indiquen la presencia de un crujir de dientes nocturno, es más notorio para la pareja que para la persona afectada porque nota los ruidos crujientes de la pareja que duerme por la noche. Luego, con la intervención temprana es posible siempre evitar que haya daño dental.

Tratamiento médico del Bruxismo

Una vez establecido el diagnóstico médico y el factor causante, el tratamiento va enfocado en restaurar los daños presentes y el contrarrestar los desencadenantes. Para lograrlo es necesario un abordaje terapéutico multidisciplinario en donde odontólogos, ortopedistas dentales, médicos, psicoterapeutas, psiquiatras, estomatólogos, fisioterapeutas, osteópatas y homeópatas combinan sus conocimientos para atacar desde su área, el origen y las repercusiones del bruxismo. Inicialmente el tratamiento farmacológico en los pacientes bruxistas está orientado a reducir la tensión en la musculatura masticatoria mediante relajantes musculares, también se implementan técnicas semi-invasivas como las inyecciones de toxina botulínica (Botox) en los músculos contraídos.

El tratamiento médico en los pacientes bruxistas está orientado a reducir la tensión en la musculatura masticatoria mediante fármacos..."

También en la terapia farmacológica se tiene en cuenta el uso de medicamentos analgésicos y antiinflamatorios, así como los ansiolíticos siendo el más usado el diazepam por su efecto sedante, relajante muscular, hipnótico y ansiolítico.

Otro abordaje terapéutico es el realizado por los odontólogos y ortopedistas dentales, para ellos el uso de férulas oclusales es un factor clave para la solución de esta afección, ya que establece una óptima solución que contribuye a la actividad refleja neuromuscular, reduciendo la actividad muscular anormal, al mismo tiempo que contribuye a la protección de las estructuras dentarias. Sin embargo, con respecto a ello la experiencia me ha mostrado que el uso de esta ayuda ortopédica no influye mucho en la actividad muscular del sistema masticatorio, ya que es notable la constante fractura de estas férulas y la presencia de malestares musculares, siendo útiles en la protección de los dientes, ya que impide el choque entre estas estructuras. La eficacia de su funcionamiento también puede variar dependiendo del factor causal, el tiempo de uso y el tipo de férula.

Para los médicos y odontólogos el uso de férulas oclusales es un factor clave para la solución de esta afección..."

Desde la psicoterapia, la hipnosis es una terapia notable para detener la sintomatología de esta afección y permite la obtención de un sueño reparador, ya que a través de ella es posible generar una influencia positiva en la corteza cerebral en caso de que los factores causales de esta afección sean de origen psicoemocional.

En el caso de presentar notables daños en las estructuras dentales el enfoque estomatológico va dirigido a la sustracción o adición dental, restauración de las superficies dentales, ortodoncia y de ser necesario rehabilitación protésica.

Tratamiento de Fisioterapia del Bruxismo

El abordaje fisioterapéutico va a estar enfocado en tratar las causas de la formación de los movimientos anómalos de la mandíbula y los efectos que los mismo generan, promoviendo el adecuado funcionamiento muscular con técnicas manuales de relajación y de control de situaciones estresantes, así como el entrenamiento neuromuscular entre otros.

Un tratamiento fisioterapéutico puede brindar óptimos resultados si está enfocado en tratar las causas y no los síntomas.

Si es posible, tratar las causas es importante para la solución óptima de los síntomas. Dentro del tratamiento fisioterapéutico encontramos distintos abordajes, que varían según el caso, siendo los más destacables los siguientes:

  • Masaje orofacial descontracturante: promueve la relajación y la circulación sanguínea de los músculos masticatorios.
  • Termoterapia: puede ayudar a relajar los músculos masticatorios y aliviar las molestias.
  • Ejercicios de fortalecimiento y estiramiento de los músculos masticatorios y del cuello: mejora y restablece el equilibrio de las cadenas musculares afectadas, mejorando los movimientos de la ATM.
  • Técnicas de manejo y control de situaciones estresantes: dado que el favor emocional juega un papel importante en el rechinamiento de dientes, tiene sentido aprender técnicas de relajación como los ejercicios respiratorios o la relajación muscular progresiva. De esta manera, el estrés no surge tan rápido o puede reducirse rápidamente.
  • Electroestimulación: es enfocada en la relajación muscular y la obtención del alivio frente al dolor.
  • Manipulaciones osteopáticas a nivel cervical: restablece el equilibrio entre la ATM y la columna vertebral, que frecuente se ve alterado.
  • Gimnasia postural: debido a que las tensiones musculares producto de la postura pueden ser tan un síntoma como una de las causas del bruxismo, es importante fomentar una higiene postural adecuada.
  • Punción seca: provee analgesia al eliminar la presencia de puntos de gatillo en la musculatura facial y craneocervical.

Estas técnicas variarán dependiendo del caso, para asegurar que la mordida vuelva a funcionar correctamente y que todo su cuerpo se beneficie de ello.

Tratamiento propuesto en Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa para el Bruxismo

Antes de hablar sobre el tratamiento propuesto de esta visión es necesario esclarecer un poco de que trata. Siendo así, la Fisioterapia Integrativa – Fiit Concept está basada en la filosofía de la Medicina Tradicional China (Medicina Oriental, este tipo de medicina establece que cada emoción concreta contribuye al desarrollo de una alteración de algún órgano o víscera en concreto, la presencia de esta alteración podrá repercutir negativamente en el tono muscular y sobre la biomecánica intervertebral, debido a la relación establecida por el sistema simpático y parasimpático. Adicionalmente otros factores causales muy importantes, pero poco tomados en cuenta como la nutrición y el mal manejo del estrés también contribuyen a la instauración de una disfunción visceral que finalmente genere alteraciones en el sistema musculoesquelético.

Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa

Toda la relación anteriormente expuesta la podrás ver ejemplificada en el siguiente diagrama:

Infografía de Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa

Teniendo esto en claro, podemos afirmar que no sólo los factores causales provenientes del ámbito físico o mecánico (malas posturas, malformaciones, desalineación de los dientes) nombrados en este artículo, conllevan a la aparición del bruxismo, sino que también la presencia de estrés, alteraciones nutricionales y emocionales pueden ser los causantes.
El bruxismo desde nuestra visión Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa se origina como consecuencia de una disfunción visceral hepatobiliar y en el intestino delgado, las mismas ocasionan un aumento del tono de los músculos masticatorios que se manifiesta al dormir. Esta disfunción puede originarse por variados factores que a continuación te explicaré:

Causas de la disfunción hepatobiliar y en el intestino delgado relacionada al bruxismo

  • Carácter: la aparición de esta disfunción visceral que ocasiona bruxismo suele ser favorecida por la presencia de un carácter nervioso, tenso e impetuoso y preocupado.
  • Estrés: situaciones de estrés que generen preocupación,  combinado con el carácter acabará favoreciendo esta disfunción en el intestino delgado.
  • Factores nutricionales: existen alimentos que son excitantes y generan estrés en el cuerpo, tales como: café, chocolate, cacao, naranja, mandarina, frituras y grasas saturadas, carnes rojas y más aún las procesadas.
  • Emociones: la disfunción hepatobiliar y del intestino delgado que origina el bruxismo, se encuentra asociada principalmente a la preocupación y secundariamente al enfado, crispación o cualquier situación que promueva la aparición de estas emociones.

Al fin y al cabo, todos estos factores influyen negativamente en la tensión de los músculos masticatorios, lo que por ende ocasiona la instauración de un bruxismo o rechinamiento de dientes como respuesta refleja del sistema nervioso.

Tratamientos desde Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa para el bruxismo

  1. Osteopatía visceral: consiste en la aplicación de maniobras manuales específicas enfocadas en fomentar la movilidad y la motilidad de la zona del intestino delgado.
  2. Manipulación vertebral: debido a que cada órgano repercute en una zona muscular e intervertebral de la columna, es importante intervenir estas áreas. En este caso, la región dorsal y cervical, al manipular las vértebras irritadas se induce un efecto regulador en el sistema nervioso hepatobiliar, lo que contribuye positivamente en la disfunción visceral presente. Es decir  la disfunción visceral influye bloqueando las vértebras , pero el tratamiento de estas vértebras también influye positivamente sobre la disfunción visceral.
  3. Plantas medicinales: consiste en la elaboración de un plan de tratamiento individualizado mediante la indicación de plantas medicinales o complementos de plantas (jarabes, cápsulas, gotas, infusiones) que fomenten el correcto funcionamiento hepatobiliar y contribuya al correcto funcionamiento en el intestino delgado. 
  4. Asesoramiento nutricional: eliminar de la dieta todos los alimentos excitantes que generen irritación o estrés en el hígado y el intestino delgado, tales como los azúcares e hidratos de carbono de absorción rápida, así como carnes rojas, mandarinas, lácteos, chocolate y café.
  5. Gestión del estrés: programación del horario del sueño, evitando interrumpir la rutina (sueño, horarios de comida, horarios de descanso), involucrando ejercicios físicos aeróbico que fomenta la relajación. 
  6. Biodescodificación: una vez detectado la situación emocional que cause daños en estos órganos, al saber que situaciones que esté pasando este ocasionado bruxismo o rechinamiento de diente nocturno, ayuda a romper esta dañina relación, solucionando la causa del problema.

Ejercicios, automasajes, estiramientos y otros autocuidados para el Bruxismo

En nuestro portal de YouTube FisioOnline, podrás encontrar variedad de recomendaciones realizadas por expertos fisioterapeutas, que de manera amena y sencilla te explicarán las técnicas terapéuticas que puedes realizar por ti mismo para disminuir las molestias que genera el bruxismo y reducir eficazmente el rechinamiento de los dientes.

Bruxismo - dolor y tensión de la mandíbula - Tratamiento con ejercicios, automasajes y estiramientos

En el primer vídeo podrás encontrar un recopilatorio de ejercicios, automasajes y estiramientos enfocados en reducir el dolor y la tensión de la mandíbula que esta afección genera:

Considerando que, en éste trastorno, los músculos más afectados además del masetero, son el músculo digástrico y los pterigoideos, te dejamos estos vídeos más específicos realizados por el fisioterapeuta experto en la articulación temporomandibular ATM Toni Román:

Ejercicio de estiramiento del músculo digástrico

Este músculo se activa durante el cierrre mandibular por lo que en esta afección se suele encontrar altamente contraído, es por ello que en el siguiente vídeo te enseñamos como reducir esa molesta tensión mediante el estiramiento de su fibras:

Ejercicios para los pterigoideos

Al igual que los maseteros, esta musculatura se encarga del cierre mandibular, por lo que en esta afección suelen contar con un alto estado de tensión que contribuye al dolor en la mandíbula, es por ello que en el siguiente vídeo te mostramos como realizar unos ejercicios enfocados enla relajación de este grupo muscular:

Consejos que funcionan para reducir el estrés y ansiedad

Teniendo en cuenta que el factor mayormente asociado al origen del Bruxismo es el factor emocional como la ansiedad, no podemos dejar las recomendaciones de lado. Por lo cual en el siguiente vídeo te mostramos una rutina de ejercicios de respiración, auto masajes y estiramientos para mejorar el estrés o ansiedad:

 

Pronóstico del Bruxismo. ¿Cuánto tarda en curarse?

Si esta afección dura mucho tiempo, puede dañar la estructura dental y la articulación temporomandibular (ATM). Cualquier persona afectada que solicite de manera temprana ayuda profesional, puede evitar posibles daños en la estructura dental y malestares en el área de la cabeza y el cuello. En el caso de ya estar avanzado el bruxismo, el uso constante de una férula de oclusión puede evitar en gran medida que los dientes se dañen por el rechinamiento.

Sin una temprana intervención, las consecuencias a largo plazo en la dentadura y la articulación temporomandibular pueden ser irreversibles sin un tratamiento invasivo.

Al principio, no es fácil para los afectados  prestar suficiente atención a cuál puede ser el origen del rechinar los dientes. Sin embargo, en el curso posterior de este trastorno, la percepción de la presión es notable más conscientemente, por lo que se puede asociar los posibles factores desencadenantes. Si logra darse cuenta de la presencia de rechinamiento de dientes, eso ya es de mucha ayuda, ya que esto brinda a los bruxistas la oportunidad de tomar contramedidas activas para reducir la tensión en el sistema masticatorio y la articulación. En algunas personas la detección y control de las situaciones estresantes y que generen ansiedad, pueden reducir notablemente y a corto plazo los efectos causantes de esta afección.

Bruxismo