Encuentra tu clínica más cercana

Mapa de provincias de España A CORUÑA PONTEVEDRA OURENSE LUGO ASTURIAS LEÓN ZAMORA SALAMANCA CÁCERES BADAJOZ HUELVA SEVILLA CADIZ CANTABRIA PALENCIA VALLADOLID ÁVILA TOLEDO CIUDAD REAL CÓRDOBA MÁLAGA BURGOS SEGOVIA SORIA VIZCAYA GUIPUZCOA ÁLAVA LA RIOJA MADRID NAVARRA GUADALAJARA CUENCA ALBACETE JAÉN GRANADA ALMERÍA MURCIA HUESCA ZARAGOZA TERUEL CASTELLÓN VALENCIA ALICANTE LLEIDA TARRAGONA BARCELONA GIRONA SANTA CRUZ DE TENERIFE LAS PALMAS BALEARES CEUTA MELILLA
Dismenorrea fisioterapia tratamiento

Dismenorrea

El dolor durante la menstruación puede limitarte en la realización de tus actividades cotidianas ¡No lo sigas padeciendo! Conoce a continuación como la fisioterapia te puede ayudar a detener la dismenorrea.
Dismenorrea fisioterapia tratamiento

Dismenorrea

¿Sientes dolor durante la menstruación? No eres la única, más de la mitad de las mujeres padecen de dismenorrea o algomenorrea, a menudo la menstruación dolorosa suele ir acompañada de síntomas como cefalea, lumbalgia, ansiedad, calambres, fatiga, aumento de la irritabilidad y náuseas, por lo que el estilo de vida de las afectadas se ve restringido. Para entender por qué ocurre el dolor menstrual, cómo tratarlo y prevenirlo, lea este artículo.

¿Qué es la Dismenorrea?

Se habló por primera vez de dismenorrea en la publicación “Trad. des Elemens de médecine pratique” realizada en 1795 por el francés M. Cullen. Este término proviene de la combinación de las palabras griegas “dys” que significa “dificultad”, “mēn” que significa mes y “rhoíā” que significa flujo, todas en conjunto indican la presencia de dificultades durante el flujo menstrual. Sin embargo, este término es usado para designar períodos dolorosos (algomenorrea). Estos dolores menstruales son caracterizados por la presencia de retorcijones en la zona pélvica que aparecen antes o durante el período menstrual. Para muchas mujeres jóvenes y adultas, los períodos menstruales están asociados con molestias tales como diarrea, vómitos, mareos, dolor de cabeza, lumbalgia, calambres y dolor abdominal. 

Clasificación de la Dismenorrea: primaria y secundaria

Hay varios tipos de dismenorreas, las que ocurren durante el primer período y las que ocurren después de varios años de períodos sin dolor.
El dolor menstrual se puede dividir en primario y secundario:

  • Dismenorrea primaria: esta ocurre durante el primer período menstrual (menarquia) y acompaña a las mujeres afectadas por toda su vida hasta la menopausia. No existe una enfermedad física.
  • Dismenorrea secundaria: por lo general, solo aparecen a partir de los 30 o 40 años y se basan en una enfermedad ginecológica. En la mayoría de los casos, hay una endometriosis detrás de esto, así como el síndrome de los ovarios poliquístico, y otra enfermedad de la región pélvica pueden causar dolor menstrual secundario.

Incidencia y prevalencia de la Dismenorrea

Diversos estudios internacionales han afirmado una prevalencia de la dismenorrea mayor al 50% de la población femenina, durante su período fértil sufren de dolores menstruales, y varios casos se presentan desde la aparición del período menstrual (11-12 años) hasta la llegada de la menopausia (50 años). Aunque no es considerado un problema de salud pública, es la causa principal por la que mujeres jóvenes y adultas de 20 a 30 años disminuyen su rendimiento académico, laboral, familiar y/o social.

¿Cómo empieza o se inicia la Dismenorrea?

Durante la menstruación, las sustancias mensajeras propias del cuerpo (prostaglandinas) se forman cada vez más directamente en el endometrio bajo la influencia de los estrógenos, esto ocurre principalmente en las primeras 48h de la menstruación, momento en que el dolor será muy intenso. Estas aseguran que los músculos del útero se contraigan y, por lo tanto, repelen la membrana mucosa acumulada en el útero (endometrio). Debido a la contracción, el tejido recibe menos sangre y, por lo tanto, se suministra poco oxígeno (hipoxia). Como resultado de todos estos procesos, el típico dolor menstrual se presenta en algunas mujeres. Sin embargo, no solo las hormonas, sino también los factores psicológicos como el estrés o la ansiedad juegan un papel importante en el inicio o agravamiento de la dismenorrea.

Síntomas y signos de la Dismenorrea. ¿Cómo saber si la padezco?

El dolor que experimentan muchas mujeres durante el sangrado mensual puede variar en intensidad. Por ejemplo, algunas mujeres afectadas refieren síntomas leves, mientras otras presentan molestias tan graves que las actividades de la vida diaria se ven severamente comprometidas.

El síntoma principal de la dismenorrea es la presencia de dolor agudo y profundo en la parte inferior del abdomen...

El síntoma principal de la dismenorrea es la presencia de dolor agudo y profundo en la parte inferior del abdomen, que ocurre justo antes del comienzo del período menstrual, así como también fuertes calambres o espasmos pélvicos. Además, se pueden presentar otros síntomas, estos pueden durar varios días y su intensidad puede ser muy diferente en cada uno de los casos, dichos síntomas acompañantes son los siguientes:

  • Expulsión de moldes endometriales (dismenorrea membranosa) o coágulos.
  • Migraña o dolor de cabeza.
  • Dolor de espalda baja o lumbalgia.
  • Diarrea.
  • Estreñimiento.
  • Náuseas.
  • Vómito.

Estos signos y síntomas pueden manifestarse en los días anteriores a la llegada de la menstruación, pero en la mayoría de las afectadas, la sintomatología es pronunciada en el inicio de los períodos menstruales y persisten en los primeros días del período antes de desaparecer lentamente. Especialmente cuando las molestias están asociadas con un sangrado abundante (hipermenorrea) durante unos días.

¿Qué causa la Dismenorrea?

Las causas de la dismenorrea van a variar según el tipo que se esté padeciendo. A continuación, se describe las causas de su aparición según el tipo:

Causas de la dismenorrea primaria

El dolor menstrual primario a menudo es causado por un desequilibrio químico hormonal del cuerpo, en especial por las prostaglandinas que es la hormona encargada de controlar las contracciones del útero. Las niñas y mujeres muy jóvenes y muy delgadas se ven especialmente afectadas por este tipo, con el aumento de la edad, la dismenorrea primaria se vuelve menos común en muchas mujeres. Hay algunos factores causales que favorecen el dolor menstrual primario:

  • Malformaciones del útero.
  • Bajo IMC <de 20.
  • Fatiga y cansancio.
  • Primer período antes de los doce años.
  • Ciclos menstruales de duración irregular o con sangrado abundante.
  • Consumo de tabaco o alcohol.
  • Problemas de salud mental.
  • Falta de actividad física.
  • Predisposición familiar: en los casos que la madre o las hermanas sufran un malestar similar.
  • Estrés psicológico como el miedo o la ansiedad.

Origen emocional de la disfunción de útero- ovarios.

Si quieres saber más sobre esta última, te recomendamos ver el siguiente vídeo, en donde encontrarás información detallada sobre cómo los factores emocionales puede influir en las funciones del útero- ovarios, ocasionando la sintomatología que caracteriza a la dismenorrea.

Causas de la dismenorrea secundaria

A diferencia de la dismenorrea primaria, el dolor menstrual secundario generalmente es causado por una enfermedad, como:

  • Endometriosis: la causa más común de dismenorrea secundaria es esta. La endometriosis es un trastorno ginecológico que se caracteriza por tejido endometrial fuera del útero, ubicándose generalmente en la zona pélvica, sobre el peritoneo, ovarios y vejiga ocasionando dolor en dicha zona y menstruación dolorosa.
  • Fibromas y pólipos uterinos: son tumores benignos de la pared muscular del útero (fibromas uterinos) o del endometrio (pólipos uterinos).
  • Cáncer: los tumores malignos de los órganos genitales como el cáncer de cuello uterino o el cáncer de ovario a menudo pasan inadvertidos e indoloros al principio. Sin embargo, en algún momento surgen las primeras molestias, como sangrado inusual de larga duración o secreción marrón después de la menopausia.
  • Inflamación de los órganos genitales: una infección vaginal ascendente (colpitis) puede provocar inflamación crónica de las trompas de Falopio, lo que causa intenso dolor en la menstruación y molestias durante la ovulación.
  • Métodos anticonceptivos: un efecto secundario común de los dispositivos intrauterinos o DIU son los calambres menstruales.
  • Enfermedad inflamatoria pélvica (PID, por sus siglas en inglés) generalmente es producto de un proceso infeccioso del útero, las trompas de Falopio, o los ovarios, originándose cuando una bacteria se traslada desde la vagina y el cuello uterino a otras partes del cuerpo, ocasionando dolor crónico en la zona de la pelvis y otros problemas de salud graves, como la infertilidad.
  • Embarazo anormal: como es el caso del embarazo ectópico. El óvulo fecundado se implanta fuera del útero, causando fuerte dolor pélvico y necesitando de una intervención quirúrgica para realizar la extracción del mismo y obtener mejoría. En las primeras semanas de gestación de un embarazo normal no es raro la aparición de síntomas similares a la dismenorrea, por lo que suele ser confundida con ella.

Dolores relacionados con la disfunción ginecológica

Adicionalmente desde nuestra visión Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa, defendemos la teoría que otros factores causales como las emociones anteriormente expuestas y los malos hábitos alimenticios pueden influir negativamente en la salud y fomentar la aparición de dismenorrea. La mala alimentación o la ingesta de comidas chatarras, altas en grasas y que contengan cafeína pueden aumentar los niveles de estrógenos en el cuerpo de la mujer y por ende causar la dismenorrea. Con la siguiente infografía comprenderás como algunas alteraciones ginecológicas como la dismenorrea o las menstruaciones dolorosas, pueden ocasionar diferentes problemas en la zona lumbar, pélvica entre otras regiones.

dolores relacionados con la disfunción ginecológica

Prevención de la Dismenorrea. ¿Cómo evitar la dismenorrea?

En algunos tipos de dismenorreas no es posible la prevención, sin embargo, existen ciertos cambios de hábitos que puede influir positivamente en las funciones del útero y los ovarios, por lo que reduce el riesgo de sufrir dolores menstruales. Tales cambios son:

  • Mantener una dieta balanceada que incluya fuentes alimenticias de magnesio, cinc y vitamina B.
  • Mantener un sano índice de masa corporal y un peso balanceado.
  • Realizar ejercicio físico de forma regular.
  • Mejorar el manejo del estrés y evitar situaciones que causen ansiedad y estrés.
  • Relaciones sexuales: durante el orgasmo, el cuerpo libera hormonas de la felicidad. Además, los músculos pélvicos se relajan y el flujo sanguíneo en toda la zona abdominal aumenta durante el clímax sexual, lo que mejora las funciones pélvicas y brinda analgesia frente al dolor.
  • Una vez presentes las primeras molestias, ingerir líquidos calientes (infusiones, caldos, etc.), mantener el área abdominal y pélvica cubierta, y aplicar calor en esas regiones.
  • De ser posible, realizar suaves masajes circulatorios sobre la zona abdominal y pélvica.
  • Si su ginecólogo le ha indicado píldoras anticonceptivas, tómelas con la regularidad especificada.

¿Cómo se diagnostica la Dismenorrea?

Para realizar el diagnóstico de esta afección el médico especialista realizará una historia clínica, recopilando información relacionada al ciclo menstrual, situaciones de estrés, patologías que pueda estar padeciendo o haya padecido la paciente, y medicamentos que se estén ingiriendo, ya que estos últimos pueden estar ocasionando o agravando la afección. Seguidamente se efectuará una evaluación física que incluye una revisión de la zona pélvica

Estudios complementarios

Adicionalmente a la realización de la historia clínica y del examen físico es importante considerar los siguientes procedimientos de diagnóstico médico:

  • Ecografía o ultrasonido, a través de este tipo de técnica de imagenología se pueden observar los órganos involucrados en esta afección, útero, ovarios, trompas de Falopio, entre otros, así como también el flujo sanguíneo de los diferentes vasos y tejidos. Este tipo de examen es de gran ayuda para confirmar o no el diagnóstico. 
  • Laparoscopia: es un procedimiento quirúrgico menor en el cual se inserta un laparoscopio, (un tubo delgado con un lente y una luz), realizando una incisión en la pared abdominal. El objetivo del procedimiento es obtener una exploración en la zona abdominal y pélvica, para descartar crecimientos anormales.
  • Histeroscopia: es un examen visual del canal del cuello uterino y del interior del útero mediante el uso de un histeroscopio, el cual es insertado a través del canal vaginal, y de esta manera se puede visualizar y examinar con detalle el útero. 
  • Exámenes de laboratorio: esto con la intención de ver y evaluar los diferentes niveles hormonales en la paciente, que puedan estar ocasionando la patología, así mismo según sea el caso se puede indicar pruebas (frotis vaginal, cultivos de orina) para descartar procesos infecciosos.

Tratamiento médico de la Dismenorrea

El tratamiento médico será dosificado según la causa o las enfermedades subyacentes. Inicialmente el tratamiento será enfocado en el alivio de los síntomas, para ayudar a la paciente a continuar con sus actividades cotidianas. Es por ello que algunos médicos indican a sus pacientes ciertos medicamentos, los más usados son:

  • Medicamentos antiinflamatorios y analgésicos (paracetamol, naxopropeno e ibuprofeno).
  • Suplementos hormonales (anticonceptivos).
  • Antiespasmódicos.

Existen algunos medicamentos como la aspirina (ácido acetilsalicílico) que fomentan las hemorragias menstruales por lo cual no son indicados en el tratamiento de dismenorrea. En el caso del dolor menstrual secundario, el tratamiento médico se enfoca en las enfermedades causales. Por ejemplo, se puede requerir de cirugía para tratar la endometriosis o los fibromas, generalmente la técnica utilizada es la laparoscopia.

Existen algunos medicamentos como la aspirina (ácido acetilsalicílico) que fomentan las hemorragias menstruales por lo cual no son indicados en el tratamiento de dismenorrea.

Tratamiento de Fisioterapia de la Dismenorrea

Teniendo en cuenta que la percepción de dolor es algo extremadamente complejo y subjetivo, es fundamental en realizar un diagnóstico biopsicosocial en donde se tenga en cuenta todo el contexto físico, emocional y ambiental que presente la mujer con dismenorrea, ya que todos estos factores pueden influir en el resultado del proceso fisioterapéutico.

El tratamiento fisioterapéutico va a estar enfocado principalmente en el tratamiento del dolor, para ello se realizarán intervenciones que mejoren la vascularización uterina, favorezcan el control de hormonas, relajen la musculatura en tensión y mejore la funcionalidad de la paciente afecta. Para ello son variadas las técnicas disponibles desde la fisioterapia que cuenta con estudios que evidencian sus positivos efectos en esta afección, algunas de ellas son las siguientes:

  • Ejercicio físico y ejercicios del suelo pélvico: fomenta el incremento de la irrigación sanguínea uterina, dilatan los vasos y relajan los músculos del suelo pélvico, por consiguiente, reduce la presión endometrial y ocasiona analgesia.
  • Terapia manual y masoterapia: técnicas como masaje relajante y tratamiento de los puntos gatillo miofasciales, eliminan las restricciones, mejoran la percepción nociceptiva y atenúa los estímulos dolorosos característicos de esta afección.
  • Vendaje neuromuscular: brinda un efecto analgésico e induce la relajación muscular en las regiones más frecuentemente afectadas la región pélvica y la región lumbar baja.
  • Electroanalgesia y TENS: su efectividad en cuanto a la reducción de dolor en inflamación es inmejorables.
  • Tecarterapia: actúa en los niveles más profundos del tejido corporal, por lo que contribuye positivamente a la solución de las dismenorreas.

Ahora bien, teniendo en cuenta que existen otros factores que influyen en la aparición de los dolores menstruales como los malos hábitos alimenticios, las emociones y las disfunciones a nivel de útero y ovarios, desde nuestra visión Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa, mantenemos otros abordajes altamente eficaces, los cuales están anclados en la fisioterapia tradicional. Dichos abordajes son los siguientes:

  • Pautas alimentarias y recomendaciones nutricionales: una dieta rica en magnesio y calcio acompañada también de un buen suministro de vitaminas B1, B6 y ácidos grasos insaturados puede ayudar con el dolor menstrual.
  • Plantas medicinales y oligoelementos: ciertas infusiones y plantas medicinales pueden ayudar a aliviar los dolores menstruales y los cambios de humor, así como también mejoran el funcionamiento del útero y los ovarios.
  • Control del estrés y ejercicios de relajación: teniendo en cuenta que los factores emocionales afectan el tejido y la salud del suelo pélvico, el estar consciente de las situaciones estresantes y realizar ejercicios de relajación, puede ayudarle a reducir los altos índices de tensión que están desmejorando el ciclo. 

Ejercicio de relajación para relajar la mente en 5 minutos

Con respecto a esto último le dejamos a continuación un vídeo con el cuál aprenderás como realizar de manera adecuada este tipo de ejercicios de relajación:

Ejercicios, nutrición, plantas medicinales, remedios naturales y otros autocuidados para la Dismenorrea

Podrás ver variedad de vídeos en nuestro portal de YouTube FisioOnline, los cuáles son realizados por profesionales fisioterapeutas especializados en diversas áreas, que pondrán a tu disposición sus conocimientos para tratar diversos malestares y molestias, tales como la dismenorrea. 

Importancia de la nutrición para prevenir los dolores menstruales

Para aliviar el intenso dolor menstrual, es necesario atacar directamente los factores causales que pueden estar provocándolos, teniendo en cuenta la fuerte relación que tiene la alimentación sobre las funciones del útero y los ovarios, te dejamos en la siguiente vídeo importante información sobre cómo la nutrición puede ayudarte a prevenir y tratar los dolores menstruales: 

Tratamiento para el dolor muscular y articular provocado por una alteración de útero y ovarios

En ocasiones la dismenorrea no se presenta sola, si no que viene acompañada de otros molestos síntomas a nivel articular y muscular, es por ello que te recomendamos darle un vistazo al siguiente vídeo en donde encontrarás información detallada y precisa sobre un excelente tratamiento natural compuesto no sólo de medidas higiénico-dietéticas o plantas medicinales, sino además de ejercicios para para eliminar los dolores lumbares asociados a la menstruación

 

Dolores lumbares asociados a la menstruación y ejercicios para eliminarlos

Es importante destacar los innumerables beneficios que tiene el ejercicio físico sobre la salud, si durante la menstruación estas padeciendo de dolores lumbares, en el siguiente vídeo te mostraremos cómo eliminarlos mediante ejercicios específicos:

Ejercicios de Kegel - ¿Qué son y cómo realizarlos correctamente?

Finalmente siendo más específicos en el tratamiento de la zona más frecuentemente afectada por los dolores menstruales, o sea, la región pélvica, te dejamos a continuación un vídeo con el cuál aprenderás como realizar los ejercicios de Kegel, los cuales son altamente eficaces en el tratamiento de problemas en el suelo pélvico:

 

Pronóstico de la Dismenorrea. ¿Cuánto tarda en curarse?

Si no hay enfermedades subyacentes, la dismenorrea es completamente inofensiva y pasará por sí sola incluso sin tratamiento. Para la mayoría de las mujeres, la dismenorrea y sus síntomas asociados mejoran con la edad y después del primer embarazo. Los analgésicos, los antiespasmódicos o las medidas terapéuticas generales como los ejercicios, la termoterapia y las medidas de relajación pueden ayudar a la reducción de las molestias. Sin embargo, algunas mujeres están severamente restringidas en su vida diaria debido a dolores severos durante el período, por lo que apenas pueden salir de la casa o realizar algún movimiento durante la menstruación.

Si no hay enfermedades subyacentes, la dismenorrea es completamente inofensiva y pasará por sí sola incluso sin tratamiento...

Si una enfermedad es la causa real de la dismenorrea (por ejemplo: endometriosis, fibromas), el curso depende de la enfermedad y de si se está tratando o no. Algunas de las causas de las dismenorreas secundarias pueden tratarse bien, otras sin embargo, son muy persistentes. Pero generalmente con el tratamiento adecuado, los calambres y dolores menstruales disminuyen eficazmente.