Lesiones de cabeza y cara y sus cuidados

Vértigos o mareos

Cuando pensamos en mareos y vértigos, lo primero que viene a nuestra cabeza no es un problema a nivel cervical, pero la verdad es que muchas veces el problema si se encuentra allí. Por esta zona pasan ciertas estructuras que pueden verse afectadas cuando hay una afección en la región cervical.
vértigos o mareos
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Indice de Contenidos[mostrar]

¿Todo gira?, ¿el suelo se balancea?, ¿tienes la sensación de que vas a caerte? Es posible que estés padeciendo de Vértigos o mareos, estos síntomas problemáticos suelen ser muy frecuentes en la actualidad, presentando diversas características e innumerables causas. Queriendo brindarte la información médica verificada más actual, el siguiente artículo desarrollaremos a profundidad esta temática.

¿Qué son los Vértigos o mareos?

Son unos de los problemas de salud más comunes, los cuales afectan las funciones de estabilización y manutención del equilibrio del cuerpo, estos aumentan su aparición con la edad y aunque estas sensaciones anómalas suelen ser temporales y transitorias, en ocasiones pueden presentarse de manera frecuente. Para entender estos trastornos es necesario conocer un poco sobre el sentido del equilibrio, el cual es el afectado durante un episodio de mareo y vértigo.

Entonces, ¿Qué órganos conforman el sentido del equilibrio y qué características presentan?

El sentido del equilibrio se encuentra conformado por tres órganos sensoriales, lo cuales trabajan en conjunto para controlar diversas funciones, que nos permiten caminar, brincar y mantenernos sobre superficies inestables sin perder la estabilidad.

órganos involucrados en el equilibrio

  • El oído interno: constituye el aparato vestibular ubicado entre el tímpano y la cóclea, contiene un líquido que se mueve cuando el cuerpo cambia de posición, irritando las células sensoriales en las paredes del órgano vestibular, lo cual es captado inmediatamente por el nervio auditivo, transmitiendo a través de estímulos al cerebro, informando así el cambio de posición.
  • Los ojos: son órganos que proporcionan información sobre cuáles son los movimientos en el espacio y cuál es su ubicación relativa del cuerpo en determinado entorno.
  • Los receptores profundos en los músculos, tendones y articulaciones: son el tercer elemento que proporcionan información al cerebro, sobre la situación actual o comportamiento de estos componentes anatómicos como, por ejemplo, cuando la articulación de la rodilla tiene que compensar las fluctuaciones de movimiento al caminar.

Los ojos, los oídos (órganos vestibulares) y los receptores en los músculos, tendones, articulaciones y la piel transmiten constantemente información al cerebro sobre nuestra posición en el espacio. El mareo y vértigo siempre surgen cuando esta información se contradice y el cerebro no puede, por lo tanto, crear una imagen coherente del movimiento. A menudo estos síntomas se acompañan de náuseas, vómitos, palidez y sudoración, ya que las células nerviosas cerebrales involucradas en la regulación del equilibrio están conectadas con las que se utilizan para controlar las reacciones vegetativas.

También, estos trastornos de la salud pueden ocurrir cuando el cerebro no puede procesar adecuadamente las señales entrantes, siendo las enfermedades físicas, mentales y emocionales principales responsables de los ataques de vértigo y mareo.

¿Cuál es la diferencia entre Vértigo y Mareo?

Para muchos de nuestros pacientes los mareos y vértigos son iguales, sin embargo, es necesario aclarar que estos trastornos de salud no son lo mismo, ya que no cuentan con las mismas características y las sensaciones que producen son distintas. Distinguirlos es de vital importancia para poder brindar una atención terapéutica adecuada según sea el caso. A continuación, hablaremos de las características y los tipos de vértigo y mareo:

¿Qué es el Vértigo?

Su origen etimológico proviene de la palabra en latín “vertigo” que en castellano significa “mareo”, sin embargo, en medicina ambos términos tienen características diferentes como ya hemos destacado. La persona afectada por este síntoma tiene la sensación de que su entorno gira a su alrededor como en un carrusel, a menudo es acompañado de inseguridad al estar de pie y durante la marcha, así como también de náuseas y vómitos, pero a diferencia del mareo, éste no ocasiona pérdida de conciencia.

Sensación de que su entorno gira a su alrededor como en un carrusel, a menudo es acompañado de inseguridad al estar de pie y durante la marcha.

Existen dos tipos de vértigos vestibulares:

  • Vértigo vestibular periférico: aparece cuando se ve afectado el oído interno o el nervio de equilibrio. Y se caracteriza por la presencia brusca de movimientos falsos acompañados de náuseas, palidez y sudoración que pueden durar minutos u horas.
  • Vértigo vestibular central: aparece cuando se ve afectado el tronco encefálico, el cerebelo o el cerebro. Y se caracteriza por la presencia movimientos falsos en menor magnitud, que se desarrollan progresivamente y perduran en el tiempo. El mismo no varía con los movimientos de cabeza y suele aparecer acompañado de signos y síntomas neurológicos.

¿Qué son los Mareos?

Su origen etimológico proviene de la palabra en latín “mar” que significa en castellano “mar”, haciendo referencia a que este síntoma se iniciaba durante la navegación. Los que la padecen describen una sensación de que están "débiles” que se sienten inestables sobre sus pies, como la sensación percibida cuando se está soñoliento o emborrachado.

Sensación de estar "débil" y percepción de inestabilidad sobre los pies.

Los tipos de mareo son:

  • Mareo fisiológico: aparece cuando la información captada visualmente no concuerda con la recabada a nivel vestibular. Surge con frecuencia cuando se está dentro de: carros, trenes, aviones o barcos.
  • El presíncope: aparece acompañado de una visión borrosa y el paciente lo describe como una sensación de que se va caer o desmayar, sin que eso último ocurra.
  • Síncope: presenta las mismas características que el anterior, pero en esta la persona afectada se desmaya.

Incidencia y prevalencia de los Vértigos o mareos

Recientemente la revista Archives of Internal Medicine ha publicado un estudio que sugiere que los mareos y el vértigo son frecuentes en la población, con una prevalencia del 23% y una incidencia aproximada del 3%. Destacando, que el vértigo vestibular está asociado con una mayor frecuencia de asistencia a servicios médicos, bajas por enfermedad e interrupción de las actividades de la vida diaria. El estudio contaba con una extensa muestra compuesta por 4869 adultos de nacionalidad alemana. Por otro lado, la Sociedad Española de Otorrinolaringología (SEORL-CCC), destaca que un 80% de la población ha sufrido un episodio de vértigo en su vida, afectando por igual a hombres y mujeres de cualquier edad, con una mayor incidencia en adultos mayores.

Un 80% de la población ha sufrido un episodio de vértigo en su vida...

Un ejemplo de que el Vértigo y los mareos pueden afectar a cualquiera, es la nadadora española Mireia Belmonte la cual en 2018 sufrió unos episodios de vértigos y mareos que la dejaron sin poder disputar los europeos de Glasgow de ese verano.

Síntomas y signos de los Vértigos o mareos. ¿Cómo saber si los padezco?

Las sensaciones clínicas que origina esta sintomatología son variadas entre sí. A continuación, describiremos los síntomas y signos de los vértigos y mareos, con la intención de que conozcas si lo estás padeciendo o no:

Síntomas de los Mareos

  • Pérdida de estabilidad (desequilibrio).
  • Aturdimiento.
  • Dificultad visual, visión borrosa y sensibilidad a la luz (fotofobia).
  • Sensación de pérdida del conocimiento (sensación de síncope)
  • Pérdida de la conciencia (desmayo).

Síntomas del Vértigo

  • Sensaciones repentinas de giros.
  • Incapacidad para concentrarse o permanecer alerta.
  • Pérdida momentánea de la visión o visión doble.
  • Náuseas o vómitos.
  • Pérdida de la fuerza en brazos o piernas.
  • Dificultad para ver o hablar.
  • Transpiración.
  • Pérdida del control de los movimientos oculares.
  • En el caso que el vértigo sea ocasionado por enfermedades como la de Ménière también se pueden presentar pérdidas auditivas momentáneas o zumbido en el oído.

¿Qué ocasiona los Vértigos o mareos?

El vértigo y los mareos son síntomas consecuentes a un trastorno de salud, o a varias enfermedades, muchas de estas patologías pueden causarles, pero en algunos casos, el mareo y el vértigo no son el síntoma principal. Los factores causales más comunes son:

  • Vértigo posicional paroxístico benigno: es un trastorno de salud benigno de corta duración y se desencadena por el cambio de posición de la cabeza (rotación de la cabeza).
  • Inflamación en el oído interno (neuritis aguda): incluye la aparición espontánea de vértigo intenso y constante, que puede persistir durante varios días, junto con mareos y náuseas, así como también vómitos y desequilibrio.
  • Envejecimiento: es causado por el deterioro a los órganos que contribuyen a la orientación y equilibrio. Se presentan mareos al levantarse, así como también mareos repentinos en las actividades diarias, acompañados de marcha inestable.
  • La anemia, la presión arterial alta o, por el contrario, una circulación débil conduce a un suministro insuficiente de oxígeno en el cerebro o en el órgano del oído interno.
  • Enfermedad de Ménière.

Vértigo y síndrome de Ménière

Esta enfermedad se caracteriza por la acumulación excesiva de líquido en el oído interno, lo que ocasiona episodios repentinos de vértigo que duran de 30 minutos a varias horas, (vértigos crónicos) y pérdida de audición.  Si deseas conocer más acerca de esta rara enfermedad, reproduce el siguiente vídeo:

Por otro lado, desde la visión Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa  queremos destacar que el vértigo y el mareo también pueden ser ocasionados por otros factores como afecciones de sistema muscular, el mal manejo de emociones, las disfunciones hepáticas biliares y la mala alimentación. A continuación, describiremos las causas más destacables desde la visión Fiit Concept:

  • Síndrome postural o síndrome de la columna cervical: cuando el vértigo y el mareo son de origen cervical, se debe a la constante postura incorrecta de la cabeza y la parte superior del cuerpo, afectando las dos primeras vértebras cervicales, las cuales son altamente sensibles, flexibles y vulnerables, que además poseen un sistema de advertencia, que protege la conexión de la columna vertebral con el cerebro. En ocasiones este sistema puede generar una falsa alarma, como en el caso de la tensión del hombro y el cuello, que conduce a una desalineación de las vértebras cervicales superiores, donde se dirigen a los receptores en el área y se coordinan los movimientos de la cabeza y los ojos. Los músculos del cuello, los receptores en el área de la cabeza y el cuello y los ojos ahora envían información diferente al cerebro que, al oído interno, lo que genera mareo por transmisión errónea de la información.
  • Contracturas musculares: la tensión muscular generada por los grupos musculares cervicales, pueden reducir el riego sanguíneo hacia el oído o hacia el cerebelo, los cuales son órganos de vital importancia para la estabilidad y coordinación.
  • Alimentación inadecuada: el consumo de alimentos que afecten el funcionamiento de la vesícula biliar como el chocolate y el café, promueve la aparición de mareos y vértigos.
  • Fobias o factores emocionales: ocurre especialmente en personas más jóvenes que presentan ansiedad, situaciones estresantes como un debate de política y cambios inesperados e importantes en la vida. En ocasiones, estas alteraciones emocionales pueden afectar la columna cervical como consecuencia de la afectación de la vesícula biliar la cual es altamente sensible a situaciones estresantes. Todo ello en consecuencia conlleva a la aparición de mareos y vértigos de origen cervical.

Vértigos, mareos y su relación con el estrés y las emociones

Si deseas conocer más sobre la relación que el estrés y las emociones tienen con el origen de los vértigos y mareos, el siguiente vídeo es perfecto para ti:

¿Cómo empiezan o se inician los Vértigos o mareos?

Generalmente estos síntomas pueden resolverse espontáneamente, sin embargo, si se sospecha de algún tipo de vértigo o mareo especial que perdura en el tiempo debe buscar atención médica especializada. Este tipo de vértigo y mareos particulares inician con:

  • Mareos que aparecen de manera repentina, violenta y repetidamente, sin que se reconozca ninguna afección de salud externa.
  • Movimientos repentinos o bruscos de la cabeza.
  • Presencia de náuseas, vómitos, dolores de cabeza, pitidos o zumbidos en el oído, somnolencia, alteraciones visuales o dificultad para respirar.
  • Durante una infección con o sin fiebre.
  • En situaciones especiales, por ejemplo, rodeado de multitudes, mientras se conduce o antes situaciones de estrés.

Prevención de los Vértigos o mareos

Te preguntarás ¿Qué puedo hacer y qué no debo hacer para prevenir su aparición?, son muchas las opciones disponibles por lo que antes de hablar de los tipos de tratamientos, queremos destacar las medidas preventivas que se puede adoptar para evitar la aparición de vértigos o mareos:

  • Entrenar el sentido del equilibrio regularmente.
  • Reducir el estrés o situaciones que afecten su salud, a través de ejercicios de relajación.
  • Eliminar el consumo de alcohol y nicotina.
  • Evitar el agotamiento físico excesivo.
  • Dormir lo suficiente.
  • Comer regularmente y de manera adecuada evitando productos alimenticios nocivos para su salud como el chocolate y el café.
  • Evitar los cambios bruscos de postura, no se levante demasiado rápido desde una posición sentada o acostada.
  • En caso de diabetes se debe controlar regularmente los niveles de azúcar en la sangre.

¿Cómo se diagnostican los Vértigos o mareos?

El principal objetivo a cumplir con el diagnóstico médico de vértigos o mareos es revelar la causa principal que desencadena este síntoma o al menos reducir al mínimo el rango de posibles factores causales. Por lo tanto, el alcance de las medidas de valoración depende del malestar y las sensaciones percibidas por el paciente que de indicios a la causa. Un diagnóstico médico incluye:

  • Examen médico neurológico.
  • Prueba de Schellong para descartar o detectar un trastorno de regulación de la presión arterial.
  • Electrocardiograma para descartar arritmias cardíacas.
  • Ecografía doppler de las arterias cerebrales para descartar estenosis arterial.
  • Examen médico de medicina nuclear para descartar un tumor benigno o maligno.
  • Análisis de sangre para descartar otras enfermedades.

Un diagnóstico fisioterapéutico incluye diferentes pruebas para determinar las causas del vértigo o mareo y también para evaluar el riesgo de caída. Estas pruebas son:

  • Prueba de arteria vertebral para evaluar el flujo sanguíneo, buscando síntomas de insuficiencia o enfermedad arterial.
  • Prueba de Romberg para valorar las funciones neurológicas.
  • Prueba de nistagmo con rotación cervical.
  • Prueba de Babinski-Weil para detectar una afectación propioceptiva o cerebelosa.
  • Prueba de los índices (o indicación de Barany) para evaluar la presencia de lesiones cerebelosas.
  • Test del susurro para detectar la presencia de afecciones auditivas como la hipoacusia.
  • Maniobra de Dix-Hallpike para detectar vértigo posicional paroxístico.

Tratamiento médico para los Vértigos o mareos

Los servicios médicos incluyen principalmente abordajes terapéuticos farmacológicos, que suelen solventar la molesta situación a los pacientes en un corto período. Se usan frecuentemente los medicamentos antivertiginosos que actúan sobre el sistema nervioso central, así como ansiolíticos en caso de que la causa sea psicoemocional y analgésico en caso de que la causa sea dolores de cabeza. En ocasiones este abordaje farmacológico conlleva varios efectos secundarios como fatiga y somnolencia, así como boca seca, trastornos visuales y cambios en la presión arterial que pueden contribuir a largo plazo a los síntomas tratados. 

Se usan frecuentemente los medicamentos antivertiginosos,  ansiolíticos  y analgésicos.

Si es una enfermedad la que los produce, como la enfermedad de Ménière o los tumores los abordajes quirúrgicos también son considerados como un tratamiento para disminuir la frecuencia y duración de los episodios de vértigos o mareos y así mejorar la salud del afectado. En el caso de que la enfermedad de Ménière sea el causante, el procedimiento médico quirúrgico consiste en la descompresión o shunt del saco endolinfático en el oído interno y el drenaje del fluido presente, con lo que se obtiene la reducción del vértigo o mareo. Y en el caso de la presencia de un tumor benigno o maligno (si es operable) puede resultar beneficiosa la extracción quirúrgica del mismo.

Tratamiento de Fisioterapia para los Vértigos o mareos

Según los resultados obtenidos en la valoración en los servicios de fisioterapia y los objetivos de recuperación establecido, el fisioterapeuta personaliza un plan terapéutico los cuales dependen de la causa del vértigo o mareo. El enfoque principal de la intervención es ayudarle a moverse nuevamente y controlar la aparición de estos síntomas paroxísticos. El tratamiento fisioterapéutico diseñado con las características únicas de cada paciente puede incluir lo siguiente:

  • Entrenamiento de la marcha y el equilibrio estático y dinámico para reducir el riesgo de caídas en el paciente.
  • Terapia relajante y conductual en el caso de mareos psicológicos, esta terapia es realizada de manera multidisciplinaria con la colaboración de psicólogos para beneficio del paciente.
  • Ejercicios para mejorar su capacidad de enfocar sus ojos y visión, en donde se trabaja el reflejo vestíbulo ocular.
  • Ejercicios de habituación para ayudar al cerebro a corregir las sensaciones de vértigo percibidas.
  • Movimientos especializados de cabeza y cuello.

Cada intervención llevada a cabo desde la Fisioterapia, parte de las características individuales de cada paciente.

Además, desde un punto de vista más global arraigado en el Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa ambos síntomas se desencadenan desde la zona cervical por contracturas musculares y cambios de posición en las vértebras cervicales asociados también con situaciones de estrés y presencia de ansiedad, lo que es somatizado en la columna cervical. Desde este enfoque, destacamos otras intervenciones y servicios fisioterapéuticos para tratar específicamente estas causas, las cuales son:

  • Masaje descontracturante de la zona suboccipital.
  • Osteopatía para desbloquear vértebras cervicales.
  • Servicios nutricionales como el asesoramiento o coaching nutricional en el cual se indica la disminución de alimentos acidificantes y estimulantes para el organismo.
  • Dosificación de plantas medicinales o fitoterapia con el objetivo de disminuir la hiperactividad del sistema nervioso, así como para tratar la presencia de una disfunción en la vesícula biliar.
  • Manejo del estrés, ser consciente de las vivencias estresantes o emocionales que hayan podido provocar esta situación de ansiedad y mareos, contribuye a la reducción de estos síntomas.

Tratamiento propuesto en Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa para los Vértigos o mareos de origen cervical

En ocasiones las intervenciones terapéuticas suelen ser infructuosas, debido a que estas no fueron enfocadas en la causa que origina los vértigos o mareos Desde nuestra visión Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa proponemos intervenciones enfocadas en las causas de estos síntomas. Nuestra visión está basada en la filosofía de la Medicina Tradicional China (Medicina Oriental), este tipo de medicina establece que cada emoción concreta contribuye al desarrollo de una alteración de algún órgano o víscera en concreto, la presencia de esta alteración podrá repercutir negativamente en el tono muscular y en la biomecánica intervertebral, esto ocurre debido a la relación establecida por el sistema simpático y parasimpático. Adicionalmente otros factores causales muy importantes, pero poco tomados en cuenta como la nutrición y el mal manejo del estrés también contribuyen a la instauración de una disfunción visceral que finalmente genere alteraciones en el sistema musculoesquelético.

Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa

Toda esta relación en la cual se basa nuestra visión Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa la podrás ver ejemplificada en el siguiente diagrama:
 Infografía de Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa
Una vez aclarado este punto podemos afirmar que los vértigos o mareos de origen cervical no son originados sólo por factores causales físicos o mecánicos (envejecimiento, trabajos repetitivos, malas posturas, malformaciones, desalineación de la columna cervical, traumatismos) nombrados en este artículo, sino que también la presencia de estrés, alteraciones nutricionales y emocionales pueden ser los causantes.
Los vértigos o mareos desde nuestra visión Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa se origina como consecuencia de una disfunción visceral de la vesícula biliar, esta disfunción genera la aparición de rigidez en la zona dorsal alta que repercute directamente en la columna cervical, alterando la biomecánica de la región sub-occipital, haciendo que haya bloqueos de las dos primeras vértebras cervicales, atlas y axis, que provocan una irritación o compresión de las arterias vertebrales disminuyendo el riego sanguíneo hacia el cerebelo (causando inestabilidad y mareo) y oído interno (causando crisis de vértigo). Adicionalmente la irritación de la vesícula biliar puede estar provocada por situaciones de estrés y en menor medida por alteraciones nutricionales. Estas disfunciones pueden originarse por variados factores que a continuación te explicaré:

Causas de la disfunción de la vesícula biliar que originan los Vértigos o mareos

  • Carácter: un carácter nervioso, tenso e impetuoso afecta en general  la función hepatobiliar. Un carácter introvertido y perfeccionista que le cuesta expresar lo que sienten, digerir las situaciones y que les gusta tener todo bajo control y cuando no lo tienen se estresan afecta más epecificamente a la vesícula biliar.
  • Estrés: situaciones de estrés puede potenciar este tipo de disfunción visceral. 
  • Factores nutricionales: aunque no es el factor predominante, en este caso el consumo de alimentos como fritos, café bebidas de cola o chocolates resultan nocivos para la vesícula biliar.
  • Emociones: una emoción de disgusto o amargura o cualquier situación de la vida cotidiana que generen disgustos constantes como (divorcios, separaciones, fallecimientos) promueve la alteración muscular sub-occipital a través de la vesícula biliar.

Al fin y al cabo, todos estos factores influyen negativamente en el sistema musculoesquelético, originando tensión en los músculos sub-occipitales y provocando bloqueos en las articulaciones de la nuca, lo que por ende ocasiona la instauración de vértigos o mareos como respuesta refleja ante estas disfunciones.

Tratamientos desde Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa para los Vértigos o mareos

  1. Osteopatía visceral: si bien no es la parte fundamental del tratamiento, consiste en la aplicación de maniobras manuales específicas enfocadas en fomentar la movilidad y la motilidad de la zona de la vesícula biliar.
  2. Manipulación vertebral: debido a que cada órgano repercute en una zona muscular e intervertebral de la columna, es importante intervenir estas áreas. En este caso, la región cervical, en especial aquella vinculada con la vesícula biliar (T4) al manipular las vértebras irritadas se induce un efecto regulador en el sistema nervioso de la vesícula biliar, lo que contribuye positivamente en la disfunción visceral presente. Además, también se manipula la musculatura sub-occipital para inducir un estado de relajación en la zona comprometida.
  3. Plantas medicinales: consiste en la elaboración de un plan de tratamiento individualizado mediante la indicación de plantas medicinales o complementos de plantas (jarabes, cápsulas, gotas, infusiones) que fomenten el correcto funcionamiento de la vesícula biliar, regulen el riego sanguíneo y normalice las funciones alteradas en el sistema nervioso. 
  4. Asesoramiento nutricional: eliminar de la dieta todos los alimentos excitantes que generen irritación o estrés en la vesícula biliar tales como los mencionado anteriormente. Una correcta alimentación junto con un tratamiento de plantas medicinales anteriormente propuesto contribuye a la normalización de las funciones viscerales, en este caso de la vesícula biliar.
  5. Gestión del estrés: ser consciente que el estrés y ciertos ambientes estresantes empeoran la disfunción, permite que el paciente los evite antes de generar daños al sistema. También es apropiado la integración de ejercicios físicos aeróbicos y respetar los horarios de descanso y sueño que fomenta la relajación y recuperación.
  6. Biodescodificación: las situaciones de estrés provocan disfunciones viscerales de la vesícula biliar que de forma refleja afectará a la tensión muscular en la región cervical. Ser consciente de qué situaciones de estrés nos afectan es fundamental para combatirlo y ayudar al cuerpo a soportar y procesar mejor estas estresantes situaciones y den menos problemas a nivel sub-occipitales.

Ejercicios, automasajes, estiramientos y otros autocuidados para los Vértigos o mareos

Tanto los mareos como el vértigo pueden obstaculizar el desenvolvimiento en las actividades de la vida diaria, limitando la capacidad de realizar incluso las tareas más sencillas. Afortunadamente, no importa cuál sea la causa, la fisioterapia para los mareos y el vértigo puede ayudar, es por ello que te recomendamos ver los siguientes vídeos de nuestro canal en YouTube FisioOnline que te dejaremos a continuación.

3 cosas que debes saber para curar los mareos y vértigos

Primeramente, queremos explicarte en el siguiente vídeo las 3 cosas más importante a tener en cuenta para obtener una cura efectiva contra estos malestares:

Vértigos y mareos - Alimentación, nutrición y modificaciones en la dieta

Ahora bien, teniendo en cuenta la fuerte relación que tienen los factores internos como la inadecuada nutrición y alimentación en el origen de los vértigos y los mareos, queremos explicarte en el siguiente vídeo que modificaciones en la dieta te pueden ayudar a disminuir y prevenir los negativos efectos de estos molestos síntomas:

Vértigos y mareos - Consejos, ejercicios, automasajes para su tratamiento

Y finalmente, pero no menos importante a través de este video el fisioterapeuta Iñigo Junquera te explicará de manera breve, amena y concisa consejos terapéuticos desde la Fisioterapia, tales como ejercicios, automasajes y estiramientos, para disminuir las molestias que los vértigos o mareos de origen cervical ocasionan:

¿Qué pronóstico tiene los Vértigos o mareos? ¿Cuánto tarda en curarse?

La medicación o los antidepresivos para aliviar la ansiedad, la psicoterapia conductual, los cambios alimentarios y el abordaje fisioterapéutico pueden ser notablemente beneficiosos. En general, el pronóstico es bastante favorable. Sin embargo, el tratamiento puede ser prolongado en caso de estar asociado con alguna enfermedad importante, como la enfermedad de Ménière. En estos casos alrededor del 75% de los afectados se encuentran libres de síntomas después de varios años.

Vértigos o mareos