Lesiones de lumbares y sus cuidados

Rectificación lumbar

La columna lumbar tiene una curvatura normal llamada lordosis. Cuando esta curvatura desaparece y la región lumbar se vuelve plana, la llamamos rectificación lumbar. Esto puede ocurrir debido a diversos factores y es bastante común, por eso debemos conocer cuál es su tratamiento.
Rectificación lumbar
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Para poder cumplir eficazmente con sus funciones, la columna vertebral requiere de todas sus curvaturas fisiológicas, por lo que una rectificación de la curvatura lumbar puede conllevar a la aparición de desbalances y disfunciones que ocasionen molestias y desmejoren el movimiento corporal. Pero ¿qué significa esto? ¿qué consecuencias ocasiona? ¿qué ejercicios pueden ayudarme con la rectificación lumbar? En el artículo a continuación obtendrás las respuestas a estas y muchas preguntas más.

¿Qué es la Rectificación lumbar?

El significado etimológico de esta alteración proviene del latín “rectificatĭo” que significa corregir o acción de hacer derecho, a nivel médico al enlazar este término con la palabra lumbar, se hace referencia a la corrección de la curva lordótica fisiológica a nivel lumbar. 

Características de la rectificación lumbar

Si observas de lado la posición de una columna sana, podrás notar la presencia de ciertas angulaciones que varían en cada nivel (cervical, dorsal, lumbar), estas angulaciones se tratan de las llamadas curvaturas fisiológicas lordosis y cifosis. La primera podemos encontrarla en la columna cervical y lumbar, mientras que la segunda se hace evidente en la región dorsal y sacra. Estas curvas son necesarias para obtener movimientos eficientes y con menor carga energética.

rectificación lumbarMás que una enfermedad, la rectificación lumbar se trata de un diagnóstico o signo radiológico que indica que la curvatura que fisiológicamente se orienta hacia adelante en la zona lumbar (lordosis) se ve aplanada hacia atrás.

Entonces decimos que existe una rectificación de la curva lordótica, cuando el ángulo resultante formado por las 5 vértebras lumbares es menor a 35°.

Este cambio en la posición de las vértebras, altera el posicionamiento de la región pélvica y ocasiona desbalances musculares que involucran acortamiento de los abdominales y la musculatura isquiotibial, e hipotonía de los músculos erectores de la columna. 

Si bien este “aplanamiento” no está asociado directamente a la lumbalgia, puede a corto o largo plazo conducir al desgaste y la degeneración de los diferentes componentes anatómicos lumbares, conduciendo la aparición de dolor y otras molestias. 

¿Qué consecuencias trae la rectificación lumbar?

Si las estructuras lumbares se ven rectificadas, la capacidad de distribución de carga del cuerpo se ve alterada, lo que puede conducir a largo plazo puede ocasionar consecuencias que afecten la salud de la espalda, tales como: 

  • Acelera el proceso de degeneración articular cervical, dorsal y lumbosacro, promoviendo la aparición de espondiloartrosis y lumbago.
  • Promueve la aparición de hernias discales lumbares, el cambio de posición vertebral, aumenta la compresión sobre los discos intervertebrales. 
  • Conlleva a la aparición de trastornos sensitivos como entumecimiento u hormigueo en las manos y los dedos, asociados a patologías discales.
  • Genera desbalance muscular, lo que favorece la aparición de espasmos y contracturas musculares en la espalda baja. Esta región influye en los músculos de la pelvis y los miembros inferiores, por lo que este cambio en la lordosis puede influir en las articulaciones inferiores (cadera y rodilla) y ocasionar dolor en ellas.
  • Fomenta la aparición de desequilibrios de hiper e hipomovilidad del sacro y la región dorsal, lo que desestabiliza los movimientos de la marcha.

Causas de la Rectificación lumbar. ¿Cómo se produce?

La rectificación o aplanamiento lumbar puede presentarse por variedad de factores, ya sean genéticos (está presente desde el nacimiento) o adquiridos, de los cuáles destacamos:

  • Sedentarismo: los largos períodos sentado puede conducir a la pérdida de la curvatura lordótica, por la posición de la pelvis y la columna dorsal.
  • Espasmos o acortamientos musculares: ciertas actividades pueden promover la aparición de desbalances musculares que disminuyan la curvatura lumbar. 
  • Pie cavo y alteraciones de la biomecánica podal: diversos estudios han comprobado la influencia que tiene la posición del pie con respecto a la región lumbosacra.
  • Enfermedad degenerativa del disco: los discos intervertebrales contribuyen a la curvatura normal de la espalda, si los lumbares se degeneran puede hacer que la columna se aplane.
  • Espondilitis anquilosante: esta enfermedad reumática puede causar rigidez y, en casos avanzados, conducir a la anquilosis, que hace que secciones de la columna se fusionen en una posición plana e inmóvil.
  • Fracturas de compresión vertebral: es común en adultos mayores con osteoporosis, estas fracturas pueden alterar las curvaturas fisiológicas.
  • Intervenciones quirúrgicas lumbares: en algunos casos, la laminectomía y la corrección de la escoliosis, puede causar una disminución de la lordosis, lo que lleva a la aparición del aplanamiento.

¿Qué síntomas presenta la Rectificación lumbar?

El signo claro de la rectificación lumbar es una espalda plana, que observada lateralmente no se observa la presencia de una curva, sino de una línea recta. Ahora bien, con respecto a los síntomas, muchas personas pueden tener una columna lumbar aplanada y no presentar síntomas o molestias asociadas, ya que si la han presentado por mucho tiempo el cuerpo tiene la capacidad de adaptarse y compensar el estrés y las sobrecargas promovidas por esta alteración postural. Sin embargo, los casos en donde la pérdida de la curvatura lumbar haya traído como consecuencia, importantes desbalances musculares, procesos degenerativos y otras lesiones, se pueden presentar síntomas tales como:

  • Dolor en los músculos de la espalda.
  • Dolor de cintura.
  • Dificultad para realizar ciertas actividades cotidianas como levantar objetos del suelo o agacharse.
  • Dolor y fatiga en las piernas que empeora a medida que avanza el día.
  • Dorsalgia.

Debido a que el peso no se distribuye uniformemente en la región lumbosacra, se pueden evidenciar otros síntomas y alteraciones en la postura corporal, tales como:

  • Dificultad para pararse erguido.
  • Espalda encorvada.
  • Retroversión de pelvis.
  • Dolor de rodillas.
  • Dolor lumbar que se irradia a la región glútea y las piernas. 
  • Cabeza adelantada.

Prevención de la Rectificación lumbar

Una lordosis lumbar rectificada puede implicar a largo plazo un problema de salud, que puede estar ocasionado por las actividades que se desarrollan en el día a día, ya que en la actualidad contamos con actividades cotidianas que promueven la adopción de malas posturas por tiempos prolongados, las cuales terminan repercutiendo en la curvatura de la espalda baja. Entonces ¿cómo podemos prevenirla? La mejor manera seria evitar los factores de riesgo que promueven su aparición como el sedentarismo y las malas posturas, para ello es recomendable:

  • Integrar al estilo de vida actividades que involucren movimiento.
  • Identificar y disminuir las situaciones de estrés que puedan promover la aparición de tensión muscular y lumbago.
  • Evitar levantar cargas pesadas que promuevan el desgaste interarticular.
  • Realizar constantes pausas activas en el trabajo que disminuyan la tensión sobre la espalda. 
  • Realizar ejercicios enfocados en flexibilizar la parte baja de la espalda y la región pélvica.

Ejercicio de flexibilidad para las lumbares protegiendo la zona baja.

Para cumplir con la última recomendación, te mostramos en el siguiente video un ejercicio fácil de realizar, que te permitirá obtener mayor flexibilidad y movilidad en la zona baja de la columna:

 

¿Cómo se diagnostica la Rectificación lumbar?

Es necesario iniciar la valoración diagnóstica con la elaboración de la anamnesis, constituida por preguntas indagan ciertos aspectos (antecedentes médicos, cirugías, ocupación laboral, síntomas) que ayudarán al médico o fisioterapeuta a determinar el factor causal que conllevó al aplanamiento de la región inferior de la columna. 

Seguidamente el especialista procede a un examen físico que consta de valoración postural y de la marcha, evaluación palpatoria para inspeccionar los tejidos blandos lumbares comprometidos y valoración de la habilidades motoras y sensitivas, con la finalidad de detectar anomalías como pinzamientos nerviosos y desbalances musculares lumbares y pélvicos.

Aunque las acciones anteriormente mencionadas proveen al médico o fisioterapeuta de información importante para establecer la presencia de dicha alteración, el único método diagnóstico para establecer la presencia de una rectificación lumbar es el estudio radiográfico. La radiografía permite valorar la alineación de las articulaciones lumbares, se considera que curvatura lumbar es normal si el ángulo es de 30-50º, ahora bien, si este es <30° se considera que existe una rectificación lumbar.

Si bien la radiografía es suficiente para diagnosticar esta alteración, si se sospecha de otras lesiones o enfermedades provocadas por la rectificación, se indican otros estudios más detallados como la resonancia magnética (RM) o la tomografía computarizada (TC) para verificar el estado de los órganos y tejidos de la región baja de la espalda.

Rectificación lumbar - Signos radiológicos

Tratándose más de un diagnóstico radiológico que de una patología, es necesario que conozcas los signos radiológicos que ponen en evidencia la rectificación lumbar. Para ello te dejamos el siguiente vídeo, en donde un experto fisioterapeuta te explicará de que tratan cada signo radiológico de esta alteración de la columna vertebral:

 

Tratamiento médico para la Rectificación lumbar

La selección de las opciones de tratamiento médico dependerá de las causas, del grado aplanamiento y de las molestias que presente en un paciente. Los pacientes sintomáticos que estén presentando lumbalgia, alguna lesión o estén evidenciando algún proceso degenerativo relacionado con rectificación lumbar son tratados inicialmente con abordajes conservadores, constituidos con ejercicios guiados por un fisioterapeuta, enfocados en aumentar la fuerza muscular de la región central del tronco y proporcionar alivio al dolor, así como también la indicación de medicamentos analgésicos y antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) para el manejo del dolor.

Si el paciente evidencia signos de espondiloartrosis o compresión radicular, el médico aplica inyecciones epidurales de esteroides para proporcionar alivio.

¿Cómo es la cirugía de la Rectificación lumbar?

No es un motivo para un procedimiento quirúrgico el aplanamiento lumbar, sin embargo, hay casos que presentan signos notables de desgaste articular y la presencia de otras patologías o lesiones provocadas por la pérdida de curvatura lumbar. Si en estos casos el tratamiento conservador es infructuoso, las medidas quirúrgicas se vuelven una opción, con el objetivo de curar la dolencia y restaurar la funcional del paciente afectado. La selección del método quirúrgico usado en la cirugía, va a variar dependiendo de la afección o lesión que esté generando molestias y disfunciones, siendo las más utilizadas las siguientes:

  • Discectomía (intervención quirúrgica de los discos intervertebrales).
  • Laminectomía (intervención quirúrgica de las láminas vertebrales).
  • Artrodesis vertebral (estabilización de dos segmentos óseos lumbares).

Durante cualquiera de los procedimientos, es posible la colocación de material de osteosíntesis como tornillos, grapas o placas metálicas para afectar posicionalmente la curvatura de la parte más baja de la columna.

Tratamiento de Fisioterapia para la Rectificación lumbar

Si bien en algunos casos el aplanamiento no puede atenuarse, ni la curvatura lordótica lumbar recuperarse, si es posible brindar mayor estabilidad, movilidad y flexibilidad a las estructuras lumbares afectadas, evitando que las mismas sigan alterando la salud de la espalda y provocando molestos síntomas. Una vez el fisioterapeuta haya establecido las funciones alteradas por el aplanamiento lumbar, procede a seleccionar las intervenciones necesarias para el caso. Ya que cada paciente es diferente, dichas intervenciones a realizar van a variar dependiendo de las molestias presentes. Siendo así, las intervenciones fisioterapéuticas más destacables son: 

  • Manipulaciones vertebrales.
  • Gimnasia postural.
  • Estiramientos globales.
  • Tracción manual y mecánica, que descomprima la compresión sobre las estructuras nerviosas.
  • Estiramientos de la musculatura dorsal y lumbar.
  • Terapia manual y osteopatía enfocada en la normalización del tono muscular alterado.
  • Reprogramación postural global (RPG) que fomente la adopción de una adecuada postura.
  • Masaje descontracturante y relajación miofascial.
  • Ejercicios de flexibilización y fortalecimiento que aumenta la amplitud y coordinación de los movimientos lumbares y pélvicos.
  • Movilizaciones activas y pasivas.
  • Ejercicios de control motor. 
  • Agentes físicos como ultrasónico, crioterapia y termoterapia.

Ejercicios, automasajes, estiramientos y otros autocuidados para la Rectificación lumbar

Las estructuras lumbares están expuestas a una gran cantidad de carga y estrés físico, por lo que es importante promover la curvatura lordótica, ya que esta permite la distribución de cargas sea efectiva y no ocasione molestias. Para ello te dejaremos a continuación algunos vídeos de nuestro canal FisioOnline YouTube, en donde encontrarás importante información y extraordinarios consejos terapéuticos que te ayudarán a recuperar la salud de tu espalda:

Curvatura Lumbar, la clave para la salud de la espalda.

Antes de comenzar los ejercicios enfocados en promover la curvatura lordótica, te explicamos en el siguiente vídeo de que trata esta curvatura y qué importancia tiene para la salud de la espalda:

 

Ejercicio cifosis dorsal baja - Rectificación lumbar

El aplanamiento de la zona baja de la espalda no sólo afecta esa región, sino que también altera la posición de las demás curvaturas fisiológicas de la columna vertebral. es por ello que te recomendamos realizar el siguiente ejercicio enfocado en la región dorsal baja, el cuál te ayudará a reducir la rigidez que ocasiona problemas lumbares:

Rectificación lumbar - Tratamiento con ejercicios y estiramientos

Los músculos y articulaciones lumbares afectados por el aplanamiento lumbar, pueden verse notablemente beneficiados con abordajes terapéuticos no invasivos, tales como el ejercicio físico, los automasaje y los estiramientos. Aprende a cómo realizar correctamente cada uno de ellos, con las indicaciones que te daremos en el vídeo a continuación:

 

Ejercicio para aumentar la curvatura lumbar

El estiramiento ofrece variedad de efectos positivos en las estructuras musculoesqueléticas, que permiten obtener mayor flexibilidad y movilidad en la región lumbar aplanada. Por ello te enseñaremos en el siguiente vídeo, qué estiramientos musculares realizar para aumentar la curvatura lordótica lumbar y cómo realizarlos correctamente:

 

Ejercicio neurodinámico para dolor lumbar.

Cuando de dolor se trata, los ejercicios neurodinámicos son un método terapéutico sin riesgos o contraindicaciones altamente eficaz, por lo cual se ha convertido en una herramienta muy usada en el abordaje fisioterapéutico:

 

Pronóstico de la Rectificación lumbar. ¿Cuánto tarda en curarse?

No se ha comprobado que ningún tratamiento terapéutico origine la curvatura lordótica lumbar una vez aplanada, sin embargo, si existen tratamientos (mayormente conservadores) que permiten mejorar la flexibilidad y movilidad de la zona rectificada. Teniendo en cuenta que frecuentemente el aplanamiento de las articulaciones lumbares no ocasiona síntomas o molestias, las personas que tienen un diagnóstico temprano sin síntomas, no suelen tomar acciones para favorecer la curvatura fisiológica. Sin embargo, como hemos comentado, esto a largo plazo pudiese fomentar procesos degenerativos que ocasionen molestias y dolor. En estos casos sintomáticos, el pronóstico suele ser favorable con el tratamiento conservador compuesto por fisioterapia, cambios ergonómicos en la vida diaria y ejercicios terapéuticos.

Rectificación lumbar