Lesiones de la rodilla y sus cuidados

Valgo y varo de rodilla

Las rodillas varas y valgas son contrarias entre ellas, pero ambas generan problemas en la biomecánica normal del miembro inferior. Por eso, es importante saber de qué se tratan y cuál es su tratamiento.
Valgo y varo de rodilla
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Las rodillas arqueadas o muy juntas son alteraciones biomecánicas fáciles de detectar, sin embargo, ¿Qué las ocasiona? ¿tienen alguna consecuencia en la salud? ¿cuáles son las causas del valgo y varo de rodilla? ¿es posible tratarlas? Y de ser así, ¿Cuál es su tratamiento? Obtén las respuestas a estas y otras preguntas en la información del artículo a continuación:

¿Qué son las rodillas en valgo y en varo?

Las rodillas son articulaciones constituidas principalmente por la unión del fémur y la tibia, y secundariamente por ligamentos, tendones, meniscos y una cápsula articular que encaja todas estas estructuras anatómicas. Normalmente estas articulaciones están alineadas con las caderas y con los pies para brindar la suficiente estabilidad y distribución de cargas necesaria para una bipedestación y marcha funcional. 

Cuando hablamos de rodillas en valgo o varo, nos referimos a la desalineación del eje de las rodillas desde un plano frontal..."

Cuando hablamos de rodillas en valgo o varo, nos referimos a la desalineación del eje de las rodillas desde un plano frontal; mientras que la articulación de la rodilla se carga óptimamente con un eje de la pierna alineado, las cargas se modifican con la alteración del eje mecánico de la pierna. Dicho eje está constituido por una línea imaginaria que inicia en el centro de la cabeza del fémur y termina en el centro de los tobillos. Dependiendo de la orientación de las rodillas con respecto a ese eje, se establece que existen dos desalineaciones de las rodillas en el plano frontal:

  • Rodilla en valgo o genu valgum (latín genu = rodilla y valgo = acercamiento): es cuando las rodillas presentan una inclinación medial (hacia adentro). La posición en valgo en las rodillas implica que ambas articulaciones tienen una forma de “ X ”. Las rodillas en valgo ejercen una mayor presión sobre la superficie externa (lateral) de la articulación, por lo general, los ligamentos colaterales internos se ven elongados, mientras que los externos se ven distendidos, con acortamiento del músculo bíceps femoral y del tensor de la fascia lata que conducen a una mayor angulación.
  • Rodilla en varo o genu varum (latín genu=rodilla y varo=alejamiento): en este caso la articulación afectada se dobla o inclina lateralmente (hacia afuera). La posición en varo en las rodillas implica que ambas articulaciones están arqueadas formando un “ ( ) ”. Una pierna arqueada ejerce una mayor presión sobre la parte interna (articulación femoro-tibial) de la rodilla, por lo general, existe un alto nivel de compresión sobre el menisco interno, los ligamentos colaterales internos se ven distendidos o acortados, mientras que los externos se ven elongados, la musculatura aductora acortada y los músculos abductores debilitados.

Estas desalineaciones del eje de las piernas son normales y frecuentes durante la fase de crecimiento; al inicio de la marcha en el niño presentan un notable genu varum fisiológico que se va alineando a medida que van creciendo, hasta cumplir los 3 – 6 años de edad. Posterior a este período presentan una tendencia al genu valgum fisiológico, que al igual que en el genu varum, se ira alineando progresivamente hasta cumplir los 8 años de edad. Durante estas edades son normales estas desalineaciones, sin embargo, si una vez transcurrida la fase de crecimiento se siguen presentando, estas desalineaciones se consideran patológicas.

¿Cuándo un valgo o varo se considera anormal?

Como habíamos comentando el valgo y varo de rodilla comprende la desalineación del eje mecánico de la pierna, el cual podrás observar en la imagen a continuación. Desde un plano frontal se distinguen dos tipos de desalineaciones en el eje mecánico de la pierna: genu varum (rodillas en () ) y genu valgum (rodillas en X). Si bien al inicio de la marcha durante la infancia es normal una desalineación temporal de las piernas: genu varum (hasta 15 grados) y genu valgo (hasta 11 grados). En los adultos el eje de la pierna debería estar alineado, para que se garantice una distribución óptima de la carga en la articulación de la rodilla. En la mujer no debe pasar los 5 grados de deformidad en varum y 12 grados de valgo; mientras que en el hombre no debe sobrepasar un genu varum de 8 grados y un valgo de 10 grados. Una pierna arqueada o en genu varum y una pierna en equis o genu valgo pueden con ayuda de la gravedad, provocar un mayor desgaste articular, debido a la tensión asimétrica que converge en la rodilla. 

valgo y varo de rodilla

Consecuencias de las rodillas en valgo y en varo

Aunque estas desalineaciones son normales se es niño, si se mantienen posterior a los 8 años, se dejan de consideran fisiológicas y se consideran alteraciones patológicas que podrían implicar algunas consecuencias a largo plazo, cuando se presentan en la adultez se consideran patológicas dependiendo del grado presente. Algunas de las complicaciones que podrían surgir producto de la desalineación patológica en rodillas, son:

Ya que no solo la articulación de la rodilla, sino también la cadera o la columna vertebral pueden dañarse, se pueden presentar desequilibrios musculares y una mayor tensión en las articulaciones adyacentes.

Incidencia y prevalencia del Valgo y varo de rodilla

La prevalencia de estas deformidades en los miembros inferiores disminuye en la mayoría de los casos después de los 5 años de edad. Teniendo una prevalencia en el sexo femenino, asociado a una debilidad en el tejido conectivo. Además, se ha encontrado que ciertas poblaciones tienen una prevalencia a su permanencia, especialmente niños con sobrepeso en caso del valgo y niños con deficiencia grave de vitamina D en caso de varo. Con respecto a la incidencia de los varos y valgos fisiológicos, en un hospital en Estados Unidos investigaron a 88 pacientes con genu varum o genu valgum fisiológico, encontrándose que aproximadamente el 32,5% de los niños con genu varum experimentaron una transición a genu valgo, siendo la incidencia máxima de genu varum encontrada entre 1 y 2 años de edad, mientras que la de genu valgum se encontraba entre las edades de 3 y 4 años.

Síntomas y signos del Valgo y varo de rodilla. ¿Cómo saber si la padezco?

Tratándose de una desalineación de la pierna, son notables sus signos en cada alteración.

Síntomas y signos del valgo de rodilla

  • Una o ambas rodillas se orientan lateralmente hacia la línea media del cuerpo, si son las dos forman una “X”.
  • Gonalgia frente a la tracción o la presión de rodilla.
  • Fatiga rápida al caminar.
  • Las rodillas se frotan entre sí y a menudo los afectados se sienten inseguros al caminar sobre terreno irregular.
  • Hiperextensión del ligamento lateral interno.
  • Posible combinación con coxa valga.
  • Escoliosis (en caso unilaterales).
  • Deformidades en los pies (pie valgo y plano).
  • Sintomatología en el menisco externo (crepitación y dolor intraarticular lateral).

Síntomas y signos del varo de rodilla

  • Una o ambas rodillas se alejan de la línea media del cuerpo, si se presenta en ambas, forman un “ () ”.
  • Gonalgia frente a la tracción o la presión de rodilla.
  • Escoliosis (en caso de genu varum unilateral).
  • Posible combinación con coxa vara.
  • Sintomatología en el menisco interno (crepitación y dolor intraarticular medial).
  • Deformidades en los pies (pie cavo y zambo).
  • Fatiga rápida al caminar.

¿Cuáles son las causas del Valgo y varo de rodilla?

La desalineación unilateral o bilateral de las rodillas puede darse por infinidad de causas, dejando de lado las desalineaciones fisiológicas que se dan durante el crecimiento, te nombraremos a continuación las más destacables:

  • Enfermedades genéticas y trastornos del crecimiento: estas incluyen enfermedades genéticas de los huesos como la acondroplasia, síndrome de Marfan y osteogénesis imperfecta. Un trastorno del crecimiento que también afecta la tibia es la displasia congénita de tibia.
  • Enfermedades metabólicas: estas incluyen enfermedades metabólicas que provocan una reducción de la calidad ósea, como el raquitismo, un trastorno del metabolismo de la vitamina D, en el que la mineralización alterada conduce a un ablandamiento y deformación del hueso en el área de la epífisis (extremo articular de los huesos largos) conduciendo finalmente a la desalineación de las rodillas.
  • Lesiones óseas por fracturas, tumores e infecciones: los accidentes o lesiones que resultan en huesos rotos, así como con tumores (por ejemplo, osteocondroma) o procesos infecciosos pueden desencadenar la desalineación del eje de la pierna. En estos casos, generalmente sólo se ve afecta la alineación de una rodilla. Si una fractura ósea o un tumor afecta la placa epifisaria (cartílago del crecimiento), el crecimiento a menudo se detiene en esta área. Si afecta el área interna (medial), la parte externa (lateral) del cartílago de crecimiento continúa creciendo, esto puede conducir a una deformidad en varum (rodillas arqueadas) y a rodillas en valgo, si el lado afecto es el contrario.
  • Alteraciones biomecánicas y musculares: la desalineación en otras articulaciones y grupos musculares pueden conllevar a la alteración del eje de la pierna, algunas de las más destacables son: ángulo Q aumentado, coxa vara, alteraciones en la pisada (pie plano, pie cavo), alteraciones musculares (principalmente de los abductores y aductores de cadera) y la dismetría de los miembros inferiores.

Prevención del Valgo y varo de rodilla

No existen realmente medidas que prevengan directamente la desalineación de las piernas, en el caso de que la desalineación se presente desde la infancia, tiene más probabilidades de evitar la instauración de una deformidad si tiene un tratamiento temprano. En el caso de adultos, no existen acciones profilácticas para prevenir el genu varum o valgum, sin embargo, resultaría útil mantener un peso saludable, realizar ejercicios de fortalecimiento y estiramiento para mantener la salud de los músculos y ligamento de los miembros inferiores.

¿Cómo se diagnostican el Valgo y varo de rodilla?

El diagnóstico está enfocado inicialmente en la distinción entre ambas desalineaciones (genu varum y genu valgum), lo cual puede ser logrado mediante una inspección visual, paralelamente el médico preguntara sobre los síntomas y sobre los antecedentes médicos del paciente (anamnesis). Seguidamente procede a observar más detalladamente los ejes de las piernas e inspecciona el patrón de la marcha, para esto último puede ser necesario un examen de laboratorio de la marcha. El grado de desalineación presente y las estructuras lesionadas involucradas pueden se evidenciado mediante un examen físico que se complementará con estudios de imagen. 

Examen físico

El especialista valora no sólo el grado de desviación presente, sino también:

  • Localización de puntos de dolor.
  • Rango articular.
  • Fuerza muscular.
  • Resistencia ligamentaria (mediante pruebas de provocación).
  • Análisis dinámico de la marcha.

Con respecto al análisis dinámico de la marcha, frecuentemente los especialistas indican un examen por laboratorio de la marcha. En este estudio se le pegan marcadores reflectantes a las piernas y la espalda del paciente. Estos reflejan exactamente qué áreas del sistema musculoesquelético está particularmente estresadas al caminar, además, brindan información sobre el patrón de la marcha y los ejes de las piernas. Esta prueba permite al profesional de salud (médico, ortopedista, fisioterapeuta) brindar mejores recomendaciones de terapia y además que permiten documentar la evolución del curso del paciente.

Estudios de imagen

En los casos que la desalineación del eje mecánico de la pierna, ya no sean por la etapa de desarrollo, se indican estudios de imagen, tales como:

  • Telerradiografía o radiografía de pierna completa: se toma una radiografía bilateral de toda la extensión de la pierna del paciente, lo que permite al médico medir el eje y el ángulo. De esta manera, puede evaluar con precisión la extensión y localización de la desalineación del eje de la pierna. 
  • Resonancia magnética (RM): permite obtener un diagnóstico más detallado, ya que muestra el estado de las estructuras intraarticulares (meniscos, ligamentos cartílagos). 

Tratamientos médicos para el Valgo y varo de rodilla

La terapia de las rodillas valgas o varas dependen en gran medida de la edad del paciente, también de sus causas y de la extensión de la deformidad. Como hemos destacado en este artículo, estas alteraciones en la infancia son parte del desarrollo normal. Sin embargo, si la desalineación se debe enfermedades como el raquitismo (debido a la falta de vitamina D o una interrupción de la absorción de calcio en el intestino), el tratamiento médico consiste en una alta dosis de calcio o suplementos de vitamina D. Además, en pacientes que no hayan completado su proceso de crecimiento se puede realizar una corrección del eje de manera conservadora, mediante el uso de órtesis (férula correctora de genu varum y valgum, plantillas ortopédicas) y fisioterapia

Tratamiento quirúrgico

En el caso de desalineaciones severas, poco antes del final del crecimiento o en adultos, o si la desviación del eje es de más de 20 grados, entonces puede ser necesaria la terapia quirúrgica. Dado que existe el riesgo de daños graves y otras consecuencias a largo plazo en la articulación de la rodilla (que mencionamos anteriormente), el abordaje terapéutico conservador no es suficiente en el caso de estas desalineaciones. Posterior a un análisis preciso de la posición alterada y a la planificación correctiva del cirujano, Se presentan varias opciones quirúrgicas:

  • Osteotomía (en cuña): aquí se extrae una pieza de hueso en su mayoría en forma de cuña para compensar la desalineación.
  • Epifisiodesis o hemiepifisiodesis abierta o percutánea: se tratan de procedimientos quirúrgicos en donde se guían el desarrollo del cartílago de crecimiento, hacia un lado y hacia otro para evitar la desalineación del eje de la pierna hasta que termine la fase de crecimiento óseo. En la cirugía se inserta un implante especial que bloquea el cartílago de crecimiento de un lado de la articulación de la rodilla. Dejando que, por otro lado, el hueso continúa creciendo, lo que hace que el eje de la pierna se enderece después de un tiempo.

En el caso de desalineaciones de larga data y con presencia importante de gonartrosis, se indican el reemplazo articular de la rodilla, ya que es la única opción terapéutica para que el paciente pueda tener una vida funcional sin dolor. Al momento de la artroplastia, el cirujano lleva a cabo una corrección del eje de la pierna para garantizar la carga correcta sobre la articulación artificial.

Tratamientos de Fisioterapia para el Valgo y varo de rodilla

El tratamiento fisioterapéutico es una alternativa terapéutico que permite alinear satisfactoriamente la pierna afectada de manera conservadora, además, constituye un apoyo necesario, en el proceso de recuperación posoperatoria en aquellos casos que por ser tan agravados requirieron una cirugía correctiva. Las intervenciones fisioterapéuticas van orientadas a:

  • Elongar las estructuras articulares comprometidas (ligamentos distendidos).
  • Normalizar el tono muscular alterado.
  • Mejorar la alineación y sinergia del aparato locomotor de los miembros inferiores.
  • Disminuir la presión y la sobrecarga sobre los meniscos y el resto de los componentes de la articulación.
  • Reeducar la marcha, hasta lograr una marcha funcional no dolorosa.
  • Prevenir la aparición de alteraciones posicionales como la escoliosis o alteraciones en la orientación de la cintura escapular y pélvica. 

Tratamiento fisioterapeutico para las rodillas en valgo

En esta alteración se busca principalmente promover el fortalecimiento muscular de los aductores, mientras que al mismo tiempo se busca estirar la musculatura abductora para de esta manera reducir la presión sobre los meniscos laterales y los ligamentos colaterales. Además, del entrenamiento físico, el fisioterapeuta aplica otras intervenciones tales como:

  • Educación para el manejo del dolor.
  • Educación postural y ergonómica.
  • Movilizaciones pasivas.
  • Agentes físicos: termoterapia y crioterapia.
  • Electroterapia.
  • Ultrasonido terapéutico.
  • Magnetoterapia.
  • Reeducación postural global (RPG).
  • Reeducación de la marcha.

Tratamiento fisioterapeutico para las rodillas en varo

En esta alteración se busca principalmente promover el fortalecimiento muscular de los abductores (glúteos, tensor de la fascia lata), mientras que al mismo tiempo se busca estirar la musculatura aductora para de esta manera reducir la presión sobre los meniscos laterales y los ligamentos colaterales externos. Además, del entrenamiento físico, el fisioterapeuta aplica otras intervenciones tales como:

  • Educación para el manejo del dolor.
  • Educación postural y ergonómica.
  • Movilizaciones pasivas.
  • Agentes físicos: termoterapia y crioterapia.
  • Electroterapia.
  • Ultrasonido terapéutico.
  • Magnetoterapia.
  • Reeducación postural global (RPG).
  • Reeducación de la marcha.

Ejercicios, automasajes, estiramientos y otros autocuidados para el Valgo y varo de rodilla

Si presentas alteraciones de este tipo, te resultarán útiles los vídeos de nuestro portal FisioOnline en YouTube, todos ellos son realizados por profesionales fisioterapeutas especializados en distintas áreas para brindarte mayor información que te ayude con tu proceso de rehabilitación, mediante ejercicios, estiramientos y otras recomendaciones.

Estiramiento para corregir las rodillas en paréntesis

Algunos músculos cuando están acortados pueden promover el genu varum, para evitar que siga la desalineación, no hay otra mejor alternativa terapéutica que los ejercicios de estiramiento. Te recomendamos ver el presente vídeo, ya que con el podrás aprender algunos estiramientos, que te ayudarán a mejorar la alineación de tus piernas:

Ejercicio y estiramiento para el valgo en las rodillas - Piernas en X

Algunos músculos cuando están acortados pueden promover el genu valgum, para evitar que siga la desalineación, no hay otra mejor alternativa terapéutica que los ejercicios de estiramiento. En el primer vídeo podrás aprender algunos estiramientos, que te ayudarán a mejorar la alineación de tus piernas:

3 ejercicios de Pilates para mejorar las rodillas

El método Pilates tiene variados beneficios para la salud del sistema musculoesquelético, con algunos simples ejercicios podrás mejorar la movilidad y la flexibilidad de tus rodillas. aprende en el siguiente a cómo realizar estos ejercicios con las directrices que te dará una profesional fisioterapeuta especializada en el Método Pilates:

Pronóstico del Valgo y varo de rodilla. ¿Cuánto tarda en curarse?

El pronóstico de genu valgum y genu varum fisiológico resulta ser muy favorable, con corrección casi espontanea con el crecimiento. El genu valgo patológico asociado con enfermedades metabólicas óseas puede mejorar cuando se trata el trastorno subyacente a una edad temprana. En cuanto a estas desalineaciones en adultos, el uso de plantillas ortopédicas puede levantar el pie y compensar la desalineación. Sin embargo, estas plantillas no pueden evitar el deterioro de otras articulaciones, a pesar del mejoramiento en la alineación, por lo que en estos casos está indica el abordaje quirúrgico. 

El pronóstico de genu valgum y genu varum fisiológico resulta ser muy favorable, con corrección casi espontánea con el crecimiento..."

En cuanto al tratamiento quirúrgico, el pronóstico es muy bueno, ya que al no haber desalineación en la rodilla ya no existe ningún estrés articular que pueda derivar en daños secundarios como la artrosis o problemas en las articulaciones adyacentes. Después de aproximadamente 2 semanas con muletas, la persona operada puede llevar a cabo sus actividades de la vida diaria y después de aproximadamente 6 semanas, la pierna o piernas intervenidas pueden soportar carga completa nuevamente con ayuda de fisioterapia.

Valgo y varo de rodilla