Lesiones de pelvis, cadera y pierna y sus cuidados

Artrosis de cadera

La artrosis de cadera es el desgaste en el cartílago de la articulación entre el fémur y la pelvis. Este desgaste, genera dolor y, por ende, una gran limitación de la movilidad. Por eso es importante conocer su tratamiento.
Artrosis de cadera
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Indice de Contenidos[mostrar]

El dolor y el crujido de cadera son síntomas que se asocian a la artrosis de cadera. Esta enfermedad degenerativa tiene una alta prevalencia en los adultos mayores, sin embargo, existen acciones que pueden promover su aparición en jóvenes. Aquí conocerás que factores causales están asociados a la degeneración del cartílago de la cadera, cómo se puede prevenir su aparición y cuál es el tratamiento médico y fisioterapéutico para reducir sus efectos: 

¿Qué es la Artrosis de cadera?

Aunque la osteoartritis o artrosis fue reconocida clínicamente en 1890 por Sir Archibald Garrod, se trata de una de las afecciones más antiguas de la humanidad. Según su significado etimológico podemos definir a la artrosis (“artro= articulación” y “sis=enfermedad”) cómo una enfermedad en las articulaciones. En este artículo hablaremos sobre la artrosis que se desarrolla en la cadera. La también conocida como coxartrosis es una enfermedad articular que causa procesos degenerativos en el cartílago articular de la cadera, volviéndolo más fino, inestable y menos resistente a la presión de los huesos que constituyen la articulación coxofemoral (coxal y fémur).

Cartílago articular: estructura fundamental para los movimientos

El cartílago articular trata de un tejido flexible y altamente resistente a las fuerzas de presión y tracción. Esta estructura de color blanco perlado recubre los extremos de los huesos que forman una articulación (en el caso de la cadera: la cabeza femoral y el acetábulo), con la finalidad de protegerlos de la fricción originada durante el movimiento. Está constituido principalmente por fibras de colágeno tipo II (60-70%) que le brinda la capacidad de resistencia y por células llamadas condrocitos que producen proteoglucanos (que le da la propiedad al cartílago de ser viscoso y resistente a las fricciones). Si se trata de una estructura flexible y resistente, es compresible que sus funciones sean las de amortiguar la sobrecarga de los huesos que constituyen la cadera, permitir una mayor congruencia articular y contribuye al desplazamiento de las superficies óseas durante el movimiento.cartílago articular de la cadera o coxofemoral

Fases de progresión de la artrosis de cadera

  • Artrosis grado 0: la superficie del cartílago es sana, lisa y elástica. 
  • Artrosis grado 1: la superficie del cartílago está rugosa y parcialmente blanda debido a la pérdida inicial del tejido cartilaginoso hialino.
  • Artrosis grado 2: el daño es visible, pero el tejido cartilaginoso que cubre la cabeza femoral o el acetábulo todavía está intacto.
  • Artrosis grado 3: el daño es del 50-100% del grosor de la capa de cartílago. Las grietas atraviesan todo el grosor de la capa de cartílago.
  • Artrosis grado 4: el daño está en su máximo nivel y el hueso debajo del cartílago se ha vuelto visible. En el grado 4 los huesos se frotan directamente uno contra el otro, conduciendo al aumento de la rigidez y el dolor en la zona.

Complicaciones y alteraciones que produce la artrosis de cadera

La coxartrosis puede afectar varios aspectos de la vida de los pacientes afectados, inicialmente el más destacable es dolor de cadera e ingle, pero a medida que la enfermedad vaya avanzando trae consigo otras complicaciones y alteraciones tales como:

  • Desmejora la capacidad de realizar ciertos movimientos, lo que impide a la persona afectada realizar ciertas actividades de la vida cotidiana, cómo: caminar, subir escaleras, entrar o salir de un vehículo, sentarse o levantarse y algunas tareas domésticas y deportivas (particularmente los deportes que implican correr).
  • Sobrepeso: el dolor y la rigidez en las caderas puede disminuir el deseo de realizar actividad física, por lo que puede promover el aumento de peso en los pacientes con artrosis.
  • Problemas sexuales: en algunos casos las relaciones sexuales de los pacientes con artrosis pueden volverse incómodas, debido al dolor asociado con el movimiento de las caderas que acompaña a la afección.
  • Alteraciones del sueño: el conciliar el sueño puede resultar difícil debido a la presencia de dolor en reposo.
  • Inestabilidad articular que aumenta el riesgo de sufrir caídas.
  • Osteonecrosis o muerte celular del tejido de la cabeza femoral.

Incidencia y prevalencia de la Artrosis de cadera

Se ha estimado que esta patología se presenta en el 10% de los adultos y que su incidencia aumenta conforme la edad, siendo mayor a partir de los 50-55 años., resultando asintomáticos el 50% de estos casos. Es más frecuente en mujeres (28,6%) que en hombres (18,5%). Además, se ha destacado que después de los 35 años el 50% de las personas presentan al menos una zona con artrosis. De las personas famosas que padecen de esta enfermedad, destacamos al Papa Benedicto XVI (Joseph Ratzinger) quien sufre un 50% de artrosis en sucadera derecha, entre otras afecciones que condujeron a su retiro del papado en 2013.

Causas de la Artrosis de cadera. ¿Por qué se produce la artrosis?

El tejido cartilaginoso que recubre los huesos del complejo coxofemoral, está expuesto a los cambios degenerativos de la edad, sin embargo, estos cambios no se consideran coxartrosis; sólo se considera que se trata de esta enfermedad, si la articulación se deteriora más rápido de lo que corresponde a la edad. Actualmente no se conoce la causa exacta de esta afección, se cree que son diferentes factores los asociados al daño o destrucción gradual de los cartílagos articulares. Frecuentemente las causas de la artrosis de cadera son dividas en dos grupos: las causas primarias y las secundarias (las más frecuentes). Siendo las primarias asociadas con la edad o a causas desconocidas y las secundarias a afecciones médicas o lesiones existentes en los pacientes afectados. 

Causas primarias de artrosis de cadera

  • Genética: algunos pacientes tienen una mayor probabilidad de padecer artrosis de cadera si presentan antecedentes familiares de artrosis. La debilidad hereditaria del tejido cartilaginoso también favorece la coxartrosis. 
  • Efectos secundarios de la medicación: algunos medicamentos tienen un efecto negativo sobre el tejido cartilaginoso y los tendones.
  • Envejecimiento: está relacionada con el degaste asociado a la edad. Todos los tejidos, incluido el tejido cartilaginoso, se vuelven frágiles y menos resistentes.
  • Falta de ejercicio y actividad física: el cartílago no recibe sangre,  es un tejido cartilaginoso nutrido pasivamente del líquido sinovial. El metabolismo pasivo del cartílago esta disminuido cuando hay menos movimiento en la zona.

Causas secundarias de artrosis de cadera

Si se puede determinar en lo pacientes afectados la causa exacta de la artrosis de la articulación de la cadera, se habla de causas secundarias. A diferencia de la artrosis primaria de cadera, dicha artrosis en los adultos jóvenes. Las posibles causas secundarias son:

  • Pinzamiento o displasia de cadera: en estas enfermedades existe una mal posición congénita o adquirida de la cadera un ángulo incorrecto entre la cabeza femoral y el acetábulo da como resultado, una carga incorrecta del tejido cartilaginoso en la articulación de la cadera, lo que favorece el desarrollo de esta enfermedad.
  • Genu varo o rodilla vara / genu valgo o rodilla valga: esta desalineación en la rodilla resulta en una distribución desigual de la presión dentro de la articulación coxofemoral, lo que significa que el tejido cartilaginoso articular se desgasta más rápidamente.
  • Lesiones articulares y fracturas: las fracturas acetabulares o del cuello femoral, pueden conducir a un cambio en la forma de la articulación de la cadera, alterando la biomecánica y la función articular lo que conduce a que el tejido cartilaginoso articular se desgaste más rápido.
  • Sobrepeso: el peso corporal excesivo aumenta la presión sobre las articulaciones que soportan peso como la coxofemoral. Esto puede acelerar el desgaste del tejido cartilaginoso articular y, por lo tanto, originar la coxartrosis.
  • Ciertas enfermedades inflamatorias de las articulaciones: artritis reumatoide, la gota o la inflamación bacteriana.
  • Carga excesiva e incorrecta: los movimientos repetitivos realizados durante mucho tiempo (años), por ejemplo, durante el trabajo o algún deporte, pueden acarrear un desbalance muscular y una carga excesiva o incorrecta sobre las articulaciones coxofemorales.

Síntomas y Signos de la Artrosis de cadera. ¿Cómo saber si la padezco?

Generalmente esta patología tarda años en desarrollarse, por lo que frecuentemente en las etapas iniciales no suele ocasionar dolencias o molestias. Sólo suelen presentarse cuando hay un progreso notable de la degeneración y el desgaste del cartílago hialino articular. Así como la enfermedad puede progresar en fases (mostradas anteriormente en el artículo), los síntomas y molestias pueden aparecer progresivamente. Inicialmente la persona afectada por esta enfermedad presenta molestias (dolor de cadera e ingle) durante el movimiento, lo que ocasiona restricciones del mismo acompañado de tensión muscular. Seguidamente en un estado artrósico más avanzado se pueden presentar la siguiente clínica:

  • Dolor en las articulaciones de las caderas durante el ejercicio y después de un uso prolongado.
  • Dolor en la ingle y en el glúteo, que frecuentemente se irradia desde el muslo hasta la rodilla.
  • Trastornos de la marcha: después de un ejercicio prolongado, se presenta una marcha antálgica (cojera) con una ligera flexión de cadera.
  • Tensión muscular: para evitar el malestar, se adopta una postura encorvada dorsal y una lordosis lumbar incrementada. Esta postura puede provocar tensión y dolor en la espalda baja.
  • Dolor de cadera en reposo al estar acostado, sentado o de noche (ocurre cuando la artrosis ya está muy avanzada).
  • Ruidos de roce o sensación de crujido: debido a la superficie rugosa y desgastada del cartílago, es posible escuchar o sentir ruidos de roce o crujidos.

El dolor de cadera relacionado al deterioro y a la degeneración del tejido cartilaginoso articular, no proviene del cartílago, ya que esta estructura no posee inervación nerviosa o vascular. Las posibles causas del dolor de cadera y de ingle están relacionadas con el aumento de la presión intraósea debido a la congestión vascular del hueso subcondral, la formación de osteofitos, sinovitis e inflamación, fibrosis capsular, contractura y debilidad muscular.

¿Por qué suenan o crujen las caderas? ¿Es malo, produce artrosis o desgaste?

Es uno de los síntomas frecuentemente asociados a esta enfermedad, sin embargo, puede presentarse en una persona sana y es considerado totalmente normal. Te recomendamos ver el siguiente vídeo en donde un fisioterapeuta con años de experiencia te explicará los procesos fisiológicos que se dan dentro de las caderas cuando crujen y te explicará cómo se diferencia el sonido de crujido de un proceso natural o patológico:

 

Prevención de la Artrosis de cadera

Si se padece de enfermedades que puedan conducir a la aparición de esta afección articular, como lo son: el pinzamiento o displasia de cadera, es importante intervenir estas alteraciones para evitar que promuevan la degeneración del tejido cartilaginoso, si este es tu caso te recomendamos acudir a tu traumatólogo o fisioterapeuta de confianza, para que te brinden e tratamiento adecuado para cada caso. Te dejaremos a continuación otras recomendaciones enfocadas en la prevención de la coxartrosis:

  • Evitar el sobrepeso.
  • Seleccionar los deportes suaves para las articulaciones (ciclismo, natación).
  • Mantener un estilo de vida saludable que no involucre el consumo de alcohol o nicotina.
  • Integrar actividad física a tú rutina cotidiana (como, por ejemplo: paseos o caminatas).
  • Evitar estar de pie de forma prolongada.
  • Realizar ejercicios de fortalecimiento y flexibilización de la cadera.
  • Evitar levantar objetos pesados.
  • Use calzado adecuado, con plantillas ortopédicas adaptadas a tu tipo de pisada.

¿Cómo podemos prevenir la artrosis o desgaste de cartílago?

Teniendo en cuenta que esta patología no sólo se desarrolla en la cadera, te recomendamos que veas el siguiente vídeo en donde obtendrás importante información sobre cómo prevenir la degeneración y el desgaste articular que constituye esta enfermedad:

Diagnóstico diferencial

Esta afección puede confundirse con otras enfermedades que causen dolor a nivel de la cadera, tales como:

  • Contusión muscular.
  • Tensiones musculares: glúteos y aductores.
  • Pubalgia u osteopatía de pubis.
  • Tendinitis de los isquiotibiales.
  • Trastornos inflamatorios.
  • Bursitis trocanteriana o trocantérea.
  • Desgarro del labrum de la cadera.
  • Fracturas de la cabeza femoral o del acetábulo.
  • Estenosis espinal.
  • Luxaciones coxofemorales.
  • Tumores.
  • Ciática.
  • Irritación nerviosa (especialmente obturador y cutáneo femoral lateral).

La artrosis puede contribuir a la formación de algunos de los diagnósticos anteriormente mencionados, la diferenciación entre ellas es posible mediante estudios de imagenología.

¿Cómo se diagnostica la Artrosis de cadera?

El examen diagnostico inicia con la construcción de la anamnesis, constituida principalmente por una descripción detallada de los síntomas y molestias por parte del paciente. La descripción del dolor inicial, el dolor en reposo y la disminución o afectación de la vida cotidiana del paciente se analizan también en la anamnesis. 

Examen físico clínico

Seguidamente después de la anamnesis se procede al examen físico clínico en donde se verifica el estado de la articulación coxofemoral, el mismo consta de:

  • Comprobación de la movilidad y la amplitud articular de la cadera.
  • Análisis del patrón de la marcha.
  • Inspección de la postura estando de pie.
  • Comprobación de la longitud de las piernas.
  • Palpación de las áreas dolorosas.
  • Examen de la circulación sanguínea.

Pruebas complementarias

Es probable que un profesional de la salud con altos conocimientos en traumatología y ortopedia, puede establecer la presencia de esta afección con las acciones diagnósticas anteriormente mencionadas, sin embargo, sólo es posible establecer con exactitud su presencia y grado de extensión con estudios de imagenología, tales como:

  • Radiografías (rayos X):  la imagen obtenida con los rayos X mientras está de pie, es decir, bajo estrés, permite sacar conclusiones sobre las diversas etapas de la artrosis de cadera. Bajo peso, una capa de cartílago indemne y en funcionamiento en la articulación de la cadera mantiene separados a los dos huesos involucrados, con un espacio o brecha articular visible. Dependiendo de la etapa de la artrosis, esta brecha articular se reduce con el aumento del desgaste del cartílago. En una artrosis grado 4, el espacio articular se elimina por completo, por lo que se observa ambas estructuras óseas haciendo contacto.
  • Resonancia magnética (RM): puede mostrar muchos detalles de la lesión cartilaginosa y también del tejido blando articular. En una etapa temprana de la enfermedad, es un examen muy útil. Ya que el daño estructural al cartílago, a los ligamentos y tendones es claramente visible, a diferencia de las radiografías.
  • Ecografía (examen de ultrasonido): el estudio se usa con menos frecuencia, sin embargo, la ecografía puede mostrar en detalle ligamentos, cápsulas articulares y tejidos blandos, por lo que es adecuada para realizar un diagnóstico diferencial antes de indicar otros estudios.

Artrosis de cadera - Qué es y cómo se diagnostica en radiografías

Siendo la radiografía el estudio más adecuado para diagnosticar esta afección, es importante que conozcas más acerca de los signos radiológicos que permiten establecer el estado del tejido cartilaginoso articular. Es por ello que te dejamos el siguiente vídeo, en donde un fisioterapeuta con amplia experiencia en el análisis de estudios imagenológicos, te explicará cómo un profesional de la salud puede diagnosticar esta afección mediante imágenes:

Tratamientos médicos para la Artrosis de cadera

Dentro de los tratamientos médicos existen medidas de terapia conservadora y quirúrgica que se seleccionarán según el grado en que se encuentre la enfermedad. En las primeras etapas de la enfermedad, no se evidencian molestias que afecten el estilo de vida del paciente, en estos casos asintomáticos el tratamiento será enfocado en la prevención de los síntomas y la ralentización de la enfermedad, con esta finalidad los médicos indican fisioterapia. En casos más avanzados en donde los síntomas son notables, es de ayuda el abordaje conservador constituido por la indicación de medicamentos, que variaran según las molestias que refleje el paciente:

  • Analgesia del dolor: inicialmente el médico indica paracetamol, si el dolor se mantiene prosigue con duloxetina. Ya que en casos de dolor crónico indican opioides cómo el tramadol. 
  • Reducción de la inflamación: medicamentos del grupo AINEs (ibuprofeno, naproxeno).
  • Aumento del desplazamiento intraarticular: suplementos condroprotectores como la glucosamina, oxaceprol y sulfato de condroitina.
  • Inyecciones intraarticulares: algunos médicos consideran infiltrar la región afectada para reducir las molestias, frecuentemente indican corticosteroides en los casos que no respondan a la acción del paracetamol o los AINEs. Por otro lado, otros médicos prefieren el uso de plasma rico en plaquetas (PRP), ácido hialurónico, sin embargo, estos medicamentos no han comprobado su efectividad con respecto al tratamiento de esta enfermedad.

Además del uso de medicamentos, en el abordaje conservador se indican la reducción del peso, el uso de plantillas ortopédicas, uso de muletas o bastones para reducir la presión intraarticular, terapia de calor y ejercicios físico bajo la supervisión de un fisioterapeuta. Si estas medidas conservadoras no logran el éxito deseado, la cirugía se convierte en una opción.

¿Cómo es la cirugía de la artrosis de cadera?

La cirugía sólo se considera en una fase avanzada de degeneración o si la calidad de vida del paciente está severamente limitada por el dolor y la restricción del movimiento. Cuando se trata del tratamiento quirúrgico de la coxartrosis, el cirujano plantea básicamente dos estrategias quirúrgicas: la cirugía para preservar las articulaciones y el reemplazo articular con una prótesis de cadera.

  • Intervenciones tempranas de conservación y preservación articular: en las primeras etapas de la artrosis de cadera, el procedimiento está enfocado en eliminar los desajustes articulares y, por lo tanto, detener la progresión de la enfermedad. Estas operaciones incluyen: cirugía de desbridamiento cartilaginoso, osteotomías intertrocantéreas en el fémur para mejorar la posición de la cabeza femoral, osteotomías pélvicas para corregir la posición acetabular y luxaciones quirúrgicas de la cadera, para redondear la cabeza femoral o para corregir el borde acetabular. Estas operaciones generalmente se realizan a niños y adultos jóvenes.
  • Reemplazo total de cadera: se considera cuando el daño y deterioro articular está muy avanzado. Dado que no existe una técnica para regenerar el tejido cartilaginoso dañado, el uso de una cadera artificial es la única opción.
  • Trasplante o implante de cartílago: otro procedimiento usado para tratar esta enfermedad, es el trasplante de tejido cartilaginoso sano, que reemplaza la función del tejido cartilaginoso dañado. Esto podría contrarrestar el desgaste y la pérdida de la función de la articulación. Esta terapia quirúrgica solo está indicada para pacientes más jóvenes cuyo daño ocurre localmente.

Artrosis o desgaste de cadera: cuándo operarse y ponerse una prótesis

Si bien el cirujano puede tener una preferencia sobre el procedimiento quirúrgico a realizar, sólo el paciente afectado puede tomar la decisión de pasar por un determinado procedimiento quirúrgico. Si eres de los pacientes que tiene dudas sobre cuando deberías operarte o si sería correcto someterte a un procedimiento de reemplazo articular, te recomendamos ver el siguiente vídeo, en donde un experimentado fisioterapeuta te hablara de los pros y contras de estos procedimientos y cuando sería el momento oportuno para operarse en base a su experiencia:

Tratamientos de Fisioterapia para la Artrosis de cadera

La fisioterapia ayuda a pacientes con grados leves y avanzados de la enfermedad, mediante el uso de diversas técnicas y tratamientos conservadores se busca brindar analgesia al dolor, mejorar la movilidad de la cadera, así como también mejorar la marcha, postura y la coordinación general. Debido a que el estado de la articulación afectada puede comprometer la biomecánica corporal, se necesita realizar un abordaje integral no sólo enfocado en fomentar el funcionamiento de la región artrósica, sino también de las regiones con la cuales mantiene relación: la columna lumbar, la rodilla, pie entre otras zonas. Dependiendo del tiempo de evolución de la coxartrosis, estas regiones pueden estar comenzando a desgastarse igual o más que la cadera.
La coxartrosis no puede curarse, pero puede tratarse causalmente, con la finalidad de retrasar lo más posible su progresión, para ello el fisioterapeuta combina tratamientos pasivos cómo activos, tales como:

  • Educación postural y para el manejo del dolor.
  • Técnicas manuales y articulares para aumentar la flexibilidad articular.
  • Ejercicio terapéutico 
  • Uso de agentes físicos: ultrasonido, termoterapia, crioterapia.
  • Electroanalgesia.
  • Magnetoterapia.
  • Vendaje neuromuscular.
  • Relajación miofascial.
  • Hidroterapia.
  • Ejercicio terapéutico.
  • Estiramientos estáticos y dinámicos. 
  • Reeducación de la marcha.

Como regla general, un reemplazo articular de cadera es seguido por un proceso de rehabilitación que involucra fisioterapia. En el abordaje fisioterapéutico, la cadera se carga y se mueve de acuerdo con especificaciones precisas y los músculos se entrenan de manera específica según las características de la prótesis implantada, La rehabilitación es indica por los cirujanos para prevenir posibles complicaciones a corto o largo plazo. Esto permite al paciente con coxartrosis reanudar sus actividades habituales lo más rápido posible.

Tratamiento propuesto en Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa para la Artrosis de cadera

El tratamiento Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa se encuentra basado en las investigaciones realizadas desde la Medicina Tradicional China (Medicina Oriental), este tipo de medicina establece que el desarrollo de una alteración de algún órgano o víscera en es producto de una emoción en concreto, la presencia de esta alteración podrá repercutir negativamente en el tono muscular y en la biomecánica de algunos segmentos intervertebrales, debido a la relación establecida por el sistema simpático y parasimpático. Además, otros factores causales muy importantes, pero poco tomados en cuenta como la nutrición y el mal manejo del estrés también contribuyen a la instauración de una disfunción visceral que finalmente genere alteraciones en el sistema musculoesquelético.

Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa

Toda esta relación la podrás ver ejemplificada en el siguiente diagrama:
Infografía de Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa 
Una vez establecidas estas relaciones causales, podemos afirmar que no sólo los factores físicos o mecánicos comúnmente asociados a la artrosis de cadera (malas posturas, envejecimiento, trabajos repetitivos, exceso de ejercicio) no son la única causa, también la presencia de estrés, alteraciones nutricionales y emocionales pueden ser los causantes.

Desde el punto de vista Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa la artrosis de cadera se origina como consecuencia de una disfunción visceral del riñón, los órganos sexuales (útero-ovarios y próstata) y del intestino delgado. 

Cuando alguno de los órganos y vísceras mencionados anteriormente presenta una alteración en su funcionamiento, puede ocasionar de manera refleja rigidez en la zona dorsal baja, lumbar alta y pelvis, conduciendo a una cadera inestable por los desbalances musculares de la zona lumbar y pélvica, lo cual aumentará la presión en la articulación que consecuentemente el mal funcionamiento a largo plazo de esa articulación conlleva a la degeneración de la misma, o sea a la artrosis. 

Dependiendo del lado de la articulación afectada son diferentes las disfunciones viscerales presentes, por un lado, la artrosis de cadera izquierda es promovida por alteraciones en la función renal, así como también por un colon irritable. Ahora bien, cuando hablamos de una artrosis de cadera derecha, la misma se ve asociada a una disfunción del intestino delgado y la disfunción del útero-ovarios o próstata, depende del caso. Estas disfunciones pueden originarse por variados factores que a continuación te explicaré:

Causas de las disfunciones viscerales que originan la Artrosis de cadera

Factores causales de la disfunción en riñón y colon irritable que conduce a una Artrosis de cadera izquierda:

  • Estrés: un estado de alerta patológico que induce un desequilibrio simpático y parasimpático es ocasionado por situaciones de estrés, lo que conlleva al agotamiento de los sistemas afectando directamente el funcionamiento de estos órganos y conduciendo también a un colon irritable acompañado de diarreas y estreñimiento.
  • Nutrición: mantener una dieta acidificante a corto plazo puede repercutir en los órganos digestivos y alterar a su vez el funcionamiento del riñón. Adicionalmente existen ciertos alimentos, que en particular afectar al riñón con las carnes rojas y procesadas, así como los alimentos que contengan mucho ácido úrico y altos niveles de sal como los embutidos y los encurtidos. En cuanto al colon irritable, éste puede generar como consecuencia del consumo de alimentos que ocasiones intolerancia o gases como los lácteos. 
  • Emoción: la emoción que directamente altera el funcionamiento renal es el miedo, la inseguridad, la desesperanza y la falta de autoestima. Además, ciertos factores externos alteran el funcionamiento de estos órganos como: la época de año fría y húmeda (invierno). En caso de un colon irritable este puede verse originado en individuos con baja autoestima que desean ganarse el afecto de los demás, siendo excesivamente colaboradores (hasta el punto de la esclavitud) a los que le cuesta decir no a los demás, o sea a las exigencias de las demás personas bien sea amigos, familia o compañeros de trabajo.

Factores causales del intestino delgado y la disfunción del útero-ovarios o próstata que conduce a una Artrosis de cadera derecha:

  • Estrés: si las situaciones que generen estrés son constantes, supone para el cuerpo un estado de alerta patológico el cual puede desequilibrar potencialmente a la vesícula biliar, al hígado y al estómago, estos órganos finalmente acaban de manera bastante rápida afectando el funcionamiento del intestino delgado conduciendo a la aparición de diarreas y estreñimiento, debido a la conexión existente entre el sistema simpático y parasimpático. Con respecto al útero-ovario o próstata estos pueden también verse afectados por el cansancio generado por situaciones de estrés.
  • Alteraciones emocionales: el intestino delgado es altamente sensible a la ansiedad y la preocupación. Ahora bien, los miedos, la falta de autoestimas y las inseguridades relacionadas con la maternidad o con situaciones que afecten su femineidad (maltratos por parte de la pareja en un proceso de divorcio o separación) repercuten en los ovarios-útero. Mientras que la próstata es altamente sensible a emociones como el miedo, la falta de autoestima y la inseguridad relacionada a las situaciones que afecten la masculinidad (infidelidades por parte de la pareja).
  • Alteraciones nutricionales: el consumo de alimentos como café, gaseosas o cacao resultan nocivos para el hígado lo que afecta indirectamente al intestino delgado, sin embargo, otros alimentos alteran directamente el funcionamiento del intestino, tales como las harinas refinadas y dulces manufacturado.

Todos estos factores influyen negativamente en el sistema musculoesquelético a nivel lumbar, originando tensión y desequilibrio de los músculos lumbares favorecido por la rigidez en la zona dorsal baja, lumbar y pelvis, conduciendo a una zona hipermóvil e inestable que acaba dañando la articulación coxofemoral como respuesta refleja ante estas disfunciones viscerales.

Tratamientos desde Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa para la Artrosis de cadera

  1. Osteopatía visceral: con el objetivo de incentivar y favorecer la movilidad y motilidad de los órganos y vísceras involucrados, se aplican manipulaciones manuales específicas en las regiones topográficas de los órganos afectados.
  2. Manipulación vertebral: la rigidez intervertebral a nivel lumbar ocasionada por disfunción visceral repercute negativamente en la pelvis y la cadera, por ello es necesario intervenir estas áreas no sólo para normalizar el movimiento articular, sino también con la finalidad de inducir un efecto regulador en el sistema nervioso y la médula espinal, el cual disminuirá los efectos reflejo negativos provenientes de las disfunciones viscerales correspondientes.
  3. Plantas medicinales: consiste en la elaboración de un plan de tratamiento individualizado mediante la indicación de plantas medicinales o complementos de plantas (jarabes, cápsulas, gotas, infusiones) que fomenten el correcto funcionamiento hepatobiliar y contribuya al correcto funcionamiento de los riñones, los órganos sexuales (útero-ovarios y próstata), el intestino delgado, así como también disminuya las molestias del colon irritable.
  4. Asesoramiento nutricional: eliminar de la dieta todos los alimentos excitantes que generen irritación o estrés refleja en estos órganos, alimentos como los mencionado anteriormente. Una correcta alimentación junto con un tratamiento de plantas medicinales anteriormente propuesto contribuye a la normalización de las funciones viscerales y que esta no refleje su disfunción en la región lumbar.
  5. Biodescodificación: trata de que el paciente sea consciente de que ciertas situaciones estresantes y de conflicto con otras personas que conlleva a alteraciones que promuevan el mal funcionamiento de la cadera y que a largo plazo fomenten la degeneración de la misma, con ser consciente de esta relación hace que le afecte menos estas emociones y que las mismas no puedan alterar la biomecánica lumbar.
  6. Gestión del estrés: programación del horario del sueño y técnicas que permitan la desconexión del trabajo y la integración de ejercicios físicos aeróbicos que fomenta la relajación y le permita gestionar esas situaciones estresantes, para que no afecten al organismo.

Ejercicios, automasajes, estiramientos y otros autocuidados para la Artrosis de cadera

Desde nuestro portal de YouTube FisioOnline, te brindaremos importante información sobre el abordaje terapéutico de variedad de lesiones y patologías, mediante detallados y breves vídeos informativos realizados por profesionales en la fisioterapia y la rehabilitación, quienes te explicarán ejercicios, automasajes, estiramientos y otras alternativas terapéuticas para ponerle fin a tu dolencia.

Artrosis o desgaste de cadera - Qué es, causas, síntomas y tratamiento

Te explico en presente vídeo qué es la artrosis o desgaste de cadera, y te muestro además cuáles son sus causas, su clínica y el tratamiento más recomendado desde la fisioterapia y la rehabilitación.

 

Tratamiento con ejercicios, estiramientos y masajes

Teniendo en cuenta las importantes molestias y el dolor que padecen muchos pacientes con esta patología degenerativa, te dejamos el siguiente vídeo en donde obtendrás la información y las directrices necesarias para lograr aliviar el dolor de esta afección, mediante la realización de ejercicios, estiramientos y automasajes:

Ejercicios de movilidad caderas para personas mayores

Sabemos que los pacientes más afectados por esta patología articular son las personas mayores, por lo que te presentamos en el siguiente vídeo, variedad de ejercicios enfocados en la promoción de la movilidad en las caderas de personas mayores o de la tercera edad:

 

Pronóstico de la Artrosis de cadera. ¿Cuánto tarda en curarse?

El tejido cartilaginoso degenerado no tiene la capacidad de regenerarse una vez deteriorado y en la actualidad no existe ningún método terapéutico que permita al cuerpo recuperar las regiones artrósicas deterioradas. El pronóstico de esta patología depende del factor causal, el tratamiento usado y las características individuales de cada paciente (edad, sexo, ocupación, condición física y de salud). Por lo tanto, no se puede establecer un pronóstico exacto con respecto al curso de la patología y el dolor.

Sin embargo, una cosa esta clara, sin un adecuado tratamiento terapéutico, los cartílagos seguirán deteriorándose, promoviendo la malposición articular no sólo de la cadera sino también de la rodilla que sigue contribuyendo a la carga asimétrica en el cartílago articular previamente degenerado, este círculo vicioso ocasiona dolor y desmejora la capacidad funcional de la coxofemoral, y aumenta las probabilidades de requerir un reemplazo articular en poco tiempo. La probabilidad de éxito después de este procedimiento quirúrgico es muy alta y permite lograr una total libertad de las molestias y mejorar la calidad de vida de los pacientes afectados.

Artrosis de cadera