¿Cómo repercute la disfunción renal sobre el sistema Músculo-esquelético?

¿Cómo repercute la disfunción renal sobre el sistema Músculo-esquelético?
arriba
Me gusta
15435
185
1
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Habitualmente nuestros órganos y vísceras mucho tiempo antes de sufrir una enfermedad pasan por una fase de de DISFUNCIÓN, de mal funcionamiento, en la que nuestro organismo nos avisa con una serie de síntomas propios de cada órgano y unos dolores reflejos y alteraciones en nuestros músculos y articulaciones. En este artículo me propongo abordar estos dos aspectos.

Signos y síntomas de riñón

  • Podemos sospechar de disfunción renal por los siguientes signos y síntomas:
  • Hipertensión arterial.
  • Elevación de la creatinina (aunque se encuentre todavía en valores normales) cambios en el olor de la orina, que recuerda al amoniaco, y orina turbia más oscura de lo habitual.
  • Sensación de hinchazón, retención de líquidos, engorde brusco, párpados hinchados, ojeras.
  • Aversión al frío y al agua fría.
  • Piel apagada, pelo sin brillo ni cuerpo.
  • Sensación al salir de la cama de caminar sobre agujas.
  • Decaimiento general durante todo el día con ganas de dormir, pero por la noche sueños poco reparadores y muy revueltos, caóticos, que producen la sensación de no estar ni dormidos del todo ni despiertos.
  • También en el anciano con debilidad de riñón aparece la sensación de apatía, desinterés por el entorno, disminución llamativa de la memoria, aturdimiento.
  • En las mujeres también puede afectar a una disminución de la regla, en un contexto de cansancio y decaimiento general.

Reflejos en el sistema músculo-esquelético

Los riñones para medicina oriental son como las baterías que suministran energía al organismo, y estas baterías se agotan por el estrés, la falta de descanso, la mala alimentación, los estimulantes y por las emociones negativas como el miedo, la tristeza, la falta de autoestima. Cuando los riñones se desequilibran pueden reflejarse en los siguientes problemas de espalda:

Inflamación e irritación de la 9ª-10ª y 11ª vértebras dorsales

que pueden provocar dorsalgias bajas agudas. En procesos renales agudos en los que frecuentemente se forman arenillas de ácido úrico, fosfato cálcico, oxalato cálcico… se da un dolor agudo al palpar 9ª-10ª y 11ª vértebras dorsales, junto con un aumento del dolor al moverse con sensación generalizada de contractura lumbar. El paciente no suele ser habitualmente diagnosticado de un proceso renal (salvo que el dolor sea muy intenso, tipo cólico) sino que suele tratarse como una lumbalgia pautándose antiinflamatorios que retroalimentan el proceso ya que éstos son muy perjudiciales para el riñón.

Hernia discal L5-S1 al lado izquierdo.

En otras ocasiones, el problema es más crónico, sin grandes síntomas, con una pérdida leve de la función renal, con pérdida sutil pero progresiva de la energía del individuo; en estos casos el riñón provoca una rigidez de los niveles vertebrales dorsales bajos y zona de transición dorso lumbar que acaban generando de forma compensatoria una hipermovilidad de los segmentos lumbares bajos, provocando lumbalgias y hernia discal L5-S1 al lado izquierdo, que se tratan erróneamente como un proceso puramente mecánico, sin tener en cuenta el auténtico origen del problema. Este tipo de lumbalgia y lumbociática izquierda son muchas veces secundarias al agotamiento inherente al estrés.

Estas lumbalgias cronificadas

Presentan una rigidez peculiar en la pelvis que facilita la artrosis o desgaste precoz de la articulación de la cadera sobre todo la izquierda

Es relativamente frecuente dolores por procesos artríticos:

En la zona dorsal del pie o tendinitis en los tendones extensores del tobillo y dedos por formación de microcristales de ácido úrico y ácido oxálico por una mala función renal, fundamental- mente en personas mayores de cincuenta años y más aún si padecen problemas de retorno venoso (varices).

Personas con disfunción renal

Es importante añadir que frecuentemente una persona con disfunción renal además suele adoptar una postura de pérdida de la curvatura lumbar global con retroversión pélvica y con aumento compensatorio de la lordosis lumbosacra. El individuo además de sentirse cansado y con poca vitalidad, se muestra visualmente derrumbado.

Frecuentemente  puede aparecer un síndrome de túnel carpiano:

provocado o facilitado por una retención de líquidos (como pasa en ocasiones a partir del sexto mes del embarazo, que se pueden presentar síntomas de forma bilateral). Más frecuente es que el síndrome de túnel carpiano se presente unilateralmente: además de factores  estructurales, laborales, la edad, etc. en muchas ocasiones se desencadena un proceso similar al túnel carpiano por bloqueo de la última vértebra cervical, primera dorsal y primera costilla; la musculatura de la zona, es susceptible de adquirir rigidez por diferentes reflejos viscerales, uno de los más importantes es el riñón. Cuando este carga con muchas toxinas, los músculos de esa zona aumentan su tensión de forma involuntaria, las dos vértebras citadas y la primera costilla pueden bloquearse. Una dieta respetuosa para el riñón junto a una fitoterapia depurativa, potenciarán de forma definitiva el tratamiento convencional de masajes, estiramientos y manipulaciones.

Es importante señalar que las glándulas suprarrenales cuando están agotadas por una hiperestimulación previa  (por ejemplo por estrés) se reflejan en forma de dolor sordo y tensión en los dos glúteos y crestas ilíacas

Además de otros síntomas propios de  la baja función de la corteza suprarrenal como inflamaciones articulares y disminución del umbral del dolor. No se debe olvidar la importante influencia que tiene hoy en día el uso y el abuso de todo tipo de medicamentos, sobre todo los antiinflamatorios, y una mala alimentación (exceso de proteína animal, sobre todo mariscos, carnes rojas, embutido, huevos, lácteos) exceso de sal (la media de consumo de sal indica que cada persona toma aproximadamente dieciocho veces más de la considerada óptima) y para terminar con más desatinos alimentarios, mencionar el abuso de todo tipo de aditivos, colorantes, conservantes, espesantes, potenciadores de sabor etc.

VER LINK: www.fisioterapia-global.com/14

Causas emocionales de la disfunción de riñón - vejiga.

Conviene recordar que el origen emocional de la disfunción renal reside en el miedo y la tristeza, pero también un estrés o un conflicto que genere crispación (lo que afecta en primer lugar al hígado y a la vesícula biliar) acaba agotando al cabo de años al organismo y afectando por tanto a el riñón-vejiga.

En este tipo de procesos de aparentes lumbalgias, si como es habitual el médico receta antiinflamatorios, está haciendo flaco favor al paciente. Cualquier médico comprenderá que si algo hace daño al riñón son los antiinflamatorios, con lo cual se da la paradoja de que si este tipo de lumbalgias se tratan con antiinflamatorios empeorará el proceso, y lo que podría ser una situación reversible, es decir, que el cuerpo por sí solo llegue a curarse en unos pocos días, con la medicación antiinflamatoria que se recetó el problema puede cronificarse y secundariamente generar lumbalgias por hipermovilidad en la zona lumbar baja e incluso patologías discales de peor solución (hernia discal L5-S1 al lado izquierdo).

Tratamiento de la hernia discal L5 y S1 izquierda o quinta lumbar y sacro

En este vídeo podrás apreciar cual es el tratamiento mas adecuada para esta afectación de la columna vertebral.

comentarios (1)

Comentario

Avatar

Hola,estoy diagnosticada de bursitis en la cadera izda y además tengo 2 hernias discales (zona sacro lumbar).Hace meses que tomó antiinflamatorios y derivados de opiio. Emocionalmente mal , tristeza y miedos. Lo peor es el dolor en la cadera y pierna insoportable. Tengo 53 años y Vivo en Barcelona. Podrías recomendarme un buen fisioterapeuta y/o alguien que pueda ayudarme con fitoterapia.? Muchas gracias

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar