Lesiones de tobillo y pantorrilla

Tobillo y pantorrilla

Cuando pensamos en el tobillo, la primera lesión que llega a la mente es “esguince de tobillo”, pero esa no es la única lesión de esta zona. Existen una variedad de patologías y lesiones de importancia que debemos conocer también.
Lesiones de tobillo y pantorrilla

Las lesiones en el tobillo y pantorrilla son muy frecuentes, ocasionando dolor que incluso puede limitar al paciente para desenvolverse de manera satisfactoria sus actividades cotidianas. A continuación, hablaremos acerca de algunas lesiones frecuentes que pueden desencadenar dolor en la región del tobillo y la pantorrilla.

¿Cuáles son las lesiones más comunes en el tobillo y la pantorrilla?

Existen infinidad de lesiones que pueden afectar y causar dolor en la región del tobillo y la pantorrilla que van desde trastornos que afectan al hueso hasta distensiones o roturas de los músculos y tendones. 
Estas patologías pueden afectar la calidad de vida de los individuos, por lo tanto, es importante que luego de haber sufrido una lesión o presentar una sintomatología acudir con profesionales médicos especializados que pueden identificar y tratar este tipo de alteraciones de manera rápida y satisfactoria para así brindar al usuario mejoras en su salud y calidad de vida.

Esguince de tobillo

El esguince de tobillo se trata de una las patologías musculoesqueléticas más frecuentes que afectan tanto a deportistas como la población en general, presentándose en el 30% de las lesiones deportivas causando una pérdida considerable de tiempo debido a la discapacidad.

El término esguince de tobillo hace referencia a una alteración que se produce cuando el tobillo se dobla, gira o se lesiona de una manera anormal … 

El tobillo consiste en una articulación tipo bisagra la cual es reforzada gracias a ligamentos a su alrededor, encargados de ofrecer estabilidad y brindar propiocepción. El ligamento lateral tiene mucha menor resistencia que el medial, haciendo que este sea más débil comparado con su contraparte medial.
El ligamento lateral está formado por tres bandas: ligamento peroneo astragalino anterior, peroneo calcáneo y perón astragalino posterior. El primero es el elemento más débil del complejo, por es el ligamento que más se lesiona.
El ligamento medial o de deltoide es muy resistente y está formado por cuatro bandas que estabilizan la articulación en eversión y protegen de la subluxación de articulación del tobillo, tienen diferentes movimientos en el plano vertical.
Los esguinces en inversión son los más frecuentes, las lesiones del ligamento lateral interno del complejo deltoide, es decir, en eversión del pie se presentan muy raramente manera aislada y se acompaña generalmente lesiones óseas.

esguince de tobillo

¿Cómo se produce un esguince de tobillo?

Cuando sucede la carga fisiológica los ligamentos usan la tercera parte de la fuerza. En la dorsiflexión del pie el ligamento peroneo astragalino anterior no se tensiona por lo que se presume que el mecanismo de lesión es de inversión más plantiflexión, lo que hace que el peso que normalmente soporta la mortaja se mueva aumentando la tensión de este ligamento y termine en su compromiso, por el contrario, la eversión forzada causa la lesión ligamento deltoideo y la combinación de esta última fuerza con rotación interna de la tibia produce una lesión en la sindesmosis.

¿Cuál es la manifestación clínica del esguince de tobillo?

Dependiendo del grado de lesión, tendrá síntomas diferentes:

  • Grado 1:  ocurre cuando se compromete de manera leve el ligamento, es decir, que se producen microdesgarros, por lo tanto, el paciente va a referir un dolor mínimo acompañado de un discreto edema y finalmente no habrá perdido la funcionalidad ni la dificultad para apoyar el pie en la marcha.
  • Grado 2: se encuentra un daño de al menos el 50% del ligamento, el paciente presenta un malestar moderado, sensibilidad al tacto y puede presentar equimosis sumado a una marcha dolorosa con una pérdida de la funcionalidad.
  • Grado 3: donde se aprecia una rotura completa del ligamento, el paciente refiere malestar intenso, sin embargo, algunos autores alegan que no siempre se presenta por la denervación secundaria a la extensión severa de la lesión, un gran edema, siempre habrá esquimos y dificultad marcada para la marcha y pérdida de la funcionalidad articular.

Esguince de tobillo. Diagnóstico y tratamiento de fisioterapia, médico y quirúrgico

Conoce más del diagnóstico y tratamientos médicos del esguince de tobillo, échale un vistazo a este vídeo y obtén la información necesaria.

Periostitis tibial o síndrome de estrés tibial medial

El síndrome de estrés tibial medial es común en individuos activos, se presenta como un dolor difuso a lo largo del borde posterior medial de la tibia y está relacionado principalmente con la actividad física, normalmente se presenta con malestar en la pierna sobre el tercio medio distal del borde posteromedial de la tibia en el menos un 5 cm consecutivos cuando se palpa.

Periostitis tibial - Qué es, causas y tratamiento

Amplía más tus conocimientos acerca de esta patología y disfruta de toda la información que te proporcionamos a través de este vídeo.

¿Qué provoca la periostitis tibial?

La fisiopatología subyacente de este proceso no ha sido claramente determinada, se han propuesto varias teorías fisiopatológicas incluyendo que la periostitis  es la reacción de estrés óseo.
La evidencia actual sugiere que el síndrome de estrés tibial medial en fase aguda se debe a una reacción de estrés de la tibia, pero en fase crónica la fisiopatología sigue siendo desconocida.

El síndrome de estrés tibial medial se trata de una consecuencia del estrés repetitivo debido a una fuerza de tracción

Algunos expertos creen que el  malestar aparece cuando se interrumpen las fibras de Sharpey que se encargan de conectar la fase muscular a través del periostio de la tibia con el hueso, esto sugiere que el síndrome de estrés tibial medial se trata de una consecuencia del estrés repetitivo el cual es impuesto debido a la fuerza de tracción que fatiga a la musculatura pertinente, lo que desarrolla una tracción repetida en la tibia y a su vez una sobrecarga de las capacidades de remodelación ósea.
Cuando esta entidad proviene debido a una sobrecarga ósea gracias a las actividades repetitivas en las que se carga peso, se produce una curvatura en la tibia lo cual desarrolla tensión y consecuentemente una leve deformación de la misma, normalmente la tracción causa microfracturas óseas lo que conduce a un proceso de adaptación y fortalecimiento del hueso para resistir la flexión de la tibia.

¿Qué factores de riesgo están asociados con el desarrollo de la periostitis tibial?

Existen diversos factores de riesgo que afectan la salud e incrementan la posibilidad de padecer este tipo de patologías del tobillo y la pantorrilla, como es el nivel de la competencia en la actividad física, el uso de calzado inadecuado y la existencia de errores en el planteamiento del entrenamiento.

¿Cuáles son los signos y síntomas relacionados con la periostitis tibial?

Gran parte de los deportistas que sufren está alteración presentan dolor difuso en el borde medial del hueso de la tibia, comúnmente en el tercio medio y distal, asociado al esfuerzo. Inicialmente el dolor suele ser muy intenso al comenzar la actividad y disminuye de manera gradual durante la misma, sin embargo, a medida que el cuadro se vuelve más severo la sintomatología aparece durante cualquier esfuerzo mínimo y llega a surgir incluso en el reposo.
En un caso típico el atleta nota un dolor sordo inmediatamente después del entrenamiento, sin embargo, este empeora de manera gradual en el transcurso de días o semanas. Con el aumento del malestar, la capacidad de correr disminuye de manera notable hasta el punto en que se supone que el deportista presenta una alteración en su rendimiento, afectando su salud.

Tendinitis aquilea o tendinitis del tendón de Aquiles

La tendinitis aquilea es considerada una tendinopatía la cual cursa con inflamación primaria del tendón de Aquiles y afectación secundaria del peritendón. 

 ¿Qué produce la tendinitis Aquiles?

La tendinitis Aquílea se origina debido a la consecuencia de sobre fuerzas vinculadas a flexiones plantares repetitivas, en los casos más graves debido al sobreuso donde se pueden crear cambios de la estructura del tendón y microtraumatismo, llegando a producir la rotura del tendón de Aquiles.
Hay dos hipótesis que alegan la causa de esta patología:

  • La etiología vascular donde se expone que en la zona media del tendón de Aquiles aproximadamente a una distancia de 2 a 6 cm de la inserción existe una área hipovascular, cuya vascularización puede verse reducida todavía más gracias al ejercicio.
  • La etiología mecánica alega que una carga repetitiva que no sobrepasa los límites fisiológicos pueden producir fatiga, causando de esta manera una insuficiencia del tendón.

Sin embargo, la causa suele ser una mezcla de ambas etiologías que afectan la salud, por lo tanto, no se puede decir que existe un modelo causal único. El uso excesivo excepto grupo musculares y su consecuente fatiga o debilidad puede provocar que el gastrocnemio debe hacerse cargo de gran parte de los esfuerzos lo cual conlleva el movimiento corporal sin la ayuda de los grupos musculares fatigados, esto produce un mayor trabajo de para el tendón de Aquiles que puede conllevar la aparición del malestar.
Desde el punto de vista de la fisioterapia integrativa una disfunción de la vejiga debido a factores nutricionales como el consumo excesivo de lácteos, cacao, café, alcohol y factores emocionales como desequilibrios por sentimiento de culpa, entre otros, puede desencadenar esta tendinitis.

¿Qué afecta la tendinitis aquilea?

Al tendón no lo rodea una vaina sino un tejido fibroso laxo el cual se ve afectado en las patologías inflamatorias y que, por lo tanto, ocasiona cambios en el propio tendón. En la tendinitis Aquílea el síntoma más frecuente se caracteriza por ser un malestar en la parte posterior del tobillo, el cual se ve agravado durante las maniobras de exploración y palpación, otros signos que provoca está tendinitis son la debilidad de la musculatura del tríceps sural y la limitación del rango articular de tobillo y pie.

Tendinitis o tendinopatía de Aquiles. Diagnóstico y tratamiento de fisioterapia, médico y quirúrgico

Obtén más información acerca de esta patología que afecta la salud y rendimiento de los deportistas y la población general y sus respectivos tratamientos médicos a través de este video.

Tendinopatías que afectan el tibial anterior

La tendinopatía del tibial anterior no es una de las patologías tendinosas más comunes, sin embargo, en pies y tobillos con características mecánicas determinadas se puede encontrar daños a las estructuras y desencadenar diferentes patologías.
Entre las patologías o lesiones tendinosas que puede afectar al tibial anterior se encuentran:

  • La peritendinitis: es la inflamación de la capa más externa del tejido conectivo que cubre el tendón, cuando ésta es una membrana sinovial, esta inflamación se denomina tenosinovitis o tenovaginitis. Todos los tendones  de la estructura extrínseca del pie tienen vainas, a excepción del tendón de Aquiles y los de la musculatura intrínseca del pie, es por ello que el tibial anterior se puede ver afectado y desarrollar este tipo de patologías.
  • Tendinitis: es la inflamación propia del tendón sin afectación del peritendón, sin embargo, en un proceso crónico puede llegar a incluso producirla.
  • Tendinitis insercional: afecta la interfase tendón-hueso, una contusión directa o una tracción ejercida de origen biomecánico puede causar la irritación de la zona de inserción del tendón.
  • Tendinosis: se trata de signos degenerativos en las fibras tendinosas, por sí mismo es asintomáticos, tiene lugar en el tendón como consecuencia natural de la edad, sobreuso, microtraumatismos repetido, procesos inflamatorios planificados.

Músculo TIBIAL ANTERIOR | Qué es, origen, inserción, inervación, función y lesiones

¿Conoces el tibial anterior? Aprende más de él a través de este vídeo.

¿Por qué se producen las tendinopatías del tibial anterior?

El origen de este tipo de patologías se puede dar por factores intrínsecos como son sobreesfuerzos físicos, focos infecciosos crónicos, factores biomecánicos y dietas que aumentan la uricemia y también puede ser debido a factores intrínsecos como la mala adaptación al calzado, deambulación por superficies duras, entrenamientos excesivos y mal preparados y de igual forma factores biomecánicos.

Desgarro de los músculos de la pantorrilla

Cuando nos referimos a desgarro muscular de los músculos de la pantorrilla estamos hablando de una rotura parcial o completa de la unión fascial entre la musculatura de la parte posterior de la pierna, que son el gastrocnemio y el sóleo, estos convergen para formar el tendón de Aquiles en un área común de dolor que se inserta en el hueso calcáneo del talón.

Se trata de una lesión muscular en donde las fibras que componen el músculo se rompen….

Esta es una lesión de los músculos de la pantorrilla, sobre todo en la unión del tejido conectivo y la fibra musculares encargadas de la contracción muscular del músculo gastrocnemio medial y la aponeurosis.

¿Cómo se produce un desgarro muscular?

Al ser una rotura incompleta del interior de la estructura de la pantorrilla, es causada debido al mecanismo interno o externo gracias a una contracción súbita y potente o por la comprensión del músculo; desgarros por elongación, distensión o sobre estiramientos. 

Las principales causas pueden ser directas e indirectas, posteriores a pequeños momentos inocuos como estirar la pantorrilla o caminar, no obstante, ocurre más comúnmente después de un movimiento rápido y explosivo cuando la rodilla se extiende al enderezarse de manera rápida, durante la fase empuje de correr o saltar.

Ocurre con mayor frecuencia en deporte, pero también puede lesionarse actividades cotidianas como subir escaleras…

Deportistas de mediana edad con músculos tensos de la pantorrilla, que participan en actividades físicas se ven común afectados por esta lesión, sin embargo, las circunstancias cotidianas desafortunadas también pueden ser responsables. La manera directa es consecuencia de una contusión o golpe directo al músculo que provoca la rotura de sus fibras.

Dicho esto, el desgarro muscular ocurre cuando el músculo se contrae de manera repentina, al estirarse,  al realizar deporte correr, saltar o patear, por calentamiento breve, tiempo corto insuficiente recuperación entre una y otra sesión, músculos tensos, músculos fatigados y músculos débiles.

¿Cuánto tiempo se tarda en recuperarse de un desgarro muscular?

El tiempo de recuperación dependerá de la severidad en el cual se encuentra el desgarro, este se divide en tres grados:

  • Grado I donde la severidad es leve, solamente algunas fibras se encuentran en distensión y su tiempo de recuperación va de 1 a 3 semanas.
  • Grado II donde la severidad es moderada, el tiempo de recuperación va de 3 a 6 semanas y las fibras en distensión son más, pero no hay una rotura completa 
  • Grado III es el grado más grave donde la mayoría de las fibras presentan una rotura y su recuperación varía de varias semanas a meses.

¿Cómo saber si tengo un desgarro en la pantorrilla?

El paciente con desgarro presentar un dolor repentino agudo o ardiente en la parte posterior de la pierna, es decir, en la pantorrilla con una sensación de un fuerte golpe porque presenta dificultad para contraer la musculatura o pararse de puntillas, hinchazón, hematoma en el músculo, sonido de estallido audible que emana de esa zona, incomodidad a la palpación localizado en el lado interno de la pantorrilla sobre el gastrocnemio medial, masa muscular que cambia de forma ante la rotura total, cojera por el malestar significativo que afecta la capacidad de caminar, malestar agudo y repentino en la parte posterior de la pierna por movimientos complejos.

Artrosis de tobillo

El tobillo se trata de una articulación del cuerpo la cual está más propensa a sufrir lesiones y cuyo cartílago experimenta la mayor cantidad de estrés biomecánico por centímetro cuadrado, repercutiendo en la salud de las personas. Aunque la prevalencia de osteoartritis que compromete al tobillo es significativamente más baja que la de cadera y la rodilla, esto no quiere decir que no sea frecuente su surgimiento.

Los pacientes con osteoartritis de tobillo son generalmente más jóvenes que aquellos que poseen osteoartritis o artrosis de rodilla o cadera…

Cuando la artrosis ocurre frecuentemente es secundaria a algún trauma que ha sufrido la articulación, además de ello, la artrosis avanzada sintomática ha mostrado causar discapacidad física y mental.
La artrosis de tobillo está caracterizada por una pérdida progresiva de estructura y funcional del cartílago articular lo cual termina en la destrucción completa funcional y anatómica de la articulación, los pacientes con osteoartritis tobillo clínicamente sufren de rigidez de la articulación, malestar, disminución de la actividad deportiva y física y limitaciones en la vida cotidiana e incluso puede llevar a una pérdida de su empleo.

Artrosis de tobillo - Qué es y cómo se diagnostica en radiografías

Échale un vistazo a este vídeo y obtén más información acerca de esta patología que afecta a la articulación del tobillo.

¿Cuál es la prevalencia de la artrosis de tobillo?

Las osteoartrosis tobillo tiene a un menor prevalencia en comparación a las que afecta la cadera y la rodilla, no obstante, en referencia la distribución  los subgrupos de la etiología postraumática son mucho más altos en las artrosis de tobillo, de un 65 a un 80%, que en a las de cadera o tobillo 9,8% y 1,6% respectivamente la razón para esta distribución de alto porcentaje en favor del subgrupo postraumático en las artrosis de tobillo se debe a la alta incidencia de fractura de tobillo en las últimas décadas.

¿Qué produce la osteoartritis del tobillo?

Los factores de predisposición  que llevan a la degeneración del tobillo posterior a una lesión no son conocidos de manera total, en principio la fractura de la diáfisis tibial, la tibia distal, los maléolos y el astrágalo, también podrían ser el origen de artrosis como la mal alineación crónica, así como daños de la articulación o patrones inestabilidad crónica de la articulación. Se descubrió que el tiempo de latencia entre la lesión y la osteoartritis depende del tipo y el grado de la factura.

¿Cómo se diagnostica la lesión de tobillo y pantorrilla?

El diagnóstico para este tipo de lesiones es de suma importancia debido a que hay algunas que presentan sintomatologías similares, es por ello que es necesario realizar un diagnóstico diferencial para así poder identificar qué lesión está causando el malestar en la pantorrilla y tobillo y poder ser abordado con la finalidad de mejorar la salud y la vida del paciente para que este pueda desenvolverse de manera satisfactoria.
El diagnóstico estará basado en una historia clínica, donde se identifiquen los antecedentes personales y familiares del individuo, así como el comienzo del malestar y las características del mismo, sumado a una exploración física y pruebas de imagen como rayos x, resonancia magnética y tomografía computarizada.

Tratamiento médico para las lesiones de tobillo y pantorrilla

Cuando ya se ha tenido un diagnóstico preciso de qué lesión o patología está desencadenando el malestar en el tobillo y la pantorrilla, se procederá a realizar un tratamiento médico donde el especialista identificará las características del paciente y proporcionará un tratamiento eficaz para el mismo.

  • En el caso del esguince de tobillo el abordaje médico estará enfocado en el uso de fármacos con AINEs: como el diclofenac, piroxicam, paracetamol y ácido acetilsalicílico. Si el esguince es severo donde incluso se produce una subluxación se evaluará la intervención quirúrgica.
  • En el caso de la periostitis tibial también se deben emplear el uso de fármacos que ayudan a disminuir el malestar sumado con la fisioterapia en fases tempranas, sobre todo si el paciente se dedica a realizar deporte.
  • La cirugía generalmente se realiza cuando las quejas persisten luego de fallar el tratamiento conservador, se ha descrito diferentes enfoques quirúrgicos entre ellos se encuentra la fasciotomía en el borde posterior medial de la tibia, utilizando solo anestesia local.
  • En la tendinitis aquilea y tendinopatías del tibial anterior el abordaje médico estará enfocado en reposo así como modificación de las actividades sumado al uso de fármacos como es la administración de AINEs, corticoides o inyecciones peritendinosas. En caso de una rotura total se procede a la intervención quirúrgica.
  • El abordaje médico para el desgarro muscular está enfocado en la disminución del malestar y se emplea la fisioterapia la cual ayuda a fortalecer el músculo dañado.
  • En la osteoartritis de tobillo la intervención médica irá dirigida de igual manera al uso de fármacos que ayudan aliviar los síntomas producto de esta enfermedad y un tratamiento conservador que va de la mano con las terapias, sin embargo, este tratamiento se complica cuando se tiene un compromiso del tejido blando, rigidez, mala alineación así como cambios degenerativos en la articulación, eventualmente se utiliza artrodesis de tobillo para abordar y resolver el dolor intenso, sin embargo, esta  puede no suele resultar efectiva en algunos casos por lo que se opta por artroplastia total del tobillo.

Tratamiento a través de la fisioterapia para las lesiones de tobillo y pantorrilla

  • La fisioterapia para el esguince de tobillo estará enfocada en las primeras fases en disminuir el malestar y el edema, así como la aplicación de vendajes elásticos y crioterapia, además del drenaje linfático y venoso del miembro inferior con la finalidad de disminuir el edema, luego de ello se emplearán ejercicios isométricos.
  • El abordaje fisioterapéutico para la periostitis tibial está basado en la aplicación de agentes físicos, terapia manual y ejercicio terapéutico, con el objetivo de prevenir, recuperar y adaptar al deportista lesionado acelerando los procesos biológicos de su lesión.
  • En la tendinitis aquilea y en las tendinopatías que afectan al tibial anterior el abordaje mediante la fisioterapia estará basado en la terapia manual a través de masaje fricción, masaje transverso profundo, movilizaciones articulares, así como vendaje neuromuscular y tapping, termoterapia, crioterapia terapias electrofísicas, programas de calentamiento, estiramiento y ejercicio y el uso de plantillas con la finalidad de disminuir el estrés que se puede generar en los tendones.
  • Un problema visceral puede desencadenar un dolor músculo esquelético o desarrollar tendinitis, es por ello que en el tratamiento según el Fiit Concept: (fisioterapia integrativa) se recomienda mejorar la alimentación y gestionar las emociones debido a que hay muchos estudios que han demostrado que una nutrición inadecuada con un consumo excesivo de azúcares, de café y emociones negativas como estrés, ansiedad o preocupación pueden perjudicar una visera y por lo tanto desencadenar este tipo alteraciones.
  • En desgarro muscular la fisioterapia contribuye a fortalecer el músculo que se encuentra lesionado, se desarrolla un programa de rehabilitación según el tipo y la gravedad de la lesión con la finalidad de fortalecer y estirar de manera gradual los músculos hasta una recuperación definitiva. Al sanar el músculo por completo antes de empezar a hacer ejercicio ayuda a prevenir un desgarro muscular de repetición…
  • En la osteoartritis de tobillo el abordaje a través de la fisioterapia es de suma importancia, en caso de presencia de malestar y se aplican diferentes tipos de agentes físicos que ayudan a disminuirlo y se realizan fortalecimiento de las estructuras adyacentes. Si se realiza un abordaje quirúrgico a través de la artroplastia se recomienda la aplicación de diferentes agentes para disminuir el edema. Si la incisión se encuentra seca generalmente, está ocurre los tres o cuatro días posterior a la cirugía, el paciente ya puede comenzar a caminar por 6 semanas con la finalidad de movilizar la articulación.

¿Cómo prevenir las lesiones de tobillo y pantorrilla?

Sí bien hay cierto tipo de lesiones que son debido traumatismos externos y no pueden evitarse, hay otras que pueden ser evitadas a través de programas de fortalecimiento y calentamiento que pueden ser proporcionados por profesionales fisioterapeutas que realizan programas de manera personalizada, adaptándose según sean las características y necesidades del paciente, proporcionando de esta manera un programa completo que proporcionará al paciente poder desenvolverse en sus actividades de forma correcta y prevenir el riesgo de sufrir lesiones pantorrilla y tobillo.

Publicado: 19/02/2020 / Revisado y modificado: 26/07/2022

Fisiorespuestas de Tobillo y pantorrilla

  • Tuve un esguince hace seis días, tengo inflamación y dolor cuando apoyo el pie y flexiono la pierna ¿Qué hago?

    Yexenia Rojas Martinez
    Guatemala
    Nivel 8 - Dolor muy severo
  • Me doblé el tobillo. Bailo ballet y no quiero faltar ¿Hay forma de curarlo sin reposo?

    Yexenia Rojas Martinez
    Colombia
    Pie
    Nivel 10 - Dolor insoportable
  • ¿Se debe tratar de forma diferente un esguince de tobillo si lo sufre una persona con Esclerosis múltiple?

    España
    Pie
    Nivel 4 - Dolor moderado