Lesiones de dorsales y sus cuidados

Dolor de espalda

El dolor de espalda media o dorsal puede estar relacionada a variedad de disfunciones. Conoce cuáles son las más comunes, cuáles son sus tratamientos y como puedes prevenir la aparición de dolor en la espalda.
Dolor de espalda
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

A diferencia de la región lumbar o cervical, la región dorsal cuenta con órganos y vísceras vitales para el cuerpo, los cuales están contenidos y protegidos por un complejo grupo de músculos, ligamentos, tendones y huesos, los cuales se ven frecuentemente afectados por los cambios de postura y otras lesiones por lo que alguno de estos componentes puede originar dolor de espalda. ¿Cuáles son las causas más frecuentes de dolor de espalda? Conócelas a continuación:

¿Qué puede ser si tengo dolor de espalda?

La lumbalgia y la cervicalgia son más comunes que el dolor en medio de la espalda, ya que esta región es poco móvil y esta menos propensa a sufrir de las mismas lesiones que la zona cervical y lumbar. La raíz del dolor de espalda no siempre se puede encontrar, ya que existen numerosos posibles factores causales que afecten algún tejido del raquis dorsal: músculos, fascia, ligamentos, vértebras, disco intervertebral, así como también los órganos vitales contenidos en la caja torácica (de los cuales no hablaremos en el presente artículo). A continuación, te nombraremos los factores causales más comunes del dolor de espalda y cuáles son sus características:

Contracturas musculares de espalda

Los músculos de la región dorsal están encargados no sólo del movimiento de la espalda, sino también de mantener la posición erguida de la región superior del cuerpo, es por ello que son altamente sensibles a las malas posturas y las sobrecargas y reaccionan con contracturas a las situaciones de estrés. En las contracturas musculares de espalda, ciertos músculos padecen de una contracción sostenida en donde el músculo se mantiene en estado de tensión y no puede relajarse con facilidad, lo que conlleva a la aparición de molestias que desmejoran el movimiento de quien las padece.

Síntomas y signos

Las contracturas musculares de espalda suelen resultar ser muy dolorosas en la mayoría de los casos, además puede conducir a la restricción del movimiento debido a que los músculos afectados no funcionan óptimamente. Hay otros síntomas que indican la presencia de esta afección muscular son:

  • Dolor y dificultad al enderezar o doblar la espalda.
  • Espasmos o pinchazos entre las escápulas/paletas.
  • Pronunciada sensación de fatiga incluso con ejercicio físico de baja intensidad.
  • Hormigueos en brazos, manos y dedos: producto de la compresión a los nervios que irrigan los miembros superiores.
  • Los músculos afectados se notan rígidos y tensos a la palpación.
  • La palpación de los músculos afectados puede desencadenar dolor lejos de la zona palpada.
  • Movilidad restringida.

Contractura muscular - Qué es, cómo sucede y cuál es su tratamiento

Conoce a continuación los procesos fisiológicos que se dan en una contractura muscular y los factores causales que pueden conducir a la formación de contracturas musculares. Además, en el siguiente vídeo podrás conocer el tratamiento adecuado para las contracturas musculares.

 

Cifosis dorsal

La también conocida joroba o giba, es una alteración de la curvatura de la columna torácica, en donde la cifosis fisiológica se ve incrementada afectando las diferentes estructuras anatómicas que la rodean. La cifosis dorsal frecuentemente se ve asociada a malas posturas prolongadas en el tiempo, sin embargo, otras enfermedades o lesiones puede ocasionarla, como alguna fractura por compresión o la enfermedad de Scheuermann.

Síntomas o signos

Normalmente esta enfermedad es notable una vez haya avanzado en el tiempo, siendo el signo típico la aparición de joroba que redondee la parte dorsal de la espalda. Se considera que existe una cifosis dorsal o hipercifosis si existe un ángulo de Cobb mayor a 40°. Este cambio en la postura puede provocar algunos síntomas, tales como:

  • Dolor interescapular.
  • Cabeza inclinada hacia el frente.
  • Alitaciones sensitivas como hormigueos y adormecimiento en el cuello y las extremidades (dedos de manos).
  • Hombros adelantados.
  • Restricciones en el movimiento, especialmente cuando se trata de erguir la postura.
  • Depresión y estrés por el notable cambio antiestético.

Cifosis dorsal - Hipercifosis y dorso plano- Qué son y cuál es su importancia

Si deseas conocer más acerca de esta frecuente causa del dolor de espalda, te recomendamos ver el siguiente vídeo, con el que obtendrás importante información sobre la hipercifosis y dorso plano y cuál es la importancia de estas alteraciones de la columna dorsal:

 

Escoliosis

Una de las deformidades de la columna vertebral más conocidas es la escoliosis, esta deformidad causa una alteración de las curvas fisiológicas propias del raquis, por lo que la columna adopta una desviación lateral en varios de sus niveles, siendo más frecuente en la parte dorsal y lumbar de la columna vertebral.

Síntomas y signos

La escoliosis no necesariamente tiene que causar algún síntoma, ya que es muy frecuente que inicialmente se mantenga asintomática. El signo que indica la presencia de esta deformidad en la lateralización de la columna, que puede ser observable a simple vista o mediante una radiografía. Para medir la gravedad de esta desviación se hace uso del ángulo de Cobb, si este resulta ser mayor a 15° es indicativo de una escoliosis que requiere un tratamiento correctivo. Además, otras características que indican la presencia de esta alteración en la columna son:

  • Dolor de espalda.
  • Los hombres se encuentran a diferente altura.
  • Omóplatos/escápulas posicionados uno más arriba del otro.
  • Presencia de giba o joroba inclinada hacia un lado.
  • Espasmos musculares y fatiga.

Escoliosis o desviación lateral de columna - Qué es, causas, tipos...

Si deseas conocer más acerca de la escoliosis, te dejamos el siguiente vídeo en donde podrás obtener importante información sobre la desviación lateral de la columna, que te ayudará a entender sus factores causales y características:

Espondiloartrosis

Esta es una enfermedad degenerativa en donde el cartílago adyacente a los cuerpos vertebrales se ve afectado. La espondiloartrosis puede aparecer en cualquier segmento de la columna vertebral, siendo más frecuente en la región lumbar, ya que la columna cervical y torácica tienen que soportar menos estrés y, por lo tanto, no desarrollan espondiloartrosis tan rápido con la columna lumbar. Estos trastornos espinales degenerativos son la causa más común de dolor de espalda.
Los cambios degenerativos en la columna vertebral, como la espondiloartrosis, son prácticamente inevitables a medida que se envejece. Las personas mayores, sedentarias, las mujeres y los fumadores se ven afectados con mayor frecuencia por esta enfermedad. 

Síntomas y signos

Las articulaciones vertebrales están muy cerca de las raíces nerviosas de la médula espinal, si los agujeros por donde transcurren las raíces nerviosas de la columna vertebral se reducen por la espondiloartrosis, pueden producirse molestias. A menudo se expresan en forma de dolor de espalda, además muchos casos experimentan una sensación de hormigueo desagradable. Estos síntomas y molestias de espondiloartrosis generalmente desaparecen en reposo.
Además, la espondiloartrosis puede restringir la movilidad de la columna vertebral dorsal o torácica. 

¿Qué es la espondiloartrosis y cuál es su tratamiento?

Esta enfermedad degenerativa de la columna vertebral, puede ser prevenida si se realizan las acciones necesarias en el momento indicado. Es por ello que te recomendamos ver el vídeo a continuación, ya que en el podrás encontrar importante información sobre esta afección, que te ayudarán obtener un tratamiento adecuado: 

 

Aplastamiento-acuñamiento vertebral

Las fracturas vertebrales por aplastamiento o acuñamiento vertebral son las lesiones menos frecuentes asociadas al dolor de espalda. Sin embargo, en personas con enfermedades previas como la osteoporosis, esta lesión puede ocurrir con mucha frecuencia. Especialmente en la región torácica y lumbar. Entonces, cuando se habla de un aplastamiento o acuñamiento vertebral se hace referencia a una fractura vertebral por compresión, en un fractura por aplastamiento, el cuerpo de la vértebra suele perder altura en todo su diámetro, mientras que en una fractura por acuñamiento la región bien sea anterior (más frecuente) o posterior del cuerpo vertebral pierde altura, ambas fracturas ocurren como consecuencia de una compresión axial que el cuerpo de la vértebra no puede soportar, debido a que sobrepasa su capacidad de resistencia o relacionado a una enfermedad como la osteoporosis.

Síntomas y signos

Este tipo de fracturas cuando ocurren sin un traumatismo asociado, no suelen ocasionar dolor en un primer momento, sin embargo, dependiendo de la gravedad de la lesión esta puede llegar a causar importante dolor de espalda, sensibilidad sobre la vértebra afectada y restricción del movimiento debido a las molestias.

Fractura por acuñamiento vertebral - Qué es, causas, síntomas y tratamientos

Obtén mayor información sobre esta lesión que afecta la salud de la espalda en el siguiente vídeo, en donde se desarrollaran temas como su clínica, factores causales y tratamiento adecuado para conseguir su curación:

Incidencia y prevalencia del dolor de espalda

Según la reciente actualización del informe anual del Sistema Nacional de Salud, en España el dolor de espalda encabeza los problemas de salud más frecuentes siendo su prevalencia del 18,6% en la población adulta, afectando más frecuentemente a mujeres (22,8%) que a hombres (14,3%). En el 75% de los casos no se identifica ninguna causa concreta del dolor de espalda, existiendo en estos casos indicios no sólo de causas física u orgánicas, sino también causa psíquicas y emocionales. Además, se calcula que el 80% de la población mundial padece dolor de espalda en algún momento de su vida.

Prevención del dolor de espalda

Aunque no es del todo prevenible, en algunos casos se puede reducir el riesgo de padecer este tipo de molestia. Teniendo en cuenta que existe una fuerte conexión entre el dolor de espalda y la postura corporal es necesario realizar acciones enfocadas en mantener este aspecto para evitar la aparición de dorsalgia. Las siguientes recomendaciones puede reducir el riesgo de sufrir dolor de espalda:

  • Actividad física: asegúrese de integrar dentro de su rutina diaria el ejercicio físico que sea de su agrado, trate de seleccionar aquellos que activan la musculatura erectora de la columna (natación, Pilates, yoga).
  • Evite el consumo de tabaco, ya que se ha comprobado una prevalencia mayor de esta molestia en fumadores.
  • Evitar llevar una cantidad de peso que la espalda no pueda soportar.
  • Asegúrese de contar con equipos ergonómicos que estén adaptados a sus características físicas en su lugar de trabajo. 
  • Trate de dormir en un colchón ortopédico y evite el uso de almohadas muy altas.
  • Mejorar la postura en la oficina o lugar de trabajo, evitando la sobrecarga de la región dorsal y de los hombros mediante una adecuada postura erguida, en donde la cabeza se mantiene lineal al tronco y no se adelanta.

Útiles ejercicios para cuidar tu espalda, ¡pruébalos!

Para lograr cumplir con la última recomendación te recomendamos realizar los siguientes ejercicios y estiramientos que te ayudarán a cuidar la salud de tu espalda y a prevenir el dolor de espalda. Además, te ayudarán a reducir el estrés sobre la región dorsal y lumbar:
ejercicios para la espalda

¿Cómo se diagnostica el dolor de espalda? 

El diagnóstico ayuda al profesional de salud a obtener datos importantes sobre la condición actual del paciente, lo que ayudará a detectar cual es la causa exacta del dolor, lo que consecuentemente servirá de guía para el desarrollo de un plan terapéutico efectivo. Teniendo en cuenta que su origen es multifactorial, es decir, puede darse por diferentes factores causales (cómo las mencionadas anteriormente en este artículo), es necesario realizar un diagnóstico detallado de la persona que lo padece. 

El diagnóstico médico inicia con la construcción de la historia clínica, en ella se recaban datos que den indicios sobre la causa del malestar, para ello se harán preguntas como:

  • ¿Cuándo inició?
  • ¿Cómo describiría el dolor?
  • ¿Qué factores suelen incrementar o disminuir el dolor?
  • ¿Se mantiene en la zona cervical o se irradia?

Con las respuestas a estas preguntas un médico o fisioterapeuta especializado puede reducir el número de causas y seleccionar las pruebas necesarias en el examen físico para confirmar la causa, tales como:

  • Prueba de fuerza muscular.
  • Prueba de sensibilidad.
  • Valoración de postura.
  • Pruebas de provocación. 
  • Valoración de amplitud articular.

En general es posible establecer un diagnóstico con estos pasos, pero para evidenciar las estructuras lesionadas a nivel dorsal serán necesarios otros estudios y pruebas adicionales que confirmen un diagnóstico. Siendo las más utilizadas las siguientes:

  • Radiografías (RX) con ellas es posible valorar el ángulo de Cobb, importante para detectar la presencia de una hipercifosis o lordosis. Además, en ella se evidencia las fracturas vertebrales.
  • Resonancias magnéticas (RM).
  • Tomografía computarizada (TC).
  • Electromiografía.

Tratamiento médico para el dolor de espalda

El diseño del tratamiento por parte de los médicos dependerá del origen del dolor de espalda, aunque inicialmente se agotarán las intervenciones conservadoras, tales como: medicamentos analgésicos y antiinflamatorios (en forma de grageas, cremas, inyecciones), así como también el uso de medicamentos relajantes musculares y órtesis estabilizadoras de la columna vertebral. 
Existen causas del dolor de espada que no puede resolverse con estas medidas conservadoras como: fracturas agravadas, escoliosis avanzadas, hipercifosis que comprometas las funciones respiratorias, espondiloartrosis avanzadas entre otras. Para estos casos la solución suele ser quirúrgica

¿Cuál es la cirugía en caso de dolor de espalda?

En los casos que las alternativas conservadoras disponibles no logren surtir el efecto sanador deseado, se toma en consideración la solución quirúrgica. Algunas de las más usadas por los médicos son:

  • Cifoplastia y vertebroplastia en caso de fracturas vertebrales.
  • Artrodesis y fusión vertebral en caso de cifosis, espondiloartrosis o escoliosis.
  • Discectomía o Laminectomía en lesiones de disco intervertebral.
  • Osteosíntesis.

Tratamiento de Fisioterapia para el dolor de espalda

Al igual que el médico el tratamiento fisioterapéutico se diseñará en base a la causa que este ocasionando dolor de espalda, siendo el objetivo principal es la reducción del dolor. Para ello es necesario abordar directamente las causas que originaron este malestar, para ello la fisioterapia cuenta con un amplio arsenal de técnicas y herramientas terapéuticas que son seleccionadas según las características de cada paciente, las cuales son:

  • Compresas calientes o frías (o ambas).
  • Educación postural.
  • Masaje descontracturante.
  • Ejercicio terapéutico.
  • La técnica punción seca.
  • Ejercicios respiratorios.
  • Manipulación intervertebral.
  • Técnicas de terapia manual.
  • Termoterapia o crioterapia
  • Gimnasia postural o reeducación postural global (RPG).
  • Electroanalgesia mediante TENS.
  • Ejercicios neurodinámicos.
  • Gestión del estrés y técnicas de relajación.

Ejercicios, automasajes, estiramientos y otros autocuidados para el dolor de espalda

Siempre pensamos en ofrecer la más valiosa información de la manera más sencilla, con la finalidad de que puedas disminuir tus dolencias a través de ejercicio físico, estiramientos, automasajes y otras recomendaciones. Para ello diariamente publicamos variedad de vídeos informativos en nuestro canal FisioOnline en YouTube, realizados por profesionales de salud expertos en rehabilitación física.

Dolor de espalda. ¿qué puedo hacer para mejorarlo? Claves, consejos, tips y ejercicios

Tú mismo puedes disminuir el dolor de espalda que tanto te aqueja, para lograrlo te dejaremos el siguiente vídeo algunos consejos para lograrlo mediante ejercicios y estiramientos:

4 ejercicios de Pilates para aliviar los dolores en la región dorsal

Conocemos los beneficios del método Pilates, es por ello que te mostramos en el siguiente vídeo algunos ejercicios basados en el método Pilates que te ayudarán con la dorsalgia. Estos ejercicios son fáciles de hacer, así que comienza a hacerlos: 

 

Dolores de espalda y su tratamiento ¿Sabes cómo elastificar la zona anterior y al mismo tiempo corregir la zona posterior de la espalda? 

Una adecuada postura promueve la salud de la espalda, aprende como elastificar tu zona anterior para conseguir la liberación de la zona posterior, consiguiendo con ello la corrección de la postura corporal: 

Pronóstico del dolor de espalda. ¿Cuánto tarda en curarse?

El pronóstico está directamente relacionado con la causa del dolor de espalda, si su origen radica en disfunciones musculares como las contracturas, su pronóstico suele ser favorable si toman las medidas terapéuticas y los cambios posturales permanentes en el estilo de vida que sean necesarios.

Ahora bien, cuando se trata deformidades de la columna vertebral (hipercifosis y escoliosis) su pronóstico suele ser favorable, pero a largo plazo, ya que las medidas terapéuticas tanto quirúrgicas como conservadores requieren tiempo para conseguir los resultados deseados. 

De igual forma cuando el dolor de espalda está asociado a una lesión más grave como el aplastamiento o acuñamiento vertebral o se debe a una enfermedad como la espondiloartrosis, un proceso de curación óptimo sólo puede ser obtenido a largo plazo dependiendo de la gravedad de la alteración patológica. En esto casos es posible que la restricción del movimiento y las alteraciones nerviosas se prolonguen en el tiempo.

Es necesario destacar que la inmovilidad contribuye en esta afección, por lo que es recomendable mantener una vida activa para la obtención de un favorable pronóstico y una mejoría de la salud a largo plazo, involucrando a su cotidianidad ejercicios que beneficien la postura, la flexibilidad y la fuerza muscular de la espalda.

Dolor de espalda