Lesiones del pie y sus cuidados

Gota

Descubre de que trata la Gota, cuáles son los signos y síntomas que permiten su diagnóstico, cuál es su tratamiento y como las intervenciones desde la fisioterapia puede ayudar a los que padecen este tipo de artritis.
Gota
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Las articulaciones son las zonas del cuerpo que se forman gracias a la unión entre varias superficies articulares con el objetivo de lograr distintos movimientos que nos permitan movilizarnos de un lugar a otro, por lo que sus lesiones alteran la funcionalidad.En el caso de la gota, esta es una enfermedad que produce dolor y aumento del tamaño de una zona, debido a la acumulación de ácido úrico, esta entidad clínica puede afectar a ambos sexos, sin embargo con ciertos hábitos se puede disminuir el riesgo de padecerla.

¿Qué es una artropatía? 

Las artropatías son un conjunto de entidades clínicas que se caracterizan porque afectan a las articulaciones con distintos factores desencadenantes, por lo que entre ellas se encuentran patologías como la gota, artritis, artritis reumatoide y la artrosis. Siendo cada una de ellas un tipo diferente de artropatía, ya que aunque atacan a las mismas regiones anatómicas no se presentan de la misma forma ni con la misma intensidad, por lo que el tratamiento va a depender de ello.

¿Cuáles son los signos de las artropatías?

Los signos y síntomas de las artropatías son muy variados ya que todos se manifiestan de una forma distinta, sin embargo en su mayoría tienen en común el dolor, las deformidades, la limitación funcional y la inestabilidad articular, por lo que afectan la salud de distintos individuos.

¿Qué es la gota?

La gota es un tipo de artropatía que abarca un conjunto de entidades clínicas que se caracterizan por la acumulación y exceso de un tipo de ácido úrico, también llamado como urato monosódico monohidrato, que se aglomera hasta formar cristales y concentrarse en el interior de las cavidades articulares.  Esta además, es una patología metabólica ya que se produce por alteraciones en el proceso de descomposición de la sustancia que se acumula en las articulaciones.

Es importante mencionar, que aunque es una enfermedad que puede afectar a ambos sexos con predominancia de aparición en los adultos mayores, esta puede ser prevenida mediante adecuados hábitos alimenticios y mediante la realización de ejercicio físico.

"La gota es una enfermedad metabólica y además es considerada como un tipo de artritis que afecta la salud de las personas"

¿Qué articulaciones afecta la gota?

En general, todas las articulaciones móviles pueden resultar afectadas por las enfermedades metabólicas, pero a pesar de eso existen cierta predominancia en las que tienen menor tamaño, por lo que la gota altera con mayor frecuencia a las interfalángicas de manos y pies, tobillo, codo y muñeca.

¿Cómo se desarrolla?

Desarrollo de la gotaLa fisiopatología de la gota comprende un conjunto de procesos que aunque al principio no son percibidos por la persona, si van generando cambios en las estructuras articulares, por lo que su desarrollo implica los siguientes pasos:

  1. Comienza debido a factores como los problemas renales, consumo de alimentos con mucha cantidad de purinas, exceso de peso y aumento de la tensión arterial.
  2. Lo anterior ocasiona alteraciones en el metabolismo del ácido úrico.
  3. Se continúa con el incremento del urato monosódico en sangre gasta que se acumula en las regiones articulares y en otras zonas del cuerpo.
  4. Se forman cristales por la acumulación de la sustancia.
  5. Se genera un proceso inflamatorio y un edema característico en la zona afectada.
  6. Luego se percibe un aumento del tamaño de la articulación, asociado con síntomas como el dolor, la limitación funcional y poca amplitud articular.

¿Cómo se manifiesta la enfermedad de la gota?

Esta enfermedad se va manifestando en distintas partes ya que mientras más avanza la acumulación de ácido úrico, podremos encontrar mayor cantidad de síntomas y signos clínicos. Entre los cuales destacan la artritis en zonas como las manos y pies, inflamación, dolor que puede ceder en ciertos momentos, incremento del ácido úrico en sangre, cambios en la coloración de la piel, mucha sensibilidad, limitación y poca movilidad articular.

Signos de la gota

Los signos a nivel clínico son muy característicos, por lo que no son tan difíciles de detectar, entre los cuales destacan la inflamación en más de una articulación, el incremento de dolor de forma inesperada que puede generar múltiples limitaciones, rigidez articular, deformidades e incluso la zona se puede tornar rojiza por el aumento de calor.

Síntomas de la enfermedad de la gota

"La acumulación de ácido úrico al generar cristales produce varios síntomas, entre ellos destacan el dolor y la inflamación, los cuales se caracterizan por aparecer como ataques agudos"

Prevalencia e incidencia

La gota es una de las enfermedades que no discrimina el sexo, por lo que suele afectar tanto a hombres como a mujeres, teniendo una prevalencia en individuos mayores de 40 años en el caso del sexo masculino y en mayores de 60 años cuando nos referimos al sexo opuesto. En cuanto, a las estadísticas el hombre suele tener mayor incidencia, ya que sus hábitos alimenticios puede ser inadecuados al igual que tampoco suelen asistir a consultas médicas de forma regular, por lo que no perciben los cambios articulares.

¿Por qué da la gota?

A diferencia de otras enfermedades reumatológicas que no presentan tantos causantes, el exceso de ácido úrico si es producto de una serie de factores personales que lo desencadenan. Entre los cuales podemos destacar deficiencias nutricionales, consumo de alcohol, aumento de la presión arterial, problemas renales, consumo excesivo de alimentos con purinas, cáncer de sangre como la leucemia, procesos virales como la mononucleosis y administración de ciertos medicamentos.

Factores de riesgo

Ya hemos mencionado anteriormente algunos de los causantes de la gota, pero además de ellos también existen algunos factores de riesgo que aumentan la probabilidad de que una persona padezca de esta alteración metabólica. Los cuales se resumen a continuación:

  • Factores hereditarios. 
  • Exceso de peso.
  • Consumo frecuente de fármacos.
  • Problemas que afectan el metabolismo del ácido úrico.
  • Pobres hábitos alimenticios.

Todos esos factores que nombramos en la lista, pueden desencadenar que el urato no se elimine como debería y que se acumule en forma de cristales, o por el contrario puede ser debido a que se produce más sustancia de la que el cuerpo necesita.

"Todas las personas pueden sufrir de la gota cuando se tienen múltiples factores asociados"

¿Qué alimentos causan la gota?

Los alimentos deben ser ricos en distintos nutrientes para que nos puedan proporcionar la energía necesaria para las funciones del organismo, por lo que su consumo debe realizarse de forma equilibrada y así evitar la aparición de ataques articulares, como los que ocurre cuando se desarrolla la gota. Por lo tanto es importante que aprendamos a identificar cuales son esos alimentos que deben ser consumidos con moderación para disminuir el riesgo de creación de cristales. Los cuales incluyen:

  • Carnes rojas.
  • Mariscos y cangrejos.
  • Granos como las lentejas.
  • Pollo.
  • Hígado.
  • Pescados como el salmón.
  • Algunos quesos.

Esas sustancias comestibles que mencionamos cuando se consumen en exceso generan alteraciones en los riñones, y con esto se afecta la capacidad de los mismos para eliminar el ácido úrico del organismo, por lo que comienzan a acumularse en distintos tejidos, incluyendo las zonas articulares.

Prevención

En los casos que las personas tengan factores hereditarios asociados no existen muchas recomendaciones que se pueden seguir para evitar la enfermedad, sin embargo si se podrían reducir los ataques agudos mediante una alimentación balanceada y siempre realizando el tratamiento que sea más adecuado para la patología adyacente, para evitar incrementar el curso de la fisiopatología.

¿Cómo prevenir la gota?

Contrario a los anterior cuando una persona no tiene factores genéticos predisponentes, si existen ciertos hábitos que se pueden implementar para disminuir el riesgo de tener exceso de ácido úrico, por lo que para prevenir se recomienda tomar agua, realizar ejercicio físico y consumir variedad de vegetales y frutas, mientras que se aconseja evitar el exceso de bebidas alcohólicas, de azúcares, ciertos alimentos de mar y algunos como la carne roja.

Prevención de la gota

Diagnóstico diferencial

Como ya sabemos la gota es considerada en medicina como un tipo de artritis, los cual nos indica que puede ser confundida con otras enfermedades articulares, siendo importante al momento de su evaluación que se diferencie de otras patologías, entre las cuales se puede confundir con la artritis séptica, otras artropatías por acumulación de depósitos de calcio, la pseudogota, artritis reumatoide y osteoartritis

¿Cómo se diagnóstica la gota?

Al momento del diagnóstico el médico debe incorporar en la evaluación una serie de pruebas complementarias que ayuden a establecer la causa principal, ya que como sabemos la gota puede ser confundida constantemente con otras patologías similares. Siendo necesaria la radiografía, exámenes del líquido sinovial, una anamnesis completa y tomando en cuenta un conjunto de ítems descritos por el Colegio Americano de Reumatología, entre los que se encuentran:

  1. Afectación de uno o varias articulaciones.
  2. Presencia de erosiones que sobresalen en la piel, llamados tofos.
  3. Aparición de quistes.
  4. Positivo urato en el líquido sinovial.
  5. Reincidencia de artritis aguda.
  6. Problemas en las metatarsofalángicas.

Pruebas clínicas

Después de realizada la valoración manual y una serie de preguntas al paciente, se procede a descartar la presencia de otras lesiones articulares, por lo que el médico indica pruebas como las mencionadas a continuación:

  • Exámenes de sangre. Esto puede ayudar a evaluar la cantidad de ácido úrico.
  • Radiografía. Se pueden observar erosiones en el hueso, con bordes escleróticos.
  • Pruebas del líquido sinovial.

¿Cómo tratar la gota?

La gota aunque pueda parecer una patología no severa, si puede generar consecuencias en distintos sistemas corporales cuando no se realiza el tratamiento adecuado, por lo que es importante que una vez se tenga la sospecha se descarten las otras enfermedades y se inicien las intervenciones médicas y terapéuticas. Siendo necesario en el caso del tratamiento médico administrar medicamentos e introducir nuevos estilos de vida. 

Medicamentos 

Al principio cuando la enfermedad se encuentra en sus fases agudas los fármacos se enfocan en el alivio del dolor y en la inflamación, por lo que se indican generalmente AINES y corticoides, luego al pasar el tiempo cuando ya se ha llegado a la etapa más crónica se administran medicamentos de acuerdo a las disfunciones asociadas para evitar más daño en el sistema renal. En cambio cuando se presentan ataques existen casos que se deben administrar fármacos como el probenecid que ayuda a reabsorber el ácido úrico. 

Fisioterapia en la gota

La fisioterapia en casos de personas que padecen de gota se basa en proporcionar herramientas terapéuticas para disminuir síntomas como el dolor y para evitar la aparición de otras secuelas, por lo que sus técnicas incluyen las siguientes:

  1. Movilizaciones activas y pasivas de acuerdo a la movilidad articular.
  2. Las compresas frías pueden ayudar a disminuir el dolor, sobre todo cuando es agudo y persistente.
  3. Electroterapia para lograr analgesia y para estimular a nivel muscular.
  4. Ejercicios de suaves a moderados de acuerdo a los síntomas y al avance de la enfermedad. Además con estas intervenciones se logran diversos beneficios para la salud en general.
  5. Estiramientos lentos y en los grupos musculares que lo requieran para evitar otras lesiones.
  6. Automasajes y masajes suaves para aumentar la temperatura y aliviar tensiones.
  7. Existen casos que se pueden indicar órtesis para evitar deformidades.
  8. Técnicas de terapia manual.

"La salud puede resultar afectada por múltiples factores, siendo la gota uno de ellos"

Así mismo, en el siguiente apartado podrás encontrar otro tipo de información relacionada con los beneficios del ejercicio, los estiramientos y los automasajes.

Ejercicios, automasajes y otras recomendaciones para la gota

Cuando alguna estructura del sistema musculoesquelético resulta afectado y alterado su funcionamiento normal, es necesario asistir a terapia física para disminuir los síntomas y evitar otras secuelas, es por eso que en nuestro canal de youtube de FisioOnline podrás encontrar información relacionada con ejercicios, automasajes, estiramientos y otras intervenciones necesarias para tratar la gota.

Dolores musculares por la gota

Muchas veces cuando presentamos un dolor no nos damos cuenta que este pudo ser el resultado de otra patología adyacente, por lo que es importante que sepamos como identificarlo, siendo en el caso de la gota asociado a problemas musculares, un mecanismo de protección ante las lesiones articulares.

Beneficios del ejercicio

El ejercicio físico consiste en una serie de actividades repetitivas que realizamos con el objetivo de lograr efectos positivos para la salud de las personas, es por eso que en el siguiente vídeo encontrarás información relacionada con los beneficios del mismo, sobre todo cuando existen condiciones médicas asociadas.

Herramientas para los automasajes

Los automasajes comprenden un conjunto de técnicas manuales en las cuales se utilizan principalmente las manos como medio de trabajo, sin embargo estos también pueden incluir distintas herramientas terapéuticas que ayudarán en la recuperación de las lesiones articulares y musculares.

Estiramientos ¿Cuáles son sus fundamentos?

En fisioterapia y rehabilitación se utilizan variadas técnicas de acuerdo al cuadro clínico que presente el paciente, por lo que además se incluyen actividades como los estiramientos, los cuales ayudan tanto a la recuperación de lesiones como a la prevención de las mismas, es por eso que resulta importante aprender a realizarlos. 

¿Cuál es el pronóstico de la gota?

Este tipo de enfermedades metabólicas tienen un pronóstico variable, ya que depende en mayor medida del tratamiento y del diagnóstico temprano, por lo que cuando se ataca a tiempo el exceso de la sustancia, la persona puede tener una vida normal mientras se mantengan los cambios en la alimentación y se cuiden todas las disfunciones asociadas. Sin embargo, también existen casos complejos ya que se puede complicar con aparición de deformidades, ataques repentinos de dolo, alteraciones renales y limitaciones articulares.

Gota