Lesiones de cervicales y sus cuidados

Contractura cervical

Encuentra importante información acerca de la contractura cervical, tal como: de que trata, cuales son los factores que la originan y como puede ser prevenida y tratada mediante ejercicios, estiramientos y automasajes.

Las interminables horas que se invierten frente al ordenador o en el uso de dispositivos electrónicos, pueden a corto plazo pasar factura, ocasionando el acortamiento de los músculos cervicales. Si bien sufrir una contractura cervical puede ser algo muy común, deshacerse de ella suele ser algo difícil de lograr. Siendo así, queremos brindarte la información que te ayudará en su tratamiento.

¿Qué es una Contractura cervical?

La región cervical es el enlace que comunica el cráneo con el tronco, se compone de varios tejidos, que incluyen músculos, vértebras, discos intervertebrales, tendones y cartílagos, además de venas y arterias. A diferencia de la mayoría de las otras regiones del cuerpo, la zona del cuello está relativamente desprotegida, ya que cuenta con una fina capa de músculos y piel que los protege. Por esta razón, está más propensa a sufrir lesiones que otras zonas.

La región cervical es el enlace que comunica el cráneo con el tronco y a diferencia de otras regiones está muy propensa a sufrir lesiones.

Las funciones de esta región son variadas, pero en este caso queremos destacar la función de su musculatura, la cual es la encargada de estabilizar y movilizar la cabeza. En caso de que esta mantenga una postura inadecuada, puede poner en tensión y sobre estresar las estructuras musculares que la estabilizan y movilizan. Por ende, una postura o movimiento inadecuado, puede acortar y tensar las fibras musculares del cuello dando origen a una contractura cervical.

Una postura o movimiento inadecuado, puede afectar las fibras musculares del cuello dando origen a una contractura cervical.

La misma consiste en un acortamiento de la longitud de las fibras musculares asociada a una contracción involuntaria y sostenida en el tiempo, que ocasiona dolor, reducción de la amplitud articular y limitación funcional que desmejora los movimientos de la cabeza y de los hombros, volviéndose dolorosos e incómodos.

Músculos del cuello

En la siguiente imagen podrás observar la musculatura que forma el cuello, son varios los músculos que se encargan de la movilidad y estabilidad del cráneo, de ellos los más afectados por contracturas son los trapecios, el angular de la escápula y el esternocleidomastoideo.

los músculos del cuello

Las contracturas cervicales pueden ser provocadas por varios factores que influyen negativamente en la musculatura del cuello, dentro de los cuales queremos destacar las malas posturas adoptadas durante el uso de dispositivos electrónicos como el ordenador o los celulares, ya que, generalmente al usarlos se suele mantener una postura de cabeza adelantada, lo que aumenta el trabajo de los músculos posteriores de cuello, que tratan de estabilizar y mantener la posición demandada. Sin embargo, existen otras causas, de las cuales les hablaremos más adelante en este artículo.

Incidencia y prevalencia de la Contractura cervical

Se ha reportado que el 66% de los adultos presentar algún tipo de dolor cervical en algún momento de su vida y de este porcentaje el 80% se presenta debido a lesiones óseas o musculares. La revista de la Sociedad Española del Dolor, realizó un estudio etiopatogénico sobre el dolor cervical en población general, encontrando que el 48,42% de 95 casos de cervicalgia presentaban contracturas cervicales, siendo los trapecios superiores los músculos más afectados. Asimismo, el número de los casos registrados fue mayor en el sexo femenino.

De los músculos del cuello más afectados por las contractura se destaca los músculos trapecios.

De los afectados por esta molestia cervical, destacamos al jugador de balonmano argentino Pablo Simonet el cual sufrió un golpe en la cabeza en un partido contra Chile en 2019, que le provocó una contractura cervical.

¿Cuáles son las causas de la Contractura cervical?

Generalmente suele aparecer cuando se fuerza o se sobrepasa la extensibilidad, fuerza y flexibilidad de una o varias fibras de los músculos cervicales. Sin embargo, esto puede darse por diversas situaciones, que en conjunto o de manera individual puede causar una contracción involuntaria y sostenida en algún músculo cervical. Dentro de las causas asociadas podemos destacar las siguientes:

  • Constante tensión producto de estrés emocional.
  • Inmovilidad prolongada del cuello.
  • Postura incorrecta de la espalda alta mantenida durante mucho tiempo.
  • Posturas inadecuadas adoptadas al dormir.
  • Disminución de la elasticidad asociada al envejecimiento.
  • Traumatismos o impactos a la región cervical.
  • Deportes que estresen la musculatura del tren superior.
  • Trastornos del sistema nervioso (parálisis cerebral espástica o accidente cerebrovascular).
  • Daños o compresión nerviosa.

Desde nuestra visión Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa queremos destacar otras causas no tan conocidas, pero muy importantes que pueden dar inicio a esta disfunción muscular, tales como:

  • Disfunciones en órganos como el estómago, el hígado y la vesícula biliar. En el caso de que esta afección se presente del lado derecho el órgano alterado es el hígado, mientras que si se presenta del lado izquierdo los órganos en disfunción son el estómago y la vesícula biliar.
  • Deficiencias nutricionales y deshidratación que fomenten la acumulación de toxinas que desmejoran la salud de la zona cervical.
  • Alteraciones emocionales como el estrés, la ansiedad y la tristeza.

También es necesario destacar la relación que tiene el estrés con la tensión muscular, ya que el cuerpo tiende a responder ante situaciones estresantes con tensión, disfunción visceral entre otros trastornos en la salud.

Síntomas y Signos de la Contractura cervical

Este trastorno musculoesquelético puede ocasionar variadas molestias en la región del cuello, tales como:

  • Cervicalgia (dolor de cuello).
  • Formación de un nudo o banda tensa palpable.
  • Sensibilidad en la columna cervical.
  • Espasmos musculares.
  • Amplitud de movimiento activo disminuido por presencia de dolor.
  • Extender el cuello y levantar los brazos solo es posible por un corto período de tiempo debido a la rápida fatiga de las fibras musculares contraídas.

¿Cómo se relaciona con otras alteraciones?

Si bien estos síntomas son los más destacables, pueden existir otras molestias, ya que teniendo en cuenta todas las conexiones anatómicas que se encuentran en la columna cervical, no es de extrañar que se presenten otras alteraciones. Siendo así, las alteraciones producto de una contractura cervical son

  • Mareo cervicogénico: la contracción sostenida del músculo contracturado puede reducir el riego sanguíneo hacia el cerebro, además que puede alterar las funciones del plexo simpático y del sistema sensoriomotor ubicado en la columna cervical, todo esto consecuentemente afecta la función del equilibrio y la coordinación.
  • Cefalea tensional: la musculatura contracturada puede afectar el equilibrio de los músculos cervicales ocasionando dolor.
  • Zumbidos en los oídos: producto de la compresión a los nervios suboccipitales.
  • Hormigueos en brazos, manos y dedos: producto de la compresión a los nervios que irrigan los miembros superiores.

Prevención de la Contractura cervical

Prevenir su aparición es posible manteniendo la movilidad y la flexibilidad de la columna cervical, para ello será necesario adoptar ciertas medidas en el estilo de vida, tales como:

  • Actividad física con regularidad.
  • Mantener una dieta balanceada con una hidratación adecuada.
  • Evitar las cargas sobre los hombros y el cuello.
  • Mejorar la actitud postural al realizar actividades deportivas.
  • Realizar estiramientos cervicales de manera constante.
  • Si su trabajo le obliga a mantener una posición sedente, realice pausas activas cada dos horas.
  • Evitar las situaciones estresantes que desmejoran la salud.
  • Fortalecer los músculos cervicales mediante ejercicios de bajo impacto.
  • Mejorar la postura al dormir.

¿Cuál es la mejor postura para dormir?

Si te has preguntados ¿Cuál es la mejor postura para dormir? Te dejamos un vídeo en donde podrás encontrar la respuesta a esta pregunta, esclarece tus dudas y obtén la información que necesitas para lograr dormir y descansar sin molestias:

¿Cómo se diagnostican la Contractura cervical?

Obtener el diagnóstico es posible mediante una valoración exhaustiva, que inicia con la exploración clínica en donde se recaban importantes datos como: edad, sexo, situación ocupacional, antecedentes médicos y familiares, descripción del dolor. Seguidamente se realiza una exploración física de la columna cervical que consiste en:

  • Valoración postural.
  • Palpación de los puntos dolorosos.
  • Medición de la amplitud del movimiento activo y pasivo del cuello.
  • Medición de la fuerza muscular de los movimientos cervicales.
  • Valoración de las funciones sensitivas y neurológicas, mediante pruebas de provocación que permiten descartar la presencia de otras afecciones:
    • Prueba de la arteria vertebral (Test de Klein): permite descartar una compresión de la arteria vertebral.
    • Test de Jackson: permite evidenciar una radiculopatía cervical como hernias discales.
    • Prueba de Adson: permite evidenciar el síndrome del opérculo torácico.
    • Maniobra de Valsalva: permite evaluar el disco intervertebral.
    • Test de Spurling: permite evidenciar la presencia de un pinzamiento de un nervio.

Estudios clínicos como ecografías, resonancias magnéticas o tomografías computarizadas serán necesarios para descartar la presencia de patologías o lesiones.

Tratamiento médico para la Contractura cervical

El tratamiento farmacológico es la principal medida terapéutica indicada por médicos para relajar la contracción sostenida y disminuir el dolor, dentro de los fármacos más usados para ello destacamos los relajantes musculares, analgésicos y antiinflamatorios no esteroideos (AINES) como el ibuprofeno o el diclofenaco en forma de tabletas o gel/cremas de aplicación tópica.

En los casos que la fibra muscular no logre relajarse se indican infiltraciones directas en el músculo afectado, de sustancias como toxina botulínica (Botox) o colágeno.

Tratamiento de Fisioterapia para la Contractura cervical

Una vez establecido el factor causal del dolor de espalda, se procede a atacarlo directamente, sin dejar de lado el alivio de los síntomas y la reducción de las molestias que afectar la calidad de vida del paciente. Dentro de las herramientas y técnicas fisioterapéuticas enfocadas en eliminar esta afección destacamos:

  • Masaje descontracturante, fomenta el riego sanguíneo y aumenta la temperatura, lo que disminuye la tensión y además brinda analgesia.
  • Estiramientos cervicales para normalizar el tono muscular alterado y reducir el dolor.
  • Fibrólisis diacutánea eliminan las adherencias que desmejoran la contracción muscular y ocasiona dolor.
  • Punción seca, la estimulación mecánica realizada con la introducción de aguja puede desencadenar la relajación de la musculatura afectada.
  • Electroanalgesia mediante el uso de TENS.
  • Ejercicios de fortalecimiento de la región alta de la espalda.
  • Gimnasia postural o Reprogramación postural global, si la postura es el factor causante con medidas de entrenamiento e higiene postural constante puede programarse una buena postura.
  • Crioterapia o termoterapia, la elección de una de ellas va a depender del estadio (agudo o crónico) en el que se encuentre esta disfunción.

Teniendo en cuenta que existen otros factores que predisponen la aparición de esta afección, como las emociones, la alimentación y las disfunciones viscerales. Es por ello que desde la visión Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa es posible ofrecerte otras alternativas terapéuticas enfocadas en tratar las causas y no los síntomas:

  • Fitoterapia con plantas medicinales, que regulen y fomenten el buen funcionamiento de los órganos afectados, que en este caso son el hígado, el estómago y la vesícula biliar. Además, regular la alimentación y la hidratación es un factor importante para mejorar la contractibilidad de los músculos cervicales, ya que con ello se evita el acumulo de toxinas que desmejora el funcionamiento de dichos músculos.
  • Control y manejo del estrés, mediante ejercicios respiratorios de relajación y meditación con la finalidad de reducir los efectos psico somatosensoriales ocasionados a nivel visceral. Además, el estar consciente de las situaciones de estrés que están desencadenando molestias, es posible reducir y eliminar el dolor y la tensión muscular presente.

Tratamiento propuesto en Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa para la Contractura cervical

Es conveniente que antes de hablar sobre este abordaje terapéutico, se explique un poco acerca de qué trata Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa, esta es una visión basada en la filosofía que sustenta la Medicina Tradicional China (Medicina Oriental), este tipo de medicina establece que la presencia de una emoción en específico puede repercutir en algún órgano o víscera, este último reacciona de manera refleja con alteraciones musculares y articulares en determinadas zonas, y esto es debido a la conexión que presentan a través del sistema nervioso simpático y parasimpático. No solamente las emociones pueden ocasionar una disfunción visceral, además las alteraciones nutricionales y el mal manejo de situaciones que generen estrés pueden ocasionarles lo que finalmente ocasionará alteraciones musculares y vertebrales.

Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa

Toda esta relación sobre las bases de nuestra visión la podrás ver ejemplificada en el siguiente diagrama:
Infografía de Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa 
Teniendo esto en claro, la contractura cervical no sólo se ve originada por una alteración física o mecánica malformaciones cervicales, malas posturas al dormir o durante el trabajo, etc.) nombrados en este artículo, sino que también la presencia de estrés, alteraciones nutricionales y emocionales pueden ser los causantes.

La contractura cervical desde nuestra visión Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa se origina como consecuencia de una disfunción visceral bien sea del estómago, el hígado o la vesícula biliar.

En caso de una contractura cervical derecha es producto de reflejos originados por la disfunción en el hígado, este órgano puede ocasionar tensión muscular a nivel cervical. Ahora bien, en caso de una contractura cervical izquierda, esta puede ser debido a disfunciones en el estómago y la vesícula biliar, los cuales ocasionan cambios reflejos en el lado izquierdo del cuello. Estas disfunciones pueden originarse por variados factores que a continuación te explicaré:

Causas de la disfunción del hígado, estómago y la vesícula biliar que origina la Contractura cervical

  • Carácter: no es el factor causal principal pero supone un caldo de cultivo que unido a los otros factores como estrés , mala nutrición  etc, favorece  el inicio de una disfunción visceral que luego repercutirá en una zona muscular concreta, la aparición de estas disfunciones del hígado y la vesícula biliar que ocasiona contractura cervical suele ser favorecida por la presencia de un carácter tenso e impaciente  y especialmente sobre la vesícula biliar si se es una persona introvertida. Ahora bien, una disfunción del estómago que origine una contractura cervical del lado izquierdo se ve promovida con un carácter preocupado y excesivamente  ordenado y responsable .
  • Estrés: si las situaciones que generen estrés son constantes, supone para el cuerpo un estado de alerta patológico el cual puede desequilibrar potencialmente todos los órganos mediante la conexión existente entre el sistema simpático y parasimpático. En este caso afectará principalmente al estómago, hígado y a la vesícula biliar.
  • Factores nutricionales: las disfunciones en estos órganos se ven promovidas por diversos factores en especial por los alimentos ingeridos. El consumo de alimentos inadecuados (café, chocolate, naranja, carnes rojas) puede irritar y desmejorar el funcionamiento de estos órganos.
  • Emociones: cuando una persona con carácter ordenado no puede o se le dificulta desconectar su vida de las situaciones vividas en el trabajo, se siente sobre-responsabilizado, esta emoción origina la disfunción del estómago y por ende contractura cervical izquierda. Adicionalmente la disfunción hepatobiliar que origina la contractura cervical derecha, se encuentra asociada principalmente a la preocupación y secundariamente a la crispación o cualquier situación que promueva la aparición de estas emociones.

Al fin y al cabo, todos estos factores influyen negativamente en la tensión de los músculos cervicales, lo que por ende ocasiona la instauración de una contractura cervical izquierda o derecha como respuesta refleja transmitida por el sistema nervioso.

Tratamientos desde Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa para la Contractura cervical

  1. Osteopatía visceral: consiste en la aplicación de maniobras manuales específicas enfocadas en fomentar la movilidad y la motilidad de la zona del hígado, estómago y la vesícula biliar.
  2. Manipulación vertebral: debido a que cada órgano repercute en una zona muscular e intervertebral de la columna, es importante intervenir estas áreas. En este caso, la región cervical, al manipular las vértebras cervicales irritadas (C5-C7) se induce un efecto regulador en el sistema nervioso, lo que contribuye disminuye los efectos negativos reflejo de estos órganos y vísceras.
  3. Plantas medicinales: consiste en la elaboración de un plan de tratamiento individualizado mediante la indicación de plantas medicinales o complementos de plantas (jarabes, cápsulas, gotas, infusiones) que fomenten el correcto funcionamiento hepatobiliar y contribuya al correcto funcionamiento en el estómago. 
  4. Asesoramiento nutricional: eliminar de la dieta todos los alimentos excitantes que generen irritación o estrés en el hígado, la vesícula biliar y el estómago, tales como los azúcares, café, chocolate, naranja, así como carnes rojas y lácteos.
  5. Gestión del estrés: programación del horario del sueño, evitando interrumpir la rutina (sueño, horarios de comida, horarios de descanso), involucrando ejercicios físicos aeróbico que fomenta la relajación física y emocional. 
  6. Biodescodificación: una vez detectado la situación emocional que cause daños en estos órganos (la sobre-responsabilidad en el trabajo y la preocupación), al saber que situaciones que esté pasando este ocasionado tensión muscular refleja, ayuda a romper esta dañina relación, solucionando la causa del problema.

Ejercicios, automasajes, estiramientos y otros autocuidados para la Contractura cervical

Si estás padeciendo este malestar, te recomendamos ver nuestro portal FisioOnline en YouTube, en el cual podrá encontrar ejercicios, estiramientos y masajes descritos por fisioterapeutas profesionales, que te brindarán las recomendaciones que buscar para aliviar los síntomas que estén afectando tu calidad de vida.

Automasaje para liberar la tensión de cuello, cervicales y de trapecios

Inicialmente te dejamos un vídeo para que aprendás a cómo descontracturar y relajar tus músculos cervicales mediante automasajes:

Automasaje de cuello, hombros y cervicales con palo

Para lograr una liberación miofascial más profunda del cuello, te recomendamos el siguiente vídeo, en donde aprenderás a aliviar la tensión y obtener relajación con ayuda de un palo:

Ejercicio para relajar cervicales y hombros - Isométricos de cuello

Una vez lograda la relajación muscular, es necesario incentivar una adecuada contracción muscular que evite la formación de afecciones musculares, es por ello que te dejamos el siguiente vídeo de ejercicios isométricos:

Estiramientos y movilizaciones para las cervicales - Mejora tu dolor de cuello y hombros

No podemos dejar de lado los estiramientos, ya que no existe mejor ejercicio que logre normalizar el tono muscular alterado y disminuir el dolor. Aprende a cómo realizarlos correctamente en el siguiente vídeo:

Tratamiento de la contractura cervical

Y finalmente pero no menos importante, te dejamos un tratamiento natural a base de plantas medicinales que te explicará Roberto Junquera en el siguiente vídeo:

Pronóstico de la Contractura cervical. ¿Cuánto tarda en curarse?

Generalmente, una lesión muscular de este tipo puede durar algunos días, si se toman las medidas fisioterapéuticas necesarias para normalizar la contracción muscular alterada. Si no es tratado adecuadamente el dolor, las molestias y las limitaciones pueden durar varias semanas.

Con el cumplimiento de las medidas terapéuticas adecuadas, puede durar algunos días.

Es necesario destacar que, aunque se consiga normalizar la contractibilidad del músculo afectado, serán necesarios adoptar ciertos cambios de por vida, evitando los hábitos que ocasionaron en un principio la formación de la contractura muscular.

Contractura cervical