Lesiones de cabeza y cara y sus cuidados

Problemas mandibula ATM

La articulación temporomandibular o ATM está formada por el hueso temporal y la mandíbula. Su disfunción se puede generar por diferentes razones, pero siempre estará acompañada de problemas a nivel cervical.
problemas de mandíbula
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Indice de Contenidos[mostrar]

¿Te duele al masticar?, ¿No puedes abrir la boca tanto como antes?, ¿Al masticar presentas dolor de mandíbula, oído, cuello y cabeza? Si tienes respuestas afirmativas a estas interrogantes, es probable que estés presentando problemas de la articulación temporomandibular (ATM). Conocer los trastornos temporomandibulares permitirá evitar su aparición, sus síntomas y por supuesto sus consecuencias.

¿Qué son los Problemas de mandíbula o ATM?

Los problemas de mandíbula o ATM (articulación temporomandibular​) fueron reconocidos desde la época de Hipócrates, pero comenzaron a tener relevancia a principios de los años 30 debido a un estudio publicado por D.J. Goodfriend en donde señala las anormalidades de la articulación mandibular, seguidamente James B. Costen publica un amplio estudio en donde agrupó una serie de quejas y síntomas relacionados con la articulación temporomandibular, naciendo el término Síndrome de Costen. Ya para los años 50, L. Schwartz acuña el término Síndrome Dolor Disfunción del Aparato Temporomandibular, con el que plantea una relación entre las estructuras vecinas a la articulación (sistema musculoesquelético y sistema dental). A partir de allí, la investigación se basa en los trastornos temporomandibulares (TTM) englobando todos los problemas mandibulares o de la articulación temporomandibular.

Desde la época de Hipócrates se han encontrado registros médicos que hacen referencia a estos problemas en la mandíbula.

Ahora bien, para entender mejor estos trastornos, es necesario describir primeramente a la articulación temporomandibular, ya que es ella la principal afectada por diferentes trastornos patológicos, la misma se encuentra ubicada muy cerca de las aberturas de las orejas y se encarga de conectar los huesos del maxilar inferior con los respectivos huesos temporales del cráneo. Posee una superficie articular ósea que está cubierta de cartílago, un pequeño disco que evita la fricción entre los huesos que articula, una cápsula articular y los músculos masticatorios que la movilizan y estabilizan. Si uno de los componentes anteriormente mencionados se ve afectado, las funciones de estas articulaciones pueden verse alteradas, desencadenando una variada sintomatología encabezada por el dolor mandibular.

Las articulaciones temporomandibulares poseen varios componentes (disco/menisco, cápsula, músculos y ligamentos) si uno de estos se ve afectado, sus funciones pueden verse alteradas ocasionando dolor madibular.

Siendo así, cuando hablamos de Problemas de la ATM o TMJ (por sus siglas en inglés, temporomandibular joint), nos referimos a la presencia de trastornos funcionales producto de un desbalance en la interacción entre los componentes anatómicos de las articulaciones temporomandibulares, los músculos, discos, ligamentos y tendones masticatorios, así como los dientes.

¿Cuáles son los tipos de Problemas de mandíbula o ATM?

En cuanto a los tipos de trastornos temporomandibulares, encontramos que en 1920 el término trastorno temporomandibular era usado solo para dos tipos de afecciones: las dislocaciones y las llamadas "fijaciones". Sin embargo, en la actualidad, estos trastornos se pueden clasificar en tres categorías:

  1. Los trastornos que implican a la musculatura como: mialgia local, dolor miofascial, fibromialgia, contracturas, bruxismo…
  2. Los trastornos que implican el desbalance de alguno de los componentes de la articulación, tales como: desplazamiento del disco articular, luxación mandibular, anquilosis de la ATM, anomalías del crecimiento mandibular, capsulitis, sinovitis…
  3. Y aquellos trastornos relacionados con la degeneración o la inflamación articular, tales como: artrosis de ATM, artritis de ATM, artralgia…

De tales trastornos pueden presentarse uno o varios al mismo tiempo y en la mayoría de los casos se logran manejar con éxito con métodos conservadores y no quirúrgicos, de los cuales hablaremos más adelante.

Trastorno temporomandibular: Bruxismo

síntomas del bruxismo

Uno de los problemas más frecuente a nivel mandibular, es el rechinamiento de dientes el cuál es un trastorno músculo dental conocido también como bruxismo. En la siguiente infografía te brindaremos información gráfica acerca de esta afección, observa los síntomas presentes si padeces de bruxismo:

  • Dolores de oído y zumbidos.
  • Crepitancias durante la masticación.
  • Dolores de cabeza o cefaleas.
  • Dificultad o cansancio al masticar alimentos duros.
  • Desgaste dentario.
  • Dolor en la mandíbula.
  • Dolor facial y de cuello.

Incidencia y prevalencia de los Problemas de mandíbula o ATM

Información reciente afirma, que el 80% de la población mundial padece de algún tipo de problema en las A.T.M, teniendo una incidencia mayor en las mujeres. Un 75% del sexo femenino padece éstas patologías, de cada 5 personas afectadas por un problema mandibular o de A.T.M., 3 son mujeres. Esto generalmente ocurre por primera vez entre las edades de 20 y 40 años. También cabe destacar que casi todos los afectados sufren de tensión muscular severa en los músculos masticatorios.

El 80% de la población mundial padece de algún tipo de problema en las A.T.M.

Síntomas y signos de los Problemas de mandíbula o ATM. ¿Cómo saber si la padezco?

La sintomatología que puede desencadenar estas afecciones es muy variada, pudiendo ser algunos de los síntomas aquí señalados tanto la causa como la consecuencia, y según el tipo de trastorno pueden afectar a más partes del cuerpo, tanto lejanas como cercanas a la A.T.M. Los síntomas pueden presentarse también en diferentes áreas tales como:

  • Ojos: trastornos visuales, aumento de las lágrimas, sensación de presión.
  • Cabeza: presión, migraña, hormigueo, mareos, entumecimiento y trastornos del sueño.
  • Oídos: fallas de audición, tinnitus (zumbidos en los oídos)
  • ATM: mandíbula inflamada, dolor al morder, masticar, y con presión directa: crujidos, bloqueos en la articulación (dificultad para abrir la boca).
  • Dientes: dolor de encías, rechinamiento dental, malposición y abrasión de los dientes.
  • Cuello: sensación de tensión, sensación de nudos y dificultad para tragar.
  • Área cervical y dorsal: dolor de cuello, tensión, bloqueos de las articulaciones cervicales, movimiento restringido, dolor de espalda.

¿Cómo surgen los Problemas de mandíbula o ATM?

Existen signos que indican que se está desarrollando un trastorno en la articulación temporomandibular, uno de los más notables es la alteración en los dientes, a continuación, se describen otros síntomas como:

  • Dolor al palpar los músculos de la mejilla y la sien.
  • Apertura y cierre de la boca disminuido o doloroso.
  • Cefaleas y presencia de dolor en el rostro.
  • Modificación de la biomecánica y el movimiento de la articulación temporomandibular y mandíbula.
  • Dientes inusualmente sensibles al masticar.
  • Dientes aplanados o desgastados.
  • Mandíbula desencajada con oclusión disfuncional.
  • Subluxación temporal del disco.
  • Tejido del interior de las mejillas masticado o lesionado con frecuencia.

¿Qué ocasionan los Problemas de mandíbula o ATM?

La gama de factores desencadenantes de los trastornos temporomandibulares que hay es variada y compleja, destacándose los factores físicos y estructurales. Sin embargo, desde la visión Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa queremos destacar que las cuales puede ir desde factores causales estructurales hasta factores psicológicos y emocionales. Dentro de los posibles desencadenantes de los trastornos en la articulación temporomandibular encontramos:

  • Dientes desalineados: migración dental, rellenos y también dentaduras postizas demasiado altas o mal diseñadas, dientes y mandíbulas desalineados. Los dientes desalineados aseguran que el maxilar superior e inferior (mandíbula) no se encuentren de manera armoniosa, por lo que este desbalance puede tener un efecto doloroso.
  • Hormonas: muchos estudios muestran que los factores hormonales pueden desempeñar un papel importante en el desarrollo del dolor y una mayor sensibilidad al dolor (por ejemplo, en la articulación temporomandibular y en los músculos masticatorios). Con respecto a ello en la cuenta de Twitter del Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España, se publicó que los cambios durante la menopausia influyen en la salud oral provocando trastornos de la ATM.
  • Estrés: otro desencadenante común es el estrés emocional, la tensión mental y la sobrecarga en el trabajo o en la vida privada. Rechinar y apretar los dientes sirve como válvula para aliviar el estrés acumulado. Las agresiones, los miedos y el estrés acumulados son literalmente liberados a través de los dientes, lo que consecuentemente afecta la salud orobucal.
  • Trastornos del sueño: la dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido también ocasiona que los músculos de la articulación temporomandibular no puedan relajarse adecuadamente por la noche y tienden a ser más activos.
  • Cambios posturales: una mala postura frecuente de la cabeza, por ejemplo, presionar el maxilar inferior al dormir sobre el estómago, pasar el día mirando twitter y Facebook sentado frente al ordenador con la cabeza adelantada, entre otras posturas que desmejoran la biomecánica cervical que influye en las articulaciones temporomandibulares.
  • Masticación excesiva de las uñas, goma de mascar, lapiceros entre otros...
  • Intervenciones quirúrgicas en el área de la cabeza y el cuello.
  • Luxaciones del disco del cartílago en la cavidad temporomandibular.
  • Enfermedades sistémicas como la inflamación de varias articulaciones (poliartritis)
  • Malformaciones congénitas o adquiridas de la temporomandibulares.

Prevención de los Problemas de mandíbula o ATM

Primeramente, para prevenir trastornos temporomandibulares es necesario estar atento a las señales y los síntomas que puedan dar indicios de un problema mandibular, es importante tomarlos en serio y consecuentemente examinarlos. Siendo así, las acciones que pueden ayudar a prevenirlos son:

  • Mantener una higiene postural, ya que esta afecta las articulaciones y los músculos del sistema masticatorio.
  • Ejercicios de relajación.
  • Aprender a cómo procesar el estrés de manera diferente y a no permitir que afecte en lo absoluto a la salud.
  • Garantizar que el sistema de masticación este finamente ajustado y que funcione armoniosamente y sin dificultad. Esto puede ser logrado con ayuda de odontólogos.

¿Cómo se diagnostican los Problemas de mandíbula o ATM?

No todos los trastornos temporomandibulares tienen resolución definitiva con un solo tratamiento, por lo que es necesario un enfoque multidisciplinario en donde varios especialistas combinen sus conocimientos para trabajar juntos en la solución de este trastorno. Los especialistas que intervienen en conjunto son dentistas, ortodoncistas, psicoterapeutas, cirujanos maxilofaciales, otorrinos, terapeutas del dolor, osteópatas, homeópatas y fisioterapeutas, todos ellos en conjunto trabajan desde su área para solucionar el origen de los trastornos temporomandibulares.

Son varios los especialistas que intervienen en el diagnóstico y tratamiento de este trastorno, de los cuales destacamos: dentistas,  psicoterapeutas, cirujanos maxilofaciales, osteópatas y fisioterapeutas.

Pasos para diagnosticar un problema de mandíbula o ATM

Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, las acciones que ejecutan los especialistas para diagnosticar este trastorno mandibular son:

  • Palpación de los músculos y las articulaciones temporomandibulares.
  • Localizar la presencia de ruidos articulares y puntos de dolor.
  • Medición de la fuerza muscular y la amplitud de los movimientos de la mandíbula.
  • Comprobación de los contactos de los dientes entre el maxilar superior e inferior
  • Análisis de estudios de imagenología como una resonancia magnética o tomografía computarizada.
  • Valoración de los factores que causan estrés, así como analizar la postura corporal.
  • También es de ayuda una axiografía, en donde los tractos articulares también pueden registrarse y transferirse exactamente. Esto permite una comparación entre la condición actual y la posición ideal de la articulación temporomandibular y los músculos masticatorios.

Diagnóstico diferencial

Debido a la proximidad que presentan las articulaciones temporomandibulares con los oídos, es posible que se confunda el origen del dolor. Entonces:

¿Cómo diferenciamos el dolor de oído y los trastornos temporomandibulares?

Cualquier tipo de afección de la articulación temporomandibular puede desencadenar dolor en el pabellón auricular, para diferenciar que el origen sea de la articulación y no del órgano de la audición es necesario verificar que estén presentes otros signos y síntomas, tales como:

  • Dolor a la palpación de los músculos masticatorios ubicados en el cachete y los cercanos a la oreja como el músculo temporal (que produce dolor en las sienes).
  • Dificultad para masticar alimentos por presencia de dolor o limitación durante el movimiento.
  • Presencia de ruidos articulares al abrir o cerrar la boca, como chasquidos y crujidos audibles.

Todas las opciones anteriores son indicativos de que el origen del dolor no está en el oído sino en la articulación temporomandibular, y que el dolor presente en el oído en un dolor reflejo desde la articulación temporomandibular.

Tratamiento médico para los Problemas de mandíbula o ATM

Las medidas inmediatas de tratamiento de salud son las llamadas férulas de descarga dental también llamadas férulas de Michigan. Las cuales tienen como objetivo:

  • Compensar los contactos dentales molestos.
  • Reposiciona el maxilar inferior y las articulaciones temporomandibulares en una posición correcta y las sostiene de manera uniforme, evitando movimientos anormales.
  • Permite aliviar la región.
  • Protege a los dientes de más daño.

A pesar de estos beneficios, no son útiles para tratar el origen del problema, no permiten que la musculatura se relaje y finalmente la presión constante hace que éstas férulas se fracturen frecuentemente. En caso que las disfunciones de las articulaciones temporomandibulares sean de origen muscular, los abordajes médicos consisten en inyecciones de toxina botulínica (Botox) que, si bien puede permitir la relajación de la musculatura masticatoria, puede ocasionar efectos adversos que se mantengan a largo plazo, también hay riesgo en este tipo de intervenciones como la parálisis facial momentánea.

Las férulas de descarga son muy beneficiosas para la salud dental, sin embargo, estas no pueden solucionar la causa del problema.

Otro abordaje médico enfocado en tratar los trastornos temporomandibulares en caso de que los medios no quirúrgicos no surtan los efectos deseados, es la intervención quirúrgica denominada artroscopia en donde se intenta remodelar el disco y fijarlo en su sitio, en el caso de que la causa sea un daño en el disco articular.

Tratamiento de Fisioterapia en caso de Problemas de mandíbula o ATM

La terapia enfocada en el tratamiento de los trastornos temporomandibulares o de la articulación temporomandibular es realizada desde un enfoque holístico y debe ser multidisciplinaria, las especialidades de la salud a combinar son fisioterapia, osteopatía, ortopedia y psicoterapia. Dentro de las intervenciones de salud desde la visión Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa que contribuyen a tratar las causas de los síntomas de los trastornos temporomandibulares encontramos:

  • Movilización articular terapéutica manual.
  • Movilización craneal.
  • Tratamiento con plantas medicinales relajantes.
  • Relajación activa y pasiva con técnicas de movilización.
  • Estiramiento muscular, técnicas de tejidos blandos, relajación de los puntos gatillo activos con punción seca, si la causa es muscular.
  • Ejercicios de estabilización, ejercicios para mejorar la coordinación de los movimientos de boca, lengua, labio y columna cervical.
  • Información para el paciente sobre la causa y la estrategia de afrontamiento de las molestias (incluida la capacitación postural y consejos sobre el manejo del estrés en el lugar de trabajo)

Si el estrés es el factor desencadenante, pueden ser útiles medidas de relajación como el yoga terapéutico, el Pilates terapéutico y la relajación muscular. Estos entrenamientos permiten aprender a quien la practica a relajarse física y mentalmente. Además, algunos fisioterapeutas hacen uso de los agentes físicos tales como aplicaciones de calor, frío, electroanalgesia e infrarrojo ya que tienen un efecto analgésico y antiinflamatorio altamente beneficioso en caso de estos trastornos.

Tratamiento propuesto en Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa para los problemas de mandíbula o ATM

Desde nuestra visión Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa te proponemos un tratamiento diferente que busca tratar las causas que comúnmente no se tienen en cuenta, por lo que en ocasiones los tratamientos a los problemas de mandíbula resultan infructuosos. Nuestra visión está basada en los estudios realizados desde la Medicina Tradicional China (Medicina Oriental), la cuál considera que la presencia de una disfunción visceral puede ocasionar alteraciones en el sistema articular y musculoesquelético por la relación establecida por el sistema simpático y parasimpático. Siendo estas disfunciones viscerales desarrolladas por la influencia de factores emocionales, nutricionales y por la presencia de estrés.

Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa

Toda esta relación en la cuál se basa nuestra visión la podrás ver ejemplificada en el siguiente diagrama:
Infografía de Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa 
Teniendo esto en claro, podemos afirmar que no sólo los factores causales provenientes del ámbito físico o mecánico (traumatismos, malas posturas, luxaciones o malformaciones) nombrados en este artículo, conllevan a la aparición de problemas de mandíbula o ATM, sino que también la presencia de estrés, alteraciones nutricionales y emocionales pueden ser los causantes.
Los problemas de mandíbula o ATM desde nuestra visión Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa se originan como consecuencia de una disfunción visceral hepatobiliar y en el intestino delgado, las mismas ocasionan un aumento del tono de los músculos masticatorios y en la región cervical lo que repercute negativamente en la articulación temporomandibular (ATM). Estas disfunciones pueden se originan por variados factores que a continuación te explicaré:

Causas de la disfunción hepatobiliar y en el intestino delgado relacionada con los problemas de mandíbula o ATM

  • Carácter: el intestino resulta altamente sensible a un carácter nervioso, que se preocupa mucho por todo.
  • Estrés: tanto la función hepatobiliar como la que ejerce el intestino delgado puede verse afectada por situaciones que generen estrés.
  • Factores nutricionales: el consumo de ciertos alimentos estresante puede resultar nocivo para la salud, ya que beber bebidas con cafeína (como café, té negro o bebidas energéticas) o consumir lácteos frituras y grasas saturadas, carnes rojas tienen un fuerte impacto en el sistema nervioso del cuerpo.
  • Emociones: por un lado, la preocupación afecta el intestino delgado mientras que el enfado desmejora la función hepatobiliar, ambas conllevan a la instauración de problemas de mandíbula.

Al fin y al cabo, todos estos factores influyen negativamente en la tensión de los músculos masticatorios y las articulaciones cervicales que repercute negativamente en la ATM, lo que por ende causa problemas de mandíbula como respuesta refleja del sistema nervioso afectado.

Tratamientos desde Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa para los problemas de mandíbula o ATM

  1. Osteopatía visceral: estando estos órganos comprometidos, se procede a promover el movimiento y la motilidad de los mismo mediante manipulaciones especificas en su área de ubicación.
  2. Manipulación vertebral: la región de la mandíbula se encuentra conectada biomecánicamente con la región cervical, siendo esta última la región afectada de manera refleja por una disfunción hepatobiliar. Por lo que es necesario intervenir de manera manual las articulaciones de la columna cervical.
  3. Plantas medicinales: algunas plantas especificas promueven procesos metabólicos que contribuyen a la restauración del correcto funcionamiento hepatobiliar y contribuya al correcto funcionamiento en el intestino delgado.
  4. Asesoramiento nutricional: eliminar de la dieta todos los alimentos excitantes que generen irritación o estrés en el hígado y el intestino delgado, tales como los azúcares e hidratos de carbono de absorción rápida, así como carnes rojas, mandarinas, lácteos, chocolate y café.
  5. Gestión del estrés: cumplir los horarios del sueño e incorporar actividad física fomenta la relación y disminuye los niveles nocivos de estrés.
  6. Biodescodificación: consiste en la búsqueda de las situaciones que alteren el equilibrio físico y emocional, una vez establecidas se promueve la concienciación de las mismas, ya que el estar consiente de ellas influye positivamente en los problemas de mandíbula y ATM presentes.

¿Cómo quitar el dolor de mandíbula? Ejercicios, automasajes, estiramientos y otras recomendaciones

Desde nuestro canal en YouTube FisioOnline queremos brindarte las recomendaciones de fisioterapeutas especialistas en el tratamiento de disfunciones de la articulación temporomandibular.

Automasaje de la mandíbula y musculatura de la masticación para bruxismo

En el siguiente video les mostraremos cómo aliviar el dolor que se presenta en los trastornos de la mandíbula que desmejoran su salud, mediante auto-masajes relajantes enfocados en la musculatura masticatoria que moviliza y estabiliza la articulación temporomandibular:

Bruxismo - Dolor y tensión de la mandíbula - Tratamiento con ejercicios, automasajes y estiramientos

Siendo el Bruxismo es el trastorno de la articulación temporomandibular de más frecuente aparición, te explicamos su tratamiento con ejercicios, automasajes, estiramientos entre otros consejos:

Artrosis de mandíbula - Qué es, causas, síntomas y tratamiento

Uno de los problemas mandibulares se dan a causa de la artrosis, conoce más acerca de esta afección y aprende en este otro vídeo cómo disminuir y eliminar el dolor mandibular en caso de artrosis:

Pronóstico de los Problemas de mandíbula o ATM. ¿Cuánto tarda en curarse?

Los Problemas de mandíbula o trastornos de la ATM se pueden curar completamente en poco tiempo, registrando cuidadosamente el historial médico y utilizando una fisioterapia actualizada enfocada en solucionar las causas y, si es necesario, realizarlo de manera multidisciplinaria. En muchos casos, los síntomas desaparecen por sí solos. Sin embargo, puede reaparecer después de que los síntomas hayan disminuido si no se ha eliminado la causa. Por lo tanto, es importante tomar los síntomas en serio para evitar daños permanentes a largo plazo que incluyen osteoartritis y rigidez articular en la articulación temporomandibular, abrasión severa (desgaste) del esmalte dental, deterioro excesivo de las encías entre otros.