Lesiones de cabeza y cara y sus cuidados

Cefalea tensional

Los dolores de cabeza tienen muchas causas y, entre ellas, se encuentra las tensiones a nivel de la columna cervical. Las tensiones en esta zona son muy comunes, por eso debemos saber reconocer cuándo ese dolor de cabeza se debe a un problema cervical.
cefalea tensional
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

¿Quién no ha sufrido un dolor de cabeza, que, a pesar de tomar variedad de medicamentos, no se logra disminuir la intensidad del mismo?, esto es debido a que puede tratarse de una cefalea tensional, en la cual el origen del dolor radica en los músculos. A continuación, te brindamos información sobre cefalea tensional, la cual te puede ayudar a disminuir el dolor de una de las cefaleas más frecuentes.

¿Qué es la Cefalea tensional?

Teniendo en cuenta que el origen etimológico de la primera palabra de esta afección, proviene del latín “cephalaea” que en castellano significa cabeza, el nombre de esta afección hace referencia a síntomas y molestias en esa región. La también denominada tensión de nuca, se caracteriza por un dolor de cabeza de origen miogénico, es decir, es principalmente producto de una contracción sostenida de los músculos que recubren la zona suboccipital de la cabeza y la región cervical. Esta musculatura puede reaccionar con una contracción sostenida debido a diversas causas, siendo el factor emocional el mayormente asociado, ya que el mal manejo de emociones y situaciones estresantes desencadenan reacciones negativas en la musculatura cervical y craneal posterior. 

Se caracteriza por un dolor de cabeza producto de una contracción sostenida de los músculos que recubren la zona suboccipital de la cabeza y la región cervical.

La cefalea tensional históricamente también era conocida por otros términos como dolor de cabeza psicógeno, dolor de cabeza por estrés o ansiedad, dolor de cabeza psicomiogénico, dolor de cabeza por contracción muscular, entre otros. Sin embargo, en 1988 el término cefalea tensional usado actualmente fue elegido por la Primera Clasificación Internacional de Diagnóstico del Dolor de Cabeza I (ICHD I, por sus siglas en inglés). En el año 2004, se realizó una publicación actualizada, en donde se incluían las palabras "tensión" y "tipo" subrayando su patogénesis incierta e indicando que algún tipo de tensión mental o muscular podría desempeñar un papel causal en esta afección.

Tipos de Cefalea tensional

En la actualidad la Clasificación Internacional de Diagnóstico del Dolor de Cabeza I (ICHD I, por sus siglas en inglés), diferencia dos tipos de cefaleas tensionales, como lo son las episódicas y las crónicas:

  • Cefaleas tensionales episódicas: se presenta infrecuentemente (menos de 1 día por mes o 12 días al año) o frecuentemente (1 a 14 días por mes o 12 a 179 días por año).
  • Cefaleas tensionales crónicas: su frecuencia de aparición es de más de 15 días al mes o más de 180 días al año.

Tipos de dolores de cabeza. ¿Sabes diferenciarlos?

Existen variados tipos de cefalea o dolor de cabeza como podrás observar en la siguiente infografía, los cuales se diferencian por la ubicación del dolor y las características de los síntomas que lo acompañan. Dentro de los tipos más frecuentes destacamos la Cefalea por tensión, la cual es un molesto síntoma que aparece como respuesta a una alteración en la salud.

diferentes tipos de dolores de cabeza

Incidencia y prevalencia de la Cefalea tensional

Es uno de los dolores de cabeza más frecuentes, según el siguiente artículo, el 70-80% de la población se verá afectada en algún momento de su vida por este característico dolor de cabeza.

Una investigación realizada en EEUU ha publicado importante información médica, destacando que aproximadamente el 38% de los individuos experimentan este tipo de dolor de cabeza en un año. Mientras que, en Dinamarca, se encontró que el 78% de la población experimentó cefalea por tensión o migraña en algún momento de su vida. En cuanto a la edad y el sexo, los dolores de cabeza por tensión generalmente comienzan en la adolescencia de un individuo, y los que tienen entre 30 y 39 años tienen el mayor riesgo de padecerla. Schwartz descubrió que el 40.1% de los hombres y el 46.8% de las mujeres experimentaron cefalea por tensión en solo un año. Es importante mencionar que la cefalea por tensión afecta más a mujeres que a hombres en una relación 5:4.

Suele afectar a las personas entre 30 y 39 años, en especial a aquellas del género femenino.

Así mismo cabe destacar que este tipo de dolor de cabeza es motivo de preocupación para la salud pública, debido a la discapacidad que ocasiona y por los costos económicos que significa para la sociedad, con respecto a esto último en Reino Unido se habla que se pierden unos 25 millones de días de trabajo o escuela como consecuencia de este malestar, siendo también uno de los motivos principales de consulta médica además de la migraña. Con esta información se puede concluir que esta afección desmejora la productividad de la población que lo padece.

Síntomas y signos de la Cefalea tensional. ¿Cómo saber si la padezco?

Cuando hablamos de los síntomas de esta afección, el dolor es el principal, y se describe como la sensación de opresión, que ocurre en ambos lados de la cabeza afectando también la región de la frente, la parte posterior de la cabeza y el cuello. Pero para describir mejor los síntomas y signos es necesario desarrollar la distinción entre los tipos de cefaleas tensionales, siendo así:

  • Cefalea tensional episódica: es aquella que perdura por poco tiempo presentándose en al menos 15 días al mes, observándose en más del 70% de ciertos grupos de la población. No se acompaña de náuseas o vómitos, sin embargo, genera fotofobia o fonofobia.
  • Cefalea tensional crónica: es aquella que se presenta por al menos 15 días al mes y puede perdurar hasta 3 meses seguidos. Suele estar acompañada de otros síntomas que interfieren en la calidad de vida de los afectados, tales como: leves náuseas y sensibilidad a la luz o al ruido. Los dolores de cabeza tipo crónico son significativamente más comunes en pacientes que sufren de depresión o ataques de pánico.

¿Cuáles son las causas de Cefalea tensional?

La información médica disponible destaca que no existe una causa establecida para la cefalea por tensión, sin embargo, desde la visión Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa queremos destacar que el origen de la misma tiene una fuerte relación con factores psicológicos y situaciones estresantes, causando disfunciones hepáticas biliares, que generan tensión en los grupos musculares de la cabeza, el cuello y los hombros.

Dolores de cabeza o cefaleas tensionales y su relación con el hígado-vesícula (estrés)

Para entender mejor esta importante relación, dale un vistazo al siguiente vídeo en donde se habla sobre los dolores de cabeza o cefaleas tensionales y su relación con el higado-vesicula (estrés):

Actualmente las actividades de la vida diaria involucran poco movimiento, así como también el uso prolongado de la misma postura corporal, como por ejemplo durante el trabajo de oficina, el cual conduce con el tiempo a que los músculos y la fascia de la región cervico-dorsal se adapten a estas posiciones inadecuadas, creando tensiones musculares y fasciales que desencadenan la jaqueca. Sin embargo, se sabe que la tensión muscular es uno de los muchos desencadenantes de las cefaleas tensionales, otros factores causales son:

  • Conflictos personales y situaciones estresantes.
  • Depresión.
  • Disfunción o trastornos en la mandíbula (bruxismo).
  • Fatiga visual.
  • Dosis demasiado altas de analgésicos y sedantes.
  • Alto consumo de alimentos que contienen cafeína.
  • Cambios hormonales (principalmente entre mujeres).
  • Consumo de drogas o alcohol.

¿Cómo empieza o se inicia la Cefalea tensional?

Los síntomas que indican el establecimiento de una Cefalea por tensión de nuca, varían en cada persona, sin embargo, queremos destacar los siguientes:

  • Dolor de cabeza pulsante unilateral, que recorre la zona cervical alta y occipital abarcando ambos lados de la cabeza en la región de la coronilla hasta la frente.
  • Inicio rápido del dolor de cabeza.
  • Sensibilidad a la luz (fotofobia).
  • Sensibilidad al ruido.
  • Trastornos del sueño debido a los dolores de cabeza.

Prevención de la Cefalea tensional

Antes de abordar los diferentes tratamientos que están disponibles en la actualidad para tratar los dolores de cabeza o cefaleas tensionales, es necesario destacar que es posible prevenir su aparición, para ello es importante adoptar algunos cambios en el estilo de vida, tales como:

  • Mejorar los hábitos nutricionales, dejando de lado los alimentos excitantes como el chocolate, el café o gaseosas que contengan cafeína.
  • Evitar el consumo de alcohol y cigarrillos.
  • Estar consciente de cuáles situaciones generan estrés, aprendiendo a gestionarlas para que no afecten el estado de salud. Para ello se aconseja acudir a un profesional (psicólogo) que pueda tratar la presencia de trastornos emocionales como la ansiedad y la depresión.
  • Evitar mantener malas posturas por tiempos prolongados, realizando constantemente pausas activas durante el período laboral.
  • Realizar ejercicio físico, especialmente gimnasia postural.
  • Si se presentan indicios de una disfunción visual, acudir al oftalmólogo para tratarlo lo más pronto posible.
  • Disminuir el consumo de alimentos que sobrecarguen el sistema digestivo.

Alimentos buenos y malos para los dolores de cabeza o cefaleas tensionales

Pero, ¿cómo puedo diferenciar los alimentos buenos de los malos?, obtén la respuesta esta pregunta en el siguiente vídeo, en donde Roberto Junquera especialista en medicina natural (fitoterapia, medicina oriental) les ayudará a diferenciar los alimentos buenos y malos para los dolores de cabeza o cefaleas tensionales:

Diagnóstico diferencial

La cefalea por tensión cuenta con una amplia sintomatología que afecta varias zonas del cráneo, el cuello y los hombros, por lo que en muchos casos puede ser confundida con otras enfermedades.

Entonces, ¿Cómo diferenciamos una cefalea tensional de otras enfermedades?

Para poder diferenciar la cefalea tensional de otro tipo de afecciones, es importante conocer sus características, es por ello que a continuación, se describen algunas de ellas:

  • Dolor de cabeza por uso excesivo de medicamentos: se presenta al suspender la medicación con un empeoramiento de la sintomatología que llevó al uso de analgésicos. Durante varios meses, la frecuencia y la duración aumentan de modo que los dolores de cabeza se vuelven diarios o casi diarios.
  • Trastorno de la articulación temporomandibular (ATM): se presenta dolor de cabeza en la zona temporal asociado con ruidos y clics audibles en la ATM al abrir y cerrar la boca.
  • Patología cervical: en ocasiones, el dolor de cabeza es producto de una patología cervical grave, como una hernia discal, en estos casos los síntomas no sólo se presentan en la región de cervical o la cabeza, sino que también afecta los brazos, antebrazos o manos.
  • Migrañas: el dolor de la migraña suele ser punzante y afecta un lado de la cabeza, mientras que el dolor de cabeza por tensión suele ser un dolor constante y bilateral.

Ahora bien, en el caso de una cefalea por tensión:

  • El dolor afecta a ambos lados de la cabeza.
  • La duración del dolor puede ser por horas, continuo y mantenerse por varios días.
  • Sólo se presenta una de las siguientes molestias y no más de una: fotofobia, fonofobia, mareos o náuseas leves.
  • No se presentan vómitos.

¿Cómo se diagnostica la Cefalea tensional?

El diagnóstico clínico de la cefalea por tensión debe ser realizado por un médico con experiencia óptima en los dolores de cabeza. La prueba por medio de un examen específico no es posible, sin embargo, actualmente en 2019 existe la Clasificación Internacional de Trastornos de Dolor de Cabeza (ICHD, por sus siglas en inglés) la cual cuenta con unos criterios de diagnóstico detallados que permiten la obtención de un diagnóstico más certero. El diagnóstico por imágenes (Resonancia magnética o Tomografía computarizada) solo se realiza para obtener información médica que sirva para descartar otras enfermedades y realizar un diagnóstico diferencial, por lo que normalmente no es necesario.

El diagnóstico clínico de la cefalea por tensión debe ser realizado por un médico con experiencia óptima en los dolores de cabeza.

Desde el punto de vista fisioterapéutico se realiza una cuidadosa anamnesis, en donde puede ser de gran ayuda un diario para registrar las características de los dolores de cabeza, la duración, la intensidad, la frecuencia y la localización del dolor. Esta información sirve de guía para la ejecución de una valoración palpatoria de las zonas dolorosas y de fuerza muscular, cuyo resultado de estas valoraciones contribuyen a la realización de un diagnóstico diferencial, así como también a la construcción de un plan de tratamiento.

Tratamiento médico de la Cefalea tensional

Una vez establecido el diagnóstico médico de las cefaleas por tensión, son varios los abordajes terapéuticos que están enfocados en el tratamiento. Pero es común, que inicialmente los médicos elijan analgésicos, como, por ejemplo, ibuprofeno, paracetamol o aspirina (ácido acetilsalicílico), ya que tiene notables efectos en cefaleas agudas.

Sin embargo, con este tipo de jaqueca, el medicamento alivia temporalmente los síntomas, pero la causa del dolor permanece. Algunos fármacos que contienen cafeína en sus componentes tienen efectos secundarios indeseables en el hígado, generando cefaleas tensionales referidas.

Otros de los abordajes médicos usados para el tratamiento de cefalea por tensión, es la toxina botulínica (Botox) el cual es un método terapéutico utilizado como último recurso en caso de cefaleas tensionales crónicas.

Es importante destacar que el paciente afectado no debe abusar de los diferentes fármacos de venta libre indicados para el dolor de cabeza, ya que un consumo excesivo de este tipo de medicamentos puede generar problemas de salud mucho más graves y de más difícil solución. Sin mencionar los efectos adversos subyacentes que puede ocasionar en diversos órganos el consumo prolongado de antiinflamatorios y fármacos no esteroides.

No se debe abusar de los diferentes fármacos de venta libre indicados para el dolor de cabeza, ya que un consumo excesivo de este tipo de medicamentos puede generar problemas de salud mucho más graves y de más difícil solución. 

Tratamiento de Fisioterapia de la Cefalea tensional

El objetivo del tratamiento fisioterapéutico, es la reducción del dolor a través de diversos métodos manuales, que van desde técnicas para la localización de la molestia hasta tratamientos para la posterior normalización de las tensiones musculares. Permitiendo, que los patrones de movimiento unilateral y las actividades que causan la cefalea estén permanentemente equilibrados, con ello se consigue que el dolor desaparezca a largo plazo. Para esto, las herramientas y técnicas fisioterapéuticas actualmente disponibles para el tratamiento del dolor de cabeza son:

  • Terapia manual, masaje descontracturante y fibrólisis diacutánea: los masajes terapéuticos pueden promover la relajación de los músculos contraídos y contribuir a mejorar la situación del dolor de cabeza.
  • Ejercicios de estiramiento y potenciación muscular: los cuales contribuyen al equilibrio de fuerzas musculares que estén generando dolor, que realizados constantemente evitan que la cefalea reaparezca.
  • TENS (Estimulación Eléctrica Transcutánea): los impulsos eléctricos se transmiten a través de la piel, influyendo en las fibras nerviosas conductoras del dolor.
  • Técnicas de compresión manual (compresión isquémica, compresión intermitente y liberación por presión): estimula la relajación muscular de los puntos de gatillo presentes en la región craneal, cervical y dorsal.
  • Osteopatía visceral: implica trabajar los órganos que pudiesen generar tensión refleja en los músculos del cuello y la cabeza.
  • Gimnasia postural: evita la presencia de posturas anómalas a través de la aplicación de ejercicios de estiramiento y fortalecimiento, que disminuyen la tensión cervical y dorsal.
  • Manipulación pasiva de las articulaciones facetarias de la columna cervical y crioterapia: tienen efectos positivos para aliviar el dolor de cabeza.

Desde nuestra visión de Fiit Concept o Fisioterapia Integrativa, mantenemos intervenciones globales que no sólo se enfocan en el tratamiento de los factores causales externos, sino también de los causales internos como lo son los desequilibrios emocionales y nutricionales. Anclados en la fisioterapia con la visión de Fiit Concept, se combinan tratamientos para lograr eliminar desde la raíz la dolencia musculoesquelética presente, siendo los siguientes métodos los utilizados para disminuir la cefalea:

  • Recetario de plantas medicinales.
  • Asesoramiento nutricional, para disminuir los alimentos con componentes excitantes como la cafeína.
  • Osteopatía y terapia manual.
  • Valoración del estrés y detección de alteraciones emocionales que desencadenan las cefaleas tensionales.

Tratamiento propuesto en Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa para la Cefalea tensional

Inicialmente desarrollare muy resumidamente algunos conceptos de la fisioterapia integrativa o Fiit Concept. Desde nuestra visión mantenemos que los factores causales de dolores musculoesqueléticos y otras molestias físicas, no son únicamente provenientes del ámbito físico o mecánico (traumatismos, malas posturas, sobre entrenamiento o falta de ejercicio), sino que además existen otros factores causales muy importantes, pero que con frecuencia no son tomados en cuenta como: los factores nutricionales, el estrés y otras alteraciones emocionales concretas que repercuten negativamente en la salud. 
La relación del estrés y las alteraciones emocionales y cómo repercute negativamente en el equilibrio de la salud, está muy bien estudiada en la Medicina Tradicional China (Medicina Oriental). Nuestra visión Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa está basada en la filosofía de este tipo de medicina, la cual establece que cada emoción concreta contribuye al desarrollo de una alteración de algún órgano o víscera en concreto, la presencia de esta alteración podrá repercutir negativamente en el tono muscular y sobre la biomecánica intervertebral. Las alteraciones de los órganos o vísceras y la biomecánica intervertebral se encuentran relacionada por la conexión establecida por el sistema simpático y parasimpático.

Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa 

A continuación podrás observar de manera más gráfica toda relación expuesta anteriormente:

Infografía de Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa

Es importante destacar que cuando hacemos referencia a una alteración o disfunción visceral como causa de los problemas musculoesqueléticos, no hablamos de enfermedades o patologías de un órgano o víscera, sino que nos referimos a la presencia de un desequilibrio en el funcionamiento de ese órgano/víscera, que en ocasiones los síntomas propios asociados al órgano/víscera son leves e incluso inexistentes, siendo la única expresión de este desequilibrio localizable en la espalda.
Teniendo en cuenta que no hablamos concretamente de una “enfermedad”, los síntomas que nos alertan de la disfunción del órgano afecto son poco notables o incluso no se presentan. Por el contrario, se hace evidente la presencia de dolencias en forma de contractura muscular en las zonas reflejo que corresponde a dicho órgano o víscera. Un ejemplo claro de ello, es cuando existe una disfunción o desequilibrio en el estómago, este se ve reflejado en la zona interescapular izquierda, por lo que en esta área se puede presentar dolor, acompañado adicionalmente pero no siempre  de acidez o ardor de estómago.
La cefalea tensional desde nuestra visión Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa se origina como consecuencia de una disfunción hepatobiliar, la cual puede originarse por variados factores que a continuación te explicaré:

Causas de la disfunción hepatobiliar relacionada a la cefalea tensional

  • Carácter: la aparición de este problema hepatobiliar que ocasiona cefalea tensional suele ser favorecido por la presencia de un carácter competitivo, tenso, impaciente, rígido e intolerante al cual le cuesta aceptar la rutina. 
  • Estrés: situaciones de estrés como la sobrecarga de trabajo diario que combinado con el carácter acabará favoreciendo esta disfunción.
  • Factores nutricionales: existen alimentos que generan estrés en el hígado y la vesícula biliar, tales como: café, chocolate, cacao, naranja, mandarina, frituras y grasas saturadas, carnes rojas y más aún las procesadas.
  • Emoción: la disfunción hepatobiliar que origina la cefalea, se encuentra asociada al enfado, crispación, cólera o cualquier situación que promueva la aparición de estas emociones.

Al fin y al cabo todos estos factores influyen negativamente en la tensión de los músculos y articulaciones en la zona de la nuca, lo que por ende ocasiona la instauración de una cefalea tensional como respuesta refleja del sistema nervioso.

Tratamientos desde Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa para la cefalea tensional

  1. Osteopatía visceral: consiste en la aplicación de maniobras manuales específicas enfocadas en fomentar la movilidad y la motilidad de la zona hepatobiliar.
  2. Manipulación vertebral: debido a que cada órgano repercute en una zona muscular e intervertebral de la columna, es importante intervenir estas áreas. En este caso, la región dorsal alta (T4-T6), al manipular las vértebras irritadas se induce un efecto regulador en el sistema nervioso hepatobiliar, lo que contribuye positivamente en la disfunción visceral presente. Es decir  la disfunción visceral influye bloqueando las vértebras , pero el tratamiento de estas vértebras también influye positivamente sobre la disfunción visceral.
  3. Plantas medicinales: consiste en la elaboración de un plan de tratamiento individualizado mediante la indicación de plantas medicinales o complementos de plantas (jarabes, cápsulas, gotas, infusiones) que fomenten el correcto funcionamiento hepatobiliar. 
  4. Asesoramiento nutricional: consiste en integrar en su dieta el consumo de verduras, hortalizas, legumbres o frutos secos, así como también el consumo de carnes blancas como el pavo o pollo, y pescado. Evitando los alimentos que estresen al hígado como las anteriormente mencionadas.
  5. Gestión del estrés: programación del horario, evitando interrumpir la rutina (sueño, horarios de comida, horarios de descanso), involucrando ejercicios físicos aeróbico que fomenta la relajación. 
  6. Biodescodificación: consiste en la detección de las emociones ocultas que estén repercutiendo negativamente en la salud. El estar conscientes de qué situaciones provocan emociones relacionadas al origen de la cefalea tensional (crispación, enfado), evitará que el mal manejo de estas continúe haciendo daño a los órganos y vísceras y de ahí se altere el  sistema musculoesquelético.

Ejercicios, automasajes, estiramientos y otros autocuidados para la Cefalea tensional

En nuestro portal de YouTube FisioOnline disponemos de varios vídeos realizados por expertos fisioterapeutas, que podrán a tu disposición sus conocimientos de la manera más amena y didáctica con la finalidad de ayudarte a ponerle fin a la cefalea tensional que te esté aquejando.

Dolor de cabeza o cefalea - Tratamiento con automasajes, estiramientos y ejercicios

Relaja los músculos de la región facial, craneal, cervical y dorsal contraídos en este malestar, con ayuda de los siguientes automasajes, estiramientos y ejercicios que el fisioterapeuta Iñigo Junquera te enseñará a realizar:

Cefalea tensional o dolores de cabeza - Plantas medicinales y remedios naturales

Teniendo en cuenta los positivos beneficios que tienen las plantas medicinales y los remedios naturales sobre la salud, a continuación, el fisioterapeuta Roberto Junquera cuales son los remedios naturales para los diferentes dolores de cabeza:

Pronóstico de la Cefalea tensional. ¿Cuánto tarda en curarse?

El pronóstico de las cefaleas tensionales para la población en general es favorable a corto plazo en estadios agudos, sin embargo, en estadios crónicos no tratados, generan tensión de nuca por meses y hasta años, pudiendo en ocasiones limitar severamente la calidad de vida del afectado. Cabe destacar que esto siempre va a depender de si el paciente ha recibido el tratamiento adecuado y otras características que varían individualmente como la edad, el sexo y la intensidad de la jaqueca.

Cefalea tensional