Lesiones de dorsales y sus cuidados

Rectificación dorsal

En un inicio la pérdida de la curvatura de la columna dorsal puede no traer consecuencias, pero si la rectificación dorsal se mantiene puede conducir a procesos patológicos en la columna. Conoce cuáles y como se evitan.
Rectificación dorsal
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Para cumplir correctamente su funcionamiento la columna vertebral dorsal cuenta con una curvatura denominada cifosis. En algunos casos y por diversos factores que conocerás a continuación, está curvatura puede verse aplanada, dando lugar a una rectificación dorsal. Este cambio anormal puede ser la causa del dolor de espalda, por lo que es conveniente conocer más acerca de esta afección. Encuentra importante información acerca de la rectificación dorsal aquí:

Datos anatómicos relevantes…

La columna vertebral cuenta con unas particulares curvas llamadas cifosis y lordosis, las cuales en conjunto hacen que la columna vista de lado tenga una forma de “S”, que vista de frente esta se vuelve una línea recta. Estas curvas (cifosis y lordosis) contribuyen a la distribución de carga, a la postura y al balance corporal lo que reduce la cantidad de energía invertida al caminar y al ponerse de pie, siendo estas características son necesarias para que el cuerpo puede tener un movimiento óptimo y balanceado.

En el caso de la región dorsal esta cuenta con una forma convexa denominada cifosis, la cual por diversos factores puede verse aumentada o disminuida.

Curvatura en la columna dorsal

La columna dorsal o torácica cuenta con una curvatura llamada cifosis, que permite la distribución del peso de la cabeza, además le brinda la protección y el espacio necesario a órganos y vísceras vitales para el ser humano. En la siguiente infografía podrás observar las diferentes alteraciones a las que se ve expuesta la columna torácica: hipercifosis (aumento de la convexidad), rectificación (aplanamiento de la curva hacia adelante) e inversión (la convexidad pasa a ser concavidad anterior):curvaturas en la columna dorsal

¿Qué es la Rectificación dorsal?

La rectificación dorsal se trata de una alteración en la curva de la columna dorsal o torácica en donde se evidencia una pérdida de la cifosis fisiológica y es notable también un aplanamiento del dorso (dorso plano). Un raquis dorsal rectilíneo no es sinónimo de síntomas o molestias, ya que, en muchos casos esta alteración no ocasiona síntomas, sin embargo, puede promover la aparición de alteraciones en la columna cervical o lumbar promoviendo bloqueos articulares en estas áreas, así como también puede promover los desbalances musculares que conlleven a dolor de espalda.

Causas de la Rectificación dorsal. ¿Qué la origina?

Un raquis rectilíneo es menos frecuente que la rectificación de la zona cervical o lumbar, y suele presentarse frecuentemente posterior a un procedimiento quirúrgico, como la cirugía de fusión espinal, ya que en este tipo de procedimiento el cirujano frecuentemente tiene dificultades para doblar las varillas de alineación para que coincidan con la curvatura espinal normal. Otro procedimiento quirúrgico que lleva la curva de la región torácica hacia adelante hasta aplanarla es la laminectomía, se trata de un tipo de cirugía de espalda usada para descomprimir los nervios espinales.

Otras causas asociadas a la rectificación son:

  • Problema estructural del raquis congénito.
  • Desbalance de los músculos paraespinales (los que se encuentran en la espalda junto a la columna vertebral) combinado con abdominales débiles.
  • Degeneración de los discos intervertebrales.
  • Fracturas vertebrales, pueden conducir a un aplanamiento de las curvaturas.
  • Espondilitis anquilosante.

¿Qué síntomas presenta la Rectificación dorsal?

Esta alteración en la curvatura cifótica puede pasar desapercibida durante mucho tiempo y frecuentemente no suele ocasionar síntomas o molestias. El signo más destacable es el dorso plano, que puede ser evidente en una inspección visual o mediante un examen radiológico. Si bien destacamos que una rectificación no es sinónimo de síntomas, en algunos casos una curva cifótica rectificada puede estar asociada a alteraciones musculares y articulares que conducen a la aparición de dolor de espalda. 

El signo más destacable es el dorso plano, que puede ser evidente en una inspección visual o mediante un examen radiológico.

Dicho esto, el dolor también puede ocurrir no sólo en la región media de la espalda o interescapular. Por lo general, los pacientes con esta afección pueden presentar molestias en la columna cervical y lumbar y esto se debe en parte al hecho de que el cuerpo intenta compensar en exceso la anormalidad de la columna, lo que lleva a un exceso de fatiga y a la dificultad de mantener una postura adecuada. 

Prevención de la Rectificación dorsal

Cuando se trata de una rectificación congénitas y algunas adquiridas son pocas o ninguna las medidas preventivas las que pueden adoptarse. Sin embargo, una espalda sana está directamente relacionada con adopción de hábitos saludables en la vida cotidiana, tales como:

  • Mantener un estilo de vida activo promovido por la ejecución de actividades físicas.
  • Evitar pesadas caras sobre la columna vertebral.
  • Integrar pausas activas constantes en el lugar de trabajo que disminuyan la tensión sobre la espalda.
  • Realizar gimnasia postural.
  • Utilizar equipos y muebles ergonómicos adaptados a tus características.

¿Cómo se diagnostica la Rectificación dorsal?

El diagnostico va a estar enfocado en la detección de la causa y el grado de rectificación presente, para ello se inicia creando la anamnesis con los síntomas que refiere el paciente y los antecedentes médicos y quirúrgicos que presenta, esto último es muy importante ya que los factores causales más frecuentes de esta anomalía son una cirugía previa o un proceso degenerativo como se describió en este artículo.

La manera más efectiva de identificar una alteración en la posición de las vértebras es a través de estudios de imagen como las radiografías.

La manera más efectiva de identificar la alteración de la posición de las vértebras es a través de estudios de imagen como las radiografías, en los casos que se quiera comprobar el estado de los tejidos blandos y los discos intervertebrales serán necesarios estudios como la resonancia magnética y la tomografía computarizada. Con ellos se logran establecer si hay presencia de enfermedades o lesiones cervicales. Estos estudios son complementados con exámen físico y neurológico que contribuyan al diseño de un plan de tratamiento adecuado.

Tratamiento médico para la Rectificación dorsal

Como ya hemos destacado esta alteración de la curva cifótica no supone síntomas o molestias notables en la mayoría de los casos. En los casos que se establezca que esta alteración es el origen de las molestias y la alteración funcional, algunos medidos suelen indicar primeramente medidas conservadoras como el uso de medicamentos antinflamatorios, relajantes musculares y analgésicos, la selección de medicamentos dependerá de los síntomas que refiera el paciente. 

Además, también se indica fisioterapia para compensar las alteraciones musculares y articulares presentes (si es el caso). Sin embargo, muchos médicos consideran que, si este problema estructural es pronunciado, los abordajes conservadores están destinados al fracaso.

Se considera un procedimiento quirúrgico si en el diagnóstico se evidencia algún proceso patológico o degenerativo sintomático (hernias discales, fracturas, entre otros). 

Tratamiento de Fisioterapia para la Rectificación dorsal

En los casos sintomáticos una intervención terapéutica desde la fisioterapia puede resultar notablemente positiva a nivel muscular, nervioso y cardiorrespiratorio, ya que la rectificación de esta curva puede estar relacionado a alteraciones en el sistema respiratorio y cardiaco, no sólo muscular. El objetivo principal será el control y manejo del dolor (en caso de estar presente) seguidamente de la recuperación de la movilidad de la zona torácica y la funcionalidad. Para lograrlo la fisioterapia cuenta con variedad de herramientas y abordajes terapéuticos:

  • Estiramientos de la musculatura cervical y de la parte media de la espalda.
  • Terapia manual enfocada en la normalización del tono muscular alterado y la movilización de las vértebras torácicas.
  • Electroanalgesia.
  • Estimulación eléctrica de la musculatura de la espalda.
  • Masaje descontracturante y relajación miofascial.
  • Reprogramación postural global (RPG) que fomente la adopción de una adecuada postura.
  • Ejercicios de flexibilización y fortalecimiento que aumenta la amplitud y coordinación de los movimientos de la región del tórax.
  • Agentes físicos como ultrasónico, crioterapia y termoterapia enfocados en la analgesia de las molestias.

La fisioterapia también cumple un importante papel en la recuperación posquirúrgica por lo que frecuentemente está indica posterior a un procedimiento quirúrgico de corrección de la columna.

Ejercicios, automasajes, estiramientos y otros autocuidados para la Rectificación dorsal

Desde nuestro canal FisioOnline en YouTube queremos compartirte vídeos que te ayuden a recuperar la curvatura fisiológica de tu columna vertebral y mejoren la salud de tu espalda, mediante ejercicios, estiramientos, automasajes y recomendaciones por parte de profesionales fisioterapeutas.

¿Qué importancia tiene la movilidad del tórax?

Antes de iniciar un tratamiento enfocado en la región torácica queremos explicarte la importancia que tiene una buena movilidad del tórax para todo el cuerpo. En ocasiones el dolor en la región cervical o lumbar puede provenir de la región torácica, es por ello que te indicamos ver en el siguiente video como recuperar la movilidad de esta área a través de fáciles y prácticos ejercicios: 

 

Ejercicio para liberar y estirar tu zona torácica o tórax

Al ser la región torácica tan poco móvil es importante mantener esta área flexible, para ello te recomendamos ver el siguiente vídeo en donde obtendrás importante información de cómo liberar y estira tu zona torácica a través de ejercicios:

Liberación de la postura inadecuada de la columna dorsal

La salud de nuestro cuerpo puede ser afectada por una inadecuada postura de la columna dorsal, para evitar que la postura corporal afecte tu salud te recomendamos ver y realizar los ejercicios presentados en el siguiente vídeo:

Espalda sana - Movilidad dorsal con roller

El dolor de cuello y la lumbalgia puede estar relacionado a una reducción de la movilidad dorsal. Una técnica muy efectiva para promover la movilidad en la zona torácica es el ejercicio con roller, evita la aparición de dolor y molestias que perturben tu cotidianidad con el fácil ejercicio que te mostraremos en el siguiente vídeo, además puedes integrarlo a la rutina de acondicionamiento físico del deporte que practiques, ya que es un ejercicio muy beneficioso:

 

4 ejercicios de Pilates para aliviar dolor dorsal

Si estas presentando dolor en medio de la espalda y te estás preguntando ¿qué puedo hacer para aliviarlo?, te dejamos en el siguiente vídeo las instrucciones de cómo realizar cuatro ejercicios de Pilates, fáciles y seguros de hacer:

 

Pronóstico de la Rectificación dorsal. ¿Cuánto tarda en curarse?

Los afectados por una rectificación sintomática tienen un pronóstico favorable en la mayoría de los casos, ya que las estructuras afectadas responden muy bien a los tratamientos conservadores como la fisioterapia, medicamentos, cambios ergonómicos y gimnasia postural. De igual manera, los casos que requieran intervenciones quirúrgicas para solucionar cualquier lesión o degeneración que promueva la rectificación de la curva cifótica presentan también un buen pronóstico de curación, permitiendo un retorno óptimo después de un período de recuperación de alrededor 3 meses de duración.