Lesiones de cervicales y sus cuidados

Cervicalgia o Dolor cervical

La cervicalgia es el dolor que se percibe a nivel de la columna cervical, sus causas son variadas y su molestia no remite hasta que se trata adecuadamente. Conocer sus detonantes también es conveniente para evitar su aparición.
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

¿Estás estresado? ¿Pasas muchas horas frente al ordenador? ¿Manejas mucho? Entonces es probable que estés familiarizado con la sensación de un cuello tenso. El dolor cervical en la mayoría de los casos, va y viene solo, presentándose por una variedad de causas. Si padeces cervicalgia, te recomendamos darle un vistazo al siguiente artículo, en donde abordaremos importantes temas que te ayudarán.

¿Qué son la Cervicalgia o dolor cervical?

El origen etimológico del término cervicalgia radica en la unión de dos palabras, una proveniente del latín “cervix” que significa cuello y la otra de origen griego “algos” que significa dolor, las cuales enlazadas hacen referencia al dolor de cuello.

La región cervical consta de innumerables nervios, variados músculos y un total de siete estructuras óseas (vértebras), esta compleja estructura es altamente flexible, por lo que permite varios cambios posturales. La cervicalgia generalmente es el resultado de tensión muscular en el área del cuello, asociada a diversas causas multifactoriales, que van desde una postura inadecuada hasta situaciones psicológicamente estresantes.

La cervicalgia generalmente es el resultado de tensión muscular en el área del cuello, asociada a diversas causas multifactoriales.

Siendo así, esta afección se caracteriza por la presencia de dolor en la región cervical, que se extiende desde la parte posterior de la cabeza hasta la región de los hombros, pudiendo en ocasiones causar hormigueo o entumecimiento en los dedos por compresión de los nervios que lo irrigan. También puede originar cefaleas, rigidez y pérdida de movilidad en el cuello.

¿Qué puede generar Cervicalgia o dolor cervical?

Si bien la tensión muscular es a menudo el principal desencadenante, existen otras alteraciones menos comunes, son varias las enfermedades que originan este molesto síntoma, de las cuales destacamos las siguientes:

  • Reumatismo.
  • Radiculopatías a nivel cervical (hernias o protrusiones discales cervicales)
  • Artritis reumatoide.
  • Escoliosis.
  • Fibromialgia.
  • Lesiones traumáticas en el cuello.
  • Meningitis.
  • Osteoporosis.
  • Trastornos en el sistema vascular o nervioso.
  • Tumores de tiroides, vértebras o ganglios linfáticos.

Alguna de estas enfermedades puede ocasionar dolor de cuello, pero como regla general, se presentan acompañadas de otros notables síntomas como fiebre, mareos, entumecimiento entre otros.

Tipos de Cervicalgias o dolor cervical

Podemos clasificar a la cervicalgia según la duración del dolor:

  • La cervicalgia aguda: el dolor se resuelve después de unos días, durando hasta tres semanas, generalmente puede ser causada por horas extras frente a la computadora en una postura dañina para el cuello o estrés psicológico y emocional.
  • La cervicalgia subaguda: el dolor persiste de cuatro a doce semanas.
  • La cervicalgia crónica: el dolor persiste por más de doce semanas. Por lo general, son signos de desgaste físico. Puede ser subsecuente al dolor agudo en los casos que no reciba tratamiento, o cuando se ve fomentando por una postura retraída e incorrecta durante años, lo que puede desarrollar un daño consecuente.
  • La cervicalgia recurrente: los afectados pueden estar hasta cuatro semanas sin síntomas, luego reaparece el dolor con mayor intensidad.

Incidencia y prevalencia de la Cervicalgia o dolor cervical

A nivel mundial son muchos los que han sufrido esta afección al menos una vez en su vida, estudios epidemiológicos internacionales recientes indican que hasta un 70% de la población mundial ha padecido este malestar. Además, ha demostrado ser un motivo frecuente de consulta, su prevalencia a nivel internacional es de 48.5%, estando el 85% de los casos asociados a malas posturas, ansiedad, estrés y depresión. Así como un 10% corresponde a latigazo por aceleración- desaceleración causados por accidente automovilístico, actividad deportiva de alto impacto o caídas.

En cuanto a la edad de los afectados, se ha comprobado una incidencia del 10% en las poblaciones menores a 30 años y un 25-40% en las personas de 45 años.

En España, entre los años 2009 y 2012 se ha registrado un aumento significativo, con una prevalencia de un 7,86% a un 8,56% en los españoles, y más específicamente en la comunidad de Madrid donde la prevalencia de dolor de cuello para 2007 fue del 8,4% en mujeres y 3,2% en hombres. Dentro de los afectados más destacables encontramos al centrocampista español Isco Alarcón, el cual sufrió de una cervicalgia aguda que lo dejó fuera de las canchas a principios de 2019.

Síntomas de la Cervicalgia o dolor cervical

En la cervicalgia, la tensión muscular puede provocar que el dolor se irradie desde la parte posterior del cuello hacia los hombros y los brazos, generando también limitación de los movimientos de rotación, flexión y extensión del cuello. Además, puede desencadenar una sintomatología diferente cuando está relacionado con otra alteración.

¿Cómo se relaciona con otras alteraciones?

Esta dolencia está asociada a otras alteraciones, a continuación, describimos las más destacables:

  • Neuralgia occipital: el dolor se localiza en el área del cuello y se propaga hacia la base del cráneo.
  • Síndrome cervicocefálico o cervicocraneal: junto al dolor de cuello, se producen dolores de cabeza, generalmente cefaleas tensionales, que pueden afectar desde el área del cuello hasta la parte posterior de la cabeza llegando incluso hasta la frente y los ojos. En este caso los mareos, la somnolencia y los trastornos visuales se vuelven notorios.
  • Síndrome cérvico-braquial: puede ser producto de la tensión muscular, pero la mayoría de las veces hay otras causas específicas, como inflamación y enfermedades en la columna cervical (discopatías). Además de la limitación del movimiento y el dolor en cuello, hombros y cabeza, también aparecen trastornos de la sensibilidad en los brazos o las manos, por ejemplo, sensaciones de entumecimiento, hormigueo y pinchazos.
  • Bruxismo: puede ser originada por la tensión muscular, así como también producir tensión muscular a nivel cervical, ya que el rechinamiento de dientes afecta el balance muscular cervical. Además del dolor muscular, puede causar malestar en los músculos masticatorios y de la cara, originando desgaste dental, cefaleas, sensibilidad en la región masticatoria, entre otros.
  • Omalgia u hombro doloroso: es consecuencia de un pinzamiento cervical que comprime los nervios que inervan el hombro, el cual es generado por la tensión de los músculos del cuello, por lo que además de la cervicalgia se produce dolor específico en el hombro.
  • Vértigos o mareos: en los casos que la tensión muscular cervical estrangule los vasos sanguíneos que discurren por esa zona y disminuye la irrigación hacia la cabeza, estos síntomas pueden presentarse en conjunto con la cervicalgia.

¿Cuáles son las causas de la Cervicalgia o dolor cervical?

Como hemos destacado anteriormente, la razón más común del dolor de cuello agudo es la tensión y la rigidez de los músculos cervicales, esto surge por distintos factores que sobrecargan a la musculatura de esta región. Debido a esta sobrecarga, la musculatura del cuello se endurece y se acorta, lo que ocasiona dolor. En los casos crónicos, los factores causales están asociados a cambios patológicos en el esqueleto o en los discos intervertebrales, entre otras enfermedades. Entonces, las causas de la cervicalgia pueden ser variadas y aparecer como resultado de:

  • Debilidad y sobrecarga muscular en el cuello: sentarse durante largos períodos de tiempo en el escritorio en una postura corporal desfavorable, mantiene los músculos constantemente tensos. Además, ciertos entrenamientos y actividades deportivas como el ciclismo de montaña y la natación estilo braza también puede crear malestar muscular.
  • Desgaste en el sistema musculoesquelético, por ejemplo, en cuerpos vertebrales (espondilosis), cartílago de disco intervertebral (condrosis), discos intervertebrales y vértebras (osteocondrosis) o artrosis en las articulaciones vertebrales a nivel cervical (espondiloartrosis): estos cambios pueden reducir la movilidad de la columna cervical, por lo que aumenta el dolor de cuello, especialmente en las personas mayores.
  • Latigazo cervical: esta lesión se produce principalmente en colisiones automovilísticas. Un choque violento posterior impulsa rápidamente la cabeza de atrás hacia delante dando como resultado pequeñas lesiones en el músculo y en el tejido conectivo, provocando tensión dolorosa y movilidad restringida durante varios días. En la mayoría de los casos, los síntomas se resuelven completamente con fisioterapia.
  • Alteraciones en la articulación temporomandibular (ATM): el rechinamiento constante de dientes genera un desequilibrio neuromuscular cervical que ocasiona dolor de cuello.

Por otro lado, desde la visión Fiit Concept - Fisioterapia Integrativa queremos destacar que esta afección también puede ser ocasionada por factores emocionales y viscerales, ya que estos pueden afectar el equilibrio químico y mecánico del sistema musculoesquelético del cuello. Los factores causales vistos desde la Fisioterapia integrativa son:

  • Inadecuada alimentación.
  • Mal funcionamiento digestivo.
  • Disfunciones viscerales en el hígado, si molesta el lado derecho.
  • Disfunciones viscerales en la vesícula biliar o estómago, si molesta el lado izquierdo.
  • Alteraciones emocionales como el estrés, disgusto, crispación, exceso de responsabilidad en el trabajo.

Prevención de la Cervicalgia o dolor cervical

Para evitar la aparición de este malestar, en necesario tener en cuenta los factores de riesgo, como el sobrepeso, el exceso de trabajo físico y las situaciones estresantes. Teniendo esto en claro, las medidas enfocadas en la prevención de este malestar son las siguientes:

  • Reducción del estrés: a la larga, el estrés no solo es desfavorable para los músculos, sino para la salud en general.
  • Fortalecer la región cervico-dorsal: a través de entrenamientos funcionales, esto contribuye a la obtención de músculos cervicales fuertes, que mejoren la postura, optimice la resistencia y alivie el estrés.
  • Los desperfectos visuales pueden conducir a una postura incorrecta por lo que se recomienda su corrección con ayuda del oftalmólogo.
  • En el caso de que sospeche que su colchón o la selección de almohadas le cause malestar cervical, trata de cambiarlos por un colchón ortopédico y una almohada con la altura adecuada para mantener la columna cervical recta que le permita un sueño saludable.
  • Mantener en los lugares de trabajo medidas ergonómicas: para proteger la columna vertebral cervical.

Cómo mejorar el dolor cervical cuando estás sentado en el trabajo

¿Te interesa saber cuáles son los ejercicios para mejorar tu postura en el trabajo? Te recomendamos observar el siguiente vídeo, en donde el fisioterapeuta Jonatán Diáz te dará los mejores consejos para mejorar tu postura y disminuir la tensión de cuello y hombros:

4 ejercicios de Pilates para dolor cervical

En el caso de que ya estés presentando dolor cervical, te dejamos el siguiente vídeo en donde te mostremos 4 ejercicios de Pilates enfocados en disminuir las molestias cervicales:

¿Cómo se diagnostican la Cervicalgia o dolor cervical?

El profesional de salud, bien sea traumatólogo o fisioterapeuta primeramente realiza una entrevista al posible paciente afectado, a través de ella se obtienen las primeras pistas sobre las causas. Generalmente se indaga en la anamnesis sobre la situación profesional actual del paciente, así como la rutina diaria y el historial médico que presente.

La anamnesis es un punto de partida importante para la detección exacta del descencadenante de la cervicalgia.

El diagnóstico clínico también incluye un examen físico compuesto por la valoración de la movilidad de la cabeza, el cuello, los hombros, los brazos y las articulaciones, así como la inspección palpatoria de los músculos cervicales y dorsales. Además, la fuerza muscular, los reflejos, la sensibilidad y la irrigación vascular también son valoradas. Con respecto a esta última, se hace uso del “Test de Klein” el cual permite la evaluación manual del sistema vascular cervical, pudiendo con ello evidenciar la presencia de un compromiso de la arteria vertebrobasilar.

El examen físico comprende palpación, valoración de la fuerza muscular, reflejos, sensibilidad y la irrigación vascular.

Si con esta valoración clínica se revela alguna anormalidad, puede que sea necesario utilizar métodos de imagenología como rayos X, tomografía computarizada o resonancia magnética para evidenciar alguna enfermedad como: artrosis, espondilolistesis, fracturas u otras lesiones musculoesqueléticas, y determinar si es necesarios otros estudios para establecer el abordaje terapéutico.

Tratamiento médico para la Cervicalgia o dolor cervical

En un primer momento el abordaje médico va a ir enfocado en solucionar las dolencias presentes, a través de la terapia farmacológica se indican medicamentos analgésicos, relajantes musculares y antiinflamatorios cuyo objetivo es reducir la tensión ejercida por los músculos cervicales. En casos en que los medicamentos no surten el efecto deseado en los síntomas, el siguiente paso es más invasivo y trata de inyecciones de procaína mediante terapia neural, las cuales aplicadas en el lugar correcto produce un alivio del dolor casi inmediato. Sin embargo, si la causa de la cervicalgia no se ha visto resuelta, el efecto analgésico obtenido suele ser transitorio.

Si la causa de la cervicalgia no se ha visto resuelta, el efecto obtenido con los fármacos suele ser transitorio.

La cirugía es solo una opción médica si se ha identificado una causa clara que posiblemente pueda remediarse con una intervención quirúrgica. Por ejemplo, la cirugía puede ser una opción si el tejido del disco intervertebral este presionando un nervio cervical. Sin embargo, información actual indica que los discos herniados a menudo retroceden por sí solos, por lo que la cirugía generalmente no tiene una gran ventaja. Además, las intervenciones quirúrgicas en la columna cervical presentan importantes riesgos para los pacientes intervenidos. Por lo tanto, es importante sopesar cuidadosamente las ventajas y desventajas de la operación.

Tratamiento de Fisioterapia para la Cervicalgia o dolor cervical

Para dar inicio al tratamiento de la cervicalgia a través de la fisioterapia, es necesario realizar una valoración e inspección que permita identificar los bloqueos de las articulaciones de la columna cervical y la tensión muscular, las cuales son las causantes de dolorosas molestias que impiden realizar actividades de la vida diaria con normalidad.

Una vez detectados los factores causales se procede a diseñar el plan de tratamiento terapéutico.

Los objetivos planteados en este caso generalmente son la reducción del dolor, el fortalecimiento de la musculatura del cuello, el aumento de la amplitud articular, la reducción del estrés, normalización de las funciones viscerales hepáticos biliares, obtención de una correcta postura corporal y el retorno funcional a las actividades de la vida diaria.

El objetivo principal del tratamiento es el control del dolor para lograr la recuperación de las funciones alteradas.

Para lograr estos objetivos, hacemos uso de una fisioterapia integrativa desde nuestra visión Fiit Concept, la cual consta de una amplia gama de técnicas y abordajes de la medicina oriental anclados en la Fisioterapia. Siendo así, las intervenciones fisioterapéuticas enfocadas en la recuperación del paciente con cervicalgia son:

  • Masaje Descontracturante: es posible obtener una relajación miofascial de las contracturas musculares cervicales en el dolor de cuello, tales como los trapecios, elevadores de la escápula, paravertebrales cervicales y dorsales.
  • Ejercicio terapéutico: contribuye a la normalización de las fuerzas y las tensiones musculares que generan restricción de movimiento a nivel cervical y desencadenan la cervicalgia.
  • Punción seca: esta técnica manual elimina eficazmente los puntos gatillo miofasciales activos de los trapecios, elevadores de la escápula y romboides, lo que produce analgesia en la cabeza, hombro o zona cervicodorsal.
  • Osteopatía y terapia manual: con ella se recupera la biomecánica vertebral lo que influye positivamente en el movimiento funcional de la región cervical. 
  • Plantas medicinales y alimentación: reducen el estrés al fomentar las funciones viscerales del hígado, vesícula biliar o estómago que se encuentre en disfunción.
  • Gimnasia postural: la obtención de una adecuada postura, disminuye la tensión sobre las estructuras anatómicas cervicales y por ende brinda analgesia frente al dolor. Además, aquí se le brinda información sobre ergonomía e higiene postural para que los pacientes la aplique en su día a día.
  • Electroanalgesia: a través de ella se obtiene de manera rápida y efectiva la analgesia, frente al dolor.
  • Técnicas neurodinámicas: es un entrenamiento que realizado con ayuda del fisioterapeuta brinda a los nervios cervicales comprimidos un mejor deslizamiento por lo que pueden discurrir con mayor facilidad y sin desencadenar dolor.
  • Gestión del estrés: teniendo en cuenta que es uno de los principales factores causales de esta afección, el buen manejo del mismo disminuye la tensión dolorosa refleja en la zona cervical.

Ejercicios, automasajes, estiramientos y otros autocuidados para la Cervicalgia o dolor cervical

En nuestro portal de YouTube FisioOnline añadimos vídeos con recomendaciones terapéuticas para tratar las principales patologías y disfunciones que desmejoran la calidad de vida de nuestros pacientes.

Dolor de cuello o cervical - 7 errores que no debes cometer en su tratamiento

En caso de presentar cervicalgia te recomendamos ver el siguiente vídeo, en donde Iñigo Junquera te brindará información de forma breve y amena sobre los 7 errores más frecuentes en el tratamiento de este malestar, para que con nuestras recomendaciones evites cometerlos al empezar a tratar el dolor de cuello:

Automasaje para liberar la tensión de cuello, cervicales y de trapecios

Teniendo en cuenta que la musculatura de la región cervicodorsal es la mayormente afectada, te dejamos también el siguiente vídeo en donde se explica estupendos automasajes para el cuello, los hombros y las cervicales, que permitirá eliminar la tensión acumuladas en estas áreas y fomentará la analgésica en la zona:

Plantas medicinales y remedios naturales para la cervicalgia izquierda

Desde la visión Fiit Concept – Fisioterapia Integrativa tenemos presente la relación de este malestar cervical con las alteraciones de órganos y vísceras, es por ello que te recomendamos que veas el siguiente vídeo en el cual Roberto Junquera te explicará detalladamente cómo tratar la cervicalgia izquierda a través del uso de plantas y remedios naturales:

Plantas medicinales y remedios naturales para la cervicalgia derecha

Como ya hemos comentado, cuando este dolor predomina en el lado derecho este se ve asociado por una disfunción del hígado ocasionada por trastornos alimentarios y mal manejo de emociones, para ello existe una solución mediante el uso de plantas medicinales entre otros remedios naturales que se le explicará en el siguiente vídeo:

Cervicalgia o dolor de cuello - Tratamiento con ejercicios, automasajes y estiramientos

Y en este último vídeo englobamos los mejores abordajes terapéuticos para tratar la cervicalgia o dolor de cuello, a través de ejercicios, automasajes y estiramientos que aumentan la capacidad de movimiento cervical y disminuye el dolor anterior y posterior del cuello:

Pronóstico de la Cervicalgia o dolor cervical. ¿Cuánto tarda en curarse?

Como regla general, la cervicalgia aguda desaparece en unos pocos días, los tratamientos conservadores apropiados pueden acelerar la recuperación. Las molestias como el dolor en el hombro o la cefalea generalmente se resuelven rápidamente. Si no, puede indicar otras causas.

El pronóstico del dolor de cuello crónico debido a signos de desgaste, enfermedades o lesiones de la columna cervical, afecciones neurológicas o reumáticas, se desarrolla con períodos de dolor agudo y fases en las que casi no hay molestias. En este caso el tiempo de curación va a variar dependiendo de la evolución del tratamiento a la enfermedad subyacente.

La participación activa por parte del paciente juega un papel muy importante para la obtención de un pronóstico favorable.

Es necesario tener presente que la mejora a largo plazo depende sobre todo del paciente, sí se evitan las malas posturas, los hábitos dañinos a la columna cervical y las situaciones estresantes.

Cervicalgia o Dolor cervical