Encuentra tu clínica más cercana

Mapa de provincias de España A CORUÑA PONTEVEDRA OURENSE LUGO ASTURIAS LEÓN ZAMORA SALAMANCA CÁCERES BADAJOZ HUELVA SEVILLA CADIZ CANTABRIA PALENCIA VALLADOLID ÁVILA TOLEDO CIUDAD REAL CÓRDOBA MÁLAGA BURGOS SEGOVIA SORIA VIZCAYA GUIPUZCOA ÁLAVA LA RIOJA MADRID NAVARRA GUADALAJARA CUENCA ALBACETE JAÉN GRANADA ALMERÍA MURCIA HUESCA ZARAGOZA TERUEL CASTELLÓN VALENCIA ALICANTE LLEIDA TARRAGONA BARCELONA GIRONA SANTA CRUZ DE TENERIFE LAS PALMAS BALEARES CEUTA MELILLA
Lesiones de pelvis, cadera y pierna y sus cuidados

Protesis de cadera

La prótesis de cadera es el remplazo de la articulación de la cadera con la finalidad de brindar una mejor calidad de vida al paciente. La completa recuperación, luego de su colocación, requiere del trabajo conjunto de paciente y terapeuta.
Protesis de cadera

Indice de Contenidos[mostrar]

El desgaste de la cadera conlleva dolor, limitación del movimiento y otras molestias que en la mayoría de los casos suele remitir con tratamientos conservadores. En los casos que esto no sea posible, una prótesis de cadera resulta ser la mejor opción para recuperar la movilidad y eliminar el dolor. Si este es tu caso, seguramente tendrás muchas dudas: ¿qué tipos de prótesis hay? ¿qué complicaciones tiene? ¿cómo es la cirugía? aclara tus dudas en el artículo a continuación:

Datos anatómicos relevantes...

Primero es necesario aclarar cómo se constituye la articulación coxofemoral o de la cadera, ya que la prótesis tratará de abarcar las funciones de la misma. 

¿Qué es la cadera?

La cadera es una articulación formada por el acetábulo (parte convexa) y la cabeza femoral (parte redondeada). Estos están cubiertos con cartílago articular para que la fricción durante el movimiento de la cabeza femoral contra el acetábulo sea mínima, lo que nos permite desplazarnos y caminar con facilidad. El borde del acetábulo está afianzado por el llamado labrum, un anillo hecho de cartílago fibroso, que aumenta la superficie articular y la estabiliza durante el movimiento. Además, la cadera está rodeada por una cápsula articular y una fuerte capa muscular y ligamentaria que estabiliza sus segmentos óseos. Todas estas estructuras están inervadas por una importante red de nervios por la parte delantera y trasera de la articulación, y vasos sanguíneos que irrigan desde la superficie frontal de la cadera justo por debajo de la ingle.

anatomía de la cadera

¿Qué es una Prótesis de cadera?

Todos los componentes de la articulación coxofemoral o de la cadera (cabeza femoral, acetábulo y cartílago articular) pueden degenerarse gravemente y comprometer su funcionamiento, después de un accidente, enfermedad o artrosis. En estos casos, para recuperar las funciones propias de la articulación, se considera reemplazar los componentes articulares afectados por unos artificiales. El reemplazo articular consiste en la colocación de una prótesis de cadera, que no es más que una extensión articular artificial cuya función es restaurar la movilidad y funcionalidad de la cadera afectada.

La prótesis de cadera, es una extensión articular artificial cuya función es restaurar la movilidad y funcionalidad de la cadera afectada.

La idea de reemplazar la articulación coxofemoral real con una artificial se remonta a 1891, cuando Themistocles Gluck usó marfil para reemplazar la cabeza femoral uniéndola con níquel. tornillos plateados, yeso de París, y pegamento. No fue hasta 1940, que el cirujano estadounidense Dr. Austin T. Moore realizó el primer remplazo articular metálico con una prótesis hecha de una aleación de cobalto y cromo llamada Vitallium., que al igual que los reemplazos articulares modernos, se insertan en el canal medular femoral y depende del crecimiento óseo a largo plazo para su fijación.

A través del tiempo se han ido perfeccionado tanto los materiales que constituyen la estructura de la prótesis, como los abordajes quirúrgicos. Actualmente existe no sólo la opción de cirugía abierta, sino también la cirugía mínimamente invasiva en donde los músculos y los tendones no se desgarran, sino que se conservan, permitiendo a los pacientes operados obtener una rehabilitación temprana y menos dolorosa.

¿Qué piezas componen una prótesis de cadera?

Para que la prótesis logre imitar la función natural de la art. coxofemoral consta de cuatro componentes:

  • componente de la prótesis de caderaUn eje o vástago de metal que está anclado en el eje femoral,
  • Un componente de la cabeza femoral (hecho de metal, titanio o con un revestimiento cerámico), que se coloca como una cabeza esférica en el eje o vástago de la prótesis implantada o, en el fémur preservado de la bola femoral,
  • Un componente acetabular o cotilo que está anclado en la pelvis, y
  • Una incrustación o forro de plástico (hecho de metal, cerámica o polietileno) que descansa sobre el componente acetabular y en el que se desliza el componente de la cabeza femoral.

Tipos de Prótesis de cadera

Dependiendo del tipo y grado de la afectación articular, se selecciona dentro de los diferentes tipos de articulaciones artificiales de cadera. También la elección del tipo de prótesis depende de la edad del paciente y la calidad y salud de su sistema óseo. Siendo así, los tipos son:

  • Prótesis de resuperficialización (resurfacing): generalmente esta es la selección para las personas mayores, cuyo estado de salid general no permite una operación prolongada y que se han fracturado el cuello femoral. Esta endoprótesis, reemplaza la región femoral fracturada y la copa acetabular permanece sin cambios. La desventaja de una prótesis de cabeza femoral es que esta puede dañar el acetábulo cuando se somete a un gran estrés. Por lo tanto, esta forma de cirugía solo es adecuada para adultos mayores cuya libertad de movimiento está restringida desde el principio.
  • Prótesis total de cadera: implica el reemplazo completo de la cadera lesionada y normalmente es seleccionada en caso de un importante daño articular. Esta prótesis está constituida por una copa acetabular (cotilo) que se inserta en la pelvis, el eje o vástago que se inserta en el fémur y la cabeza femoral que se coloca en el eje de la cadera.
  • Prótesis parcial de cadera: al igual que la anterior, posee un vástago con un componente en la cabeza femoral, sin embargo, la cabeza femoral se inserta directamente en el hueso de la pelvis. Esta es la selección frecuente en caso de fracturas femorales y no enfermedades degenerativas, ya que para que este procedimiento sea exitoso es necesario que acetábulo debe estar sano.
  • Prótesis de revisión: se usa en caso de que una de las anteriores se vea desgastada o se haya aflojado. Generalmente son de mayor diámetro e implica la colocación de otras piezas para adaptarse a unas proporciones articulares modificadas.

¿Cómo se ve una prótesis de cadera?

En la siguiente imagen podrás observar cómo se ven las prótesis de cadera tipo total, parcial y resuperficialización o resurfacing:

tipos de prótesis de cadera

¿Cómo se fijan estas prótesis al hueso?

Básicamente existen tres opciones para anclar los elementos protésicos al hueso, los cuales son:

  • Prótesis de cadera cementada: consiste en el anclaje de la articulación artificial de la cadera con cemento óseo. En el caso de una prótesis cementada, el vástago y el acetábulo se fijan en el eje del fémur o en la pelvis con cemento óseo. Este cemento trata de un plástico de curado rápido, que ancla una articulación artificial con absoluta firmeza en el tejido óseo (fémur, coxal). El método cementado permite una resistencia rápida al peso y una mayor estabilidad posible de la endoprótesis y el hueso.
  • Prótesis de cadera no cementada: consiste en el anclaje de una articulación de cadera artificial mediante un ajuste a presión. Con una prótesis no cementada, el vástago de la prótesis y el componente acetabular se presionan o atornillan. El material insertado es compatible con los huesos, frecuentemente está recubierto por hidroxiapatita para estimular el crecimiento en el tejido óseo circundante. Esta selección requiere que el paciente posea una buena calidad ósea, que permita el proceso de osteointegración del material protésico.

Otra opción que ofrecen los médicos para fijar el material protésico al hueso es la combinación de las anteriores opciones. La combinación de ambas técnicas toma las ventajas del anclaje cementado y no cementado, por lo que la copa acetabular se atornilla o presiona en la pelvis (no cementada), mientras que la cavidad protésica (cabeza femoral y vástago) se cementa en el fémur.

Incidencia y prevalencia de la Prótesis de cadera

La incidencia de reemplazos articulares es bastante alta, se considera que más de 1 millón de artroplastias de cadera son realizadas cada año en los Estados Unidos y se estima que para 2030 la demanda de artroplastias aumente un 174%. En cuanto a nuestro país (España), se ha estimado que aproximadamente en el 2017 se llevaron a cabo 113 artroplastias por cada 100.000 habitantes, para 2019 se estimaba que cada año se colocaban 35.000 en España. Además, se ha estimado que su prevalencia es mayor en mujeres que en hombres y su prevalencia aumenta conforme la edad, alcanzando el 5,26% a los ochenta años. Esta estimación corresponde a 2.5 millones de personas (1.4 millones de mujeres y 1.1 millones de hombres) con reemplazo total de cadera. 

¿Cuándo necesitamos una prótesis de cadera?

La artroplastia protésica de cadera se hace necesaria cuando la articulación coxofemoral natural está tan dañada o desgastada por cambios degenerativos, lesiones o enfermedades que los métodos de tratamiento conservadores, ya no prometen el éxito de curación requerido. Este es el caso si el dolor en la cadera persiste a pesar de la fisioterapia o del uso de medicamentos (analgésicos y antiinflamatorios), y si la movilidad reducida y la funcionalidad no puedan restablecerse lo suficiente mediante estas y otras medidas conservadoras de preservación de las articulaciones. Algunas de las indicaciones más frecuentes para una prótesis de cadera son:

Prevención de una prótesis de cadera

Si bien el procedimiento de reemplazo articular no puede ser evitado en muchos casos, debido a que existen factores causales imprevistos como las fracturas, que no pueden ser prevenidos. Sin embargo, el desgaste, la degeneración articular progresiva y dolor pueden ser prevenidos y ralentizados con algunas simples acciones. A continuación, te dejamos algunas recomendaciones que promuevan la salud de tus caderas:

  • Mantener un peso saludable: el sobrepeso provoca un estrés excesivo en las articulaciones inferiores y puede causar que el cartílago articular se deteriores más rápido. Por lo tanto, es importante mantener un peso para aliviar el exceso de presión en las caderas y reducir el riesgo de padecer coxartrosis. 
  • Realizar actividad física de manera regular: el sedentarismo y una pobre actividad física pueden promover el daño articular. El ejercicio estimula la liberación de líquido sinovial, que proporciona al cartílago nutrientes para lubricar y aflojar la articulación.
  • Suplementos alimenticios y dieta balanceada: los suplementos de condroitina y glucosamina pueden evitar que el cartílago se deteriore y estimular la formación y reparación del cartílago.
  • Realizar ejercicios enfocados en el fortalecimiento y la flexibilización de las caderas: los músculos glúteos y los flexores en la pelvis son importantes para la estabilidad y flexibilidad de la cadera, por lo que es importante entrenarlos.

Ejercicios de movilidad caderas para personas mayores

Sabemos que las poblaciones más propensas a necesitar un reemplazo articular son los adultos mayores, es por ello que les recomendamos a nuestros lectores de la tercera edad que visualicen el siguiente vídeo, en donde un experto fisioterapeuta te mostrará cómo hacer fáciles y efectivos ejercicios enfocados en mantener y mejorar la movilidad de caderas y piernas:

 

Evaluación previa a la Prótesis de cadera

Siendo la artroplastia protésica un procedimiento muy complejo y delicado, se requiere de ciertas valoraciones que permitan al médico o cirujano establecer en conjunto con el paciente, la planificación de un procedimiento apropiado con los requerimientos y las características individuales del paciente. Esto implica la selección adecuada del material protésico (metal, titanio, cerámica), tipo de prótesis (completa, parcial o resurfacing), tipo de fijación (cementada o no cementada) y técnica quirúrgica (abierta/mínimamente invasiva). La evaluación previa a la prótesis de cadera consta de:

  • Anamnesis: en la entrevista clínica se investigará la magnitud de las molestias, los antecedentes médicos y farmacológicos, ocupación laboral, entre otros datos con la finalidad de establecer el estado de salud general del paciente afectado.
  • Examen físico: se examinará las características biomecánicas de las caderas, así como la fuerza y amplitud articular presente.
  • Estudios de imagen: las radiografías (Rx) y las resonancias magnéticas (RM) resultan útiles para determinar el nivel de tejido óseo afectado y el tejido sano. 
  • Estudios complementarios: para valorar el estado físico y de salud general del paciente, se indican electrocardiogramas (para valorar la función cardíaca), estudios de laboratorio y estudios de imagen enfocados en tórax.

¿Cómo es la cirugía de la prótesis de cadera?

En la cirugía en sí, se hace una distinción entre el abordaje abierto, en el que el cirujano accede a la cadera a través de una gran incisión en la piel (frontal, posterior o lateral), y el procedimiento mínimamente invasivo, en el que se inserta las partes protésicas con instrumentos especiales, en el procedimiento como ya hemos comentado, los músculos y los tendones no se cortan, sino que se separan.

La cirugía se lleva a cabo bajo anestesia parcial o general. Una vez anestesiado el paciente el especialista en traumatología y ortopedia expone la articulación y se retira el tejido óseo dañado, preparando a la región articular para la implantación de la prótesis mediante un fresado o raspado óseo. En caso de una prótesis cementada, la copa acetabular artificial y el vástago se fijan con el llamado cemento óseo. En caso de una prótesis de cadera no cementada, las partes protésicas se presionan en el lecho óseo preparado o se atornilla al hueso correspondiente. Ya implantada las partes protésicas el cirujano cierra la apertura o portal quirúrgico realizado.

La duración de la operación es de aproximadamente 1 o 2 horas y media. 

¿Qué complicaciones tiene la cirugía de la prótesis de cadera?

Las cirugías de este tipo pueden tener muchos riesgos, pero en general son poco frecuentes. Algunos de ellos son:

Además de los riesgos generales del procedimiento quirúrgico, existen riesgos específicos asociados a la prótesis. Las complicaciones más comunes son:

  • Luxación o dislocación: la bola femoral artificial salta del acetábulo.
  • Fractura: el tejido óseo sano adyacente puede fracturarse.
  • Aflojamiento: el exceso de fricción y estrés sobre la articulación artificial a largo plazo puede aflojar el contacto de los componentes protésicos con el hueso, también puede darse como consecuencia de una osteólisis. 
  • Lesión nerviosa: puede aparecer entumecimiento y dolor en el área de la operación que dure hasta 6 meses después del procedimiento quirúrgico. Esto ocurre porque los nervios que inervan la piel también son cortados durante el procedimiento.

¿Cuánto dura una Prótesis de cadera?

Al igual que otros tipos de endoprótesis, una prótesis de cadera tiene una vida útil limitada. Con una cirugía adecuada, la vida útil de la misma es de 15-20 años, incluso en algunos casos llegan a ser funcionales después de 25 años o más. Los pacientes mayores de 65 años tienen muy buenas perspectivas de no tener que experimentar un cambio de prótesis en sus vidas.

Tratamiento de Fisioterapia en la Prótesis de cadera

La fisioterapia no sólo constituye un pilar fundamental en la recuperación funcional del paciente operado, sino también que puede mejorar el proceso de curación con intervenciones fisioterapéuticas previas a la artroplastia. Debido a la enfermedad y al dolor causantes del reemplazo articular, los músculos que abarcan la art. coxofemoral se debilitan, acortan e incluso se atrofian, lo que desmejora el proceso de recuperación posquirúrgica. Para evitarlo, se lleva a cabo principalmente un entrenamiento especializado tipo isométrico, enfocado en reducir la pérdida de masa y fuerza muscular.

Rehabilitación posoperatoria 

Los abordajes terapéuticos realizados posterior a la cirugía varían según las características individuales del paciente, el tipo de intervención quirúrgica y el tipo de prótesis implantada, por lo que es importante la comunicación entre el médico que realizó la artroplastia y el fisioterapeuta. Una buena comunicación garantiza el éxito de los resultados funcionales de la articulación artificial implantada. 
Si bien la operación de reemplazo de cadera trata y mejora la función articular, las estructuras periarticulares resultan desfavorecidas, principalmente los músculos, ligamentos y tendones que la estabilizan. Para lograr restablecer la función de estas estructuras y mejorar la movilidad, fuerza y flexibilidad del paciente operado, es importante una rehabilitación postoperatoria temprana que inicie el primer día después del reemplazo articular. Esta rehabilitación frecuentemente es divida según las semanas posteriores a la intervención.

Fase posoperatoria (1° día – 2 semana después de la intervención)

El primer día después de la operación, el fisioterapeuta ayuda al paciente a levantarse por primera vez y cargar el implante, si se trata de una fijación protésica cementada. Si la fijación es no cementada, frecuentemente se realiza una carga suave, con ayuda de muletas en las primeras semanas, para evitar que los componentes protésicos se desplacen. Algunas de las intervenciones llevadas a cabo por el fisioterapeuta en esta fase son:

  • Educación postural.
  • Ejercicios respiratorios.
  • Ejercicios de las extremidades superiores para estimular la función cardíaca.
  • Mantenimiento de la pierna no intervenida.
  • Drenaje linfático manual.
  • Manipulaciones articulares (no mayores a los 90º de flexión de cadera).
  • Ejercicios de fortalecimiento tipo isométricos de la pierna operada.
  • Ejercicios de progresión de traslado (acostado-sedente, sedente-bipedestación, bipedestación-marcha)
  • Reeducación de la marcha con ayudas ortopédicas (muletas, andadores).
  • Crioterapia.
  • Electroestimulación y electroanalgesia.

Semana 3 - 5 posoperatoria

Después de dos o cuatro semanas casi todos los síntomas o molestias desaparecen por completo. Las muletas generalmente se requieren durante las primeras 4 a 6 semanas a pesar de la carga completa permitida, en ese tiempo el fisioterapeuta se enfoca en rehabilitar e incentivar la marcha sin apoyo. Para ello se indican ejercicios de fortalecimiento en cama y de pie con apoyo parcial. 

Después de 6 semanas de la intervención

Seis semanas después de la operación, la integración del material protésico se completa en gran medida por el tejido óseo que crece alrededor. Por lo cual, en esta fase, las intervenciones fisioterapéuticas se enfocan en ganar amplitud articular, potenciar la fuerza, resistencia y promover el equilibrio y la estabilización. Con el tiempo, la articulación se estabiliza a través del proceso de curación y la construcción muscular por lo que después de tres meses, el estrés deportivo es posible sin riesgos. 

¿Qué deportes son adecuados e inadecuados en caso de prótesis de cadera?

Los deportes de altos impacto están contraindicados, ya que pueden promover el aflojamiento de los componentes protésicos. Siendo así, los deportes inadecuados son:

  • Esquí.
  • Fútbol.
  • Balonmano.
  • Vóleibol.
  • Baloncesto.
  • Equitación.

En cuanto a los deportes que no son perjudiciales para la prótesis de cadera, destacamos los siguientes:

  • Correr.
  • Caminata.
  • Ciclismo.
  • Natación.
  • Danza.
  • Golf.
  • Bolos.
  • Tenis de mesa.

Recomendaciones para la recuperación de una artroplastia u operación de prótesis de cadera

Para asegurar una recuperación adecuada y prevenir la dislocación de la prótesis, serán necesarias algunas precauciones especiales, principalmente durante las primeras 6 semanas después de la cirugía:

  • No cruce las piernas.
  • No flexione las caderas más que un ángulo recto (90°).
  • No gire su pie excesivamente hacia adentro ni hacia afuera.
  • Use una almohada entre sus piernas durante la noche cuando duerma.
  • Evitar acostarse de lado, acuéstese boca arriba.
  • Evitar agacharse para recoger algo del piso.
  • No viajar en coche hasta cumplir la 6 semana.

Ejercicios, automasajes, estiramientos y otros autocuidados para la Prótesis de cadera

Nuestro canal de YouTube FisioOnline cuenta con infinidad de vídeos realizados por especialistas en rehabilitación y fisioterapia, que te brindarán oportunos consejos para que reduzcas las molestias de distintas afecciones. Ten en cuenta que los vídeos que te dejaremos a continuación, no podrán remplazar en ningún momento la intervención de un fisioterapeuta, por lo que recomendamos consultarle antes de seguir con alguna de las siguientes recomendaciones indicaciones.

5 cosas que debes de saber si vas a operarte de prótesis de cadera

Si ya tomaste la decisión de reemplazar esa art. coxofemoral que tanto te molesta, te recomendamos ver el siguiente vídeo, en el cual podrás encontrar consejos por parte de un experimentado fisioterapeuta, que te ayudarán a orientarte y mejorar el resultado de la operación:

Artrosis de cadera - Tratamiento con ejercicios, estiramientos y masajes

La coxartrosis es la principal causa de artroplastias de caderas y con frecuencia afecta ambas caderas, por lo que es importante mantener la salud de la articulación no operada. Para ello te dejamos en el siguiente vídeo varios ejercicios, estiramientos y masajes, fáciles de realizar bajo las directrices de un experto fisioterapeuta:

Rehabilitación de prótesis de cadera - Primera fase

En el siguiente vídeo te mostramos unos parámetros específicos, enfocados en la rehabilitación de este procedimiento quirúrgico que te ayudaran durante la primera fase de tratamiento, estas recomendaciones no reemplazan la intervención presencial de un fisioterapeuta, pero podrían favorecer el tratamiento fisioterapéutico que te ha establecido:

Automasaje para cicatrices y adherencias después de una operación

El procedimiento quirúrgico puede conllevar pequeñas o grandes cicatrices posoperatorias, para evitar que las mismas ocasionen molestias es importante abordarlas terapéuticamente lo más temprano posible. Para ello te dejamos en el siguiente vídeo las directrices necesarias para realizar un adecuado automasaje de cicatriz:

Pronóstico de la Prótesis de cadera. ¿Cuánto se tarda en recuperarse de una prótesis de cadera?

En la mayoría de los casos, el pronóstico a corto y largo plazo es favorable tanto en jóvenes cómo en adultos mayores, los pacientes con reemplazo articular obtienen alivio del dolor en combinación con una movilidad significativamente mejorada en los primeros tres meses

Ciertas molestias musculares residuales son normales al principio de la recuperación, así como ciertas molestias leves en el área de la ingle. Estos síntomas generalmente desaparecen por completo, pero a veces esto puede tomar algo de tiempo. La recuperación total de una prótesis de cadera generalmente se logra después de un año

Como ya se ha destacado anteriormente la vida útil y funcional de la prótesis está limitada (de 10 - 20 años). Hay varios factores que pueden afectarla negativamente, por ejemplo, la prótesis puede aflojarse después de unos pocos años debido a accidentes, deportes de alto impacto, sobrecargas, osteoporosis o abrasión del material protésico. En estos casos una operación de cambio de material protésico se convierte en una necesidad.

Protesis de cadera