Protocolo de rehabilitación. Prótesis de cadera

Protocolo de rehabilitación. Prótesis de cadera
Promedio: 3.1 (92 votos)
133737
395
24

Una articulación sana debe mantener sanos todos los elementos que la componen: huesos, ligamentos, cápsula y cartílagos. Los traumatismos y las enfermedades degenerativas pueden generar dolor y limitaciones de movimiento, por lo que se escoge sustituir la articulación por una prótesis para que cumpla con las funciones normales. Este artículo está dedicado a la prótesis de cadera.

La colocación de una prótesis es una intervención muy importante(1), por lo que te explicamos todo lo que hay que saber y todo lo que puedes realizar antes y después de una cirugía para colocación de prótesis de cadera.

Artrosis o desgaste de cadera: cuándo operarse y ponerse una prótesis

La artrosis de cadera es un problema frecuente. En este vídeo te explicamos la razón por la que una cadera desgastada genera tanto dolor, qué puedes hacer para evitar el dolor y cuándo es el momento adecuado para decidir por la cirugía cuando se abre como una opción para combatir los síntomas de la artrosis.

Periodo Preoperatorio: qué se debe hacer antes de la colocación de una prótesis de cadera

Lo más importante que hay que saber antes de la operación son las precauciones a tomar(2) para evitar la luxación del implante. Es importantísimo enseñar al paciente a realizar algunos cambios posturales, incluyendo:

  • Entrar y salir de la cama. Observa el siguiente vídeo:

Cómo levantarse de la cama o el suelo sin hacerse daño en la espalda

En el siguiente vídeo te mostramos cómo es la forma correcta de levantarse de la cama o el suelo.

  • Al sentarse evitar las sillas profundas, y no cruzar las piernas. Para levantarse de la silla recordar acercarse lo más posible al borde de la silla.
  • Utilizar un asiento elevado para el inodoro.
  • Enseñar al paciente la de ambulación con ayudas para la marcha, tales como el andador o las muletas canadienses.
  • Enseñar al paciente los ejercicios físicos que tendrá que practicar desde el primer día post-operatorio.

Después de la cirugía de colocación de prótesis de cadera

¿Qué vamos a realizar después de la operación(3) de una próstesis de cadera? Os muestro qué vamos a realizar día tras día.

Día 1 y 2

A la salida de la sala de operaciones al paciente vendrá posicionada la pompa venosa en las extremidades inferiores, que proveerá en la ayuda del círculo venoso periférico en los días de pseudo-inmovilidad siguientes a la operación. El paciente legará inmovilizado pasivamente, acostado boca arriba. Se debe prestar atención a la extremidad operada para que se mantenga bien distendida y perfectamente recta (se deben evitar el posicionamiento de cojines bajo la rodilla, pero los cojines bajo el tobillo están permitidos). Las electro estimulaciones del cuádriceps alrededor de 20 minutos resultan muy útiles para la disminución de la inflamación y el dolor. También utilizaremos crioterapia y movilizaciones pasivas de cadera para disminuir la inflamación y evitar enfermedades vasculares.

También están indicados los pasos asistidos con ayuda de andador o muletas bajo la supervisión de un fisioterapeuta, al menos 2 veces al día, desde la cama hasta una silla y viceversa. Es de vital importancia la ayuda para la marcha, ya que no se puede apoyar más del 85% del peso corporal sobre la extremidad operada.

Día 3, 4 y 5

Se continúa con la marcha asistida y la crioterapia. Se introducen los siguientes ejercicios:

  • Ejercicios para los glúteos: contraer las nalgas por 5 segundos consecutivos y luego relajar 5 segundos consecutivos. Repetir.
  • Ejercicios para el tobillo: flexo-extensión del tobillo. Éste ejercicio se puede repetir muchas veces a lo largo del día.

Día 6 al 14

Se continúa con la marcha asistida. Se introducen los siguientes ejercicios:

  • Flexión de cadera con la rodilla extendida: extender la rodilla y levantar la pierna fuera de la cama.

  • Ejercicios para el cuádriceps: contraer los músculos del muslo, empujando la rodilla contra la cama, contar hasta 5 manteniendo la posición; descontraer el muslo.

Ejercicios para fortalecer la rodilla - Nivel de recuperación inicial

Estos ejercicios son parecidos a los primeros ejercicios que te presentamos en el siguiente vídeo:

​​

  • Abducción/aducción de la cadera: se hace resbalar lateralmente la extremidad sobre la cama y volver a la posición inicial (atención a no extra-rotar el pie para evitar las luxaciones de cadera).

  • En posición erecta: llevar la extremidad hacia fuera y volver a la posición inicial.

  • Ejercicios de stretching para evitar que se instaure una rigidez en flexión de la cadera: en posición supina, flexionar la rodilla contralateral hasta el tronco, al mismo tiempo extender la extremidad operada, empujándola contra la cama. La extensión de la cadera estira la cápsula anterior y lo flexores de la cadera operada, evitando la flexión de la articulación.

  • Squats hasta los 90 grados de flexión.

Día 15 al 24

Se continúa con la marcha asistida, cada vez poniendo más peso sobre la extremidad operada. Se realizan masajes de la cicatriz luego de retirados los puntos. Se puede comenzar con hidroterapia y ejercicios en bicicleta, cuidando que el sillín de la bicicleta esté lo más alto posible. También se agregan ejercicios propioceptivos para controlar el equilibrio durante los cambios de dirección.

Día 25

La marcha se comienza a realizar con bastón canadiense en el lado contralateral a la extremidad operada. Se continúa la hidroterapia, bicicleta y ejercicios de propiocepción.

Día 30

Se incorporan a los ejercicios los squats a 90 grados en una sola pierna y la subida y bajada escaleras.

Día 40

Dimisión del programa de rehabilitación y se indican las siguientes instrucciones para casa:

  • Seguir con los ejercicios para mejorar la de ambulación.
  • Evitar movimientos bruscos para no correr riesgos de luxación.
  • Utilizar el asiento elevado para el inodoro.
  • Utilizar los bastones canadienses.
  • Adaptar el protocolo de rehabilitación a la arquitectura de la casa (peldaños, puertas etc.).
  • Evitar cruzar las piernas mientras si esté sentado o acabalgarlas.
  • Evitar mantener la misma posición más de una hora.
  • Evitar sentarse sobre sillas bajas o sillones.
  • No acostarse de cubito lateral sobre el lado operado.
  • Evitar agacharse para recoger algo en el suelo.

Para finalizar queremos recalcar que hay que mantener una actitud positiva y mucha paciencia. Una operación de cadera, aunque sé que es complicada, no impide que llevemos una vida activa. Sólo se debe de seguir los pasos de la rehabilitación.

Referencias Bibliográficas