Ligamento lateral interno rodilla

Definición

El ligamento lateral interno, es un tejido pequeño y delgado de la zona interna o medial de la rodilla, que se encuentra dividido anatómicamente en dos porciones. Tenemos a la parte principal que une al hueso fémur y a la tibia, y la otra llamada accesoria que es más pequeña y que se encarga de acompañar a la porción principal del ligamento interno.

En la articulación de la rodilla, además de encontrar a los ligamentos cruzados que muchos conocemos, existen otros ligamentos que son igual de importantes para la estabilidad de la rodilla, estos son el ligamento lateral interno y el externo que son considerados unos de los medio de unión junto a la cápsula articular.

"Ligamento lateral interno de la rodilla, que participa en la estabilidad articular"

¿Dónde se encuentra el ligamento lateral interno de la rodilla?

El ligamento lateral interno, tal como su nombre lo indica es un tejido no tan largo que se ubica en la parte interna de la rodilla. Este ligamento nace en el cóndilo interno del fémur, luego sigue su recorrido inferiormente donde resulta ser más prominente, casi al llegar a su inserción se une al fibrocartílago semilunar de la rodilla, y termina insertándose en una zona de la tibia llamada tuberosidad tibial.

¿Qué función cumple el ligamento lateral interno de la rodilla?

Así como existen los ligamentos cruzados de la rodilla que no permiten que la tibia se desplace ni anterior ni posteriormente, el ligamento lateral interno tiene la función de prevenir que la rodilla se incline en dirección medial, es decir que impide el valgo de la rodilla o posición en X, posición que es fisiológica solo en los niños hasta los 7 años.

¿Qué ocasiona dolor en el ligamento lateral interno de la rodilla?

Este ligamento de la rodilla al igual que el externo, ya que está diseñado para mantener a la rodilla en su posición, cuando ocurren movimientos repentinos y bruscos en la rodilla, que hacen que la articulación se mueva y desplace en una dirección contraria a lo fisiológico, podemos encontrar lesiones como esguince y rotura en las fibras del tejido.

"La lesión más común de este ligamento es el esguince y la rotura de las fibras, dependiendo del grado de la lesión se podrá considerar cirugía y un tratamiento de fisioterapia específico para aliviar el dolor y los demás síntomas"

Estas lesiones suelen producir como principal síntoma dolor, acompañado de edema e inestabilidad articular. Generalmente, el tratamiento médico y de fisioterapia de estas lesiones van a depender del grado de la lesión y de la clínica que presenta el paciente.

En cuanto al tratamiento de fisioterapia, este tiene la finalidad de aliviar el dolor, fortalecer la musculatura a través de ejercicios terapéuticos y de recuperar la fuerza en la rodilla. El factor que más se va a tener en cuenta por parte del médico para determinar si se necesita una cirugía o no, será el grado que presente la lesión.

Como conclusión tenemos que: 

  • Tanto la lesión que provoca rotura del ligamento lateral interno como el esguince, van a variar los síntomas como lo es la intensidad del dolor. 
  • El tratamiento médico y de fisioterapia cambia de acuerdo a los objetivos a cumplir, así como la cirugía para reparar el daño del ligamento. 

Más información sobre la lesión del ligamento lateral interno de la rodilla, aquí.