Tuberosidad anterior de la Tibia

Definición

La tuberosidad tibial es una prominencia ósea con forma triangular que se localiza en la parte superior y anterior de la tibia que pertenece a los huesos de la pierna, y que puede localizarse justo por debajo de la rodilla.

En la pierna se localizan tres huesos largos que se encargan de recibir las cargas que provienen del resto del cuerpo, esos son conocidos como la tibia, peroné y el fémur; y cada de uno de ellos presenta estructuras como la tuberosidad tibial que están diseñadas para permitir el paso de vasos sanguíneos y nervios, y para la inserción de los músculos que intervienen en los movimientos de las extremidades inferiores.

"Es una prominencia ósea que se ubica en la parte anterior de la tibia"

¿Dónde se encuentra la tuberosidad tibial?

Esta prominencia del hueso se localiza en la cara anterior de la tibia, y es fácil de palpar ya que al localizar la rotula se dirige la mano hacia inferior y se percibe un aumento del volumen que nos indica su localización.

¿Qué se inserta en la tuberosidad tibial?

Esta estructura se localiza por debajo de la rodilla y es el lugar donde se insertan las fibras del tendón rotuliano, que tiene funciones relacionadas con el movimiento de extensión de la articulación femorotibial.

¿Qué lesiones afectan a la tuberosidad tibial?

Los huesos son tejidos que suelen afectarse por traumatismos y por enfermedades como la osteoporosis, pero en el caso de esta prominencia existen dos lesiones particulares que se caracterizar por dañar la porción de este tejido.

"Es una zona que se puede afectar por dolor durante la niñez por causa de la enfermedad de Osgood-Schlatter y que suele disiparse con los años sin necesidad de tratamiento"

Y esas son llamadas la enfermedad de Osgood-Schlatter que se identifica por la instauración de un proceso inflamatorio en el hueso y la fractura o avulsión de la tuberosidad. En el caso de la enfermedad que mencionamos de primera esta aparece durante el crecimiento y afecta a los niños durante su desarrollo, pero aunque si genera dolor en los pacientes por lo general no requiere de tratamiento ya que el síntoma se mitiga con el pasar de los años.

Pulse para mayor información sobre las causas y manifestaciones clínicas de la enfermedad de la tuberosidad tibial