Ligamento cruzado posterior

Definición

El ligamento cruzado posterior (LCP), es un pequeño y voluminoso tejido de la parte interna de la rodilla, que al igual que el ligamento cruzado anterior trabaja para mantener a la tibia en su posición, es decir, que no permiten que este hueso se desplace ni anterior ni posteriormente.

La articulación de la rodilla es una región del cuerpo en donde se ubican diversos ligamentos, debido a que esta unión cumple la función de transmitir las cargas del miembro superior y el tronco a las piernas, y de soportar todos los movimientos que realizamos con el resto de las articulaciones del miembro inferior. En esta zona encontramos los ligamentos laterales, los ligamentos menicorrotulianos y los ligamentos cruzado anterior y posterior.

Entre el ligamento anterior y el posterior, suele formarse un pequeño bulto de líquido el cual sirve como amortiguación para la rodilla y que sabemos tiene comunicación con la superficie articular.

"Ligamento de la rodilla, que se entrecruza con el ligamento anterior"

¿Dónde se encuentra el ligamento cruzado posterior?

Ubicado internamente en la rodilla, este ligamento aunque es pequeño sigue un recorrido en sentido diagonal y opuesto al cruzado anterior. Esto quiere decir, que mientras el cruzado anterior sale de la parte preespinal de la meseta tibial, el ligamento cruzado posterior sale de la zona contralateral llamada retroespinal igual de la meseta de la tibia.

¿Dónde nace y dónde se inserta el ligamento cruzado posterior?

El ligamento cruzado posterior (LCP) sale de la superficies retroespinal de la meseta tibial, hace un recorrido transversal por la parte interna de la articulacion de la rodilla, y llega a insertarse en el cóndilo interno del fémur.

¿Qué función cumple el ligamento cruzado posterior?

Ambos ligamentos, tanto el anterior como el posterior están diseñados perfectamente para que se entrecrucen en el medio de la articulación y para que lleguen a sus puntos de inserción y mantengan a la rodilla estabilizada. Además son consideradas la principal unión entre el hueso fémur y la tibia.

Así mismo, cada uno tiene su función específica, siendo el posterior el que no permite el deslizamiento hacia atrás del hueso de la pierna, y el anterior no permite el deslizamiento hacia delante.

¿Qué ocasiona dolor en el ligamento cruzado posterior?

Aunque en las rodillas, las lesiones del ligamento anterior son más comunes, la lesión del ligamento posterior también puede darse, especialmente en aquellos que practican deportes con saltos, en los que hay torsiones de la rodilla, y a veces en accidentes de tránsito cuando la rodilla contacta directamente con alguna superficie dura.

En las lesiones de este tipo, el ligamento puede presentar discontinuidad y rotura ocasionando que se necesite una cirugía para reconstruir y reparar el tejido, y un tratamiento de fisioterapia para disminuir las secuelas.

"En la rodilla, la lesión más común de los ligamentos es la rotura, lo que en ocasiones necesita de cirugía y tratamiento para reparar el daño"

Estas lesiones además de presentar síntomas como el dolor en la rodilla, pueden producir edema e inestabilidad articular. Es por esa razón, que resulta necesario el tratamiento para aliviar el dolor, y a veces cirugía para reparar el ligamento.

Más información sobre las lesiones de los ligamentos cruzados, aquí