Termoterapia o terapia de calor

Definición

La termoterapia, es una técnica terapéutica que es utilizada por los fisioterapeutas para lograr diversos efectos fisiológicos, a través del aumento de la temperatura. Esta intervención utiliza el calor para lograr efectos relajantes y y efectos antiinflamatorios en enfermedades que son crónicas, es decir que no son recientes.

En las sesiones de rehabilitación de fisioterapia se utilizan múltiples técnicas e intervenciones con el fin de lograr diversos efectos terapéuticos. Esos efectos se logran a través de técnicas como la crioterapia, la electroterapia, la electroestimulación, la terapia manual, la cinesiterapia, la termoterapia, entre otros.

"Técnica de fisioterapia que utiliza el calor como medio de tratamiento"

¿Cuáles son los tipos de termoterapia?

Encontramos dos tipos de termoterapia, el primero es la superficial en el cual se incluyen las compresas húmedas-calientes, el infrarrojo, la parafina, la hidroterapia y los baños de contraste; los segundos son el calor profundo, en este están incluidos el ultrasonido terapéutico, las ondas cortas y el microondas.

¿Cómo funciona la termoterapia?

El calor dependiendo del tipo de aplicación funciona de manera diferente, te explico los más conocidos:

  • Compresas húmedas-calientes: actúa superficialmente en la piel, elimina toxinas, incrementa la sudoración, tonifica, alivia el dolor y actúa como antiinflamatorio.
  • Ultrasonido: utiliza ondas mecánicas que llegan a tejidos profundos para lograr aumentar la temperatura de la zona, la circulación y el metabolismo de las células.
  • Infrarrojo: produce vasodilatación, activa el metabolismo celular, favorece la regeneración celular y estimula es trofismo.
  • Parafina: previene los edemas y tiene efectos relajantes. La parafina también se utiliza para tratar la rígidez articular en manos. 
  • Baños de contraste: mediante la aplicación y uso de agua con diferentes temperaturas (calor y frío), se logra disminuir el dolor y el edema.

Indicaciones y contraindicaciones de la termoterapia

El tipo superficial está indicado en casos donde se busque la analgesia, la vasodilatación y el efecto antiinflamatorio; y en cambio el profundo se usa como tratamiento en lesiones donde se requiere controlar el dolor, disminuir la rigidez articular, acelerar la cicatrización, en postoperatorios, en dolores de espalda, en pacientes con artritis, en mialgias, en tendinopatías, en epicondilitis, epitrocleitis, entre muchas otras lesiones.

Así como tenemos múltiples indicaciones, también tenemos casos donde está contraindico el calor, estos son en personas con alteraciones de la sensibilidad, con hemorragias, áreas isquémicas, úlceras por decúbito, heridas abiertas, embarazo, menstruación, edemas productos de alteraciones cardiovasculares y procesos tumorales.

"A través de la aplicación del calor, se produce un aumento de la temperatura, lo cual conlleva a disminuir el dolor y a producir un efecto relajante en la zona"

¿Qué efectos terapéuticos tiene la termoterapia?

La aplicación del calor en fisioterapia, como medio de tratamiento produce los siguientes efectos:

  • Acelera el metabolismo celular.
  • Produce vasodilatación.
  • Aumenta la temperatura local.
  • Trabaja en la elasticidad de los tejidos.
  • Logra un aumento de la circulación.
  • Acelera el proceso de cicatrización tanto superficial como profundo.

Y además relaja la musculatura de la zona donde se aplicó el calor.