Encuentra tu clínica más cercana

Mapa de provincias de España A CORUÑA PONTEVEDRA OURENSE LUGO ASTURIAS LEÓN ZAMORA SALAMANCA CÁCERES BADAJOZ HUELVA SEVILLA CADIZ CANTABRIA PALENCIA VALLADOLID ÁVILA TOLEDO CIUDAD REAL CÓRDOBA MÁLAGA BURGOS SEGOVIA SORIA VIZCAYA GUIPUZCOA ÁLAVA LA RIOJA MADRID NAVARRA GUADALAJARA CUENCA ALBACETE JAÉN GRANADA ALMERÍA MURCIA HUESCA ZARAGOZA TERUEL CASTELLÓN VALENCIA ALICANTE LLEIDA TARRAGONA BARCELONA GIRONA SANTA CRUZ DE TENERIFE LAS PALMAS BALEARES CEUTA MELILLA

artralgia o dolor articular

Definición - Qué es artralgia o dolor articular

El término artralgia proviene del griego "arthro" que significa articulación y "algo" que se refiere a dolor, por lo que se define como la presencia de dolor en las articulaciones. 

Las articulaciones son elementos de gran importancia debido a permiten la unión entre dos segmento óseos, facilitando de esta forma la movilidad y elasticidad del cuerpo humano. Por lo que la presencia de dolor en ellas puede generar una alteración en las funciones fisiológicas que realiza en el organismo.

"Se define como la presencia de dolor en las articulaciones."

¿Por qué se produce la artralgia?

La artralgia o dolor en las articulaciones puede estar causado por diversos factores entre ellos por traumatismos, enfermedades infecciosas como el sarampión, la influenza o hepatitis, enfermedades degenerativas como la osteoartritis o la artrosis, trastornos del sistema inmunológico, obesidad, tendinitis o bursitis, producto de cambios en la temperatura de forma brusca, sobreesfuerzos o artritis reumatoide.

¿Cuáles son las características de la artralgia?

La artralgia se caracteriza en primera instancia por la presencia de dolor en la zona articular, además suele acompañarse de inflamación, rigidez articular, enrojecimiento de la piel y en algunos casos se suele presentar fiebre y escalofríos producto de la infección.

"La artralgia o dolor en las articulaciones puede estar causado por diversos factores."

¿En qué patologías aparece la artralgia?

La artralgia suele presentarse como un síntoma de una enfermedad subyacente como la artrosis producto de la degeneración articular, o en casos de artritis reumatoide donde existe la inflamación de las mismas.

También puede aparecer como síntoma de problemas no articulares como en las radiculopatías, osteomielitis o vasculopatías.

Pregunta a nuestros fisioterapeutas

  • Haz tu pregunta y en el siguiente paso podrás desarrollarla mucho más.