Flebitis

Definición

La flebitis, es una patología del aparato cardiovascular que está caracterizada por presentar una inflamación en una vena que puede ser tanto superficial como profunda, logrando así establecerse un nombre para cada tipo de lesión. Es decir, tenemos a la flebitis superficial cuando se bloquea una vena más externa y la flebitis profunda cuando por el contrario la vena afectada es una interna. Esta patología aparece comúnmente en una pierna y necesita de un tratamiento para aliviar el dolor.

El aparato cardiovascular está conformado por un grupo de estructuras y canales que permiten el paso adecuado de la sangre hacia todas las partes del cuerpo. Cuando una parte de este sistema se ve alterado o bloqueado se pueden producir gran variedad de síntomas, dependientes de la gravedad de la enfermedad.

"También llamada trombosis venosa, consiste en la inflamación de una vena, que usualmente bloquea el flujo de sangre de las piernas"

¿Qué estructuras del cuerpo afecta?

Usualmente, la trombosis venosa afecta es a los miembros inferiores, debido a que el hecho de no realizar actividades físicas y mantenerse durante mucho tiempo en la misma posición afecta directamente a las piernas, que necesitan de constante movimientos.

¿Cómo se manifiesta la flebitis?

Ambos tipos de trombosis venosa presentan síntomas, siendo más complicada la que se encuentra en una vena profunda. Generalmente, los síntomas que presenta el paciente son dolor en la zona, cambios en la coloración (se nota más enrojecida), aumento de la temperatura (calor) y sensación incómoda y dolorosa al momento de tocar la región afectada.

¿Qué causa la flebitis?

El sedentarismo, el hábito de fumar, el consumo de ciertos medicamentos, como las pastillas anticonceptivas, el exceso de peso, factores hereditarios y los cambios en la morfología de las venas, son algunas de las causas de la flebitis que podemos mencionar.

"Múltiples causas pueden ser desencadenantes de la flebitis, incluido no realizar ejercicio,"

¿Cómo tratar la flebitis?

Al igual que la tromboflebitis, esta patología puede presentar serias complicaciones que pueden poner en riesgo la vida de la persona que lo padece, es por eso que se debe acudir al médico para que comience lo más pronto posible el tratamiento farmacológico, donde se usarán anticoagulantes para evitar la creación de coágulos sanguíneos y la posible aparición de una embolia pulmonar.

El tratamiento buscará aliviar los síntomas, como es el dolor, retornar la sangre a la zona que se vio restringida, en este caso la pierna afectada, y disminuir el riesgo de aparición de cualquier otro coágulo.