Preparación al parto: Consejos, Ejercicios y Recomendaciones de un fisioterapeuta

Preparación al parto: Consejos, Ejercicios y Recomendaciones de un fisioterapeuta
arriba
Me gusta
8788
52
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Muchas mujeres al momento de decidir ser madres se preguntan de qué forma será el parto, vaginal o por cesárea, algunas se informan de los pro y los contra, que es mejor para el bebé y para ellas. Estar muy bien informadas de los procedimientos y posibles complicaciones de cualquiera de las dos formas de traer al mundo a un ser vivo y con una preparación antes del parto y durante el embarazo, evitamos la necesidad de realizarse cualquier procedimiento de emergencia.

Personalmente un parto vaginal debería ser la primera opción para muchas madres, claro si no se tiene razones obvias para programar otro procedimiento, pero es menor el porcentaje de esos casos. Sin embargo la incidencia de estos procedimientos alternos ha aumentado volviéndose de rutina o "normal" a la hora del parto como lo es la cesárea y la episiotomía.

Mejorando conceptos... Qué es un parto vaginal, cesárea y episiotomía

El parto vaginal tiene siglos de historia que a medida que pasa el tiempo ha sido mejorado en cuanto a el cuidado que lleva la madre para facilitar la salida del bebé por el canal vaginal. La cesárea en cambio tiene menos data, pero en algunos países ha pasado a ser de más incidencia a la hora del parto tanto por decisión de las madres como por última decisión del médico obstetra.

En la web conseguirás información que apoye o esté en contra de un parto vaginal y de una cesárea, pero realmente la última palabra está en ti. Mi recomendación es un parto vaginal, es natural y estamos creadas para él. Explicaremos de qué tratan.

¿En qué consiste un parto vaginal?

El parto vaginal es la vía natural para el nacimiento del ser humano. Cuán natural sea depende de las expectativas y creencias del núcleo familiar involucrado: para la biología todo parto vaginal sugiere que el bebé nació o nacerá por la vagina. Se desencadena de forma espontánea a partir de una serie de hormonas, como la oxitocina, que mandan señales al cuerpo para iniciar todo el proceso de expulsión del bebé. A partir de este momento, el cuerpo se prepara: cuello del útero se dilata para dejar paso al bebé, la oxitocina genera contracciones para ayudarle en su camino. El bebé al pasar por el canal de parto se impregna de todas las bacterias de su madre y éstas le ayudarán a fortalecer su sistema inmunitario.

El proceso del parto en sí se puede dividir en tres fases: Periodo de dilatación, periodo de expulsión o nacimiento, periodo de alumbramiento o post-parto. El proceso de estas tres fases del parto vaginal depende, principalmente de la anatomía del canal del parto de la madre, el tamaño, la forma y la posición de la cabeza del bebé y las fuerzas o motor del parto, constituidas por las contracciones uterinas reforzadas por la prensa abdominal.

¿Qué es la episiotomía? ¿Por qué se usa?

La episiotomía es un procedimiento quirúrgico que solo debe realizarse al momento de presentar complicaciones durante el parto vaginal y con previo consentimiento informado. Cuando la cabeza del bebé es muy grande, cuando el bebé está sufriendo por el lento progreso del parto, si viene en presentación de nalgas, se requiere el uso de fórceps o ventosa para ayudar al nacimiento y si la posición del bebé requiere de mayor apertura vaginal, serian las principales razones en las que se puede realizar una episiotomía. El corte se realiza en el perineo (zona de piel entre la vagina y el ano) ampliando la abertura vaginal, luego se sutura inmediatamente (episiorrafia) con puntos reabsorbibles. Se divide en dos dependiendo del corte. Mediana y medio lateral.

¿Por qué se necesita la cesárea? ¿En qué consiste? 

La cesárea es una operación quirúrgica que se practica para extraer al bebé y la placenta del útero materno, originalmente cuando por alguna razón el parto vaginal no es posible. La técnica consiste en una doble incisión o corte: una en el abdomen (laparotomía) y otra en la pared del útero (histerectomía). Por lo general la incisión se realiza en horizontal por encima del pubis, por debajo de la "línea del bikini". Una vez cortada la pared abdominal, se apartan los músculos abdominales (rara vez hay que cortarlos) y se corta el útero. Los ginecólogos presionan sobre el abdomen y la parte superior de la tripa, y se extrae la placenta y luego al bebé. Se limpia la boca y nariz del recién nacido, se corta y liga el cordón umbilical y se lleva al bebé a revisión.

Las cesáreas se dividen en dos grupos: programadas y de urgencia. En las programadas la razón para efectuarla se conoce con antelación al trabajo de parto, e incluso es posible establecer cómodamente fecha y hora del procedimiento. En la de urgencia surgen durante el trabajo de parto, implican la resolución urgente de un problema, para evitar riesgos en la salud de la madre o del bebé.

Posibles complicaciones en el parto vaginal

Recordemos que cada mujer es diferente y los factores desencadenantes de las complicaciones no se aplican  a todas, puedes tener un parto vaginal o cesárea sin ninguna complicación, sin embargo he de enumerar las posibles complicaciones para que estemos más informados y preparados a la hora de que alguna aparezca.

Vaginal o no, cualquier parto conlleva una serie de posibles complicaciones. Esto no significa que el parto debe ser tomado como algo peligroso o tener miedo a él, sino que un parto es un proceso natural en el que debemos tomar algunas medidas que previenen esas complicaciones. Por otro lado, un parto no es una situación de riesgo, y solo se convierte en tal cosa si el estado de la madre, del feto o de ambos entraña un peligro en algún modo (madre diabética, feto inmaduro, infección del canal de parto, etc.)

En el parto vaginal las complicaciones aparecen durante el trabajo de parto o incluso antes lo que conlleva al médico obstetra a practicar técnicas específicas como la cesárea de emergencia y la episiotomía. Durante el parto las complicaciones se describen en:

  • Parto prolongado, no debe extenderse más allá de los límites razonables, 20 horas para las primíparas y 14 horas para las multíparas, partos de larga duración pueden dar lugar a infecciones del canal de parto, deshidratación de la madre y sufrimiento fetal, entre otros. Si esto ocurre es cuando el médico puede aplicar una cesárea de emergencia
  • Desgarros, Son muy frecuentes durante el parto, debido al tamaño del cráneo del bebé, la posición en la que se encuentra y también de las características propias de la mujer en cuanto a su elasticidad y resistencia. Aquí el médico decide, para evitarlos, realizar una episiotomía.
  • Sufrimiento fetal, cuando las contracciones son ineficaces, imposibilitando la salida del feto o contracciones muy intensas en la parte inferior del útero, suelen administrar oxitocina a la madre y si no funciona el fórceps o ventosa para evitarlo.
  • Prolapso del cordón umbilical, es poco frecuente y requiere de una cesárea por su elevado riesgo para el bebé, por motivos desconocidos el cordón sale del cuello uterino antes que el feto, el peligro es que al salir el feto, la presión que ejercería sobre el cordón umbilical cortaría el aporte de sangre y oxígeno procedente del mismo.
  • Cordón umbilical corto, cuando el cordón umbilical es excesivamente corto, puede romperse durante la expulsión del feto lo cual traería enormes problemas al bebé.
  • Feto mal posicionado, la posición más propicia para el parto es aquella en la que el feto se encuentra boca abajo, mirando hacia la espalda de su madre. Cuando por diversas causas no logra posicionarse de este modo lo más habitual es practicar una cesárea para evitar poner en peligro la vida del bebé.

Posibles complicaciones después de una episiotomía 

Como se explicó anteriormente la episiotomía debe realizarse solo cuando hay riesgos para la madre o el bebé al momento del parto. Pero como el motivo de este artículo es informarnos para poder actuar y decidir lo mejor para nosotras y nuestro bebé, también explicaremos las complicaciones en la episiotomía. Tras una episiotomía el suelo pélvico, que es una unidad funcional (músculos, fascias, ligamentos, nervios y vasos) muy delicada, es afectada en varios planos incluyendo el muscular. Además las principales complicaciones que puede presentar una episiotomía son:

  • Sangrados.
  • Edema, que significa acumulación de líquido en la zona.
  • Hematoma, que se refiere a una acumulación de sangre en la zona.
  • Falta de sensibilidad, si se han seccionado algunas terminaciones nerviosas
  • Infecciones, por ser una zona relativamente tapada y húmeda.
  • Inflamación aguda, en un principio, que puede llegar a crónica prolongándose.
  • Fibrosis (exceso de tejido conectivo fibroso por proceso inflamatorio prolongado) suele ir acompañado de adherencias.
  • Adherencias subcutáneas, una de las complicaciones más importantes debido a las consecuencias que produce a su vez como retracción de la cicatriz, queloides (crecimiento del tejido cicatricial), hipertonías, sensación de pinchazo y dolor al momento de la relación sexual (dispareunia), incontinencia urinaria o fecal, puntos dolorosos en el lado opuesto a la episiotomía por mecanismo de compensación debido a la debilidad de la musculatura que sufrió la incisión, entre otras

Complicaciones después de una cesárea 

La operación de cesárea es una de las más importantes dentro de la obstetricia, ha salvado vidas tanto de la madre como del feto. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no está exenta de peligros y que sus indicaciones deben obedecer a motivos estrictos y realizarse en unas condiciones técnicas adecuadas. Los partos por cesárea tienen más riesgos que los partos vaginales, y requieren un período de recuperación más prolongado. Las mujeres que han tenido una cesárea generalmente permanecen en el hospital durante 3 o 4 días y necesitan estar en cama por lo menos un día después de dar a luz. Las complicaciones vienen a darse más que todo luego de la operación al igual que la episiotomía presentando:

  • Infección de la vejiga o el útero.
  • Lesión a las vías urinarias.
  • Hemorragia promedio, más alta.
  • Adherencias en la zona de la cicatriz.
  • En futuros embarazos, placenta previa.
  • Placenta adherida (crece dentro del músculo del útero).
  • Ruptura uterina.
  • En el bebé, suele sufrir más problemas respiratorios.

Preparación antes del parto. Recomendaciones importantes 

Para poder evitar el mayor porcentaje en las complicaciones arriba descritas debemos saber cómo normas generales lo importante de mantener una postura correcta, para ello se requiere tener una conciencia corporal e integrar en la vida cotidiana unos hábitos posturales correctos vigilando la postura en los movimientos diarios ( al caminar, coger objetos, cambios de postura). También efectuar estiramientos (sin llegar al punto de máxima resistencia) a lo largo del día, así ayudará a relajar la musculatura y reducir la tensión. El objetivo del ejercicio físico en el aspecto de la preparación al parto es reforzar determinados grupos musculares necesarios para las variaciones del cuerpo durante el embarazo, el trabajo del parto y la recuperación posterior.

Aunque se dice fácil realizar ejercicios, entendemos que no lo es porque se tiene miedo de dañar al bebé poniéndolo en peligro, por esto recomiendo buscar especialistas en el área, asesorarse muy bien y además algunas normas sobre los ejercicios muy importantes. (Son directrices de American College of Obstetrician and Gynecologists)

Se pueden empezar a realizar desde el inicio del embarazo si no hay ninguna contraindicación. Se ha de consultar con el médico para saber si hay alguna contraindicación para hacerlos, sobre todo si se quiere empezar al principio del embarazo, los ejercicios se han de suspender delante de cualquier pequeña pérdida o ante cualquier signo de alarma

  • Los ejercicios se pueden practicar a cualquier hora del día. Una sesión puede durar 1 hora. La embarazada debe utilizar ropa cómoda. El espacio ha de ser cálido.
  • Se puede empezar la sesión efectuando unas respiraciones profundas. No se debe nunca forzar el cuerpo. Los ejercicios intensos han de estar precedidos por un periodo de 5 min de calentamiento muscular y seguidos de un periodo gradualmente decreciendo que incluyan estiramientos estáticos suaves sin llegar al punto de máxima resistencia.
  • El ejercicio regular es preferible a la actividad intermitente. Se han de desaconsejar las actividades competitivas. El ejercicio intenso no se ha de realizar durante un periodo de enfermedad febril.
  • Se han de evitar los movimientos bruscos, saltos, etc. por la inestabilidad articular. El ejercicio se ha de efectuar sobre un suelo de madera o superficie protegida para reducir los impactos y tener una marcha segura. Se ha de ir con cautela al levantarse del suelo y hacerlo poco a poco para evitar mareos (hipotensión ortostática).
  • La flexión y la extensión amplia de las articulaciones se han de evitar a causa de la laxitud de los tejidos conjuntivos.
  • Los ejercicios intensos tienen que ir seguidos de un periodo gradualmente decreciendo y que incluyan estiramientos estáticos suaves.
  • La frecuencia cardiaca se ha de medir en los momentos de máxima actividad. Los límites de frecuencia cardiaca establecida en la consulta con el médico no han de sobrepasarse.
  • Es conveniente tomar líquidos abundantes antes y después del ejercicio para evitar la deshidratación

Suelo pélvico. ¿Qué es y cuáles son sus funciones y disfunciones? 

En tema de lo físico, directamente el suelo pélvico es el principal afectado en un parto y embarazo, entonces es quien debe estar en las mejores condiciones para soportar ambos, para saber qué es y cómo se puede dañar te recomiendo veas este vídeo y leas los artículos relacionados al final. 

Ejercicios físicos para realizarlos usted misma 

A continuación, le recuerdo que los ejercicios que se explicarán en este artículo son una guía general y solo los podrá realizar siempre y cuando su médico no diga lo contrario. Tomando en cuenta las recomendaciones en el párrafo de arriba, en la comodidad de su casa luego de preparar su cuerpo, puede poner en practica cualquiera de los ejercicios teniendo mucha atención a su respiración, estado físico e incluso el estado emocional, nunca debe hacer ningún ejercicio que le genere estres o mayor esfuerzo, tampoco incomodidad. Puede comenzar con aquel ejercicio que usted opine sea el mas fácil realizar, luego cuando ya tenga mas confianza avance hacia el siguiente en dificultad. 

Preparación al parto del suelo pélvico con un auto-masaje de periné. Automasaje del periné

Un auto-masaje del periné preparara la zona pélvica para el parto complementando el tratamiento realizado por su fisioterapeuta especialista. La finalidad de este masaje consiste en elastificar los tejidos de las paredes vaginales. En este caso puede realizarlo usted misma o pedirle a su pareja que lo haga por usted, de manera que pueda relajarse mucho mas. Este es un masaje especifico para la zona del periné sin embargo en el portal podrá conseguir distintos automasajes tanto para piernas y zona lumbar que por ser zonas cercanas y de influencia en el suelo pélvico al relajarlas ayudara al mismo también a relajar.

Ejercicios de suelo pélvico para embarazadas. Lo que puedes hacer durante el embarazo

Como lo indica la Fisioterapeuta Laura Rojas los ejercicios de Kegel le permiten ejercitar el suelo pélvico de forma progresiva, pero antes principalmente activemos el músculo transverso del abdomen para ayudar al entrenamiento del suelo pélvico. Todo nuestro cuerpo funciona en armonía, cada estructura trabaja a la par con otras, por lo que se debe trabajar también el músculo transverso del abdomen. 

Fortalecer tu suelo pélvico. Ejercicios de Kegel para principiantes

Los ejercicios de Kegel tienen diferentes niveles, para que se pueda familiarizar con la técnica, primero comience por el nivel básico que demanda menor gasto de energía y se realiza acostado con pequeños movimientos de los músculos del suelo pélvico. 

Aprende 3 ejercicios Hipopresivos para trabajar tu abdomen

También se tiene evidencia que los abdominales hipopresivos tienen una alta  eficiencia en la tonificación del suelo pélvico así como estructuras adyacentes, recordemos que el suelo pélvico no trabaja solo y como todo en nuestro cuerpo es afectado por la disfunción de otras estructuras relacionadas. Son ejercicios donde se tiene mayor importancia al posicionamiento y control de la respiración para lograr el objetivo principal de tonificación abdominal, así como elongación (estiramiento) y otros beneficios en las demás estructuras.

Ahora bien, sólo dios sabe el curso que llevará nuestra vida, por lo tanto por mucha preparación solo podemos disminuir la probabilidad de alguna complicación, en caso de ser necesaria de emergencia, tanto la episiotomía como la cesárea entonces hay que prepararse para poder sobrellevarlas sin que tome por completo el control de nuestras vidas y podamos continuarla de la forma más normal que le sea posible.

Añadir nuevo comentario

Suscríbete a nuestro canal

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

¡Ya somos 1.045.000!