Masoterapia o técnicas de masajes

Definición

La masoterapia es un tipo de intervención utilizada en fisioterapia, en la cual se realizan masajes con el objetivo de lograr efectos en la circulación, la piel y en los tejidos que se sitúan de manera local pero más profundos. Por lo tanto, es una técnica que funciona para tratar músculos, tendones, ligamentos y la fascia.

La terapia física consiste en una serie de intervenciones con fines terapéuticos que van a variar su aplicación de acuerdo a los resultados de la valoración funcional, así como también de los síntomas que presenta el paciente. Por ejemplo, la masoterapia es una técnica manual que tiene diversos efectos positivos en la persona que lo recibe.

"El masaje con sus diferentes tipos es un tratamiento que puede producir múltiples beneficios, así como también bienestar y relajación"

¿Cómo funciona la masoterapia?

La masoterapia funciona generando bienestar en la personas, ya que gracias a las diversas técnicas de masajes empleadas, se producen efectos positivos en el sistema miofascial.

Entonces, lo que hace este tipo de intervención es producir vasodilatación, aumento de calor local, enrojecimiento y mayor flujo sanguíneo, para posteriormente disminuir el dolor y aumentar el trofismo celular, lo cual contribuye a la reparación tisular de múltiples lesiones.

¿Para qué sirve la masoterapia?

Por todos los beneficios que tienen estás técnicas manuales, es que sirven como masaje terapéutico en casos de lesiones, como masaje circulatorio en situaciones de contracturas y mialgias, como técnica linfática para disminuir edemas y linfedemas, así mismo puede ser utilizado en deportistas y para obtener efectos estéticos.

Otro tipo de masaje terapéutico, es el llamado Ciriax y las técnicas que se enfocan en la liberación de los puntos de gatillo.

"Aunque es utilizado como tratamiento para aliviar el dolor y otros síntomas, existen casos en los cuales no son recomendados"

¿Cuáles son las contraindicaciones de la masoterapia?

Aunque son técnicas que brindan múltiples beneficios en los tejidos y en la piel donde se aplica, existen casos en los cuales no resulta recomendable la aplicación de estas maniobras.

Estas situaciones comprenden los siguientes problemas:

  • Sobre heridas abiertas, como ocurre con las úlceras por decúbito.
  • En fracturas recientes.
  • Problemas en la piel, como irritación y alergias.
  • Pacientes con infecciones agudas.