Órtesis o dispositivos de apoyo externo

Definición

El término órtesis deriva del griego “orthos” que significa corregir o enderezar. Las órtesis son dispositivos que sirven de apoyo y soporte para el sistema neuromusculoesquelético.

Las diversas lesiones a las que se encuentra expuesto el sistema neuromusculoesquelético ha generado que la especialidad de la ortopedia promueva la utilización de dispositivos a favor de la corrección y mejoría de una condición física en el paciente, por lo que la aplicación de ellos en el tratamiento suele tener éxito.

"Son dispositivos que sirven de apoyo y soporte para el sistema neuromusculoesquelético."

¿Para qué se utilizan las órtesis?

Las órtesis son utilizadas con el objetivo de estabilizar, modificar, sujetar o alinear una estructura del sistema neuromusculoesquelético afectada o lesionada.

Estos dispositivos son capaces de corregir algún movimiento anormal o deficiente, posiciones incorrectas, lesiones como fracturas, esguinces, luxaciones etc, que ameritan una ayuda para lograr movilizarse luego de la presencia de deformaciones, disfunciones del sistema locomotor o presencia de dolor.

La órtesis brinda estabilidad y apoyo a las diferentes zonas articulares donde estas se encuentran deficientes, además disminuye el dolor, corrige posturas e interviene en las cicatrizaciones cutáneas.

"La órtesis brinda estabilidad y apoyo a las diferentes zonas articulares."

¿Cuáles son los tipos de órtesis?

Las órtesis pueden ser rígidas o elásticas de acuerdo a la función que se requiera, pero esta dependerá del objetivo de modificación que se necesite en cualquier parte del cuerpo. Por eso pueden ser:

  • Órtesis estabilizadoras son las encargadas de mantener una parte del cuerpo inmóvil, por eso puede utilizarse en casos de parálisis o para ayudar a reducir la inflamación de una zona. 
  • Órtesis funcionales estas permiten el movimiento de las diferentes zonas del cuerpo debido a que poseen una parte elástica, una de ellas son las fajas lumbares y corsés.
  • Órtesis correctoras se utilizan para modificar deformidades esqueléticas, mayormente son utilizadas en la infancia por su mayor eficacia en el periodo de desarrollo.
  • Órtesis protectoras permiten alinear una zona del cuerpo afectada, un ejemplo de ellas son las órtesis de rodilla y las órtesis plantares (pie).

Las órtesis pueden ser utilizadas en cualquier parte del cuerpo usualmente a nivel de los miembros superiores e inferiores así como el columna vertebral y el cráneo.