Sedestación o sentarse

Definición

El término sedestación proviene del latín sedes que significa 'asiento' y statio,-ōnis que quiere decir 'posición', por lo que la sedestación es la posición básica de estar sentado.

Generalmente los problemas y afecciones en la columna vertebral se deben a las a la mala higiene postural (postura inadecuada) que se utiliza durante las actividades de la vida diaria, es por ello que una postura correcta previene y evita posibles lesiones en el sistema musculoesquelético en general. 

"La sedestación es la posición básica de estar sentado."

¿A partir de los cuántos meses el bebé logra la sedestación?

La posición de sedestación se comienzan a lograr a partir de los seis a nueve meses de edad, cuando el niño empieza a tener mayor madurez y fuerza para poder realizar las primeras posiciones básicas por sí solos. 

¿Por qué es importante la sedestación?

La sedestación es una de las posiciones mayormente utilizada por el niño durante su periodo de crecimiento debido a que le permite descansar y tener los brazos y manos libres para poder alcanzar objetos que lo ayudarán a desarrollar la motricidad fina, además incentiva en los niños el control postural de la cabeza y el tronco que son indispensables para próximas posiciones como el gateo, la bipedestación y la marcha. 

Además durante la edad adulta una buena posición de sedestación evita lesiones a nivel músculo esquelético y cardiovascular como (algias de columna, escoliosis, enfermedad venosa crónica, etc.) producto de las posturas inadecuadas y prolongadas que generalmente se utilizan en los puestos de trabajo administrativos frente al ordenador. 

"Es una de las posiciones mayormente utilizada por el niño durante su periodo de crecimiento."

¿Cómo se realiza la sedestación?

Para lograr la sedestación se debe colocar de espalda a la silla a la silla, seguido a ello hay que agacharse flexionando las rodillas, con el cuerpo inclinado hacia adelante y la cabeza agachada (también puede ayudarse apoyando las manos sobre las rodillas) hasta lograr ubicar los glúteos sobre el asiento de la silla (estar sentado) y descansar la espalda en el respaldo de la misma.