Bipedestación o ponerse de pie

Definición

La bipedestación es la capacidad que tiene el ser humano de mantenerse de pie sobre los miembros inferiores. 

Las actividades que realizamos en la vida diaria involucra varias posturas, que si se realizan de forma inadecuada pueden generar lesiones o enfermedades en el sistema musculoesquelético. La sedestación y la bipedestación son las posiciones que más se utilizan en el día a día del ser humano, por lo que una buena higiene postural evita y previene alteraciones en el cuerpo.

"Es la capacidad que tiene el ser humano de mantenerse de pie sobre los miembros inferiores." 

¿A partir de que edad el bebé logra la bipedestación?

Generalmente los bebés suelen ponerse de pie por sí solos a partir de los 9 a 10 meses de edad, ayudandose o impulsandose con las manos. Al adquirir mayor estabilidad y fuerza en sus miembros es capaz de mantenerse en bipedestación con apoyo y comenzar a dar ciertos pasos para luego iniciar la marcha

¿Por qué es importante la bipedestación?

La bipedestación es una posición anatómica sumamente importante para el ser humano, ya desde niños favorece el correcto desarrollo del acetábulo (ubicado en la cadera) evitando la displasia de cadera, además aumenta la densidad ósea por lo que minimiza el riesgo de fracturas, mejora la circulación y la presión arterial.

Por otra parte estimula las sensaciones propioceptivas y el estado de alerta, asimismo previene las contracturas musculares, ayuda en la función intestinal y el control de la respiración. 

"La bipedestación es una posición anatómica sumamente importante para el ser humano."

¿Cómo se realiza la bipedestación?

La bipedestación puede realizarse de forma estática (sin desplazamiento) como por ejemplo cuando se realizan actividades domésticas como el lavar los platos o planchar que ameritan un tiempo prolongado en esta posición, en estos casos la superficie donde se realiza la tarea debe estar ajustada a la altura de la persona de forma que no sea necesario flexionar el tronco hacia delante, cuando es demasiado baja, o extenderse en exceso, cuando es demasiado alta. También es importante que los pies se encuentren levemente separados para una mayor base de sustentación, así mismo uno de ellos apoyado sobre un reposapiés, alternando un pie y luego otro, sucesivamente. 

Otra de los tipos de bipedestación es la forma dinámica (con desplazamiento), como por ejemplo cuando se barre o limpia el piso, en estas actividades es importante la longitud del palo de escoba que se utiliza, que deberá ser lo suficientemente largo para poder realizar la actividad sin tener que flexionar el tronco.