Método POLD: Una opción innovadora y eficaz para tratar las Hernias discales

Método POLD: Una opción innovadora y eficaz para tratar las Hernias discales
arriba
Me gusta
7399
118
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Cuando nos enfrentamos a una hernia discal, se hace imprescindible resolver la lesión con rapidez y eficacia, ya que nuestros objetivos deben centrarse no solamente en la eliminación del dolor, sino fundamentalmente en evitar el daño de la raíz nerviosa afectada, para evitar secuelas de parestesias, dolores crónicos residuales, sensibilización central y finalmente conseguir la pronta reincorporación del paciente a la actividad laboral. El ideal deseable sería poder resolver la lesión reparando el disco, reduciendo la hernia, aumentando su hidratación y por consecuencia su altura y reparando la lesión en el anillo; aunque hasta la fecha los equipos médicos dicen que eso no es posible, veremos en este artículo que en la actualidad hay evidencia generada por la aplicación del método POLD que permiten asegurar lo contrario. 

Habitualmente se utilizan diferentes técnicas fisioterápicas: tracciones, estiramientos, masaje descontracturante, calor profundo, ejercicios y reeducación postural; en algunos casos se usan algunas técnicas más evolucionadas de terapia manual como las osteopáticas y de McKenzie, en función de la preparación del profesional. Todas ellas han demostrado alguna eficacia en la reducción del dolor y sobre todo las de Mckenzie que posee evidencia también en la centralización de los síntomas, pero hasta el momento no se ha evidenciado la reparación del disco, solamente la reducción de los síntomas asociados.

El tratamiento de la hernia discal ha avanzado un escalón con el método POLD de terapia manual, evolucionando tanto técnica como conceptualmente el abordaje de esta patología, fruto de la experiencia clínica de más de 25 años. La evidencia sobre  su eficacia en la reducción del dolor y en la centralización, con mejores resultados que las técnicas habituales en el tratamiento de la hernia discal han sido publicados en Manual Therapy en 2014,  (doi:10.1016/j.math.2014.11.013), reproducimos a continuación el abstact:

This study analyses the efficacy of manual oscillatory therapy, following the POLD technique, for acute Lumbar Disc Hernia (LDH) and compares it to usual treatment. A randomised, controlled, triple-blind pilot clinical trial. The sample of 30 patients was divided into two homogeneous groups to receive usual treatment (A) or treatment with the POLD technique (B). We analysed range of motion and subjective variables such as the severity (visual analogue pain scale (VAS)) and extension of the pain. With the application of POLD therapy, patients presented significant changes on range of motion (forward flexion with p < 0.05) at completion of the trial in comparison with the control group. They showed a significant reduction in the severity of pain with a mean VAS scale for lumbar, glutaeus and thigh pain, which improved from 5.09 to 0.79, 5.07 to 0.97 and 4.43 to 0.49 respectively (p < 0.05), and also when compared to usual treatment (p < 0.05) for all body regions. Moreover, we observed a reduction in pain

extension (centralization phenomena) (p < 0.001) in comparison with usual treatment.

In our study the POLD Method was shown to be an effective manual therapy approach for reducing the severity and irradiation of the pain in LDH patients with sciatica, and more efficient than usual treatment.”

Actualmente se están llevando a cabo nuevas investigaciones que pondrán de relieve los efectos sobre el abombamiento herniario y en el anillo, que parecen  indicar una reparación del mismo, tal como podemos ver en las imágenes a continuación:

Éste método ha sido creado por D. Juan  López Díaz (fisioterapeuta, licenciado en Fisiatría y Kinesiología). Se ha presentado en congresos y actos científicos desde 1993 y se realiza formación continuada y de postgrado en universidades e instituciones profesionales de distintos países.

El Método POLD aborda las lesiones  a través de una movilización de los tejidos blandos y articulaciones con oscilaciones realizadas a una frecuencia propia para cada zona denominada “frecuencia de resonancia”, en la “zona neutra” descrita por Panjabi, con un espectro de onda “sinusoidal” y “de larga duración”. El tratamiento se inicia mediante una   oscilación general en la columna, que nos va a dejar el sistema musculo-esquelético en una situación de plasticidad con una profunda relajación muscular e inhibición del dolor, en cuyo momento podremos empezar a aplicar las diferentes técnicas biomecánicas articulares que desarrolla el método,  para conseguir resolver la lesión principal.

En las hernias discales el tratamiento se orienta con maniobras destinadas a:

  1. Inhibición de la trasmisión del dolor mediante un efecto de “Gate control”  en las asta posteriores medulares.
  2. Relajación de la musculatura peri-vertebral, y ruptura del arco reflejo de espasmo muscular defensivo.
  3. Descompresión vertebral y de la raíz
  4. Retracción del proceso herniario
  5. Rehidratación del disco
  6. Drenaje de la “sopa inflamatoria” peri-radicular
  7. Regeneración y refuerzo del anillo para reparar la lesión y evitar recidivas
  8. Reeducación del tono y la postura.

Las ventajas que nos ofrece este método y que lo sitúa en un primer plano de elección para el tratamiento de la hernia de disco son:

  • Efectos inmediatos en la reducción del dolor y la irradiación: desde la primera sesión el paciente encontrará mejoría, lo que aparte de física, psicológicamente le hará enfrentarse con más optimismo y esperanza a la rehabilitación.
  • Es una Técnica Blanda que se puede utilizar desde el mismo momento de la lesión y en sus fases más agudas acelerando así la recuperación.
  • Es una técnica manual de fácil aprendizaje, no necesitándose aparatología por lo que es una buena opción para fisioterapeutas con pocos recursos económicos.
  • Se puede utilizar en pacientes con osteoporosis o embarazadas, donde otras técnicas manipulativas no pueden ser usadas.
  • Los resultados son muy eficaces consiguiéndose la recuperación total en el 80 % de las hernias y una aceptable reducción de los síntomas en el 18%, con un máximo de 10 sesiones para alcanzar los resultados óptimos.

En el marco de las lesiones de columna y en especial en las hernias discales, el profesional con formación en el método va a tener una herramienta eficaz y rápida que le dará un considerable prestigio y aumento de su competitividad frente al resto de los profesionales.

Puede obtener más Información sobre el método en  www.pold.es en el área de profesionales o bien visualizando el video:

A continuación unas imágenes demostrativas del método en un tratamiento general de lumbalgia mecánica, en casos de hernia discal se desaconseja intentar realizar un tratamiento sin formación y con la mera visualización del video, pues pueden ocasionarse daños importantes.

Añadir nuevo comentario

Autor

Suscríbete a nuestro canal

¡Ya somos más de 1.300.000!