Otras técnicas de fisioterapia

Otras técnicas de fisioterapia

La fisioterapia es una profesión altamente fragmentada en cuanto a métodos, técnicas y especialidades de forma que cada profesional tiene una formación variada y especializada.
Otras técnicas de fisioterapia

En fisioterapia se pueden encontrar múltiples métodos de tratamiento debido a que es una rama de la medicina que se compone de diferentes especialidades. Estas áreas utilizan a su vez técnicas especializadas para poder lograr lo objetivos terapéuticos de acuerdo a la patología y al cuadro clínico que presente cada paciente. Es por eso que encontramos entre algunas de sus técnicas las ventosas, la crioterapia, el drenaje linfático manual, los ejercicios de Klapp, los ganchos, la reeducación postural y métodos neurológicos como Bobath. 

Otras técnicas de fisioterapia

Otras técnicas de fisioterapia

Antes de definir algunas de las técnicas que se emplean como medio de tratamiento en fisioterapia, es importante resaltar que todas esas técnicas tienen indicaciones, contraindicaciones y efectos diferentes. Por lo que antes de aplicarlas resulta necesario que se evalúe detalladamente al paciente, para así poder determinar cual es la técnica que más puede favorecer la reparación tisular y de la misma forma la recuperación de la lesión. 

Objetivos de las técnicas de fisioterapia

La fisioterapia siempre buscará la recuperación y mejora de los pacientes, así como la prevención de futuras lesiones, por eso las técnicas de tratamiento en general están indicadas para disminuir o aumentar las siguientes alteraciones físicas:

  • Fortalecimiento muscular. Esto se logra mediante programas de ejercicios personalizados y enfocados en la patología que presenta el paciente.
  • Alivio del dolor. Existen diversos métodos de tratamientos pero destacan la crioterapia, termoterapia, masaje, ultrasonido y la electroterapia.
  • Regular el tono muscular. Requiere de un plan que incluya métodos y distintos trabajos que se enfoquen en la mejora del tono de los músculos.
  • Disminuir la inflamación. 
  • Trabajo del control motor, para lograr movimientos que se vieron afectados por la lesión.
  • Proporcionar estabilidad articular mediante el uso de vendajes.
  • Eliminar adherencias con el uso de ganchos y masajes.
  • Proporcionar herramientas terapéuticas que enseñen al individuo a mantener una postura correcta y así evitar daños.
  • Diseñar actividades y ejercicios que le muestren al paciente y a su sistema nervioso central, como se realiza y siente un movimiento.

Pero, para lograr todo lo anterior es necesario la implementación de ciertas técnicas y métodos, entre los cuales podemos mencionar los siguientes: 

  1. Ventosas cupping.
  2. Ultrasonidos.
  3. Ejercicios de Klapp.
  4. Método de Bobath y de Rood.
  5. Cyriax.
  6. Electroterapia.
  7. Termoterapia y crioterapia.
  8. Fibrólisis diacutánea.
  9. Reeducación postural global.
  10. Digitopuntura.
  11. Liberación miofascial.
  12. Mulligan y Kaltenborn.
  13. Stretching global activo.
  14. Terapia orofacial.
  15. Drenaje linfático manual.
  16. Pilates.
  17. Biofeedback y método therasuit.

Todas esas técnicas y más podrás encontrar en los artículos de la categoría Otras técnicas de Fisioterapia.