Bronquitis

Definición

El término bronquitis se refiere a la inflamación de los conductos que transportan el aire al interior de los pulmones y de allí al exterior. 

El aparato respiratorio es el conjunto de órganos encargados de absorber el aire del exterior y transportarlo a los pulmones, para facilitar el intercambio gaseoso y expulsar fuera del organismo los gases nocivos o de desecho. Los órganos que conforman las vías respiratorias son las fosas nasales, la boca, la faringe, la laringe, la tráquea,los bronquios y los pulmones.

"Inflamación de los conductos que transportan el aire al interior de los pulmones y de allí al exterior." 

Cuando los bronquios se encuentran inflamados la cantidad de aire que entra a los pulmones por las vías respiratorias es menor, por lo tanto la cantidad que sale de ellos es también es menor. La bronquitis puede tener dos etapas una aguda y una crónica.

¿Por qué se produce la bronquitis?

En ocasiones la bronquitis suele ser causada por una infección bacteriana o viral como la gripe o el resfriado común, esta suele denominarse bronquitis aguda.

Cuando la bronquitis se mantiene en el tiempo se denomina bronquitis crónica, y se dice que forma parte de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica EPOC. La bronquitis crónica suele producirse por el consumo de cigarrillos, por alergias o por asma bronquial.

¿Cuáles son los síntomas y signos de la bronquitis?

Dentro de los síntomas y signos más comunes de la bronquitis se encuentra la tos productiva, es decir tos con producción de moco, además suelen incluirse a la auscultación ruidos respiratorios denominados sibilantes.

Otros síntomas son la disnea, fiebre y dolor en el pecho. 

" La bronquitis puede tener dos etapas una aguda y una crónica."

¿Cuál es el tratamiento de la bronquitis?

El tratamiento de la bronquitis se enfoca en mejorar la capacidad respiratoria del paciente y disminuir los síntomas presentes producto de la infección como son la fiebre, la tos etc., para ello también se utilizan fármacos como los AINEs y antibióticos para ayudar a controlar estos síntomas tanto en la fase aguda como la crónica. 

Así mismo la intervención de la fisioterapia respiratoria forma parte esencial en la bronquitis tanto aguda como crónica, el tratamiento puede incluir la oxigenoterapia, ejercicios respiratorios, drenaje postural, incentivación de la tos, vibraciones o percusiones entre otras técnicas respiratorias para lograr expulsar las secreciones. 

"El tratamiento de la bronquitis se enfoca en mejorar la capacidad respiratoria del paciente y disminuir los síntomas presentes."

El médico tratante recomendará realizar algunos cambios en el estilo de vida como dejar de fumar; así como tomar medicamentos como antibióticos o expectorantes que ayudan a limpiar las vías aéreas o evitar que los síntomas presentes empeoren.