Encuentra tu clínica más cercana

Mapa de provincias de España A CORUÑA PONTEVEDRA OURENSE LUGO ASTURIAS LEÓN ZAMORA SALAMANCA CÁCERES BADAJOZ HUELVA SEVILLA CADIZ CANTABRIA PALENCIA VALLADOLID ÁVILA TOLEDO CIUDAD REAL CÓRDOBA MÁLAGA BURGOS SEGOVIA SORIA VIZCAYA GUIPUZCOA ÁLAVA LA RIOJA MADRID NAVARRA GUADALAJARA CUENCA ALBACETE JAÉN GRANADA ALMERÍA MURCIA HUESCA ZARAGOZA TERUEL CASTELLÓN VALENCIA ALICANTE LLEIDA TARRAGONA BARCELONA GIRONA SANTA CRUZ DE TENERIFE LAS PALMAS BALEARES CEUTA MELILLA

Disfagia o dificultad para deglutir

Definición

La disfagia es utilizado en medicina y en las áreas de la salud para describir la situación o síntoma que presenta una persona cuando no puede tragar o deglutir ya sea líquidos o comida. Esto ocurre generalmente por alteraciones en el esófago, en la boca, en la faringe o por causas neurológicas.

El esófago es la vía del aparato digestivo que se encarga de crear un puente entre la parte superior de las vías respiratorias, que es la laringe con la parte inferior del aparato digestivo que es el estómago. Cuando esta vía se ve alterada podemos encontrarnos con diferentes síntomas, siendo la disfagia o dificultad para tragar uno de ellos.

¿En qué consiste la disfagia?

La disfagia es una alteración que consiste en la dificultad para pasar alimentos y líquidos desde la boca hacia el estómago, lo cual ocasiona que la persona se ahogue y en ocasiones sienta dolor a nivel de la garganta. Usualmente este afecta a adultos mayores por la debilidad y envejecimiento de los tejidos, pero también puede aparecer en pacientes que tienen alteraciones neurológicas, en alteraciones de la boca y del esógafo.

Además, la disfagia puede ir acompañada de síntomas como vómitos, tos, alteraciones estomacales, disminución repentina del peso corporal, cambios en el sonido de la voz y en ocasiones problemas para mantener la saliva dentro de la boca.

"La disfagia es una alteración que causa problemas en la deglución, y que genera dificultad para tragar ya sea líquidos o alimentos"

¿Cómo se detecta la disfagia?

Existen casos que la disfagia puede ser momentánea, y en estas situaciones no hay necesidad de preocuparse; pero cuando ocurre constantemente es necesario que la persona sea evaluada por un médico. Una vez que se ha asistido al médico, este realizará una valoración de las vías tanto respiratorias como las digestivas para detectar si el daño es a nivel de estas o si por el contrario es causado por otras lesiones.

¿Por qué da disfagia?

Generalmente la disfagia que se produce por alteraciones en el esófago, es producto de espasmos, contracciones permanentes de los músculos encargados de la deglución, por procesos tumorales en el esógafo, medicamentos usados para el tratamiento del cáncer, por deglutir objetos que no pasan por la vía digestiva o por disminución del diámetro del esófago.

Otras de las causas de la disfagia son enfermedades como el Parkinson; debilidad en la musculatura que se encarga de la deglución, como ocurre en la distrofia de Duchenne; en ACV; y en lesiones que afectan las áreas del encéfalo y de la médula espinal que se encargan de procesar la deglución.

¿Cómo se produce la disfagia?

La disfagia como ya sabemos es una dificultad para tragar ya sea alimentos o líquidos, esta se produce cuando las vías por donde pasan ambas sustancias (alimentos y líquidos) no soportan el paso de las mismas, ocasionando así sensación de ahogo, devolución de la comida y en muchas ocasiones dolor.

Una vez que la persona ha experimentado alguno de los síntomas mencionados, es necesario que asista al médico para determinar cuales son las causas, y si existe alguna enfermedad más severa que este causando la dificultad para tragar. Después de determinado el diagnóstico y las causas, se establece el tratamiento a seguir.