Lóbulo occipital

Definición

El lóbulo occipital es la región del cerebro que se localiza en la parte posterior de cada hemisferio cerebral, y que se dedica principalmente a regular, coordinar y procesar la visión y todos los pasos que componen a esta sensibilidad especial. Por lo que cuando se lesiona alguna de sus zonas podemos encontrar como síntomas principales alteraciones visuales, pero también cognitivas.

El cerebro se divide principalmente en dos partes, conocidas cada una como hemisferio izquierdo y derecho, que luego terminan dividiéndose en otras regiones más pequeñas, conocidas como lóbulos parietal, temporal, occipital y el frontal.

"El occipital está compuesto de las áreas visuales que presentan relación con la corteza visual primaria y la secundaria"

¿Dónde está el lóbulo occipital?

Se localiza en la parte posterior de la cabeza, por detrás del parietal, justo por encima de donde se localiza el cerebelo. Además, se encuentra dividido en una parte por cada hemisferio cerebral.

¿Cómo funciona el lóbulo occipital?

Al igual que los demás lóbulos del cerebro, el occipital para poder funcionar necesita de la división anatómica de cada una de sus partes. Es decir, que funciona y cumple con cada una de sus tareas referente a la visión y la cognición gracias al área visual primaria, secundaria y la terciaria.

Por lo que cada una de sus partes es capaz de contribuir de manera eficaz a las funciones de coordinar y regular la orientación espacial, la memoria, visión y otras tareas importantes para el individuo.

Además, también son áreas que cumplen su función porque forman parte de la corteza visual primaria y la de asociación visual.

¿Qué controla el lóbulo occipital?

Debido a cada área visual que compone a la zona posterior de los hemisferios cerebrales, es que estas zonas pueden controlar las siguientes funciones importantes para nuestro cuerpo y para las actividades que realizamos diariamente:

  1. Procesa los objetos que se localizan en la periferia.
  2. Nos brinda las herramientas para aprender a diferenciar colores y movimientos.
  3. Ayuda a identificar las formas y figuras de las cosas que nos rodean.
  4. Participa en el procesamiento de las funciones visuales y espaciales.

Así mismo, es una región que tiene función en los procesos cognitivos, es decir está diseñado también para intervenir en el habla, memoria, matemática, lógica, escritura, sensaciones y en la identificación de las letras al momento de la lectura.

"Se encarga del procesamiento visual, habilidades matemáticas, la escritura y la identificación de figuras y colores"

¿Qué pasa si se daña el lóbulo occipital?

Cuando algún área visual del occipital o de la corteza cerebral se lesiona o afecta por algún tipo de enfermedad o traumatismo, encontraremos de manera frecuente síntomas y signos neurológicos asociados con las funciones de estas áreas en particular. Por tal razón, la persona manifiesta o puede presentar alucinaciones, confusiones, dificultad para identificar las formas, caras conocidas, colores y movimientos, déficit en los procesos del habla, en la habilidad matemática, en la escritura, e incluso puede tener movimientos involuntarios de los ojos.

Ahora bien, todas las alteraciones mencionadas suelen ser productos de tumores, ACV, malformaciones y traumatismos craneoencefálicos, los cuales conllevan a la aparición de patologías como la ceguera cortical, síndrome de Balint y epilepsia.